Viernes, 12 de marzo de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #80 – VIERNES, 12 DE MARZO DE 2021

TEMA: NO TEMAS, QUE YO ESTOY CONTIGO

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 22 de septiembre de 1999

Managua, Nicaragua

Escritura base: Génesis 26:23-25

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 60

Paradoja de Dios

Jeffersonville, Ind., 12-10-61

Rev. William M. Branham

527 – “Eran como las tres de la mañana, yo supongo. Yo me había levantado, y yo miré en frente de mí, y yo venía para abajo hacia el Jordán. Parecía como que yo estaba parado en el mapa de Palestina, y yo venía para abajo hacia el Jordán. Y parecía como que yo podía oír el canto: ‘Yo voy para abajo hacia el Jordán’, alguien lo estaba cantando. Y a medida que me acercaba al río, yo miré para atrás y vi por cuál vía yo había venido, y ya había caminado dos tercios de la vía hacia el Jordán. Yo miré al otro lado del Jordán, y dije: ‘¡Oh, alabado sea Dios! Al otro lado es donde están colocadas todas las promesas. Toda promesa está colocada en la tierra prometida’.

Y entonces volví a mí mismo…

(…) Entonces cuando entré dentro de la visión otra vez, parecía que había sido levantado hacia arriba y colocado en una – una carretera angosta con un hermano. Yo nunca supe quién era el hermano. Yo miré alrededor y dije: ‘Ahora yo estoy seguro y sé que esta es una visión; el Señor Dios está aquí’. Y parecía como que todos tenían miedo. Yo dije: ‘¿Qué cosa es lo que todos temen tanto?’.

Y vino una Voz y dijo: ‘Hay tal peligro en estos días. Hay una gran cosa horrenda, que es muerte, cuando ella te pega’.

Y yo oí las hierbas siendo machacadas, y yo miré, y aquí viene una víbora enorme y monstruosa arrastrándose a través de las hierbas. Yo pensé: ‘Ahora, sabiendo que esta es una visión, entonces yo veré lo que este animal o esta bestia es’. Y ella se arrastró para arriba en la carretera. Y tan pronto como la vi yo sabía que era una mamba. (…) Y la víbora, por supuesto, representa pecado, muerte.

(…) Así que yo miré hacia ella. Y ella miraba enojada hacia mí, y lamía su lengua y aquí venía. Pero cuando llegó muy cerca de mí… la serpiente corría recio hacia enfrente, y entonces alguna cosa la detenía a una distancia; no me podía morder. Y se volteaba alrededor en el otro lado y trataba de acercarse por este lado. La serpiente se hacía para atrás y tomaba un arranque y se retorcía directamente hacia mí. Su velocidad se iba acabando hasta que por fin llegaba a un alto total. Entonces el monstruo se sacudía y así, y se movía para atrás; pero no me podía morder.

Entonces volteó y miró a mi amigo, y se fue hacia mi amigo. Y yo vi a mi amigo brincando muy alto en el aire [y por encima de ella, y por encima de ella, y por encima de ella], y la cosa estaba amagándolo. Yo pensé: ‘¡Oh!, si alguna vez lo muerde será muerte instantánea. No es extraño que todos estuvieran asustados, porque cuando esta cosa te muerde es una muerte instantánea’. Y – y ella estaba amagando hacia él así, y yo lancé mis manos hacia arriba, yo dije: ‘¡Oh Dios, ten misericordia de mi hermano!’. Yo dije: ‘Si esa serpiente lo muerde alguna vez, ella le matará’.

Y en ese momento la serpiente volteó hacia mí cuando yo dije eso, y me miró otra vez. Y una Voz vino de sobre mí, y dijo: ‘Te han dado poder para atarlo a él, lo peor, o cualquiera’.

Y yo dije: ‘Oh Dios, ¿qué debo hacer?’.

Él dijo: ‘Hay una cosa que tienes que hacer: tienes que ser más sincero (¿ven?). Tienes que ser más sincero’.

Yo dije: ‘Oh Dios, perdóname por mi insinceridad, y déjame tener sinceridad’. Y cuando yo alcé mis manos hacia Él otra vez, allí hubo alguna gran cosa que vino sobre mí, me levantó para arriba; parecía como que mi cuerpo entero fue cargado con alguna cosa.

Y yo miré a la serpiente. Y entonces ella avanzó hacia mí y no podía hacerlo todavía. Y yo dije: ‘Satanás, en el Nombre del Señor Jesucristo yo te ato’. Y la serpiente – un humo azul voló fuera de ella, y se rizó e hizo una señal como una S, una S mayúscula hecha al revés, un signo de ‘y’. [& – Editor]. ‘&’ quiere decir: ‘Ata a esta o cualquier cosa debajo de ella’, porque ella era la peor. Humo azul cayó fuera de ella, y su cola la sofocó a sí misma a muerte alrededor de su cabeza cuando ella hizo esa S al revés, y el signo de & (como una conjunción ¿ven?), la sofocó a muerte. Y el hermano quedó libre.

