Viernes, 19 de marzo de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #82 – VIERNES, 19 DE MARZO DE 2021

TEMA: HABLANDO Y HACIENDO LO QUE DIOS QUIERE

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 25 de septiembre de 1999

Pedregal, Panamá, Panamá

Escritura base: San Juan 8:28-29 / San Lucas 2:41-50

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 160

Cristo es revelado en Su Propia Palabra

Jeffersonville, Ind., 22-8-65

Rev. William M. Branham

1427 – “Ahora en estos últimos días, Él ha prometido manifestarse Él mismo en la plenitud de nuevo de Su carne en Espíritu. ¿Ven? ‘Porque como fue en los días de Sodoma, así será en la Venida del Hijo del Hombre’. Ahora miren a Sodoma, cómo estaba y qué sucedió. Y Jesucristo siendo manifestado en forma corporal de Su Iglesia hoy en día, ¿ven?, haciendo lo mismo, la misma obra, las mismas cosas que Él hizo todo el tiempo, nunca cambia, el Eterno. / El Hijo siendo revelado en los últimos días, Dios manifestado en carne humana, estando presente justamente antes de la destrucción de Sodoma, el fin del mundo gentil”.

 

EL ENVIADO DE JESUCRISTO PARA HACER LA OBRA DE CRISTO

PARA EL DÍA POSTRERO, Y EL HOMBRE CON LA MISIÓN CELESTIAL

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 6 de agosto del 2000

Cayey, Puerto Rico

En alguna otra ocasión veremos a ese Ángel haciendo algunas otras cosas antes de venir en carne humana en el Día Postrero. A medida que Dios nos permita profundizar más en el misterio de ese Ángel, veremos todos los detalles de ese Ángel y veremos que todo es más sencillo de lo que nos podíamos imaginar. Pero mientras tanto disfrutemos la Obra que llevó a cabo el Hombre con la misión celestial (Jesucristo), y disfrutemos también la revelación de todas estas cosas que deben suceder pronto, las cuales están siendo dadas a conocer en este tiempo final, para lo cual Jesús dice:

Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias”.

Ese es el enviado de Jesucristo para hacer la Obra de Cristo, tanto dar a conocer las cosas que deben suceder pronto como también hacer la Obra de Cristo en los demás aspectos de la Obra que Dios ha prometido realizar en este tiempo final.

Hemos visto que hubo un misterio en el Hombre con la comisión celestial, y que hay un misterio en el Ángel de Jesucristo, el Enviado por Jesucristo para hacer la Obra de Cristo; ese misterio a medida que va siendo manifestado, va llevando a cabo la Obra de nuestro amado Señor Jesucristo.

El Arcángel Gabriel anunció la Primera Venida de Cristo (dice el reverendo William Branham), pues se la anunció a María. Y dice el reverendo William Branham: “Anunciará la Segunda Venida de Cristo”. Le anunció a la virgen María la Primera Venida de Cristo y le anunciará a la María espiritual, la Iglesia de Jesucristo, la Segunda Venida de Cristo.

Hemos visto que hay un misterio ahí grande en el Ángel del Señor Jesucristo, que yo espero que pronto esté abierto totalmente, o por lo menos la mitad; pues todavía, todavía no hemos llegado a la mitad del misterio de este Ángel; pero vamos a llegar en algún momento, y entonces veremos claramente quién es ese Ángel en la sexta dimensión, y quién es ese Ángel en esta dimensión terrenal siendo enviado por Jesucristo para dar testimonio de estas cosas en las iglesias.

 

DE REGRESO AL HOGAR

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 6 de enero de 1985

Maturín, Monagas, Venezuela

Cuando esos ministerios de Moisés y Elías comiencen a hablarnos a nosotros, estarán hablándonos la Palabra, la revelación de Jesucristo, la revelación apocalíptica, la revelación de los Truenos, en donde está la fe para el rapto, en donde está la fe para ser transformados.

