Viernes, 14 de agosto de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #20 – VIERNES, 14 DE AGOSTO DE 2020

TEMA: LA PROMESA DEL DÍA POSTRERO

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 14 de marzo de 1999

Buenos Aires, Argentina

Escritura base San Mateo 24:3 y 24:30-39

San Lucas 21:25-28

25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;

26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.

27 Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.

28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 63

La Palabra hablada es la Simiente original

Jeffersonville, Ind., 3-18-62

Rev. William M. Branham

555 – “Mi misión, y yo creo que Dios me ha llamado para… yo tengo que decir unas cosas personales hoy día porque eso es lo que les dije que iba a hacer ¿ven?, y decirle al mundo. Mi misión, yo creo, en la Tierra, ¿es qué? Es precursar la Palabra venidera (¿ven?), la Palabra venidera, que es Cristo. Y Cristo en Él tiene el Milenio y tiene toda cosa allí directamente, porque Él es la Palabra”.

 

2 Corintios 1:18-22

18 Mas, como Dios es fiel, nuestra palabra a vosotros no es Sí y No.

19 Porque el Hijo de Dios, Jesucristo, que entre vosotros ha sido predicado por nosotros, por mí, Silvano y Timoteo, no ha sido Sí y No; mas ha sido Sí en él;

20 porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.

21 Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios,

22 el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Quinto Sello – Págs. 312-313

Rev. William M. Branham

164. Estos dos profetas, según la repetición de sus obras, son Moisés y Elías. Esos ministerios siempre han sido Suyos. Recuerden, harán igual como antes, no han cambiado. Y recuerden, estos nunca murieron. Y, por favor, no vayan a confundir el quinto ministerio de Elías con su cuarto ministerio. Como les he estado enseñando, la Iglesia gentil está esperando a Elías. Correcto. Pero ahora lo vemos con los judíos. Recuerden, no puede venir solamente cuatro veces. Ese es el número del enemigo. Tiene que venir cinco veces.

165. La primera vez que vino fue Elías mismo, la segunda vez fue Eliseo, la tercera vez fue Juan el Bautista, la cuarta vez fue el séptimo ángel, y la quinta vez vendrá con Moisés allá en Israel. Sí señor. No los vaya a confundir. Si usted está bien enterado de los números bíblicos, el cinco es el número de gracia laborando; y eso es lo que Él ha hecho. Ahora fíjense bien: ¿Fue Jesús un laborante de la gracia? J-E-S-Ú-S, son cinco letras; L-A-B-O-R, cinco letras también. Fue una labor de amor por usted. Y si usted llega a Dios, ¿cómo viene? Por fe [faith] en L-A-B-O-R. ¿Correcto? Cinco es el número de labor para el creyente, y de gracia [gracia en inglés son cinco letras: grace].

166. Entonces la primera venida de Elías fue él mismo, la segunda venida fue Eliseo, la tercera vez fue Juan el Bautista, la cuarta fue el séptimo ángel o el último mensajero a la Iglesia, según Malaquías 4:5 y Apocalipsis 10:7, luego la quinta vez será el mensajero a los 144.000 judíos después que la Novia haya subido.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 466

Rev. William M. Branham

143. Pero tan cierto como yo estoy parado aquí en la plataforma esta noche, tuve la revelación que lo reveló, y es en una manera triple. Y ahora con la ayuda de Dios quiero hablarles de una parte de eso. Entonces ustedes… Primeramente veamos esto. Aquí está la revelación para dar comienzo, porque quiero decirles lo que es. Lo que sucedió es: Aquellos Siete Truenos que él escuchó y que le fue prohibido escribir, ese es el misterio detrás de esos Siete Truenos consecutivos que salieron.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 37

Adopción #4   

Jeffersonville, Ind., 5-22-60

Rev. William M. Branham

311 – “Ahora fíjese, entonces la Venida del Señor Jesús está tan cerca a la mano, que el Espíritu desde aquí abajo, sólo apenas justificación, santificación, bautismo del Espíritu Santo, y ahora a tiempo de la venida de la Piedra Angular, LA IGLESIA DEBE SER TAN PERFECTAMENTE COMO CRISTO, HASTA QUE CRISTO Y LA IGLESIA PUEDAN UNIRSE JUNTOS, EL MISMO ESPÍRITU. Y si el Espíritu de Cristo está en usted, le HACE VIVIR LA VIDA DE CRISTO, ACTUAR LA VIDA DE CRISTO, HACER LAS OBRAS DE CRISTO. ‘El que creyere en mí, las obras que yo hago también él hará’. Jesús dijo eso, ¿Ven? AHORA, VAMOS A TENER… TENEMOS UN MINISTERIO LLEGANDO, QUE ES EXACTAMENTE COMO LA VIDA DE CRISTO. ¿QUÉ IDENTIFICA EL MINISTERIO? LA VENIDA DEL SEÑOR. / Mire la iglesia luterana bajo la JUSTIFICACIÓN, viniendo fresco del catolicismo. Mírela, moviéndose. Luego mire a Wesley llegando un poco más cerca, a la SANTIFICACIÓN, tejiendo dentro las Escrituras. Miren justo en el medio a Wesley. Luego la cosa siguiente QUE VINO, ERA LA EDAD PENTECOSTAL. Y la edad pentecostal con la restauración de los dones, los dones espirituales. AHORA MIRE LA EDAD QUE VIENE AHORA, HACIA ARRIBA A LA PIEDRA ANGULAR. ¿Ven lo que quiero decir? La Venida del Señor, LO HECHO CONOCIDO. DIOS EN TODA CREACIÓN ESPERANDO QUE LA IGLESIA HALLE SU LUGAR POSICIONALMENTE”.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Filadelfia – Pág. 353-354

Rev. William M. Branham

“‘Y vi un cielo nuevo, y una tierra nueva: porque el primer cielo y la primera tierra se fueron, y el mar ya no es.