Y yo fui y la machaqué. Yo dije: ‘Ahora yo tengo que descubrir acerca de esto, porque es una visión’. Y yo pegué sobre esa cosa y ella se volteó así, parecía como un mango, un mango de vidrio en un jarro, y se volvió cristal sólido. Y yo dije: ‘Piensa en eso, ¡cuán rápido! Ese humo azul era vida, y todo lo que quedó de eso, todos los elementos, se tornaron en vidrio’.

Y precisamente enseguida una Voz vino, y dijo: ‘Tú puedes desatarla también’.

Así que yo dije: ‘Entonces Satanás, para conocerte, yo te desato’. Y cuando lo hizo, comenzó a venir a vida otra vez, meneándose. Y yo dije: ‘Yo te ato para atrás en el Nombre de Jesucristo’. Y cuando lo hizo, el humo voló fuera de ella otra vez, y se sofocó a sí misma directamente para atrás otra vez, y se tornó en cristal.

Y entonces cuando ella hizo eso, esa Voz dijo: ‘Ahora, tú tienes que ser más sincero que lo que eres para hacer esto’. Y entonces me dejó…

(…) Hace años, cuando yo vi la Biblia venir (lo tengo escrito aquí mismo), y una mano vino del cielo y apuntó al libro de Josué, leí los primeros nueve versos y paré allí. Ese es Josué, viniendo al desierto, pero nunca hizo… Él estaba listo para… Cuando él se acercó al Jordán, Dios lo llamó, y le dijo: ‘Este día yo comenzaré a engrandecerte ante la gente’. Y entonces él llevó a los hijos de Israel al otro lado del Jordán, a la tierra que el Señor les dio – les repartió la tierra prometida”.

 

EL QUE TODO LO CONOCE

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 30 de abril del 2000

Monterrey, Nuevo León, México

Él conoce todas las cosas, Él conoce sus sufrimientos y los míos, Él conoce nuestras luchas; pero Él siempre nos dice: “Al que venciere…”. Y si Él nos dice: “Al que venciere”, es porque tendremos luchas; porque nadie puede vencer si no tiene una batalla.

Y cuando Él dice: “No temas”, es porque hay algo a lo cual las personas le pueden tener miedo; pero Él dice: “No temas”. Él también dijo: “No temáis, manada pequeña, porque al Padre le ha placido darles el Reino”.

Así que caminemos hacia adelante sin miedo, sin temor a los problemas y situaciones terrenales, sabiendo que Él está con nosotros, y sabiendo que Él nos dará la victoria y seremos entonces transformados.

El que conoce todo, sabe por todas las etapas y pruebas por las cuales nosotros estaríamos pasando en este tiempo final; pero Él ya también conoce cuál será el final: el final será nuestra transformación, el final será la Gran Victoria en el Amor Divino; y así seremos libertados físicamente también todos nosotros, y obtendremos nuestra adopción, la redención del cuerpo.

El que todo lo conoce, vean ustedes, nos ha estado dando a conocer en este tiempo todas las cosas que estarían pasando en este tiempo, y nos estaría dando a conocer todo Su Programa correspondiente a este tiempo final; para que así nosotros estemos conscientes de quiénes somos en el Cuerpo Místico del Señor Jesucristo, y sepamos que vamos a ser transformados muy pronto, y vamos a ir con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero; y luego vamos a venir a la Tierra de nuevo para reinar con Cristo por el Milenio; y después estaremos en el Juicio Final, no para ser juzgados sino para ser jueces y juzgar al mundo y a los ángeles también; juntamente estaremos con Cristo juzgando a la humanidad y a los ángeles que se rebelaron en contra de Dios.

 

LA ESTATURA DE UN HOMBRE PERFECTO

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 13 de febrero de 1974

Ponce, Puerto Rico

Sabemos que la fe para el rapto la tenemos que tener para irnos en el rapto; pero sabemos que está escondida esa fe, está ahí en un sitio. Los Truenos tienen ese misterio, hemos oído del Mensaje y hemos oído, pero no hemos captado.

Pero si desesperamos antes que la cosa se apriete más, pues podemos captar la revelación de la Palabra; pero si no, pues realmente vamos a llegar allá a la apretura fuertemente, y entonces vamos a captar. Y cuando captemos, pues entonces vamos a darnos cuenta que debimos haberlo captado antes, que habíamos oído de eso pero no habíamos captado la revelación de eso.

Cuántas veces oímos, pero nunca nos habíamos dado cuenta de la realidad, de lo que había detrás de todo eso.

Sabemos que la fe para el rapto la producen los Truenos, sabemos que está ahí, todo está, Dios nos lo ha dado todo ahí, entonces tenemos que desesperar.

Si desesperamos sin que la apretura esté muy fuerte, lo vamos a recibir antes; pero la mayoría en la apretura. Es que cuando no tengan de qué otra cosa agarrarse, se van a agarrar de la revelación, de la Palabra, de lo que todavía no han podido entender; y entonces va a estar a la disposición de todos, porque Dios lo tiene para todos. No es para unos sí y para otros no. Es para toda la Novia. Porque a todos, a toda la Novia es que el Señor se va a llevar.

Impreso en Puerto Rico