Domingo, 30 de mayo de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #103 – DOMINGO, 30 DE MAYO DE 2021

TEMA: EL RECORRIDO DEL SOL, LA LUNA Y LAS ESTRELLAS

Dr. William Soto Santiago – Viernes, 2 de octubre de 1998 – Cayey, Puerto Rico

Escritura base:    Salmos 19:1-6

 

LIBRO DE LOS SELLOS – El Séptimo Sello – Pág. 469

Rev. William M. Branham

153. ¿Y notaron que dije que uno de esos Ángeles era muy raro? Me pareció muy distinto a los demás. Estaban en una constelación con tres a cada lado y uno arriba; y el que estaba a mi lado, contando desde la izquierda hacia la derecha, ese seria el séptimo ángel. Él era más brillante y significaba más para mí que los demás. Les dije que tenía el pecho así robusto y estaba volando hacia el oriente. Les dije también que: “Me levantó, me alzó”. ¿Se acuerdan?

154. Ahora, ¡aquí está! Era el que tenía el Séptimo Sello, lo cual he mantenido como una pregunta en mi mente toda mi vida. ¡Amén! Los otros Sellos significaron mucho para mí, desde luego; pero ustedes no se imaginan lo que ha significado este séptimo. Por una vez en toda la vida… Yo he orado y he clamado ante Dios, y después de estas últimas reuniones en Phoenix, Arizona, en enero, la gente que vive allá les pueden decir: yo pasé mucho tiempo en las montañas. Y un cierto día me levanté muy temprano y fui al Cañón Sabino. Allí hay cerros grandes y peligrosos. Al subir por el caminito a pie, uno se encuentra con una división en el camino; por un lado uno llega allá arriba del Cerro del Limón, lo cual es un viaje de unos 50 kilómetros, y allá hay como nueve metros de nieve en ciertos lugares en este tiempo del año. Entonces allá estaba yo muy temprano antes del amanecer, caminando por este caminito, tirando piedras del camino; y me sentí guiado a andar por este otro lado. Y al andar por allí, me encontré con unas piedras dentelladas y gigantescas que medirían más de cien metros de alto. Y allí entre esas piedras me arrodillé. Puse esta Biblia y este cuaderno a mi lado, y dije: “Señor Dios, ¿qué significa esta visión? ¿Significa mi muerte?”. ¿Se acuerdan que les dije: posiblemente era mi muerte, porque la explosión era tan tremenda que me parecía partir? ¿Cuántos se acuerdan de cuando les conté esas cosas? Y yo pensaba que posiblemente era mi muerte. Y allá en el cuarto dije: “Señor, ¿qué es esto? ¿Qué significa? ¿Es mi muerte? Si así es, entonces bien; no le diré a la familia. Déjame ir así, si mi obra ha terminado”. Pero ustedes también se acuerdan que les dije que Él me dio testimonio que no era eso, sino más bien era otra parte adicional de mi obra. ¿Lo entienden?

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 69 – Restauración del Árbol Novia

Jeffersonville, Ind., 4-22-62 – Rev. William M. Branham

593 – “Vendrá una Luz, se levantará. ¿Dónde vendrá? ¿Allá en Jerusalén? No señor. Las luces de la tarde no se levantarán en Jerusalén. Las luces de la tarde ¿van para dónde? ¡En el Oeste! Ellos tuvieron su día y lo rechazaron, pero la Luz de la tarde se levantará en el Oeste. ¿Para qué? Para brillar sobre la Palabra. ¿Qué? Para madurar la fruta, traer hacia adelante el Árbol Novia con las mismas señales, maravillas y frutos que ellos tenían en el principio”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 128 – Fiesta de las Trompetas

Jeffersonville, Ind., 19-7-64 – Rev. William M. Branham

1141 – “La Palabra hecha carne es la Luz de la edad cuando ustedes la ven, y la Biblia así lo dijo”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 77 – Estatura del Hombre Perfecto, Págs. 45-46

Jeffersonville, Ind., 10-14-62

Rev. William M. Branham

658 – “La primera Biblia que Dios escribió fue el Zodiaco en los cielos. Comienza con una virgen. Termina con Leo el león. Y cuando yo llegue dentro de ese Sexto y Séptimo Sello, usted encontrará que cuando ese otro sello fue abierto, la marca del Zodiaco de ese lugar fue Cáncer, el pez cruzado. Y esa es la edad de Cáncer en que estamos viviendo ahora, revelada. Y a continuación el sello fue roto, ello reveló a Leo el león, la Segunda Venida de Cristo”.