Y yo Juan vi la santa ciudad, Jerusalem nueva, que descendía del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.

Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y morará con ellos, y ellos serán su pueblo, y el mismo Dios será su Dios con ellos.

Y limpiará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y la muerte no será más; y no habrá más llanto, ni clamor, ni dolor: porque las primeras cosas son pasadas’.

Apocalipsis 21:1-4

127. ¡Cuán glorioso! Todas las maravillosas promesas de Dios son cumplidas. Todo será terminado. La transformación habrá sido cumplida totalmente. El Cordero y Su Esposa para siempre estarán fundamentados en todas las perfecciones de Dios. Es imposible que alguien lo pueda describir, pero sí podemos pensar y soñar y leer acerca de ello en la Palabra. Pero aun con estas cosas, solamente podemos conocer una parte infinitamente pequeña hasta que llegue aquel gran día de la primera resurrección cuando todo esto llegue a ser una realidad.

 

LIBRO DE EXTRACTOS: LA APRETURA

Pág. 201-202

Cristo, la Luz

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 11 de marzo de 2012

Cayey, Puerto Rico

Pero para ese tiempo la manifestación plena de Dios por medio de Cristo, el Ángel del Pacto, estará en Su Iglesia, y lo que vimos en parte en el reverendo William Branham, esa manifestación poderosa de Dios por medio del Espíritu Santo en él, será sin límites en la Iglesia del Señor Jesucristo en ese tiempo que estará pasando por una apretura; no por la gran tribulación, por una apretura que vendrá; ese tiempo de alguna forma va a surgir.

Por lo tanto, tenga sus ojos bien abiertos y no tropiece en la Palabra de Dios, no tropiece en las promesas divinas, sino manténgase firme creyéndolas; porque bajo esa etapa de apretura y persecución, los muertos en Cristo van a resucitar en cuerpos eternos, los que vivimos vamos a ser transformados; y luego de una manifestación ahí de cierto tiempo, ya estrenando los cuerpos nuevos, luego nos iremos a la Cena de las Bodas del Cordero con Cristo al Cielo.

Recuerden que cuando Cristo resucitó estuvo con Sus discípulos unos 40 días apareciendo en diferentes ocasiones a ellos. Aunque antes, cuando resucitó, inmediatamente subió al Cielo, se presentó y presentó el Sacrificio y Su Sangre ante Dios, en el Trono de Intercesión en el Propiciatorio, el Trono de Dios. Y luego apareció a Sus discípulos y habló con ellos, comió con ellos, y les mostró que era Él; aunque no lo conocían, porque en la resurrección el cuerpo es glorificado, y por consiguiente es joven, que representará de 18 a 21 años de edad.

(…) Estamos esperando ese momento glorioso para nuestra transformación. Dice que cuando alumbre esa Luz del Cielo y la Trompeta suene, el Cuerpo de Cristo será juntado y en un momento será cambiado, o sea, transformado.

¿Ven por qué es importante saber, conocer esta Luz que resplandecerá del Cielo, esta Luz que se llevará también a la Iglesia, a los creyentes en Cristo? Cuando llegue la apretura, cuando llegue esa persecución, no temas; hay una Luz que dice que se llevará Su Iglesia.

Por lo tanto, cuando esa Luz brille, resplandezca del Cielo: recuerden que es celestial la Luz, resplandeciendo en el Día Postrero, es del Cielo, viene del Cielo, es Cristo manifestándose en el Día Postrero en medio de Su Iglesia.

Ahora, dice que sonará la Trompeta, dice que será cuando la Luz haya resplandecido del Cielo, será que sucederán estas cosas:

“Cuando esa luz brille del cielo y haya sonado la Trompeta, el Cuerpo de Cristo pronto será juntado y en un momento será cambiado y llevado al cielo”.

 

LIBRO DE EXTRACTOS: ROMANOS 8:22-23

Pág. 241

El tiempo del trigo madurar

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 12 de diciembre de 2010

Cayey, Puerto Rico

Por eso, viendo la situación en que está la humanidad, yo he dicho que como yo veo las cosas, en los primeros 50 años de este nuevo milenio que ha comenzado y en este primer siglo de este nuevo milenio (conforme al calendario gregoriano), yo he visto o he pensado que todas las promesas prometidas para el Día Postrero van a cumplirse, tales como: la Venida del Señor, la fe para ser transformados, la resurrección de los muertos en Cristo, el arrebatamiento de la Iglesia para ir a la Cena de las Bodas del Cordero, y otras cosas en medio del cristianismo que están prometidas; y por consiguiente, el cumplimiento de la Visión de la Gran Carpa Catedral también, y el retorno de Dios al pueblo hebreo.

Impreso en Puerto Rico