Domingo, 3 de octubre de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #139

DOMINGO, 3 DE OCTUBRE DE 2021

TEMA:    EL QUE TIENE MAYOR TESTIMONIO

QUE EL DE JUAN EL BAUTISTA

Dr. William Soto Santiago

Jueves, 26 de noviembre de 1998

Presidente Prudente, San Pablo, Brasil

Escritura base: San Juan 5:30-39

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 474

Rev. William M. Branham

174. Quizás sea ahora el tiempo y la hora cuando aparezca esta gran persona que hemos estado esperando. Quizás este ministerio, por el cual he tratado de convertir a la gente a la Palabra, ha servido de fundamento. Si así es, entonces les estaré dejando para siempre. No habrá dos aquí al mismo tiempo. Y aun si así fuera, él crecerá y yo menguaré. ¡Yo no sé! Pero Dios me ha dado el privilegio de mirar y ver lo que es; lo vi abrirse hasta donde lo vi.

 

LO QUE ES NECESARIO CONOCER EN EL DÍA POSTRERO

Dr. William Soto Santiago

Martes, 4 de marzo de 1997

San José de los Campos, San José, Brasil

Ahora, podemos ver que Jesús no negó que Juan el Bautista era Su precursor, lo colocó en la posición bíblica en que Dios lo había colocado. Jesucristo señaló las Escrituras que hablaban del mensajero que vendría primero que Jesús, lo identificó con la Escritura; como también para el Día Postrero estará sucediendo; porque así como Jesús identificó a Juan: Juan identificó a Jesús.

Y ahora, encontramos que el precursor de la Segunda Venida de Cristo identifica con su Mensaje la promesa de la Segunda Venida de Cristo, y la forma en que se cumplirá en el Día Postrero la Segunda Venida de Cristo. Y el cumplimiento de la Segunda Venida de Cristo es la identificación final o confirmación final de que el reverendo William Marrion Branham es el precursor de la Segunda Venida de Cristo; o sea, el cumplimiento de lo que él precurso es la identificación mayor de que William Marrion Branham es el precursor de la Segunda Venida de Cristo; así como la identificación mayor de que Juan el Bautista era el precursor de la Primera Venida de Cristo, fue el cumplimiento de la Primera Venida de Cristo.

 

LA LUZ DE LA PALABRA PROMETIDA

Dr. William Soto Santiago

Martes, 24 de diciembre de 1991

Cayey, Puerto Rico

Aun en el profeta Jonás se reflejó la muerte de Cristo, Su sepultura y los tres días que estuvo en el corazón de la Tierra. El Señor Jesucristo dijo: “Así como Jonás estuvo en el vientre de un gran pez tres días y tres noches, el Hijo del Hombre estará en el corazón de la Tierra”.

Podemos ver que en los diferentes profetas mensajeros enviados de Dios, Él refleja lo que se cumplirá en el profeta mensajero dispensacional. Todo profeta de toda edad es una Luz menor a la Luz de Dios manifestada en un profeta dispensacional. Cuando aparece un profeta dispensacional, una Luz mayor está manifestada para alumbrar no solamente una edad, sino una dispensación completa. Y en los mensajeros anteriores a la dispensación en que aparece el mensajero dispensacional, en esos mensajeros anteriores de edades, se refleja todo lo que se cumpliría en el mensajero dispensacional.

(…) Ahora, pasando del primer mensajero al séptimo mensajero, que fue William Marrion Branham en Norteamérica, podemos decir con certeza que William Marrion Branham fue la séptima Luz del candelero de la Iglesia gentil, de ese Cuerpo Místico del Señor Jesucristo; y estuvo alumbrando los ojos del entendimiento de los seres humanos en el tiempo en que él estuvo como ministro del Dios Altísimo, ministrando el Mensaje correspondiente para su tiempo, y anunciando que después de él vendría la gran Luz, que después de él vendría un ministerio mayor, para beneficio de todos los hijos de Dios, un ministerio que obraría en el amor divino, y que obtendría la Gran Victoria en el Amor Divino, para beneficio de todos los hijos de Dios.

Ahora, hemos visto que William Marrion Branham fue también el Elías que dijo el Señor Jesucristo que vendría y restauraría todas las cosas.