 

LAS NACIONES SUBIENDO AL MONTE DE JEHOVÁ PARA

CONOCER SU CAMINO Y ANDAR POR ÉL

Dr. William Soto Santiago

Jueves, 19 de junio de 2003 – Santo Domingo, República Dominicana

Y ahora, en la Visión de la Carpa es donde ocurren los grandes milagros y maravillas, y eso es bajo los ministerios de Moisés y Elías; y ahí es donde el pueblo hebreo va a ver a Cristo en medio de Su Iglesia, en medio de Su Novia, llevando a cabo grandes maravillas, grandes milagros; y ellos van a decir: “Este es el que nosotros estamos esperando”.

Pero Él viene por Su Novia, Su Iglesia, porque va a estar en medio de Su Iglesia. Ellos lo van a ver en medio de Su Iglesia, ¿ven?, bajo el cumplimiento de la Tercera Etapa, bajo el cumplimiento de la Visión de la Carpa.

Y solo hay un hombre que podrá encender la Luz para este tiempo final: será el Ángel del Señor Jesucristo, con el Espíritu de Cristo, el Espíritu Santo, operando los ministerios de Moisés y Elías. No habrá otro hombre, solamente uno. Y en ese uno estarán los ministerios de Moisés, de Elías y de Jesús siendo operados por el Espíritu Santo.

 

PALABRAS DE SALUDO (Reunión de Pastores)

Dr. William Soto Santiago – Sábado, 29 de junio de 2008 – Santiago de Chile, Chile

Para el tiempo final, para cuando venga la apretura, miren lo que está prometido; y todo eso estará ligado a la Visión de la Carpa. Miren aquí, la página 68 del libro de Citas (los que tengan ese libro de Citas); página 68, párrafo 584, dice:

584 – “¿Ustedes saben qué creo yo? La semilla ha sido sembrada (¿Creerían ustedes eso?) para esa gran iglesia, así como los alambres han sido puestos a través del edificio, todo enchufe ha sido probado por la Palabra (¡Oh, vaya!) todo enchufe probado por la Palabra… Toda luz está colgando en su lugar. La única cosa esperando, para que el Maestro allá atrás torne el conmutador (sí, señor) en la Palabra”.

“Torne el conmutador”, ¿dónde? En la Palabra.

Y ahora, vamos a otro lugar: página 119… Recuerden que de edad en edad se ha encendido la Luz de la Palabra; Cristo, que es la Luz, ha alumbrado; y por consiguiente Él ha tenido un instrumento con el conmutador en su mano para encender la Luz de esa edad. Así de simple.

Y ahora, esto es una parte del mensaje donde él habla de una familia que fue con sus niños (un niñito y una niñita), y fueron a un lugar donde en el viaje turístico los llevaban a una cueva; tenía luz, pero luego el guía, o una persona que recibía la señal del guía, apagaba la luz. En una cueva, imagínense ustedes, quedaba muy oscura.

Y la hermanita, la niñita, comenzó a gritar, a gritar por la oscuridad (eso da terror); pero el niñito había visto quién apagó la luz y él le dijo a la niñita: “Hermanita, no temas, no temas; hay un hombre con el conmutador en su mano, hay un hombre que puede encender la luz”; él lo había visto.

Y a través de la Escritura tenemos que ver quién es ese hombre, quién es el hombre que está prometido para el Día Postrero, que encenderá la Luz de la edad correspondiente a este tiempo final y de la dispensación correspondiente a nuestro tiempo.

Ahora, leamos este pasaje: página 119, párrafo 1054, dice:

1054 – “Cuando esta persecución venga, no te asustes; hay una luz que dice que se llevará a Sus hijos. Ella no pasará por la tribulación. Ella nunca lo hará. Él dijo que ella no, ella será levantada”.

O sea, raptada, la Iglesia-Novia; esa es la niñita: la Iglesia-Novia, que gritó, tipificada en la niñita que gritó; y por supuesto, el hermanito, pues tiene que ser uno de la misma familia, uno que conoce Quién es el que tiene el conmutador (el cual es Cristo, el Ángel del Pacto), y sabe cómo ese Ángel del Pacto se manifestará en este tiempo final: como lo ha hecho en todos los tiempos: a través del mensajero de cada edad se ha manifestado el Ángel del Pacto, que es Cristo, la Columna de Fuego.

