Domingo, 28 de marzo de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #85 – DOMINGO, 28 DE MARZO DE 2021

TEMA: EL MISTERIO DEL TABERNÁCULO DE DIOS

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 4 de septiembre de 1998 – (Sexta actividad)

Ciudad de México, México

Escritura base: Hebreos 3:1-6

LIBRO DE LOS SELLOS – Dios en simplicidad – Pág. 12

Rev. William M. Branham

37. Entonces el verdadero Hijo de David, el cual veremos con más detalles en los mensajes de esta semana, vendrá a Su Templo, el Templo de Dios, el Tabernáculo verdadero, el cual Él ha ido a construir ahora, como dijo en Juan capítulo 14: “En la casa de mi Padre muchas moradas hay, y yo iré… (¿Qué quería decir con eso? Que ya estaba preordenado) y yo iré a preparar un lugar para vosotros, y entonces volveré para recibiros a mí mismo”. Y desde luego, nosotros sabemos que eso será en la gran edad que está por delante; entonces la verdadera Simiente de David, Jesucristo, tomará el Trono, y allí gobernará sobre la Iglesia como Su Novia en la casa con Él, y también sobre las doce tribus de Israel por toda la eternidad.

38. Entonces, estos lugares… Así como David no pudo construir el verdadero tabernáculo de Dios porque no estaba preparado para ello (él no podía hacer nada siendo un mortal que había derramado sangre), así es también hoy con nosotros: no estamos preparados para construir el verdadero Tabernáculo de Dios. Hay uno solo que lo puede hacer y aún está ocupado en su construcción ahora mismo. Pero este tabernáculo, juntamente con el templo que edificó Salomón y los demás, son lugares de adoración a Dios, pero lugares temporales hasta que llegue la hora cuando el verdadero Tabernáculo sea establecido sobre la Tierra y la justicia reine de Cielo a Cielo, y no haya más llanto. No habrá ningún culto funerario en aquel Tabernáculo, ni habrá más matrimonios, porque será un solo Matrimonio por toda la eternidad. ¡Qué tiempo será!

39. Pero propongamos en nuestros corazones hoy, que en conmemoración y en espera de aquel Tabernáculo, nosotros nos caractericemos por Su Espíritu hasta tal grado que podamos adorar en este lugar como si estuviésemos en aquel lugar, pero esperando la venida de ese Tabernáculo.

EL SÉXTUPLE PROPÓSITO DE LA VISITA DE GABRIEL A DANIEL

Rev. William M. Branham

30 de julio de 1961, P.M.

Tabernáculo Branham – Jeffersonville, Indiana, U. S. A.

128. Dios vino al santuario para que éste fuera ungido, y fue dedicado a Él para que el pueblo viniera para adorar. Así que no para ungir su lugar santo, sino ungir el lugar “Santo de los santos”… Y notamos que la Nueva Jerusalén es el lugar más santo, y la unción será sobre la Nueva Jerusalén que desciende de Dios del Cielo, dispuesta como una novia ataviada para su marido. La unción será sobre ellos.

129. Ahora, cuando Zorobabel dedicó su templo después que fue reedificado, no fue ungido otra vez porque ya había sido ungido; y había sido derribado, o había sido construido otra vez. La destrucción lo tenía – le había venido. Había sido construido de nuevo y levantado; así que no había más ungimiento para eso. Cuando eso fue una vez ungido, eso prevaleció, y eso sigue hasta este mismo tiempo. Pero cuando Dios establezca el Tabernáculo del Milenio, Él ungirá al Santo de los santos; no a “Su santo”, sino “al Santo de los santos”. Pero cuando el Rey tome Su Trono por mil años… ¡Gloria! Ella está terminada ahora. La unción del Santo de los santos será la última cosa que sucede.

130. Cuando el Tabernáculo esté levantado, la resurrección ha venido, los judíos han regresado, Cristo y Su Novia han venido, los judíos, los 144.000, son sellados, el Milenio ha tomado lugar, habrá una unción cuando el Lugar más Santo será ungido; el Santo, lo más Santo de los santos, y el más Santo, cuando… El Lugar Santísimo es un santuario donde Dios moraba entre los querubines. Y esta vez Cristo se asentará en el Lugar Santísimo con la unción sobre Él. “Y ellos no necesitarán sol allí; porque el Cordero en medio de la ciudad será la luz”. El sol nunca bajará en esa ciudad, como el viejo tío Jim solía decir. Y eso nunca será porque Cristo será esa Luz, El UNGIDO. Y el Rey vendrá y tomará Su Trono por mil años para reinar.

