Domingo, 23 de agosto de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #23 – DOMINGO, 23 DE AGOSTO DE 2020

TEMA: LA BENDICIÓN DE PERMANECER EN PIE

DELANTE DEL HIJO DEL HOMBRE

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 8 de agosto de 1999

Austin, Texas, Estados Unidos

Escritura base San Lucas 21:34-36

LIBRO DE CITAS – Pág. 12-A

El Juicio

Tampa, Fla., 4-19-64

Rev. William M. Branham

126 – “¿Por qué Él no fue reconocido como Hijo del Hombre? Porque el Hijo del Hombre era la revelación espiritual de profeta. Hijo del Hombre significa ‘profeta’. Ahora, si ustedes tornan sus Biblias a Ezequiel capítulo 2 y versículo 1, ustedes encontrarán que Ezequiel era el profeta, la Palabra de Dios para aquel día. Y Jehová mismo lo llamó Hijo del Hombre. Jehová le llamó hombre, el hijo del hombre, así como Jesús se reveló a Sí Mismo como Hijo del Hombre. ¿Quién era Él? La Palabra prometida de aquella hora siendo manifestada. ¡El mismo Dios! El Dios del tiempo de Ezequiel, el Dios del tiempo de Jesús. ¡El Hijo del Hombre! Él no era en aquel tiempo… Él era el Hijo del Hombre porque Él había venido para revelarse a Sí Mismo a Israel como un profeta, y ellos lo rechazaron. Y la profecía era que ellos le recibirían en el Nombre del Hijo del Hombre, un profeta, porque eso estaba de acuerdo a la Palabra. En Deuteronomio 18:15, dice: ‘El Señor tu Dios levantará un profeta como yo’. Y cuando Él vino se identificó a Sí Mismo con Su ministerio, como un hombre, no como el Hijo de Dios, sino como el Hijo del Hombre. Dios es Espíritu. Y Él se reveló a Sí Mismo como Hijo del Hombre, lo que reclamaba que era. Pero ellos estaban ciegos, y no lo pudieron ver. Pero ahora a los gentiles Él se revela a Sí Mismo como el Hijo de Dios, el cual es el Espíritu Santo. / La Iglesia ha cumplido el tiempo a través de las edades de la iglesia en el bautismo del Espíritu Santo. Pero Jesús dijo aquí, para hacer que Malaquías 4 y el resto de estas Escrituras sean reales para ustedes (¿ven?), que ‘en los últimos días, justamente antes de la Venida, la condición mundial sería como la de Sodoma, y el Hijo del Hombre se revelaría a Sí Mismo como el Hijo del Hombre, al igual que lo hizo en los días de Sodoma’. Acusador ciego, ¿puedes ver esto? ¡Sus Palabras son verdaderas! No marcas de clavos y cicatrices y espinas. Es el Hijo de Dios personificado en Su Iglesia como Hijo del Hombre. Él tiene que cumplir Malaquías 4 y el resto de las Escrituras. / El Hijo del Hombre se reveló, pues, como un profeta; el Hijo de David, como Rey; y ahora el Hijo de Dios, en las edades de la iglesia. Dios no es hombre, Dios es espíritu, y el Hijo del Espíritu es el Espíritu Santo, que está revelando la edad de la iglesia. Pero aquí promete que en los últimos días ¡el Hijo del Hombre se revelaría!”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 13-A

El Juicio

Topeka, Ks., 6-21-64

Rev. William M. Branham

128 – “Ahora ¿en qué prometió Él vindicarse? En un hombre, en carne humana, igual como Él hizo con Abraham: ‘Cuando el Hijo del Hombre…’. Sería el Hijo del Hombre, no-no-no-no el Hijo de Dios ahora; el Hijo de Dios en el Hijo del Hombre. En Ezequiel, capítulo 1, verso 2, Jehová llamó a Ezequiel el Hijo del Hombre, exactamente como Jesús se llamó a Sí Mismo. Ustedes entienden eso, a través de la enseñanza durante la semana. Ahora vean, ¿qué es el Hijo del Hombre? Es profético. ¿Qué sería Malaquías 4? Sería un profeta. ¿Cuáles eran estas cosas que han de suceder en los últimos días? Ahora, Él no dijo cuándo. Él dijo que sucederían, y así fue. Ahora, si Él aún es el Hijo de Dios, el Hijo del Hombre; listo para ser revelado en los últimos días en el Trono de David como Hijo de David, vean, vigilen; si eso es correcto y Él lo prometió, Él está obligado a esa Palabra. / Él es esa Palabra. Y Él sólo ha cambiado Su máscara (¿ven?) de lo que no podía ser visto a lo que es absolutamente declarado, la Palabra hecha carne”.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. II