Y ahora, cuando venga la apretura no nos podemos asustar. De momento va a parecer como que vendrá una oscuridad grande, una apretura y luego una persecución grande; pero no tenemos que asustarnos: hay una bendición grande de parte de Dios también, para la Iglesia-Novia del Señor Jesucristo; y ahí será donde el poder de Dios será manifestado plenamente; pero hay que tener el sitio o los sitios para recibir las bendiciones de Dios.

Miren, aquí también, esta misma página 119, el párrafo 1057 dice:

1057 – “… la cosa que hemos estado mirando hacia adelante por tantos años, 4 o 5 años, puede ser que más… es la Tercera Etapa que ha sido vindicada, y yo estoy seguro que ustedes saben lo que es. Nunca habrá una personificación de esto, no puede haberla. Ahora está en existencia. Y yo he sido amonestado de esto… que esto aquí ya ha acontecido, para que pueda identificar su presencia entre nosotros”.

Ahora, vemos esa manifestación de Cristo allá, a través del ministerio operado en el reverendo William Branham; y vino a ser una prueba para lo que ha de venir; o sea, vamos a ver aquí:

“Pero esto no será usado en grande manera…”.

Vean, Dios dio una muestra a través del reverendo William Branham y el ministerio que Dios había colocado en él, de lo que será la Tercera Etapa, que será hablando la Palabra creadora. Habló a existencia ardillas, habló a existencia las demás bendiciones: la resurrección del pececito, la salvación para los hijos de una creyente en Cristo, la sanidad para su esposa (la esposa del reverendo William Branham), o sea que habló fuera de existencia aquel tumor; y también ordenó a la tormenta de nieve que venía, ordenó que se fuera, que desapareciera, ordenó a los vientos que se fueran, los vientos que traían esa tormenta.

O sea, poder sobre la naturaleza por medio de la Palabra creadora, poder sobre las enfermedades, poder para crear, traer a existencia cosas, poder para sacar de existencia un tumor, o sea, poder sobre las enfermedades, para sacarlas fuera de existencia, y también poder para salvación de hijos de creyentes fieles a Dios.

Por lo tanto, nuestros familiares tendrán una bendición grande en esa etapa; pero si vienen antes de tiempo, mucho mejor, porque estarían con nosotros ayudando, trabajando en la Obra del Señor. Sigue diciendo. Dice:

“Pero esto no será usado en grande manera…”.

Estaba en el reverendo William Branham pero no lo podía usar en grande manera; él quería usarlo en grande manera, como lo vio en la Visión de la Carpa, y por eso quería tener una carpa grande, para que se cumpliera todo lo que él vio en la Visión de la Carpa, que es donde se usará en grande manera, en una forma grande, esa Tercera Etapa, que será todo por la Palabra creadora siendo hablada.

(…) Y ahora, para el tiempo final, vean ustedes, dice Apocalipsis 11 que los Dos Olivos son los Dos Candeleros; y vamos a ver cómo lo dice (son los Dos Olivos y los Dos Candeleros):

“Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio.

Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra”.

Por lo tanto, van alumbrar. Así que vendrá la Luz en el Día Postrero: por medio de los Dos Candeleros que están en pie delante del Dios de toda la Tierra, ahí estará la Luz.

Y ahora, no vamos a explicar mucho de esto, no vamos a explicar mucho de esto, esto lo vamos a dejar para otra ocasión. Sabemos que estamos en el tiempo correspondiente, en donde de un momento a otro la Tercera Etapa en toda su plenitud se desata y trae a existencia todo lo que fue visto por el reverendo William Branham, el cual dijo que eso sería algo muy grande, sería algo en una escala muy grande, sería algo maravilloso, y no pararía.

Él cuando vio la fila para la oración por los enfermos, dice que era muy larga, y era algo interminable; o sea que va a ser algo muy grande. Por lo tanto, habrá mucho trabajo y se van a beneficiar millones de seres humanos; será algo en favor de la humanidad, será entonces una manifestación de amor de Dios por los seres humanos, que en esos días estarán sufriendo mucho.

Así que nos espera algo grande de parte de Dios, por lo cual estamos trabajando, porque fue vista esa manifestación grande de Dios en una Carpa o Catedral que fue mostrada al reverendo William Branham.

Impreso en Puerto Rico