Viernes, 24 de septiembre de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #136

VIERNES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2021

TEMA: LA OBRA DE CRISTO DESDE EL GÉNESIS

HASTA EL APOCALIPSIS

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 14 de agosto de 1998

(Tercera actividad)

Ciudad Victoria, Tamaulipas, México

Escritura base: San Juan 1:1-18

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 448

Rev. William M. Branham

48. Entonces el octavo capítulo solamente revela la escena del Séptimo Sello, y aparte de la escena no hay otra cosa revelada; y esto no tiene nada que ver con el capítulo 7. La revelación del Séptimo Sello es completamente sin palabras, y si tuviera el tiempo (quiero ver algunos ejemplos) les podría mostrar cómo es que desde allá, desde el Génesis, este Séptimo Sello viene siendo anunciado. Estos Sellos aparecieron desde el principio. ¿Se acuerdan cómo vimos las cosas esta mañana? Y ahora fíjense bien cómo presentamos esto, y hallaremos que al llegar al Séptimo Sello allí termina.

49. Jesucristo mismo estaba hablando del tiempo del fin, y cuando llegó a esto, habló de los seis Sellos, pero no dijo nada tocante al séptimo. Allí lo tienen. Es una cosa muy tremenda.

 

EL NOMBRE DE DIOS GLORIFICADO

EN LA PRIMERA Y SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 19 de marzo del 2000

Santiago de Chile, Chile

Todo el misterio del Séptimo Sello estará siendo cumplido, aunque no todas las personas se darán cuenta del Séptimo Sello siendo cumplido; pero luego, al final, al final del Séptimo Sello… Vean, el reverendo William Branham dijo: “Cuando comience será un misterio por completo”1. “Pero el final del Séptimo Sello será el fin para la Iglesia, el fin para el mundo, el fin de las Trompetas y de las Copas, y será también el fin del tiempo y el fin del mundo, para la entrada al Milenio”2.

Podemos ver que el misterio más grande de todos los misterios de Dios, siendo el Séptimo Sello el misterio más grande (porque es el misterio de la Segunda Venida de Cristo con Sus Ángeles), es el misterio que en este tiempo final estará cumpliéndose antes de que Cristo termine Su Obra de Intercesión, antes de que Cristo tome el Título de Propiedad y lo abra en el Cielo y reclame todo lo que Él ha redimido con Su Sangre.

La Edad de la Piedra Angular es la edad de corona de la Iglesia de Jesucristo, porque es la edad donde el Séptimo Sello estará siendo cumplido en forma sencilla. Dijo el reverendo William Branham: “Será en una forma tan sencilla que si no vigilamos nos pasará por encima”. Y él dice que cuando Dios obra, obra en forma sencilla y en cosas pequeñas.

Él estará obrando en este tiempo final y estará cumpliendo el contenido del Séptimo Sello; y así Él completará Su Obra en y con Su Iglesia, y luego reclamará a todos los que Él ha redimido con Su Sangre, resucitará a los muertos en Cristo y a nosotros nos transformará.

Cuando Él termine Su Obra de Intercesión, Cristo adoptará a Su Ángel Mensajero; y él llevará a cabo una labor muy importante cuando ya esté adoptado, y Cristo lo usará sin limitaciones; por medio de él será que la Visión de la Carpa será cumplida: Cristo la cumplirá por medio de ese Ángel Mensajero que Él envía, el cual Él adoptará.

El cumplimiento de la Visión de la Carpa nadie lo puede llevar a cabo, a menos que sea adoptado. Por eso es que podrán tratar de cumplir la Visión de la Carpa, pero ahí hay un misterio, y es el misterio del Séptimo Sello.

 

EL ÁNGEL QUE REVELA A JESUCRISTO

(Reunión de ministros)

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 7 de febrero de 2009

Lima, Perú

Y el que se sale del Programa de Dios, tiene problemas delante de Dios; y el enemigo entonces fácilmente lo destruye.

Recuerden que tenemos un enemigo, que es el diablo, y un reino, el reino de las tinieblas, que lucha en contra del pueblo de Dios.

Todos los que permanecían bajo la guianza de Dios a través de Moisés: estaban en la perfecta voluntad de Dios. Los que quisieron hacer grupitos aparte y quisieron guiarse ellos mismos: tuvieron problemas delante de Dios, fueron también los que se levantaban en contra de Moisés en diferentes ocasiones.

Aun su hermano Aarón y su hermana Miriam o María, por criticar a Moisés por un asunto de la mujer cusita, de color, que fue la esposa de Moisés…; por criticarlo y además de eso decir: “¿No ha hablado Dios también a través de nosotros?”…; lo cual no era cierto. Ellos creían que porque ellos decían al pueblo la Palabra de Dios…

Pero esa Palabra le había sido dada a Moisés, y Moisés la pasó a Aarón para que la hablara al pueblo. No era Palabra de Aarón. Dios le dijo a Moisés: “Aarón será en lugar de tu boca; y tú serás, para Aarón, Dios”.

Así que… pero luego ellos creyeron que porque hablaban acerca de las cosas de Dios, y la Palabra de Dios que le fue dada a Moisés: Moisés la pasaba a Aarón para que la hablara al pueblo; ya creían que era Dios hablando a través de ellos. No. Era Dios hablando a través de Moisés, y Moisés poniendo esa Palabra en la boca de ellos, o de Aarón.

El lugar de Moisés nadie se lo podía quitar. Solamente había uno para ocupar ese lugar. Y cualquiera que hiciera algo que pudiera afectar a ese hombre de Dios en alguna de las esferas de su vida, en alguna de las etapas de su vida o de las cosas de su vida, se convertía en enemigo de Dios.

Vean, los que vinieron donde Moisés en diferentes ocasiones, de que tenían hambre y que no había agua, y hubo una revolución ahí. ¿Ven? Se estaban rebelando en contra de Dios; no de Moisés; de Dios, el cual estaba a través de Moisés guiándolos a la tierra prometida.

Pero recuerden que surgían esas cosas para que saliera lo que había en el corazón de la gente, si habían de servir a Dios obedeciendo Su Voz, o si se tornarían rebeldes en los momentos difíciles.

Y ahora, tenemos que ser guiados por Dios, como en todos los tiempos. Por eso cuando ya Moisés supo que su tiempo ya estaba terminando, le dice al Señor que colocara a un hombre en su lugar para que el pueblo no fuera como ovejas sin pastor; y Dios le mostró que el hombre que Él colocaría en lugar de Moisés era Oseas hijo de Nun, al cual Moisés le puso por nombre Josué.

Así que podemos ver que es importante la guianza de Dios y no ser fanáticos. El fanatismo y las personas que se mueven en forma fanática, son un problema en medio del pueblo, y son un problema para ellos mismos y para la Obra de Dios. El fanatismo siempre ha sido un problema. El reverendo William Branham dijo que a causa del fanatismo echaron a perder lo del cuarto Elías.

Por lo tanto, uno tiene que ser realista, enfrentarse a la verdad de su tiempo, sin irse al extremo fanático; sino conscientes; con una mente clara, con una mente sana, caminar adelante y trabajar en la Obra del Señor. Esa es la forma correcta para que así Dios se agrade y nos pueda usar a todos en este tiempo final.

Impreso en Puerto Rico

1 Los Sellos “El Séptimo Sello”, pág. 472, párr. 164

2 Los Sellos “El Séptimo Sello”, pág. 464, párrs. 138-139