Pág. 324-325

Perseverando hasta el fin

(Saludo a los pastores)

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 26 de diciembre de 2012

San Luis Potosí, México

A Su Iglesia que corresponde a este tiempo…; no la primera edad, segunda, tercera, cuarta, quinta, sexta o séptima edad, sino la Edad de Oro, la Edad de la Piedra Angular de este tiempo final en el Cuerpo Místico de Cristo, con la cual la corona, la Iglesia, la corona de la Piedra Angular le será colocada al cristianismo, a la Iglesia del Señor Jesucristo; y así coronará Cristo Su Obra en y con Su Iglesia.

Por lo tanto, todas las bendiciones para la coronación de la Iglesia serán hechas una realidad en este tiempo final. Por lo tanto, adelante, perseverando hasta el fin. Perseverando hasta el fin ¿para qué? Así seamos hallados sirviendo al Señor, y seamos salvos de la gran tribulación, y también de todos los problemas que traerá la gran tribulación.

Por lo tanto estemos en pie delante de Cristo, del Ángel del Pacto, el cual ha estado y está en medio de Su Iglesia en Espíritu Santo en todos los tiempos, y también en nuestro tiempo.

Estemos en pie delante del Hijo del Hombre, delante de Cristo en este Día Postrero, en Su manifestación final en medio de Su Iglesia. Y pronto obtendremos la bendición de la corona de la vida eterna física, como hemos recibido la corona de la vida eterna en el campo espiritual.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. II

Pág. 221

El Año Nuevo

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 1º de enero de 2012

Cayey, Puerto Rico

Es importante estar preparados, eso es lo que Cristo decía siempre: “Por cuanto ustedes no saben el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir, estad preparados. Estad preparados y orad que seáis tenidos por dignos de evitar todas estas cosas que han de venir sobre la Tierra, y estar en pie delante del Hijo del Hombre”. (San Lucas, capítulo 21, versos 34 al 36).

Es importante estar conscientes de todas estas cosas, estar atentos a la Palabra de Dios para que no nos sorprendan los eventos proféticos sin entender que esas cosas que estarán sucediendo están ya profetizadas en la Palabra de Dios.

Por lo tanto, estemos preparados, porque no sabemos en qué momento ocurrirá la resurrección de los muertos en Cristo y la transformación de nosotros los que vivimos. Continuemos evangelizando para que se complete el número de los escogidos en el Cuerpo Místico de Cristo; continuemos alabando a Dios, teniendo también las actividades, y trabajando en la Obra del Señor en todos los campos de trabajo en la Obra del Señor; y trabajando en el proyecto de la Gran Carpa Catedral en Puerto Rico; y los que están en otras naciones respaldando también ese proyecto, que es muy importante para todo el cristianismo; y esperando nuestra transformación.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Quinto Sello – Pág. 313

Rev. William M. Branham

165. La primera vez que vino fue Elías mismo, la segunda vez fue Eliseo, la tercera vez fue Juan el Bautista, la cuarta vez fue el séptimo ángel, y la quinta vez vendrá con Moisés allá en Israel. Sí señor. No los vaya a confundir. Si usted está bien enterado de los números bíblicos, el cinco es el número de gracia laborando; y eso es lo que Él ha hecho. Ahora fíjense bien: ¿Fue Jesús un laborante de la gracia? J-E-S-Ú-S, son cinco letras; L-A-BO- R, cinco letras también. Fue una labor de amor por usted. Y si usted llega a Dios ¿cómo viene? Por fe [faith] en L-A-B-O-R. ¿Correcto? Cinco es el número de labor para el creyente, y de gracia [gracia en inglés son cinco letras: grace].

166. Entonces la primera venida de Elías fue él mismo, la segunda venida fue Eliseo, la tercera vez fue Juan el Bautista, la cuarta fue el séptimo ángel o el último mensajero a la Iglesia, según Malaquías 4:5 y Apocalipsis 10:7, luego la quinta vez será el mensajero a los 144.000 judíos después que la Novia haya subido.

