Viernes, 22 de octubre de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #144

VIERNES, 22 DE OCTUBRE DE 2021

TEMA: DOS PUEBLOS DE UN MISMO PADRE

Dr. William Soto Santiago

Lunes, 17 de agosto de 1998

(Tercera actividad)

San Luis Potosí, México

Escritura base: Génesis 25:19-26

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Cuarto Sello – Pág. 267

Rev. William M. Branham

179. Esto está tipificado en una manera hermosa. Ahora veamos a Jacob y Esaú. Esaú era un hombre religioso. Él no se presentaba como un incrédulo, más bien creía en el mismo Dios de Jacob, y el Dios de su padre; pero el problema estaba en que él era un muchacho que no servía para nada. Ahora, en cuanto al aspecto moral, él era de mejor actuación moral que su hermano. Pero él pensaba: “¿Qué significado tiene esta primogenitura?”. Y la vendió a Jacob.

180. Jacob no tenía las cosas grandes que tuvo Esaú, no tenía la herencia que pertenecía a Esaú, pero anhelaba tener esa primogenitura, y no le importaba cómo tenía que obtenerla, de alguna manera la tendría. Y Dios le tuvo respeto.

 

DOS PUEBLOS EN EL SENO DE UNA MUJER

BUSCANDO LA PRIMOGENITURA

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 6 de mayo de 2001

San Luis Potosí, México

Para el Día Postrero, las dos simientes que luchan, los dos pueblos que luchan por la Primogenitura, para gobernar sobre el pueblo hebreo y sobre todas las naciones (y ser herederos del Reino terrenal y coherederos con Cristo de ese Reino terrenal, y herederos y coherederos del Reino celestial), estarán encabezados esos dos pueblos en dos líderes del cristianismo.

Y así la cizaña, los hijos del malo, estarán representados, encabezados, en el hombre de pecado, el anticristo, la bestia, en el cual el diablo se encarnará; pero los escogidos de Dios, con la Bendición de la Primogenitura, estarán encabezados en Cristo: en Su manifestación final en carne humana en medio de Su Iglesia.

Y ahí lo vamos a dejar, porque nos tomaría un poquito de tiempo y abriríamos misterios que es mejor dejarlos quietecitos; porque para este tiempo final habrá un enfrentamiento entre esos dos poderes que están en esos dos pueblos; y mejor dejamos hasta aquí todo este misterio de los DOS PUEBLOS EN EL SENO DE UNA MUJER BUSCANDO LA PRIMOGENITURA.

 

ASÍ DICE EL SEÑOR A SU UNGIDO

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 17 de diciembre de 2005

San Pablo, Brasil

Y ahora, para Su Segunda Venida traerá un nombre nuevo, que tendrá que ver con la Obra que Él hará como Rey de reyes y Señor de señores, tendrá que ver con la Obra que Él hará en Su Reino, el Reino que Él establecerá en este planeta Tierra; porque los reinos de este mundo vendrán a ser de nuestro Dios y de Su Cristo, de Su Ungido, del Ungido del Señor.

Y ahora, estamos viendo que algo grande tiene que suceder en este tiempo final.

Sigue diciendo en el verso 19, de este mismo capítulo 19 de Apocalipsis:

“Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército”.

Por lo tanto, habrá un enfrentamiento, como lo hubo en el tiempo de Moisés con Faraón y el ejército del Faraón; y también como lo hubo en el tiempo del profeta Elías contra el rey Acab y contra los sacerdotes de Baal y de Asera.

Ahora veamos cuál será el resultado. El mismo capítulo 19, verso 20 al 21, dice:

“Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.

Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos”.

Ahí podemos ver lo que está profetizado para suceder en este tiempo final cuando aparezca el Ungido del Señor, porque ASÍ HA DICHO EL SEÑOR. Y lo que fue manifestado en el rey Ciro vino a ser el tipo y figura de lo que estará sucediendo en este tiempo final; y el rey Ciro tipifica a Cristo en Su Segunda Venida, como Rey de reyes y Señor de señores. Por esa causa, en el Salmo 2, dice, versos 1 en adelante:

“¿Por qué se amotinan las gentes,

Y los pueblos piensan cosas vanas?

Se levantarán los reyes de la tierra,

Y príncipes consultarán unidos

Contra Jehová y contra su ungido…”.

Y aquí podemos ver que esto tuvo su cumplimiento dos mil años atrás; pero para este tiempo final tendrá su cumplimiento físico, en donde los reyes (los diez reyes que le darán su poder y su autoridad a la bestia) consultarán en contra de Dios, en contra del Señor y en contra de Su Ungido; el Ungido, que será como Ciro, o sea, que está tipificado en Ciro.

“… diciendo:

Rompamos sus ligaduras,

Y echemos de nosotros sus cuerdas.

El que mora en los cielos se reirá;

El Señor se burlará de ellos.

Luego hablará a ellos en su furor,

Y los turbará con su ira”.

O sea, les hablará el juicio, las plagas, que han de venir sobre esas naciones; y la ira de Dios será derramada sobre esas naciones.

“Pero yo he puesto mi rey

Sobre Sion, mi santo monte”.

 

ENSÉÑAME, SEÑOR, A INSTRUIR FIELMENTE

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 19 de mayo de 2001

Ciudad de México, México

[Apocalipsis 6:8] “Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades (o sea, el infierno) le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra”.

Ese es el anticristo, el hombre de pecado, en el cual el diablo estará encarnado y el cual viene ahí como el jinete del caballo amarillo. Ahí es donde viene el enemigo como un río: viene con naciones, viene con ejércitos de esas naciones que le darán su poder y su autoridad, viene como el Jordán (el Jordán representa la muerte). Y ahí el jinete del caballo amarillo dice que tiene por nombre Muerte, y el infierno le seguía.

Y ahora, ahí es donde tendremos nosotros ese enfrentamiento y en donde vendrá una apretura. Pero nosotros vamos a pasar al otro lado del Jordán en seco: sin ver muerte, porque así está prometido.

Dice: “Pero cuando nosotros regresemos…”. Vamos a ver… [Citas, pág. 69]:

597 – “Y cuando nosotros le peguemos al Jordán (con Cristo)…; nosotros tenemos una porción, pero cuando nosotros regresemos nosotros venimos con dos porciones (y ahora vamos a ver cuáles son esas dos porciones). Nosotros tenemos Vida Eterna, resurrección del pecado ahora en rectitud con el Espíritu Santo, y entonces en el regreso con Cristo nosotros venimos para atrás con las dos: resurrección física, y nosotros ya tenemos resurrección espiritual; nosotros entonces tenemos una doble porción”.

Impreso en Puerto Rico