LAS SETENTA SEMANAS DE DANIEL

Rev. William M. Branham

6 de agosto de 1961 – Pag. 113

Tabernáculo Branham – Jeffersonville, Indiana, U.S.A.

49. Ahora, el séxtuple propósito – y encontramos que este séxtuple propósito: “Ungir al Santo de los santos”, descubrimos que el Santo de los santos siempre representó la Iglesia, el Tabernáculo. Y la última cosa que iba a ser hecha era ungir al Santo de los santos; eso es el Tabernáculo Milenial donde Él vivirá durante el Milenio, donde nosotros viviremos.

EL CARÁCTER DE LOS HEREDEROS DEL REINO (Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 18 de noviembre de 2011

Quito, Ecuador

El reverendo William Branham pensó que a través de él sería que el Evangelio sería llevado a los judíos, y por eso trató de ir allá, pero le fue dicho que no fuera. Él creía que eran cuatro Elías, pero después que le vino la revelación completa del ministerio de Elías repitiéndose en diferentes ocasiones, y sabiendo que él no llevaría el Evangelio a los judíos, entonces comprendió que vendría un quinto Elías; vendría un hombre como Elías, en donde el Espíritu Santo operaría ese ministerio; y vendría un hombre como Moisés, donde Dios operaría – el Espíritu Santo operaría ese ministerio de Moisés.

Y ahora, vemos que vendrá un hombre como David en el Día Postrero, en donde Dios operará ese ministerio, vamos a llamarlo “un ministerio” ese ministerio. Y eso no va a fallar. Ese será el que se sentará con Cristo en Su Trono, el Trono de David; será un hijo de David, en el programa de reproducción de Cristo el Hijo de David, que tiene muchos hijos; y por consiguiente, todos son hijos de David; el tabernáculo de David, la casa de David siendo restaurada por Cristo el Hijo de David, por eso son reyes, sacerdotes y jueces.

LA PROCLAMA DE LA GRAN VOZ DE TROMPETA

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 13 de septiembre de 2015

Ciudad Juárez, México

Por lo tanto, el Orden de la Venida del Hijo del Hombre es la Venida del Señor con Sus Ángeles, con Moisés y Elías. Eso es el Séptimo Sello, pero todavía está cerrado; porque no conviene que sea dado a conocer hasta cierto tiempo, para que no se interrumpa el Programa Divino que corresponde a la manifestación o cumplimiento de esas promesas divinas que nos darán la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

Pero en el cumplimiento de la Visión de la Carpa será abierto todo el cuadro, y será dado a conocer lo que necesitamos para tener la fe, la revelación, para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

Por lo tanto, en la Tercera Etapa es donde la fe para ser transformados será dada. Es la etapa de la Palabra hablada para la Iglesia del Señor Jesucristo, es la etapa donde estaremos viendo a Cristo viniendo a Su Iglesia en el Día Postrero y llevando a cabo las cosas que están prometidas que hará en esa Tercera Etapa.

Así como cuando Moisés dedicó el tabernáculo a Dios, vino Dios en la Columna de Fuego, el Ángel del Pacto que le había aparecido a Moisés, y entró al tabernáculo y moró en él; y se manifestaba sobre el propiciatorio, en medio de los dos querubines de oro, y de allí le hablaba a Moisés (la tapa del arca es el propiciatorio).

En el arca del pacto estaba la Ley en las dos tablas de piedra; estaba también (San Pablo dice) la vara de Aarón que reverdeció; y una vasija llena de maná, que no se dañaba porque estaba en el lugar santísimo, en la presencia de Dios.

Y ese era el lugar donde únicamente podía entrar el sumo sacerdote con sangre, para presentarla ante Dios por el pueblo. Y en medio de los dos querubines de oro estaba la Presencia de Dios.

Luego cuando Salomón construyó el templo, y lo dedicó a Dios, vino en la misma forma la presencia de Dios en esa Nube: entró al templo, y pasó luego al lugar santísimo, y se posó sobre el propiciatorio, en medio de los dos querubines de oro; y que en adición había dos querubines de madera de olivo gigantes, cubiertos de oro.

