Viernes, 18 de junio de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #108

VIERNES, 18 DE JUNIO DE 2021

TEMA: LA BIENAVENTURANZA DE ESTAR

EN LA CENA DE LAS BODAS DEL CORDERO

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 28 de noviembre de 1999

(Segunda actividad)

Botucatu, São Paulo, Brasil

Escritura base: Apocalipsis 19:7-10

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Filadelfia – Pág. 354

Rev. William M. Branham

128. “Y escribiré sobre él mi nombre nuevo”. Mi Nombre nuevo. Cuando TODO llegue a ser nuevo, entonces Él también tendrá un Nombre nuevo; y ese Nombre también será el nombre de la Novia.    Lo que aquel Nombre es, nadie se atreve a conjeturar. Tendría que ser una revelación del Espíritu dada tan concluyentemente que nadie se atrevería a negarla. Pero sin duda, Él dejará aquella revelación para el día en que Él desea mostrar el Nombre. Es suficiente conocer que este Nombre será aún más maravilloso de lo que nosotros jamás podríamos imaginar.

EL CONSEJO FINAL PARA LA EDAD

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.                                                                                                                Apocalipsis 3:13

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 82

Señores, ¿es este el tiempo?

Jeffersonville, Ind., 12-30-62

Rev. William M. Branham

692 – “Fíjese, inmediatamente después de eso. ¿Hermana Collins, está usted aquí? La hermana Collins soñó un sueño de que estaba aquí en la iglesia, y había una boda que se estaba preparando. Y cuando lo tuvo, ella vio al novio entrar, perfecto; pero la novia no estaba muy perfecta, aun así era la novia; ahora, esa es la Iglesia. / Ahora, la comida. La novia no está perfecta, pero el novio es perfecto. La novia no estaba perfecta todavía, pero la comida que era dada no era comida literal, es comida espiritual que ustedes han estado teniendo todo este tiempo”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 110

La señal del tiempo de la unidad

Jeffersonville, Ind., 8-18-63

Rev. William M. Branham

957 – “Vemos las naciones uniéndose, el mundo uniéndose, las iglesias uniéndose. Vemos la Novia uniéndose con la Palabra. ¿Por qué? La Palabra es Dios. Y como la Palabra… Como el Novio (siendo la Palabra), y la Novia (siendo oidora de la Palabra), se juntan en una Unión. Se unen como un matrimonio. Vean, ellos se están preparando para una boda, y ellos se hicieron uno. La Palabra se convirtió en usted y usted se convirtió en Palabra”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 110

La señal del tiempo de la unidad

Jeffersonville, Ind., 8-18-63

Rev. William M. Branham

959 – “Y encontraremos que el tiempo viene cuando sonará la trompeta; y aquellos santos que duermen, que no podían ser perfeccionados sin nosotros (hay muchos hermanos hebreos), y cuando ellos vengan se unirán juntos con los que viven. La Iglesia uniéndose con la Palabra, entonces la Iglesia y la Palabra uniéndose juntas, siendo una. Los santos muertos con los santos vivos uniéndose juntos para ser uno; y todos se van a unir juntos con Cristo para la Cena de las Bodas del Cordero… y pensar de nosotros aquí parados (un momento, en un abrir de ojos, cuando el mundo no se dé cuenta de lo que está pasando), pero repentinamente tú verás a tus seres amados aparecerse delante de ti, tus seres amados que se habían ido han venido a unirse contigo otra vez. Y seremos cambiados en un momento, en un abrir de ojos, y seremos arrebatados juntos para ir a encontrar al Señor en el aire”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 135

Probando Su Palabra

Jeffersonville, Ind., 16-8-64

Rev. William M. Branham

1199 – “‘En aquel día el Hijo del Hombre será revelado’. ¿Qué? Para unir la Iglesia a la Cabeza, unir el matrimonio de la Novia. El llamado del Novio vendrá aquí por esto, cuando el Hijo del Hombre descenderá y vendrá en carne humana para unir a los dos juntos. La Iglesia tiene que ser la Palabra. Él es la Palabra y los dos se unen juntos; y para hacer eso, se necesitará la manifestación de la revelación del Hijo del Hombre. No un clérigo. ¿Ven lo que quiero decir? Vean, es el Hijo del Hombre, Jesucristo, que descenderá en carne humana entre nosotros, y hará tan real Su Palabra que eso lo unirá a Él con a la Iglesia, la Novia, y entonces ella se irá al Hogar, a la Cena de las Bodas. ¡Amén! Ella ya está unida, ¿ven?, vamos a la Cena de las Bodas, no al casamiento. ‘… llenad vuestra carne…, mismos, de toda carne de los hombres poderosos, porque han llegado las bodas del Cordero’. Pero en el Rapto es que subimos a la Cena de las Bodas. Cuando la Palabra, aquí, se une con la persona, y los dos llegan a ser uno. Y ¿entonces qué hace? Manifiesta al Hijo del Hombre nuevamente, no a los teólogos de la iglesia. ¡El Hijo del Hombre! La Palabra y la Iglesia llegan a ser uno”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 169

