Viernes, 16 de julio de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #116

VIERNES, 16 DE JULIO DE 2021

TEMA: LA BENDICIÓN DE HACER

LA VOLUNTAD DE DIOS

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 3 de diciembre de 1999

(Segunda actividad)

São Paulo, Brasil

Escritura base: San Juan 7:14-18

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Tiatira – Pág. 245

Rev. William M. Branham

38. La Voluntad de Dios para nosotros es la Perfección. Y esa perfección es paciencia, sirviendo a Dios y esperando en Dios. Este es el proceso del desarrollo del carácter. Cuán altamente Dios ha elogiado a estos santos de la Edad del Oscurantismo. Siendo guiados tan pacientes como ovejas al matadero; fielmente sirvieron a Dios con amor. Eso es todo lo que ellos deseaban en esta vida: solamente servir a su Dios. ¡Cuán grande ha de ser su recompensa!

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 111

Fe perfecta

Jeffersonville, Ind., 8-25-63

Rev. William M. Branham

972 – “Fueron prisioneros de Cristo, como predicamos hace poco, prisioneros a la Palabra y a la Voluntad de Dios. No podían ni moverse hasta que Dios no los movía. ¿No les gustaría ver una Iglesia como esa? Así va a suceder. Tiene que venir; y yo creo que ya está en marcha”.

 

LA EDAD DE ORO DE

LA IGLESIA DEL SEÑOR JESUCRISTO

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 2 de agosto de 1995

(Segunda actividad)

Bucaramanga, Santander, Colombia

Para Cristo y Su Iglesia… Encontramos que lo que es la etapa de los pies de hierro y de barro cocido para el reino de los gentiles; en el Reino de Dios, en la Iglesia del Señor Jesucristo, encontramos que para ese tiempo la Iglesia del Señor Jesucristo estará en la Edad de la Cabeza de Oro del Reino de Dios; pero el reino de los gentiles estará en los pies de hierro y de barro cocido, en la etapa en que serán desmenuzados esos pies de hierro y de barro cocido.

Pero el Reino de Dios, el Reino de los Cielos…, dice que esa Piedra crecerá y se hará un gran monte: mostrando que en los días de estos reyes el Dios del Cielo levantará un Reino, eterno, el cual estará en este planeta Tierra.

Dice: “… la piedra que hirió a la imagen (en los pies de hierro y de barro cocido), dice: creció, “y se hizo un gran monte”, un gran reino1.

Y luego tendremos el glorioso Reino Milenial: ese glorioso Reino que será la Edad de Oro para esta humanidad; será la Edad de Oro, en el Programa Divino, para la raza humana; porque tendremos en la Tierra el Reino de Dios establecido, para que se haga la voluntad de Dios, así como en el Cielo, también aquí en la Tierra.

 

DIOS, EL CREADOR

Dr. William Soto Santiago

Jueves, 15 de septiembre de 1994

(Segunda actividad)

Buenos Aires, Argentina

Ahí, en ese cuerpo teofánico, está todo ese conocimiento divino que la persona tendrá manifestado en su vida cuando esté en el nuevo cuerpo. Mientras tanto, ese cuerpo teofánico ayuda a la persona a la cual le pertenece; y es el que le cuida de día y de noche, el que lo ayuda en todo momento, y el que lo ha ayudado para que usted pueda ver, entender, el Programa de Dios correspondiente para el tiempo en que está viviendo.

Cuando usted ha entendido el Programa de Dios, usted ha escuchado de su teofanía. Depende, cada hijo de Dios, de su cuerpo teofánico. Y ese cuerpo teofánico será el que tendrá que ver con la transformación de su cuerpo.

¿Quiénes serán transformados? Los escogidos de Dios, que tienen sus cuerpos teofánicos; son ellos los que tienen su cuerpo teofánico.

(…) Toda persona sirva a Dios sabiendo que es libre, y que sirve a Dios con libertad y por amor a Dios; conociendo la voluntad de Dios siempre, para servir a Dios conforme a Su voluntad; sin que nadie le tenga que obligar a nada.

Más bien que su amor hacia Dios sea el que haga que usted sirva a Dios conforme a la voluntad de Dios en todas las cosas; sintiendo ese amor divino en su alma, y sintiendo eso tan bonito que se siente cuando uno hace algo para Dios sabiendo que esa es la voluntad de Dios, la perfecta voluntad de Dios; y así ustedes estarán agradando a Dios.

 

VIVIFICANDO LA SIMIENTE

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 26 de febrero de 1989

Cali, Valle del Cauca, Colombia

Así que estemos aquí o estemos en el Paraíso: estaremos haciendo la voluntad de Dios, y estaremos con el Mensaje de Dios, la Palabra que nos vivifica en nuestro tiempo. Y de alguna forma el Mensaje llega al Paraíso.

Cuando usted va a otra ciudad, y visita a sus amistades o familiares, usted también les lleva el Mensaje allá. ¡¿Cuánto más si alguno de nosotros tiene que partir y se va al Paraíso?! Pues va también y les habla allá del Mensaje que nosotros tenemos acá. De alguna forma ellos escuchan la Gran Voz de Trompeta, la Trompeta Final que nosotros estamos escuchando también.

Así que, si alguno se tiene que ir, ya sabe que va a tener trabajo allá también, que va a llegar allá con unas buenas noticias. Lo que allá también les va a decir a ellos es que va a estar poquito tiempo allá y que va a resucitar dentro de poco tiempo.

Impreso en Puerto Rico

1 Daniel 2:35