Por lo tanto, cuando esos ministerios estén dándonos esa revelación apocalíptica, cuando esos ministerios estén dándonos a conocer lo que los Truenos hablaron, estarán dándonos lo que nosotros necesitamos para ser adoptados, para ser transformados y luego raptados.

Eso es lo que le traerá a los hijos de Dios de entre los gentiles el ministerio de Moisés y de Elías actualizado; para eso es que Dios enviará esos ministerios, y se llevará a cabo la promesa de la adopción de los hijos de Dios.

 

LA APERTURA DEL SEXTO SELLO

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 14 de octubre de 2012

Cayey, Puerto Rico

Así que los Dos Ungidos que están delante de la presencia de Dios, que corresponden a los ministerios de Moisés y Elías para el Día Postrero, ya saben cómo hacer las cosas que están dichas en Apocalipsis, capítulo 11, que van a estar haciendo los Dos Ungidos, los Dos Olivos, los cuales tendrán control sobre toda la naturaleza.

Dice el reverendo William Branham que tendrán control sobre toda la naturaleza y la harán trabajar en su favor y en favor de Israel. Podrán hablar lo que tengan que hablar conforme a la dirección de Dios, que les diga qué hablar, lo que deben hablar en cada momento; y así se materializará, así ocurrirá.

Eso fue reflejado en las diferentes cosas que fueron reflejadas en el ministerio del reverendo William Branham, correspondiente a la Tercera Etapa que será manifestada en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo; donde mostró como Dios le dijo: “Háblale a la tormenta”, una tormenta de nieve que iba a caer sobre el área donde él estaba cazando con sus amigos, y morirían si venía esa tormenta; ellos estaban en el monte, en la montaña. Pero Dios le dijo por medio de Su Espíritu: “Háblale a la tormenta y ella te obedecerá”. Le habló que se fuera, y se fue. Eso es poder sobre la naturaleza.

También en otra ocasión hubo la necesidad de hablar salvación para los hijos de una creyente, Hattie Wright, y habló a salvación; le dijo a la creyente: “Yo te los doy en el Nombre del Señor Jesucristo”, y los muchachos vinieron a los Pies de Cristo llorando. Eso es salvación para los familiares de los creyentes, lo cual vendrá a suceder también porque eso corresponde a la Tercera Etapa.

Y también su esposa tenía un problema en uno de los ovarios, por lo cual no podía tener el niño que Dios le había prometido al reverendo William Branham, y que él lo había creído; y Dios le dijo, cuando ya la iban a operar: “Lo que tú digas, así sucederá”; y él dijo: “Que el tumor desaparezca antes que el doctor lo toque”. Ya la iba a operar, iba a chequear bien, iba a tocar dónde estaba el tumor para saber; y cuando el doctor fue a tocar, buscar y tocar dónde estaba el tumor, no lo encontró, desapareció. Eso es la Palabra creadora siendo hablada y poniéndose en acción, cumpliéndose lo que es hablado.

Como Jesús decía: “Recibe la vista”, y la gente que estaba ciega la recibían; a los paralíticos les decía: “Levántate”. No tenía que estar orando Jesucristo, sino hablando. Así vemos… Por ejemplo, cuando resucitó al hijo de la viuda de la ciudad de Naín, le dijo al joven: “Joven, levántate”, y se levantó. Eso es la Palabra creadora siendo hablada: hace aquello que es hablado.

También en otra ocasión hubo un pececito que había sido sacado del agua y era muy pequeño, y cuando sacaron el anzuelo salió también la parte de adentro del pececito, y lo tiraron al agua; y a la media hora el Espíritu Santo le dice al reverendo William Branham (están en la lancha pescando, en el bote, y él lo ve), le dice: “Háblale, háblale a vida, háblale a vida”. Él le dice al pececito la palabra de vida, y el pececito volvió a la vida. Representa a los creyentes en Cristo que murieron, que escucharán la gran Voz de Trompeta o Trompeta Final, y regresarán a vida en cuerpos glorificados

Y lo del ovario que fue sanado, el tumor fue eliminado de la esposa del hermano Branham, Meda, nos habla de la Venida del Señor porque José representa la Segunda Venida de Cristo; y ahí no voy a explicar mucho, ya que la hermana Meda Branham representa la Iglesia del Señor Jesucristo en el tiempo del reverendo William Branham.