El Rapto

Yuma, Ariz., 4-12-65

Rev. William M. Branham

1507 – “La aclamación es un mensajero preparando a la gente. La segunda cosa es la voz de la resurrección. Es la misma voz de la resurrección. Es la misma voz que encontramos en Juan 11:38-44, la cual llamó a Lázaro del sepulcro. Tenemos pues la preparación de la Novia y luego la resurrección de los muertos, para subir todos juntos. Ahora fíjese, son tres cosas que suceden. La siguiente ¿cuál será? La trompeta. Una aclamación, una voz y una trompeta. La tercera cosa será la trompeta, lo cual en la Fiesta de las Trompetas siempre era llamando a la gente a la Fiesta. Eso será la Cena del Cordero con la Novia, allá en el Cielo”.

 

LO QUE ESTÁ ESCRITO DE MÍ,

CUMPLIMIENTO TIENE1

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 1 de febrero de 2014

Vía telefónica a San Pablo, Brasil

Lo que está escrito para cada edad, le viene al mensajero en que tenía que cumplirse en ese tiempo. Cada mensajero puede decir: “Lo que está escrito de mí, cumplimiento tiene”. Y cada creyente en Cristo puede decir: “Lo que está escrito de mí, cumplimiento tiene”.

El reverendo William Branham podía decir: “Lo que está escrito de mí, cumplimiento tiene”; y podía señalar e identificar, decir o leer las promesas que estaban escritas de él, y decir: “Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros”.

Como dijo Jesús en San Lucas, capítulo 4: “Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros”, porque lo que estaba escrito de Él, cumplimiento tendría. Así también fue con el reverendo William Branham, en el cual y a través del cual Dios cumplió las profecías relacionadas al precursor de la Segunda Venida de Cristo.

Y para este tiempo final, lo que está escrito, las profecías escritas, cumplimiento tendrán. Lo que está escrito de cada uno de ustedes, cumplimiento tendrá. Lo que está escrito de mí, cumplimiento tendrá también. Lo que está escrito de La Gran Carpa Catedral, cumplimiento tendrá. Lo que está escrito de la Tercera Etapa, cumplimiento tendrá. Todo lo que está escrito para este tiempo final, cumplimiento tendrá.

Por lo tanto, somos bienaventurados al oír y ver lo que está escrito para este tiempo final para la Iglesia del Señor Jesucristo, y cómo Dios va cumpliendo cada una de Sus promesas en este tiempo final.

Por lo tanto, estemos apercibidos viendo cuáles son las promesas escritas para la Iglesia del Señor Jesucristo y el Mensaje que tiene que recibir en este tiempo final; porque lo que está escrito de la Iglesia para este tiempo, cumplimiento tiene; lo que está escrito de cada uno de los creyentes, cumplimiento tiene; lo que está escrito de mí, cumplimiento tiene también.

Por lo tanto, que Dios nos permita tener nuestros ojos abiertos a todo lo que está prometido para los creyentes en este tiempo final, y lo podamos ver y disfrutar.

Quiero decirles que lo que está escrito de usted, cumplimiento tiene; y lo que está escrito de mí, cumplimiento tiene también. Y lo que está escrito de la Iglesia del Señor Jesucristo, la Iglesia-Novia, cumplimiento tiene también.

Por lo tanto, adelante trabajando en y basados en todas las promesas correspondientes para este tiempo final, porque cumplimiento tendrán todas esas promesas; y habrá un grupo de creyentes en Cristo que no verá muerte, sino que en la Venida del Señor con Sus Ángeles y con los creyentes en Cristo que murieron en el pasado, los cuales resucitarán en este tiempo final, cuando los veamos resucitados entonces seremos transformados.

Luego estaremos una temporada aquí con el cuerpo nuevo, de 30 a 40 días, así como Cristo luego de resucitado estuvo con Sus discípulos 40 días apareciéndoles en diferentes ocasiones, diferentes días.

Por lo tanto, todo lo que corresponde a este tiempo final está reservado para Dios cumplirlo con Su Iglesia, en medio de Su Iglesia, con todos los creyentes en Cristo. Les dará la fe, la revelación, para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. Y todo eso será en el cumplimiento de lo que está escrito de cada uno de ustedes y de mí, de la Iglesia-Novia como Cuerpo Místico de Cristo.

 

SIGUIENDO FIELMENTE LA VOZ

DEL ÁNGEL DEL PACTO

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 27 de agosto de 2011

Ciudad de Guatemala, Guatemala

Hay carros de fuego que nos llevarán a esa gran fiesta celestial, la fiesta más grande que se habrá llevado a cabo en el Cielo; a la cual hemos sido invitados.