 

LAS SETENTA SEMANAS DE DANIEL

Instrucciones de Gabriel a Daniel

Pág. 28

Rev. William M. Branham

104. Él reveló todo el camino hasta que el Reino fue completamente restaurado y el Milenio establecido. Eso fue el mensaje de Gabriel. Él dijo: “He venido para decirte que hay setenta años – setenta semanas todavía determinadas sobre tu pueblo, determinadas hasta el fin de la generación judía. Hay setenta semanas”. Ahora vigile lo que Él dijo; que ahora desde la ida a restaurar…

‘Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu… ciudad…’.

105. (“Tu ciudad”. Babilonia no era su ciudad. ¿Cuál era… Dónde estaba su ciudad? Jerusalén).

 

LAS SETENTA SEMANAS DE DANIEL

El séxtuple propósito de la visita de Gabriel a Daniel – Pág. 61

Rev. William M. Branham

30. Mientras estaba en oración, Gabriel vino y le dijo que no solamente había 2 años más, antes de que ellos regresaran a la patria, sino que le dijo el destino entero de esa nación. ¡Piénselo! La entera destinación, toda la jornada sobre la Tierra, Gabriel se lo explicó a Daniel. Dijo que él fue enviado para decir a Daniel esta gran cosa. ¡Cómo ese profeta se sintió! Y él le dijo que había setenta semanas determinadas sobre el pueblo hasta la consumación; eso es el tiempo del fin hasta que se termine la consumación. Él dijo: “Hay setenta semanas”.

31. Algunos de ellos calculan eso en meses, algunos en días, algunos… si eso es realmente semanas, hay solamente alrededor de dos años y un cuarto, o un año y un cuarto de eso. Y ve usted… Ahí es donde tenemos que ser hallados verdaderos. “Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo”. ¿Con qué propósito? ¿Para qué? ¿Sobre cuál pueblo fue eso determinado? Sobre el pueblo de Daniel, los judíos. ¿Y para qué fue eso determinado? No solamente sobre Daniel, sino sobre la ciudad santa de Daniel. ¿Ve? No solamente sobre Daniel. Ahora, clase: ¿Cuál era la ciudad santa de Daniel? [La congregación responde: “Jerusalén” –Editor] Jerusalén.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 2-A

Pregs. y Resps. #1

Jeffersonville, Ind., 1-3-54

Rev. William M. Branham

15 – “Esa es la razón por la cual yo estoy orando, esa es la razón por la cual yo estoy clamando a Dios: ‘¡Señor, permíteme ir a aquellos judíos! Permíteme empezar allá en África, trabajar con algunos de aquellos gentiles y mahometanos. Y de allí permíteme pasar a India y tratar de producir y mostrarles a ellos al verdadero Señor Jesucristo con Su poder, Sus milagros, Su bautismo, y todo, y el Espíritu Santo’. Y luego cuando lleguemos a Jerusalén… Hermano Beeler, esto es acerca de lo que usted estaba preguntando. Cuando lleguemos a Jerusalén, y nos paremos allí, y digamos: ‘Ahora, si Jesús es el Hijo de Dios que resucitó de los muertos, Él sabe las cosas como lo hizo allá en el principio; Él puede producir la misma vida que mostró estando aquí. Y si Él lo hace, ¿lo aceptarán ustedes como su Salvador personal? Él está con nosotros’. Y luego decir cuando esto suceda: ‘Ustedes que lo han recibido como su Salvador personal…’. Yo espero que sean por miles. Decirles: ‘El mismo Espíritu Santo que cayó en el Día de Pentecostés está aquí para que ustedes lo reciban’. Y el Evangelio volverá a los judíos justamente en ese tiempo. Entonces allí habrá un avivamiento entre aquellos judíos que llevarán miles y decenas de miles y… 144.000 al Reino de Dios, serán sellados por el Ángel sellador. Yo confío que Él viene del Este. De allí es de donde Él viene a nosotros ahora, con Su sello en Su mano. Oh, yo quiero ser reunido allí. ‘Yo he enviado una persecución aquí y otra persecución allá, y yo he perseguido a los judíos y los he presionado tanto como he podido’. Y ellos están retornando. Muchos judíos en los Estados Unidos (los cuales no se escaparán), ya han recibido el Espíritu Santo. ‘Pero tengo a los ciento cuarenta y cuatro mil allí que van a recibir el bautismo del Espíritu Santo’. Y allí mismo, tan pronto como ese Ángel sellador empiece a sellar esos 144.000, la puerta de la Iglesia Gentil es cerrada, y los judíos llevan el Espíritu Santo a los judíos. ¡Y ellos tendrán un avivamiento que barrerá al mundo entero! ¡Aleluya! Y el poder de Dios será manifestado entre los judíos”.

Impreso en Puerto Rico