Hay otra: la creación de ardillas. Fue a cazar con sus amigos y no encontraron ardillas para cazar, y el Señor le dijo: “¿No viniste a cazar? ¿Cuántas ardillas quieres?”. Y él le dijo: “Tres”. Y entonces le fue dicho: “¡Háblalas!”. O sea: “Háblalas a existencia, di la Palabra”. Él estaba muy sorprendido, pero creyó, porque era el mismo Ángel de Dios que siempre le hablaba, le estaba hablando.

Habló: “En aquella rama aparezca una ardilla, y yo le dispararé y la cazaré”. Apareció y la cazó, fue y la buscó, y vio que sangraba. Las visiones no sangran, era una realidad. Y estaba muy contento.

Y le dice: “¿No pediste tres? ¿Cuántas fueron las que pediste? Habla. Lo que tú digas va a suceder”. Habló de nuevo, dijo dónde la quería la otra. “¿Dónde quieres la otra?”, le pregunta el Ángel. “¿Dónde quieres la otra?”. Él dice: “En tal sitio aparezca una ardilla”. Son de esas ardillas que se comen, no son de las que no se comen; en otros países, son de esas que se pueden comer.

Habló, le disparó, la cazó, fue, la buscó: sangraba también; era no una visión, sino era una realidad que vino por creación; porque la Palabra de Dios es creadora y fue colocada en él para hablarla; porque Dios coloca Su Palabra en la boca de Sus profetas. Cuando hablan, no es palabra humana sino la Palabra de Dios; por eso tenemos la Biblia, la Palabra de Dios, porque es la Palabra que Él inspiró a Sus mensajeros, Sus siervos.

Luego le dice… ya se quiere ir, parece. Dice el Ángel: “¿No pediste tres? ¿Cuántas eran las que querías?”.

—“Tres”.

—“Pues, ¿dónde quieres la tercera?”.

Y él pensó: “Voy a pensar en un sitio bien difícil, un sitio de un árbol donde es imposible que aparezca”. Parece que era un árbol venenoso o algo, donde… de ese árbol no comen las ardillas, ni de su fruto, un sitio que no les gusta.

Recuerden que las ardillas representan la Palabra creadora de Dios, el producto de la Palabra creadora de Dios que ha sido hablada, y por lo tanto representa el alimento espiritual para los hijos e hijas de Dios del tiempo final.

Y señaló el sitio, habló la Palabra creadora, y apareció y la cazó, la encontró, vio que sangraba y se las llevó, y después se las comieron, las prepararon; porque esas ardillas son de las que se usan para comer, son comestibles allá en Norteamérica; y representan la Palabra de Dios para el Día Postrero para todos los hijos e hijas de Dios, que es el producto de la Palabra creadora siendo hablada y trayéndonos el alimento espiritual para el Día Postrero, para el tiempo que nos toca vivir, para la etapa o edad correspondiente al Día Postrero.

Y por ahí por la página 119 del libro de Citas, dice: “Lo que ustedes vieron en parte, en cuanto a la Tercera Etapa, será manifestado, será visto en toda su plenitud”.

Por lo tanto, él tuvo solamente la muestra de lo que va a tener la Iglesia del Señor Jesucristo en el Día Postrero bajo la manifestación del Espíritu Santo; y eso está prometido ser manifestado como la Tercera Etapa en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo; y todo eso es lo que también él señala que la Tercera Etapa será en el cumplimiento de la Visión de la Gran Carpa Catedral que él vio; y entró y vio todo lo que estaba pasando.

En otro lugar él dice también que las maravillas, milagros, señales y todo esto, será para Moisés y Elías, los Dos Olivos; así que va a haber algo grande, un misterio bíblico que estará manifestándose en el Día Postrero en medio de la Iglesia y después en medio del pueblo hebreo.

Impreso en Puerto Rico