Y la Iglesia del Señor Jesucristo es el Templo espiritual de Cristo, que ha estado siendo construido de edad en edad. Las siete edades de la Iglesia corresponden al Lugar Santo, y la Edad de Piedra Angular corresponde al Lugar Santísimo.

Por eso, aunque en edades pasadas estaban esperando la Venida del Señor: la Venida del Señor se cumplirá en la Edad de Piedra Angular; porque se cumplirá en la Iglesia del Señor Jesucristo al llegar a completarse Su Iglesia, completarse la construcción de ese Templo espiritual.

EL SUMO SACERDOTE Y SUS VESTIDURAS

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 6 de septiembre de 1998 – (Segunda actividad)

Ciudad de México, México

Y así como estos otros ángeles estuvieron en la Iglesia de Jesucristo y tuvieron sus ministerios…; aquí están en sus cuerpos teofánicos, pero al estar ellos en sus cuerpos de carne en el tiempo en que vivieron, tuvieron sus ministerios.

Pero el ministerio del Ángel que es diferente a los demás, en el Día Postrero, en el Lugar Santísimo del Templo espiritual de Cristo (que es en la Edad de la Piedra Angular), Él siendo el que tiene el Nombre Eterno de Dios (siendo Él el Ángel del Pacto, donde está el Nombre de Dios), en Su manifestación en el Día Postrero: al manifestarse en el Lugar Santísimo Él tendrá un mensajero que podrá entrar al Lugar Santísimo, porque tendrá el ministerio para el Lugar Santísimo del Templo espiritual de Jesucristo.

Por lo tanto, Cristo, así como se manifestó por medio de Sus mensajeros de las diferentes edades (en la edad – en cada edad correspondiente a la venida de cada mensajero); ahora, para el Día Postrero, Jesucristo, el Sumo Sacerdote Melquisedec, se manifiesta en el Lugar Santísimo de Su Templo espiritual, y manifiesta ese ministerio de Sumo Sacerdote en el Lugar Santísimo del Templo espiritual de Cristo.

Y por eso puede Él traer a materialización todas las cosas que están en el Cielo, en el Lugar Santísimo del Templo de Dios; y puede traer ahí Su Nombre y escribir Su Nombre sobre el Vencedor, que entra al Lugar Santísimo ungido con el Espíritu Santo. Y ahí la Obra que Cristo estará haciendo, en el Lugar Santísimo de Su Templo espiritual, será una Obra de Sumo Sacerdote.

A ese lugar nadie podía entrar, allá en el templo que hizo Moisés y el templo que hizo Salomón. Y a ese lugar tampoco nadie podía entrar al Cielo, al Lugar Santísimo; pero Jesucristo sí podía entrar, y entró al Lugar Santísimo. Y ahora, Él es el único que puede entrar al Lugar Santísimo de Su Iglesia, porque Él es el que está construyendo Su Iglesia y tiene que construir el Lugar Santísimo de Su Iglesia.

Y ahora, por medio de Su manifestación en Su Ángel Mensajero, el ministerio de Jesucristo —el Sumo Sacerdote en el Templo que está en el Cielo— es manifestado en Su Iglesia en el Lugar Santísimo, para en este Día Postrero tener la manifestación gloriosa de los hijos e hijas de Dios.

(…) El sacerdocio era hasta que el sumo sacerdote muriera, no así el sacerdocio de los demás sacerdotes. Los demás sacerdotes solamente ministraban hasta los 50 años, pero el sumo sacerdote ministraba hasta que sus días terminaran aquí en la Tierra; porque eso habla del Sumo Sacerdocio de Melquisedec, que es para siempre; porque Él es inmortal, por lo tanto, no cambia. Él es el Sumo Sacerdote para siempre, en el Templo de Dios en el Cielo.

Pero ahora Él manifiesta ese Sumo Sacerdocio en Su Iglesia, en el Día Postrero, en la Edad de la Piedra Angular, entrando al Lugar Santísimo y manifestándose por medio de Su Ángel Mensajero en la Edad de la Piedra Angular, y ministrando ahí, en el Lugar Santísimo; y por cuanto Él es el Sumo Sacerdocio, manifiesta en el Lugar Santísimo ese Sumo Sacerdocio.

Por eso el ministerio de la Edad de la Piedra Angular es el ministerio más grande de la Iglesia del Señor Jesucristo, porque es el Sacerdocio de Melquisedec, Sumo Sacerdocio de Melquisedec, manifestado en Su Iglesia en el Lugar Santísimo.

Impreso en Puerto Rico