Por lo cual, siguiendo fielmente la Voz del Ángel del Pacto aseguraremos y estaremos seguros de que iremos a la fiesta de la Cena de las Bodas del Cordero. Amándonos unos a otros con amor divino, manteniéndonos unidos para que el enemigo no pueda hacernos daño, y trabajando en la Obra del Señor todo el tiempo: perseveraremos hasta que seamos transformados.

Yo los amo a ustedes y sé que ustedes también me aman a mí; y todos unidos en amor divino hemos de llegar a la meta de nuestra transformación.

Caballeros, ministros, ayudantes de ministros, colaboradores, damas también, jóvenes también: todos llegaremos a la meta de la glorificación, de la transformación de nuestros cuerpos, de la adopción, de la redención del cuerpo; porque es una promesa divina dada por Dios por medio de Su Ángel, el Ángel del Pacto, el Espíritu Santo, Cristo en medio de Su Iglesia en cuerpo angelical, espiritual.

Perseverando continuaremos hasta que seamos transformados. Dice la Escritura: “Y será predicado este Evangelio del Reino para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin”, verso 14 del capítulo 24 de San Mateo. Y el verso 13 de ese mismo capítulo, nos dice que el que perseverare hasta el fin, este será salvo.

Por lo tanto, hasta el fin perseveraremos: hasta obtener la salvación física, que será nuestra transformación, así como hemos obtenido la salvación de nuestra alma.

 

JESÚS RESUCITADO, COMO DIJO LA ESCRITURA

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 5 de abril de 2015

Cali, Valle del Cauca, Colombia

Cristo clamando como León y Siete Truenos emitiendo Sus voces, eso es la Voz de Cristo hablándole a Su Iglesia consecutivamente, y dándole la revelación del Séptimo Sello, dándole la revelación de Su Segunda Venida con Sus Ángeles.

Eso fue lo que fue mostrado en el Monte de la Transfiguración cuando Cristo les dijo que habían algunos que no verían muerte hasta que vieran al Hijo del Hombre viniendo en Su Reino; y los llevó aparte en un monte alto, allá en el Monte de la Transfiguración, y se transfiguró delante de ellos, mostrándoles con anticipación lo que será Su Venida, lo que será la Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles; o sea, que estarán Moisés, Elías y Jesús.

Eso es lo que muestra el Monte de la Transfiguración, ese es el orden de Su Segunda Venida, ese es el misterio que será abierto a los creyentes que van a ser transformados en el Día Postrero, y que les dará la fe para ser transformados e ir con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

Pero esa revelación vendrá en el cumplimiento de la Visión de una Gran Carpa Catedral que le fue mostrada al reverendo William Branham, en donde la Tercera Etapa será manifestada.

La Tercera Etapa traerá esa manifestación de Cristo revelándonos el misterio de Su Segunda Venida, y eso nos dará la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

Así como la revelación de la Primera Venida de Cristo siendo revelada a través de la predicación del Evangelio nos da la fe para recibir la salvación y vida eterna, así también nos da la fe para ser transformados la revelación de la Segunda Venida de Cristo, que será dada a conocer, revelada, por la Voz del Ángel Fuerte que desciende del Cielo, por Cristo el Ángel del Pacto, el Espíritu Santo, hablándonos, revelándonos estas cosas, en el cumplimiento de la Visión de la Carpa, donde la Tercera Etapa estará siendo manifestada.

O sea, que la Iglesia del Señor Jesucristo comenzó en un aposento alto y terminará en una Gran Carpa Catedral. Tan sencillo como eso.

Comenzó la trayectoria de la Iglesia el Día de Pentecostés, y terminará en el Año de Pentecostés, lo que reflejó el año de Pentecostés. El año de Pentecostés refleja la Edad de Piedra Angular, ese es el Aposento Alto de la Iglesia del Señor Jesucristo. Tan sencillo como eso.

Por lo tanto, estemos preparados, porque algo va a pasar muy pronto en el Programa Divino.

Estén dentro del Cuerpo Místico de Cristo, estemos preparándonos para lo que viene de parte de Dios: una bendición muy grande de parte de Dios que nos dará la fe para ser transformados y raptados con Cristo, e ir a la Cena de las Bodas del Cordero, para disfrutar allí en la presencia de Dios todos los días de nuestra vida.

La fiesta de la Cena de las Bodas del Cordero durará tres años y medio, donde Cristo y Su Iglesia serán investidos como reyes; y vendrán luego de la gran tribulación para gobernar sobre el planeta Tierra, y establecer así el Reino de Dios físicamente en la Tierra. Y eso será el comienzo del Milenio, y allí estaremos con Cristo como reyes, sacerdotes y jueces, gobernando con Él ese Reino Divino.

Yo estaré allí, ¿y quién más? Cada uno de ustedes también.

Impreso en Puerto Rico

1 San Lucas 22:37