Viernes, 29 de octubre de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #146

VIERNES, 29 DE OCTUBRE DE 2021

TEMA: DIOS LIBERTA A SU PUEBLO

Dr. William Soto Santiago

Martes, 18 de agosto de 1998

(Segunda actividad)

Tizayuca, Hidalgo, México

Escritura base: Éxodo 3:1-14

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Quinto Sello – Pág. 303

Rev. William M. Branham

113. Ahora, para este tiempo cuando es abierto el Quinto Sello, la Iglesia (la Novia) ya habrá subido. No pueden ser las almas de los mártires de la Iglesia primitiva. Ahora, por favor, pongan atención especial, porque esto es algo de mucha controversia, y quiero que ustedes escuchen bien.

114. Estos no pueden ser las almas de los mártires de la Iglesia primitiva, porque las almas de los mártires justos, y las almas de las personas justas, la Iglesia, la Novia, esos ya subieron, y no pueden estar debajo del altar; ya estarán en la gloria con el Novio. Fíjense: Estos ya subieron en el rapto en el capítulo 4 de Apocalipsis.

115. Entonces ¿quiénes son estos? Si no son la Iglesia primitiva, ¿entonces quiénes son? Estos son Israel, los cuales serán salvos como una nación entera, todos los que son predestinados. Estos son Israel.

116. Usted dirá: “Espérese un momento, no pueden ser”.

117. Sí, ellos serán salvos. Veamos una de varias citas que tengo apuntadas. Esto es Pablo hablando, y él mismo dijo: “Si viniera otro o un ángel y predicara un evangelio distinto, ¿qué sucedería con él? Sería anatema”.

Porque no quiero, hermanos que ignoréis este misterio, para que no seáis acerca de vosotros mismos arrogantes: que el endurecimiento en parte ha acontecido en Israel, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles (hasta que entre el último miembro de la Novia Gentil, la ceguedad vino a Israel con ese propósito);

Y luego todo Israel será salvo; como está escrito: Vendrá de Sión el Libertador, que quitará de Jacob la impiedad. ¡Correcto! (Romanos 11:25-26).

118. Ahora estos bajo el altar son Israel. Fíjense: Israel fue cegado con el propósito de que nosotros fuéramos salvos. ¿Creen eso? Ahora, ¿quién los cegó? Fue Dios. Dios cegó Sus propios hijos. Con razón cuando Cristo estuvo en la cruz, y allí estaban los judíos pidiendo Su Sangre, esos fueron Sus hijos, y Él la Escritura. Él mismo, la Palabra, sabía que si esa gente hubiese sabido Quién era Él, lo hubiesen recibido con los brazos abiertos; por eso los cegó, para que no lo reconocieran. Él vino de una manera tan humilde, y los cegó para que no lo recibieran. Las mismas Escrituras dijeron que así sería. Jesús les tuvo lástima, hasta tal punto que dijo: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”. Estaban ciegos. Pablo dijo que fueron cegados por causa nuestra.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Sardis – Pág. 299

Rev. William M. Branham

97. Ahora, juntamente con esto, vemos en Daniel 12:1 que se refiere a estos 144.000, los cuales son sellados durante el Sexto Sello y el tiempo de la gran tribulación, o sea, el tiempo de angustia para Jacob.

Y en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está por los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue después que hubo gente hasta entonces: mas en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro.                                                   

Daniel 12:1

 

HABLA – OIGO, SEÑOR

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 7 de noviembre de 1976

Cayey, Puerto Rico

Así que fíjese, es como fue en el tiempo allá de Moisés; Dios le dijo a Moisés: “He oído el clamor de mi pueblo, y he descendido para libertarlo. He oído el clamor y he descendido para libertarlo”. ¿Y por qué? Porque había llegado el tiempo del cumplimiento… [CORTE DE AUDIO]

… de las setenta semanas. ¿Qué le parece de esa fecha que da ahí?

Bueno, entonces, sabemos entonces que Dios tiene promesas para los hijos de Abraham que están acá en este lado; tiene promesas entonces como tuvo promesas para los hijos de Abraham por la carne, tiene promesas para los hijos de Abraham por ¿qué?, por Cristo. Y nosotros somos los hijos de Abraham por la fe.

Los hijos de Abraham por la carne, a aquel pueblo de Israel que estaba en Egipto, Dios le mandó a Moisés. Los hijos de Abraham por la fe tienen promesas también de que Dios se moverá y los libertará; por lo tanto, entonces Dios tiene que mandarnos a Elías y a Moisés.

Y también con la liberación de los hijos de Abraham por la fe, también ahí entrarán también ¿quiénes? Los 144.000 también, ¿que tendrán qué? Que tendrán la misma revelación, que recibirán la misma revelación, que serán sellados en sus frentes por el Ángel del Señor, por el Mensajero del Señor (porque ángel es ‘mensajero’); serán sellados en sus frentes por Moisés. ¿Ve usted?

¿Y qué es “sellados en sus frentes”? Sellados en sus frentes es una cosa sencilla.

Mire usted lo que es la marca de la bestia, el sello de la bestia: La marca de la bestia en la frente y en la mano, ¿es qué? En la frente: tener la doctrina de la trinidad. Tener esa doctrina, y creerla (esa doctrina), ¿es tener qué? Esa marca en su frente; porque es en la frente, en la cabeza, en la mente, que ellos tienen ¿qué? Ellos tienen esa enseñanza, esa enseñanza falsa. Y en la mano: es hacer la voluntad de la bestia.

Ahora, vea usted que el Ángel del Señor también ¿qué es lo que hace? Él lo que hace es que sella a los escogidos en la frente. ¿Con qué los sella? Con la revelación genuina de la Palabra, ¿ve? Los sella con la Palabra. Entonces ellos tienen, ¿qué? La revelación. Ellos la tienen. Y como la tienen, están sellados entonces (¿dónde?) en la frente. ¿Ve usted?

Impreso en Puerto Rico