Viernes, 26 de febrero de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #76

VIERNES, 26 DE FEBRERO DE 2021

TEMA: EL MISTERIO DE LOS SIETE ÁNGELES

TOCANDO LAS SIETE TROMPETAS

Dr. William Soto Santiago

Jueves, 16 de septiembre de 1999

San Bartolomé Milpas Altas, Sacatepéquez, Guatemala

Escritura base: Apocalipsis 8:1-5

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Primer Sello – Pág. 112-113

Rev. William M. Branham

66. Trompetas significa confusión política y guerras. En Mateo, capítulo 24, Jesús habló acerca de esto: “Oiréis guerras, rumores de guerras… mas aún no es el fin”. Ustedes recuerdan bien esa parte de las Escrituras donde dice que habrá guerras y rumores de guerras, guerras y rumores de guerras; todo esto seguirá así hasta el final. Esas son las Trompetas que suenan. Ahora cuando lleguemos a las Trompetas veremos en detalle cada una de esas guerras, para mostrarles que cada guerra siguió una edad de la iglesia, y también siguen estos Sellos. Entonces la Trompeta significa disturbios políticos, mientras que los Sellos significan disturbios religiosos.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 464

Rev. William M. Branham

138. Ahora veamos el primer versículo del capítulo 8 de Apocalipsis. Yo sé que están cansados, pero traten de escuchar por un tiempo más. Pedimos que el Dios del Cielo nos ayude, es mi oración. Debemos recordar que este séptimo Sello es el fin del tiempo de todas las cosas. Correcto. Las cosas escritas en el Libro de la Redención, sellado desde antes de la fundación del mundo con siete sellos, todo termina. Es el fin de este mundo agitado, el fin de la naturaleza agitada y es el fin de todo. En eso también encontramos el fin de las Trompetas, de las Copas, de la Tierra; y aun es el fin del tiempo. El tiempo termina, así nos lo dice la Biblia en Apocalipsis 10:17, donde el Ángel dijo: “El tiempo no será más”. Y eso será en el día cuando este gran evento suceda. Allí todo termina.

139. Al final de este Séptimo Sello es el fin de la edad de la Iglesia; es el fin del Séptimo Sello, es el fin de las Trompetas, es el fin de las Copas y aun es el fin de la entrada al Milenio. Todo eso es contenido en el Séptimo Sello.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 466

Rev. William M. Branham

144. Ahora, ¿por qué? Prosigamos a probarlo: Este es el secreto que ninguno conoce. A Juan le fue prohibido escribirlo y aun de conocer un símbolo. ¿Por qué? Aquí está: No había ninguna actividad en el Cielo, porque de otra manera podría revelar el secreto. ¿Ahora lo ven? Si es tan tremendo, pues tiene que ser incluido, porque tiene que suceder, pero cuando sonaron los Siete Truenos… Ahora noten bien: Cuando vinieron los siete ángeles para tocar sus trompetas, entonces hubo un trueno; cuando Israel fue juntado, hubo una trompeta; cuando el tiempo no será más, entonces será la última trompeta, un trueno. Pero aquí tenemos siete truenos, uno tras otro; uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete    un número perfecto. Siete truenos, uno tras otro, sonaron así rápidamente: uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, pero sin que se entendiera. Luego, los Cielos no lo pudieron escribir, porque no lo conocen. Ninguna otra cosa tampoco lo conoce, porque no hay en qué basarse; es un tiempo de reposo. Fue tan tremendo que hasta a los ángeles no les fue dado a conocer. Ahora, ¿por qué? Si Satanás lograra conocer esto, quizás haría gran daño. Y esa es una cosa que él no sabe. Él puede interpretar lo que quiera y personificar cualquier don (ojalá estén aprendiendo), pero él no puede conocer esto, porque ni está escrito en la Palabra. Es un secreto por completo. Los ángeles y todos se callaron. Si ellos hubieran hecho algún movimiento, quizás eso hubiera servido para revelar algo; por eso se callaron y no se movieron.

