Domingo, 9 de enero de 2022

ESTUDIO BÍBLICO #167

DOMINGO, 9 DE ENERO DE 2022

TEMA:    LAS MANOS DEL PROFETA

ALZADAS PARA LA VICTORIA DEL PUEBLO

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 29 de agosto de 1998

(Segunda actividad)

Juárez, Chiapas, México

Escritura base: Éxodo 8:8-16

 

LLEVANDO FRUTOS CON EL SÉPTIMO SELLO

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Martes, 21 de abril de 1998

Monterrey, Nuevo León, México

En el tiempo final, en el Día Postrero, es que el enemigo, el anticristo, la bestia, viene como un río; o sea, viene con ejércitos, con naciones: las naciones y ejércitos de los diez reyes que le dan su poder y su autoridad; y viene para destruir, viene para matar a todos los que no estén de acuerdo con él. Y el que no tenga la marca de la bestia, no podrá ni comprar ni vender; pero Dios dice que levantará bandera contra él.

Esa bandera levantada contra el enemigo es Jesucristo manifestado en toda Su plenitud en carne humana a través de Su Ángel Mensajero, en la manifestación plena del poder de Dios en el Día Postrero, cuando venga la apretura; y ahí entonces será vista la Tercera Etapa en toda su plenitud siendo manifestada. Y lo que fue visto en parte (o sea, como una muestra) manifestado en el séptimo ángel mensajero, el reverendo William Marrion Branham, será visto manifestado en toda su plenitud.

 

LA REBELIÓN DE CORÉ EN EL DÍA POSTRERO

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Jueves, 15 de octubre de 1998

Quito, Ecuador

Y ahora, podemos ver cómo las personas que se levantarán en contra de Cristo y Su Programa correspondiente a Su Segunda Venida, caerán en esa rebelión, serán enmarcados en esa rebelión de Coré con su séquito; lo cual sucedió allá en el tiempo de Moisés, y lo cual es tipo y figura de la rebelión que se levantará en contra de la Segunda Venida de Cristo con Sus escogidos, con los cuales Él viene en este tiempo final y a los cuales Él viene.

Ahora, podemos ver que toda persona que vive en este planeta Tierra tiene la oportunidad de recibir el Programa de Dios correspondiente a nuestro tiempo, y tiene que estar consciente de que habrá luchas y que habrá personas que no lo recibirán y se levantarán en contra del Programa de Dios.

Vean, un primo-hermano de Moisés fue el que se levantó en contra de Moisés: Coré, descendiente de Leví, y descendiente ¿de quién? De Coat. ¿Y Coat era el padre de quién? De Amram, el padre de Moisés; y era el padre también (¿de quién?) de Izhar, el padre de Coré; primos-hermanos; y vean ustedes, toman dos rutas.

Ahora, podemos ver que tuvo fuerza el movimiento de Coré, pero Dios destruyó ese movimiento. Y el movimiento de la bestia y la imagen de la bestia, y los diez reyes que le darán su poder y su autoridad a la bestia, tendrá cierta fuerza; pero el Cordero los vencerá, porque Él es Rey de reyes y Señor de señores.

(…) Ahora, podemos ver que Moisés tenía enemigos de afuera y enemigos dentro de la misma nación, por eso se rebelaron por diez ocasiones en contra de Moisés, y por diez ocasiones por poco apedrean a Moisés.

Y ahora, de en medio del cristianismo, en adición a todos los enemigos que Jesucristo tiene en las otras religiones de otras naciones y religiones paganas, ahora de en medio del mismo cristianismo se levantarán. Enemigos siempre se han levantado, y de ahí es que sale el anticristo: del mismo cristianismo; y de ahí es que sale la lucha, y ahí es donde la lucha más fuerte se estará llevando a cabo (y se ha llevado a cabo siempre). Es dentro del mismo cristianismo donde Cristo ha tenido la lucha más fuerte, donde se han levantado en contra de Cristo.

Ahora, podemos ver este misterio y podemos ver que Coré representa al anticristo, al hombre de pecado; y Datán y Abiram y On, y esos líderes principales del pueblo hebreo que se unieron a Datán y Coré y Abiram, representan esas naciones y esos reyes que se unirán a la bestia, al anticristo, y le darán su poder y su autoridad.

Ahora, el diablo le ofreció a Cristo los reinos de este mundo, o sea, le ofreció el reino de los gentiles. ¿Y qué le dijo el diablo a Jesús? Que le tenía que Jesús conceder la adoración al diablo; o sea que sería un reino con adoración satánica. Y eso es lo mismo de la bestia y la imagen de la bestia, y esos diez reyes que le dan su poder y su autoridad a la bestia. Y eso era lo mismo de Datán, Coré y Abiram.

Y ahora, podemos ver cómo Cristo rechazó esa oferta del diablo. Pero vean ustedes que la bestia y la imagen de la bestia, y los que adoran a la bestia y a la imagen, están adorando ¿a quién? Dice que adoran a los demonios, al diablo; eso es adoración satánica, la que la bestia y la imagen de la bestia tienen en ese reino, en ese imperio de los gentiles.

Y para el Día Postrero vendrá una apretura muy grande para todos los hijos e hijas de Dios; pero ahí estarán al lado de Cristo; al lado de Cristo, el cual estará manifestando los ministerios de los Ángeles del Hijo del Hombre, que son los ministerios de Moisés, de Elías y también el ministerio de Jesús. Y la victoria está profetizada, por lo tanto es segura. ¿Para quién? Para Cristo y Su Iglesia, para Cristo y Su poderoso Ejército.

Ahora podemos ver de qué lado nosotros estamos: estamos de parte del Jinete del caballo blanco de Apocalipsis 19. Pero la bestia y la imagen de la bestia, y los que adorarán a la bestia y a la imagen de la bestia, estarán de parte del jinete del caballo amarillo de Apocalipsis, capítulo 6, versos 7 al 8; y ellos serán derrotados por Cristo nuestro amado Señor y Salvador.

Bueno, hemos visto esto de LA REBELIÓN DE CORÉ en términos proféticos. Y toda rebelión que se levante en contra de Cristo y Su Programa correspondiente a nuestro tiempo, no importa que aun sean personas que hayan estado relacionados con el Programa que Dios está llevando a cabo en este tiempo: si se levantan en contra del Programa de Dios y le hacen la guerra, van a ser enmarcados en Coré, Datán, Abiram y todos los que se unieron a ellos; o sea que tendrán el mismo pago.

Necesitamos tener la guianza del Espíritu de Dios, el Espíritu Santo, el Espíritu de Cristo; y eso siempre lo ha tenido la Iglesia de Jesucristo en cada edad por medio de la manifestación del Espíritu de Cristo a través del mensajero de cada edad; así es para la Iglesia de Jesucristo como Cuerpo Místico de creyentes.

Impreso en Puerto Rico