Viernes, 25 de junio de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #110 – VIERNES, 25 DE JUNIO DE 2021

TEMA: LA DEDICACIÓN DEL TEMPLO

Dr. William Soto Santiago

Martes, 30 de noviembre de 1999

Joinville, Santa Catarina, Brasil

Escritura base: 1 Reyes 8:6-11

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Laodicea – Pág. 363

Rev. William M. Branham

22. Nadie conoce el contenido de esos truenos, pero tenemos necesidad de este conocimiento. Y se necesitará un profeta para obtener la revelación, porque Dios no tiene ningún otro medio para mostrar Sus revelaciones bíblicas, sino a través de un profeta. La Palabra siempre vino y siempre vendrá a través de un profeta. Por medio de un simple estudio de las Escrituras podemos ver que esta es la ley de Dios. El Dios invariable, con modos invariables, siempre envió a Su profeta en cada edad, cuando el pueblo se había desviado del orden divino.

 

LA ÚNICA ESPERANZA DE LA IGLESIA

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 20 de febrero del 2000

(Segunda actividad)

Cayey, Puerto Rico

Así que Dios tiene una forma escogida para comenzar a declarar de una manera nueva Su Nombre, para comenzar a declarar Su Nombre en una forma nueva, en una manera nueva. Y una forma nueva del Nombre del Señor es un nombre nuevo.

Ese es uno de los misterios que están contenidos ahí en la Visión de la Carpa, y que en esta Tierra habrá alguien que tendrá el ministerio del Día Postrero; y que en él estará sellado todo ese secreto, y estará sellado todo el Programa de la Visión de la Carpa, para ser cumplido bajo el ministerio de esa persona.

Y solamente tenemos, conforme a las profecías bíblicas, la promesa de una persona que vendrá enviada por Jesucristo, del cual Jesucristo dice que es Su Ángel, cuando dijo1: “Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias”.

De ese habló el reverendo William Branham, y dijo que ese Ángel era un profeta. Toda revelación tiene que venir al profeta que Dios tiene; y por medio de ese profeta: al pueblo.

Y la revelación de la Segunda Venida de Cristo, y la revelación del Nombre Eterno de Dios y Nombre Nuevo de Jesucristo, no puede venir por medio de cualquier persona, sino por medio de un profeta.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Quinto Sello – Pág. 313

Rev. William M. Branham

169. Cuando Elías viene para cumplir el ministerio de Malaquías 4, viene SOLO; pero cuando viene para ministrar a los judíos en Apocalipsis capítulo 11, entonces viene con Moisés. Así que no hay confusión. ¿Entienden? La inspiración vino y dijo que Elías vendría al final de la Edad de la Iglesia para restaurar la fe de los hijos a la fe original de los padres (la fe apostólica) a la cual debemos nosotros regresar, pues el anticristo tenía la cosa toda confusa; y todas las otras Escrituras armonizan con esta. Y en esta ocasión Elías viene solo. Pero cuando venga a los 144.000, la Biblia dice claramente que vendrá juntamente con Moisés: Son dos, no solamente uno, sino dos. Y su quinto ministerio no podía ser para someterlos otra vez (a los judíos) a la Ley, porque viene predicando a Cristo a los 144.000. ¡AMÉN! El Mesías fue quitado. ¡Amén!

170. No se confunda. La Escritura no miente. ¡Gloria! ¡Oh, hermano, cuando vi eso…! Dije: “Gracias, Señor”. Cuando vi eso suceder en realidad, vi a Elías salir solo en la edad, luego cuando lo vi volver acá, entonces eran dos. Dije: “Allí está. Ahora sí, Señor. ¡Amén! Lo veo”. Puede ser que haya sido un poco confuso para alguien. Él me dijo que lo mencionara, y por eso lo hice.

171. Noten esto: Estos hombres fueron preservados vivos por Dios desde su ministerio original para un servicio futuro porque sirvieron tan perfecto. Piénselo: Este espíritu de Elías ministra cinco veces. El de Moisés dos veces. Ninguno de los dos estaba muerto. No vaya usted a creer que estaban muertos. Ambos fueron vistos vivos hablando con Jesús en el Monte de la Transfiguración. Pero recuerden, tienen que morir.

172. Ahora, Moisés en realidad murió, pero resucitó porque fue un tipo perfecto de Cristo. Nadie pudo hallar dónde fue sepultado. Los ángeles vinieron y lo tomaron. ¿Por qué sería? Ningún mortal podía llevarlo a donde iba. Él simplemente pasó por un acto. Tuvo ángeles como cargadores porque solamente ellos le podían llevar a donde debía estar. Nadie sabía donde estaba. Hasta Satanás tuvo contienda con el Arcángel. Él no podía entender lo que sucedió con Moisés, dijo: “Lo vi que estaba temblando allá sobre el monte mirando la tierra prometida, y luego miraba para atrás sobre los israelitas. Lo vi que estaba temblando, pero luego subió a la roca, y esa fue la última vez que lo vi”.

173. Esa es la roca. Permíteme pararme sobre esa roca al fin de mi camino. ¡Sí señor! Me acuerdo de un corito que cantaba un hermano aquí hace ya mucho:

Si yo pudiese, seguramente

Me pararía sobre la Roca donde se paró Moisés.

174. Sí, señor. Esa es la roca sobre la cual yo también me quiero parar. Por fe, allí estoy.

175. Pero recuerden, Elías simplemente se cansó porque le quedaba mucho trabajo por delante. Estaba demasiado cansado, y Dios simplemente le mandó un carro para traerlo a Su Casa, y lo recogió. Él nunca murió. Dios lo mantuvo vivo porque tenía mucho trabajo para él en el futuro: le iba a permitir ungir a otros hombres para que vinieran con su espíritu. Pero estos tendrían que saborear la muerte. Ahora fijémonos en Apocalipsis 11 para que veamos cómo estos dos profetas son muertos. Cuando su ministerio haya cesado entonces tendrán que saborear la muerte.

Y cuando ellos hubieren acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos (¡cómo se fastidia con esos fanáticos!), y los vencerá, y los matará. (Pero fíjense lo que sucede. Son perfectamente tipificados).

Y sus cuerpos serán echados en la plaza de la grande ciudad, que espiritualmente es llamada Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. (Es Jerusalem).

(Apocalipsis 11:7-8).

 

EL MISTERIO DE LOS CUATRO QUERUBINES

EN EL LUGAR SANTÍSIMO

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 11 de junio de 2000

Cayey, Puerto Rico

Pero el Ángel del Señor Jesucristo, el mensajero de la Dispensación del Reino, tendrá un ministerio de Sumo Sacerdote en el Templo espiritual de Jesucristo; por eso podrá entrar al Lugar Santísimo de ese Templo espiritual. Y Cristo manifestará Su ministerio de Sumo Sacerdote: lo manifestará en Su Iglesia, en el Lugar Santísimo, por medio de un mensajero dispensacional.

A esa Edad de la Piedra Angular, Dios… En la Edad de la Piedra Angular o a la Edad de la Piedra Angular Dios no le permitirá entrar a cualquier persona para ministrar, sino que Dios nos dará todo lo que nosotros debemos saber. Recuerden que solamente ministraba un hombre en el lugar santísimo, y sobre ese estaba escrito el Nombre de Dios.

Impreso en Puerto Rico

1 Apocalipsis 22:16