Viernes, 31 de diciembre de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #164

VIERNES, 31 DE DICIEMBRE DE 2021

TEMA: EL SUMO SACERDOTE INTERCEDIENDO POR EL PUEBLO

Dr. William Soto Santiago

Jueves, 31 de diciembre de 1998

al 1.º de enero de 1999

Cayey, Puerto Rico

Escritura base: Éxodo 19:5-6    /    Levítico 16:1-2 /

Hebreos 2:9-18

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Tercer Sello – Pág. 222

Rev. William M. Branham

174. Jesús dijo: “Todo lo que el Padre me ha dado, vendrá; ninguno puede venir a mí, a menos que el Padre le haya llamado. Todo lo que me ha dado, vendrá”. El Cordero se mantiene allí intercediendo hasta que entre el último. Entonces suena la campanita y Él sale para tomar Su posesión; lleva Su Iglesia al hogar, Sus súbditos; y echa Su enemigo al fuego con todos sus súbditos. Eso es todo. Luego salimos en el Milenio.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 113

Almas encarceladas hoy

Jeffersonville, Ind., 11-10-63

Rev. William M. Branham

998 – “154 Sus nombres estaban en aquel Libro para ser revelados; y el Cordero había revelado el Libro. 155 El Cordero los había redimido, pero no podía aparecer hasta que todo nombre fuese revelado; y eso sucedió bajo el Sexto Sello, antes de que se abriera el Séptimo. Entonces es cuando el Cordero viene por aquello que había redimido”.

 

EL CAMINO AL LUGAR SANTÍSIMO

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Martes, 21 de marzo del 2000

Tres Arroyos, Argentina

Y ahora, para que puedan ser reconciliados con Dios tiene que haber un templo en donde se lleve a cabo la labor correspondiente, donde se ministre y de donde salga la Voz de Dios, la Voz de Cristo.

¿Y de dónde le dijo Dios a Moisés que saldría la Voz de Dios para el pueblo hebreo? Dijo: “De sobre el propiciatorio yo te hablaré a ti”. Dice:

[Éxodo 25:21] “Y de allí (me manifestaré a ti) me declararé a ti, y hablaré contigo de sobre el propiciatorio, de entre los dos querubines que están sobre el arca del testimonio, todo lo que yo te mandare para los hijos de Israel”.

Por lo tanto, en el Templo espiritual de Cristo tiene que cumplirse todo esto, porque ya no tenemos el tabernáculo que construyó Moisés ni el templo que construyó el rey Salomón; tiene que haber entonces un Nuevo Templo; y ese Nuevo Templo entonces tiene que ser construido, tiene que ser terminada su construcción y tiene que ser ungido con la presencia de Dios en toda Su plenitud.

(…) Cada ángel mensajero ha tenido un ministerio poderoso, pero ninguno de ellos ha podido ministrar en el Lugar Santísimo del Templo espiritual de Cristo porque todos ellos han sido mensajeros de edades: desde San Pablo hasta el reverendo William Branham; ninguno ha sido un mensajero dispensacional.

Para poder ministrar en el Lugar Santísimo tiene que ser un mensajero dispensacional, a través del cual Cristo —el Sumo Sacerdote celestial— se manifieste y ministre en el Lugar Santísimo. Y por consiguiente, a través de esa manifestación de Cristo, el Sumo Sacerdote celestial, traerá el Mensaje Final para la Iglesia de Jesucristo y el Mensaje para el pueblo hebreo (para el pueblo hebreo ser restaurado).

Tiene que venir el Mensaje del Lugar Santísimo del Templo espiritual de Cristo, de sobre el Propiciatorio, de en medio de los Dos Querubines de Oro. Y los Dos Querubines de Oro representan ahí a los Dos Olivos: los ministerios de los Ángeles del Hijo del Hombre en el Templo espiritual del Señor Jesucristo.

(…) Ahora, hay algo muy importante ahí, que estará sucediendo: Cuando Cristo termine Su Obra de Intercesión en el Cielo ya estará completo el Cuerpo Místico de Cristo, ya estará construido plenamente el Templo espiritual de Cristo; ya estará construido el Lugar Santísimo, que es lo último que es construido; y ya es dedicado a Cristo, a Dios, ese Templo espiritual. Y entonces Cristo se manifiesta en él, en el Lugar Santísimo, sobre el Arca del Pacto, sobre el Propiciatorio; y toda misericordia, para quien sea, solamente podrá salir de ese Templo.

Porque ya del Templo que está en el Cielo, por cuanto no hay Sangre allí, y Cristo ya no estará allí, ya no saldrá misericordia de allá. Pero por cuanto el Templo espiritual de Cristo estará fusionado con el Templo celestial: todo lo que se lleve a cabo en ese Templo terrenal, o sea, la Iglesia de Jesucristo, aunque es un Templo celestial, Dios lo aceptará.

Desde ahí es que Cristo estará ministrando luego que Él termina Su labor en el Trono del Padre; y entonces viene para reclamar Su propio Trono. Y Él reclamará el Trono de David, para sentarse como Rey.

Y ahora, Él estará manifestado en la Tierra en el instrumento que le corresponda al ministerio del Lugar Santísimo del Templo espiritual de Cristo; por lo tanto, tiene que ser un mensajero dispensacional. Y el único que hay, prometido en la Biblia, Cristo dice que Él lo envía: “Yo Jesús he enviado mi Ángel para dar testimonio de estas cosas en las iglesias”.

A través de ese mensajero será la manifestación de Cristo, el Ángel del Pacto, en el Lugar Santísimo de Su Templo espiritual. Por lo tanto, habrá un ministerio que corresponde a Sumo Sacerdocio para poder ministrar en ese lugar.

Por eso es que para el ministerio en ese lugar, para ministrar la Palabra, para traer la revelación divina, solamente vendrá a ese ministerio; y solamente ese ministerio es el que podrá traer la revelación divina para el pueblo.

Impreso en Puerto Rico