Viernes, 16 de abril de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #90 – VIERNES, 16 DE ABRIL DE 2021

TEMA: COMISIONADOS HASTA EL FIN DEL MUNDO

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 27 de octubre de 1999

Puerto Williams, Isla Navarino, Magallanes, Chile

Escritura base: San Mateo 28:16-20

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Sexto Sello – Pág. 364

Rev. William M. Branham

170. Ahora, en el tiempo de la tribulación encontramos a estos dos profetas, quienes tienen el control de todo con la Palabra que Dios les da. Solamente podrán hablar a medida que Dios les dé la Palabra. Ellos no son dioses, sino apenas en el sentido superficial, porque aun Jesús dijo eso: “Si fueron llamados Dioses aquellos a quienes vino la Palabra”. A éstos, Dios envía Su Palabra, y cuando ellos la hablan, ¡sucede! Y ahora aquí los vemos con una comisión de Dios para herir la Tierra cuando ellos quieran. “¡Ciérrense los cielos!”. Y así sucede. ¿Qué está sucediendo? Dios está a punto de redimir a los 144.000 que están en el Libro de la Redención. Eso está bajo el sello de la redención, en el Sexto Sello. Amigos, eso es. Ese es el Sexto Sello que ha sido tan misterioso.

 

SALID DE BABILONIA, PUEBLO MÍO

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 12 de mayo de 2001

(Segunda actividad)

rdenas, Tabasco, México

(…) Así que, hemos visto el Mensaje que llama al pueblo de Dios a salir de Babilonia. Babilonia, siendo la cabeza del reino de los gentiles, tiene entonces ese nombre de Babilonia todo el cuerpo de esa estatua que vio Nabucodonosor.

Como cada persona también: cuando se le ha colocado un nombre, y las personas son presentadas a Dios y se ora por la persona, y se le pone la mano en la cabeza al bebé, se le habla el nombre que se le ha sido puesto a ese bebé; y todo el cuerpo de ese bebé tiene ese mismo nombre.

Por lo tanto, cuando las personas lo ven a usted, ven su rostro, dicen que es usted, lo llaman por su nombre. Pero también si ven sus brazos y lo conocen, o ven su pecho y lo conocen, o ven sus piernas y lo conocen, o sus pies y lo conocen, pues lo llaman por el mismo nombre; si ven su mano y la conocen, le dicen: “Tú eres fulano de tal”. “¡Fulano de tal, ven!”. ¿Por qué? Porque sus manos y todo su cuerpo es parte de esa cabeza, es parte suya; no solamente la cabeza sino todo el cuerpo; por lo tanto, todo el cuerpo es llamado por ese nombre que le colocaron cuando nació.

Y el nombre que fue colocado al reino de los gentiles cuando nació fue: “Babilonia”. Por eso es Babilonia en todas sus etapas, aunque en algunas ocasiones le pongan “reino medo-persa”, o “reino de Grecia”, o “reino romano”; siempre seguirá siendo Babilonia.

Así como a ustedes le pueden decir cualquier sobrenombre, o le pueden poner otro nombre sus amistades, o tomar el nombre suyo y ponerlo pequeño…; como a Francisco le dicen “Pancho”, pero sigue siendo Francisco. A José le dicen “Pepe”, pero sigue siendo José. ¿Ve?

Y a la etapa del reino, la segunda etapa del reino de los gentiles, se le llama “reino medo-persa”, pero sigue siendo reino babilónico; a la tercera etapa se le llama “reino de Grecia”, pero sigue siendo el reino babilónico, sigue siendo llamado por el nombre primero que tuvo el reino de los gentiles. Y por eso al final, en la etapa de los pies de hierro y de barro cocido, se le llama: “MISTERIO, BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS FORNICACIONES”.

Ahí hay un misterio grande, pero por ahora lo vamos a dejar quietecito (por el momento); pero eso va a ser proclamado por la radio, por la televisión, por la prensa, y en todos los medios de comunicación, cuando llegue el momento; eso será cuando llegue la apretura y cuando nosotros estemos transformados. Y entonces no podrán hacer nada los enemigos del Reino de Dios, en contra de los hijos e hijas de Dios; porque ya todos estaremos adoptados, con cuerpos eternos; por lo tanto, ya estaremos en forma glorificada, y estaremos inmortales, en cuerpos inmortales.

Por lo tanto, toda persecución que lancen contra de la Iglesia de Jesucristo cuando ya estemos transformados, será inútil; más bien será un problema para las personas o naciones que se levanten en contra de la Iglesia del Señor Jesucristo cuando ya esté adoptada.

 

EL SOL PARA MADURAR EL TRIGO

Dr. William Soto Santiago

Jueves, 3 de junio de 1976

Ponce, Puerto Rico

No podemos perder de vista que ese Cordero es el León de la tribu de Judá. Es el Cordero, pero es el León de la tribu de Judá, el Rey de reyes y Señor de señores.

Y estos 144.000 ¿tienen qué?

“… que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en (su) frente”.

Y usted sabe que “escrito en su frente” es tener la revelación de ese Nombre y todas las cosas que conllevan a ese Nombre, y a la dispensación correspondiente.

Así como el sello, el sello de bestia en la frente de la gente ¿es qué? Es tener la doctrina esa de la trinidad.

¿Ve? Y en la mano es hacer la voluntad de Roma, hacer la voluntad de ellos, y del Concilio Mundial de Iglesias.

Impreso en Puerto Rico