También fue dicho por el profeta Malaquías que Elías vendría primero y restauraría todas las cosas, antes que viniera el día grande y terrible de Jehová. Malaquías, capítulo 4, nos da testimonio de este poderoso profeta que Dios envió en este siglo XX para ser Luz en la séptima edad de la Iglesia gentil, para ser la última Luz de la Dispensación de la Gracia. Dice [verso 5]:

“He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible.

Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos (eso lo cumplió Juan el Bautista), y el corazón de los hijos hacia los padres (eso lo cumplió William Marrion Branham), no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición”.

Antes que venga el día de venganza del Dios nuestro, el día grande y terrible, Él prometió que enviaría a Elías para llevar a cabo esa Obra. Y Dios lo envió, y es William Marrion Branham el Elías que vendría antes del día grande y terrible de Jehová.

Ya él vino y muchas personas ni lo conocieron; pero hay otros que sí lo conocieron y tienen todos los mensajes, los sueños, profecías y visiones que él vio de parte del Señor para el pueblo, en los cuales les mostró el tiempo correspondiente para el ministerio que él llevó a cabo, y también les mostró un tiempo venidero, en donde una nueva dispensación comenzaría con un nuevo Mensaje dispensacional, con un nuevo ministerio profético, para así producir la fe para los escogidos ser raptados, para producir la fe para ser transformados nosotros los que vivimos, y ser resucitados los que partieron en el pasado.

(…) Ahora, conscientes de que William Marrion Branham fue la Luz de la Palabra prometida para la séptima edad, y también para la etapa en donde se llevaba a cabo la Obra de preparación del pueblo para recibir la Venida del Señor, damos gracias a Dios por este poderoso profeta que Dios levantó en Norteamérica con el espíritu y virtud de Elías en su cuarta manifestación.

Nosotros hemos sentido mucho su partida; pero así como Juan el Bautista dijo que él tenía que menguar, así ha sucedido; porque él también dijo que no podían estar aquí dos a la misma vez.

(…) Y ninguno de nosotros hubiéramos deseado que la partida de nuestro hermano Branham hubiese sido así; porque nosotros lo amamos y lo amaremos por toda la eternidad. Él fue la Luz de la séptima edad de la Iglesia gentil.

Ahora, él tenía que partir; y cuando a una persona le llega el momento de su partida, por cuanto la persona no sabe cuándo será ese momento, esa persona de alguna forma tiene que partir en el momento asignado por Dios. Dios escogerá la forma en que cada uno de Sus hijos tiene que partir de aquí de la Tierra.

Por lo tanto, si Dios escogió esa forma para la partida para nuestro amado hermano Branham, Dios es soberano; así fue que Dios determinó la partida de nuestro amado hermano Branham; por lo tanto, nadie podía impedir su partida.

Encontramos que aun en sus días de agonía y en su partida, ahí estuvo reflejándose el tiempo de las edades de la Iglesia gentil. En él se reflejó el Programa Divino de las edades pasadas; y también en diferentes etapas de su vida se reflejó el Programa Divino de la Dispensación del Reino, el cual comenzaría luego de su partida.

(…) Y el 24 de diciembre del año 1965, a las 5:49 de la tarde, partió la Luz de la séptima edad de la Iglesia gentil; la Luz de la Palabra prometida en carne humana partió en esa fecha, para dar paso más adelante a una nueva dispensación, en donde la Luz de la Palabra prometida para la Dispensación del Reino estaría manifestada.

Y así como los escogidos de cada edad vieron la Luz de la Palabra manifestada en carne humana en el mensajero de cada edad, esperamos en este tiempo final que los escogidos de Dios, los hijos de Dios, vean la Luz de la Palabra prometida para la Dispensación del Reino siendo manifestada conforme a las promesas de la Palabra; porque Dios no puede hacer nada si no es de acuerdo a lo que Él ha prometido en Su Palabra.

(…) Siendo que nuestro amado hermano Branham fue un profeta mensajero de parte de Dios para los hijos de Dios, entonces sus profecías, sueños y visiones son la Palabra de Dios. Por lo tanto, en esos sueños y visiones encontraremos grandes profecías que señalan las cosas que el Señor Jesucristo estaría haciendo en este tiempo final.

Impreso en Puerto Rico