Domingo, 5 de diciembre de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #157

DOMINGO, 5 DE DICIEMBRE DE 2021

TEMA:    EL MISTERIO DE LA FECHA

DEL NACIMIENTO DE JESÚS

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 24 de diciembre de 1997

Cayey, Puerto Rico

Escritura base: San Lucas 1:26-38

 

LIBRO DE LOS SELLOS

Dios en simplicidad – Pág. 33

119. Ahora, fue tan sencilla la venida de este Mesías. Por cuatro mil años todos los profetas hablaron de Él; David cantó de Él y todos así a través de las edades. Pero cuando vino, la gente ya tenía su idea formada de qué haría y cómo lo haría; ya lo tenían todo explicado y dibujado en sus rollos, etc., de modo que cuando vino en esa forma tan sencilla, les echó a perder toda su teología y no lo supieron.

120. Él vino según la Palabra. ¿Cree usted que Dios les dijo a los profetas que el Mesías vendría en una cierta manera? Lástima que no tengamos como una hora más para explicar cómo fue, pero la mayoría sabemos cómo fue: Cómo fue que Dios dijo que vendría, y la profecía de Miqueas 5:2, y las demás profecías de lo que haría y cómo lo haría. Sin embargo, fue tan sencillo que los grandes hombres inteligentes se hallaban en tanto enredo que no lo reconocieron. Pero usted bien sabe que Jesucristo no vino contrario a la Palabra, Él vino según la Palabra pero contrario a sus interpretaciones. ¿Ve usted? Él enseñó cosas que eran contrarias a la educación eclesiástica que tenían acerca de Él.

 

EL NACIMIENTO DE CRISTO, LA PALABRA

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 13 de diciembre de 1992

Villahermosa, Tabasco, México

Pero vean ustedes, para que se cumpla la Escritura acontecen un sinnúmero de eventos entre los seres humanos, que hacen que —se quiera o no se quiera— se cumpla la Escritura.

Cuántas jóvenes de Belén decían: “Tiene que ser en una de nosotras”. Pero vean ustedes, estaba una que era de Belén, pero estaba por Nazaret; y las de Belén, todas quizás decían: “Tiene que ser en una de nosotras”. Y todos los padres decían: “Quién sabe… Vamos a orar a Dios porque en alguna de nuestras hijas se va a cumplir esta promesa. Así que no se vayan a vivir fuera de Belén”.

Pero vean ustedes, no se sabe por qué motivos, en la que se tenía que cumplir estaba viviendo por Nazaret. No se sabe si fue cuando ella estaba ya viva, que se mudaron a Nazaret sus padres, o si fue su abuelo o bisabuelo los que ya se habían mudado para allá; pero ella era de Belén, era de ese lugar. Así que, por lo que vemos, como que ella también nació en Belén, y José en Belén, y después ya se habían ido; porque tenían que registrarse en el sitio en donde estaban registrados.

Pero miren ustedes, no importa dónde vaya un hijo de Dios: cuando llega el tiempo para cumplirse una promesa divina en esa persona y Dios ha señalado un sitio en específico, esa persona llega a ese lugar sin saber por qué ha llegado.

(…) Ahora, Belén, la Casa del Pan de Dios, representa el Cuerpo Místico del Señor Jesucristo, que es Su Iglesia, que es Su Templo espiritual; porque Su Iglesia, Su Novia, Su Esposa, la Esposa de Cristo, es la Casa, el pan espiritual de Dios, es la Casa de toda Palabra que sale de la boca de Dios para el pueblo.

Y Belén, representando ese Cuerpo Místico de creyentes, encontramos que tiene grandes promesas para que nazca la Palabra profética del fin del tiempo, para que nazca la Palabra en carne humana, y se cumpla cada promesa relacionada a la Venida de la Palabra encarnada.

Belén es un lugar muy importante, aunque pequeño; porque de Belén saldría un Gobernador, que gobernaría al pueblo hebreo: el Rey de Israel, de la misma Casa de David. Al nacer allí obtuvo todos esos derechos, los cuales en el fin del tiempo usará.

Ahora, María representa también el Cuerpo Místico del Señor Jesucristo, la Novia-Esposa del Señor Jesucristo, en donde por la Palabra de un Ángel es colocada esa Palabra, para que nazca de ese Cuerpo Místico de creyentes el cumplimiento de la Palabra, para que se haga carne la promesa del Séptimo Sello, que es la Venida del Señor, para que se convierta en una realidad toda promesa relacionada con la Venida del Señor y Su Obra en el fin del tiempo.

 

EL DESPERTAMIENTO ESPIRITUAL

DEL DÍA POSTRERO DE

LA IGLESIA DEL SEÑOR JESUCRISTO

(Reunión de ministros y colaboradores)

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 19 de febrero de 1999

Trujillo, La Libertad, Perú

Ahora, la apertura del Séptimo Sello, en cuanto a su cumplimiento, pues comienza a cumplirse en forma secreta y sencilla; y nadie entiende ni sabe nada, pero está cumpliéndose en esa etapa el Séptimo Sello, Su Venida. Como estuvo cumpliéndose Su Primera Venida en esa etapa de nueve meses en el vientre de María; y luego nació en Belén de Judea, y luego fue llevado a Egipto, y luego llevado a Nazaret; y así iba pasando el tiempo y el niño Jesús iba creciendo: llegó a ser un joven, después llegó a ser una persona adulta; y se vino a abrir ese misterio al público cuando ya tenía Jesús casi 30 años.

Y ahí comenzó Jesús predicar, y Juan el Bautista lo presentó como el Mesías que vendría, y ahí se abrió ese misterio, aunque no todas las personas lo entendieron. O sea que hubo casi treinta años de silencio en cuanto al misterio de la Primera Venida de Cristo; pero después fue abierto al público ese misterio, bajo el ministerio del Mesías, de Jesucristo.

Y ahora nos habla del Séptimo Sello, que es la Segunda Venida de Cristo, que será un misterio por completo su comienzo.

165. El domingo pasado, hace una semana…”.

Vean, aquí había dicho:

“… todos los misterios de Dios serían conocidos. Estamos en el tiempo del fin —la apertura del Séptimo Sello”.

O sea que para ese tiempo el Séptimo Sello tenía que estar en la Tierra, aunque era un secreto completamente para las personas.

Impreso en Puerto Rico