 

DIOS ATRAYENDO A SU PROFETA

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 20 de marzo de 1977

Cayey, Puerto Rico

Ahora fíjese, después de Las Edades y Los Sellos ¿qué viene? Las Trompetas; dice que él quería juntar todo eso para hacerlo de esa manera, y entonces poder predicar ese tema tan importante.

Vamos a ver aquí…, y fíjese, todavía, luego de él saber que eso no le toca a él predicar o traer el mensaje de las Trompetas, que eso no le toca a él sino que le toca a Moisés y a Elías, todavía él, él dice que quería atar las Edades, los Sellos, las Trompetas, las Plagas y los Truenos. Todo eso él lo quería atar.

Ahora, vamos a ver aquí cómo él quería hacer las cosas para atar todo eso. Vamos a ver la página 150, párrafo 1335, del libro de Citas (el mes 7, el mes 7, que es julio), julio 18 del 65. Fíjese, julio 18 del 65, todavía él está tratando ahí, y dice:

1335 – “Estoy aquí con el propósito de reunir los síndicos… Todo lugar que he deseado obtener he sido rechazado (y usted sabe que Dios estaba obrando en todo). Esto es el colmo, de no poder obtener un lugar cuando siento tener una reunión. Voy a pedirles sobre alquilar un parque de pelota u hacienda para levantar nuestra carpa; y mover la carpa de lugar a lugar a dirección del Señor (o ‘como el Señor dirija’). Siento como que eso es lo que Él va a hacer”.

Él sabía y sentía lo que el Señor iba a hacer, y él sabía que había una profecía en la cual Dios obraría en una Carpa. Bueno:

“Siento como que eso es lo que Él va a hacer. Ustedes saben que hay una visión tocante a eso (miren, aquí mismo lo decía, porque es la Visión de la Carpa). Puede ser que la causa que esto ha acontecido – ahora ustedes saben, muchas veces pensamos que es horrible porque ciertas cosas acontecen, pero puede ser Dios (¿ven?) quien está empujándoles para estas cosas. Cuando Él lo dijo, Él lo hará”.

Déjenme ver por aquí… déjenme ver, por aquí tengo marcado en algún sitio por aquí… bueno leímos un poquito abajo; el párrafo anterior principalmente es el que voy a leer. Dice página 150, párrafo 1334; habla también de la Carpa, dice:

1334 – Yo estaba regresando, más bien, acá, para tratar de tener una reunión de más o menos diez días, para hablar sobre el tema de las Últimas Siete Copas (mírelo). Porque entre esas Copas están las Trompetas. Y yo estaba diciéndoles a ustedes… cuando yo iba a predicar sobre las Siete Trompetas, que yo las presentaría con las Copas y las Plagas”.

Él presentaría las Trompetas con las Copas y las Plagas. Y él hasta el 65 estuvo deseando abrir una Carpa, ¿para qué? Para llevar a cabo esas reuniones. Y en la Carpa era que él iba a predicar sobre las Trompetas, las Copas, las Plagas, los Truenos y todo eso, ¿ve usted? O sea que el Mensaje correspondiente para la predicación, en el cumplimiento de la Visión de la Carpa… en palabras más claras, el Mensaje correspondiente para estar bajo Carpa, es el Mensaje ¿de qué? Los Truenos, las Trompetas, las Copas, las Plagas: todo eso es el Mensaje que corresponde predicarse bajo Carpa. No hay otro mensaje. Entonces, vemos que conforme a la promesa, conforme a la promesa es que Dios tiene que moverse, que Dios tiene que obrar. Y ahí usted puede ver, fíjese… ahí usted puede ver que nadie nadie puede ocupar el lugar de otro; aun ni un profeta ocupar el lugar de otro profeta. Lo que Dios va a hacer a través de uno, si otro trata de hacerlo, Dios no se lo permite.

Impreso en Puerto Rico