Domingo, 19 de diciembre de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #161

DOMINGO, 19 DE DICIEMBRE DE 2021

TEMA:    EL NUEVO TEMPLO

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 28 de diciembre de 1997

Cayey, Puerto Rico

Escritura base: San Mateo 24:1-3

 

LIBRO DE LOS SELLOS

Dios en simplicidad – Pág. 11

Rev. William M. Branham

36. Ahora Dios no permitió a David construir el templo, él no lo pudo hacer; pero Dios le dijo que “de tu simiente levantaré uno quien construirá el Templo, el cual será un Templo eterno, y sobre tu hijo, el Hijo de David, será un Reino eterno, el cual Él controlará”. Salomón, el hijo de David según la carne, construyó una casa para el Señor, un templo; pero cuando vino la verdadera Simiente de David, el Hijo de David, Él dijo que vendría un tiempo cuando no habría una piedra sobre otra de aquel templo; pero Él trató de mostrarles otro Templo. Juan el Revelador en el libro de Apocalipsis vio este Tabernáculo, en Apocalipsis capítulo 21. Él vio el Nuevo Templo descendiendo del Cielo, dispuesto como una esposa ataviada para su marido. Entonces una Voz procedía del Templo:

Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y el mismo Dios será su Dios con ellos.

Y limpiará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y la muerte no será más; y no habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas son pasadas. (Apocalipsis 21:3-4).

37. Entonces el verdadero Hijo de David, el cual veremos con más detalles en los mensajes de esta semana, vendrá a Su Templo, el Templo de Dios, el Tabernáculo verdadero, el cual Él ha ido a construir ahora, como dijo en Juan capítulo 14: “En la casa de mi Padre muchas moradas hay, y yo iré… (¿Qué quería decir con eso? Que ya estaba preordenado) y yo iré a preparar un lugar para vosotros y entonces volveré para recibiros a mí mismo”. Y desde luego, nosotros sabemos que eso será en la gran edad que está por delante; entonces la verdadera Simiente de David, Jesucristo, tomará el Trono, y allí gobernará sobre la Iglesia como Su Novia en la casa con Él, y también sobre las doce tribus de Israel por toda la eternidad.

 

LA MANIFESTACIÓN GLORIOSA

DE LOS HIJOS DE DIOS

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 3 de diciembre de 2006

Cayey, Puerto Rico

Por lo tanto, no importa dónde se cumpla, lo importante es que se cumpla. Y se va a cumplir en el lugar donde fue visto, donde fue mostrado por Dios al reverendo William Branham. Y todos estaremos brazo a brazo trabajando para que se cumpla en ese lugar que fue visto.

Por lo tanto, trabajemos unidos en ese Programa Divino, para que pronto veamos la materialización de esa Visión y esa profecía que corresponde al tiempo de la restauración de todas las cosas, en donde los hijos e hijas de Dios para ese tiempo serán adoptados, serán transformados, lo cual será la redención del cuerpo.

Todos adelante trabajando en ese Programa Divino; y luego Dios tratará con el pueblo hebreo en su debido momento; pero primero le toca a la Iglesia del Señor Jesucristo. Y cuando los judíos vean esa manifestación plena de Dios, plena del Ángel del Pacto en medio de Su Iglesia, en medio de Su Iglesia-Novia, en medio de Sus escogidos, ellos dirán: “Esto es lo que nosotros estamos esperando; y este es al que nosotros estamos esperando”.

Primero le toca a la Iglesia del Señor Jesucristo, que es el Templo espiritual de Cristo, el Nuevo Templo, donde la gloria de Dios será manifestada en toda su plenitud.

 

PROMESAS Y PROFECÍAS EN GRAN CARPA CATEDRAL

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 3 de noviembre de 2012

Cayey, Puerto Rico

Y ahora, desde el tiempo de la destrucción del templo allá en Jerusalén, era el tiempo del año 70 de la era cristiana o era común (como es llamada entre los judíos), de ahí en adelante no han tenido templo.

Ahora, en el tiempo de Zorababel, antes de la destrucción por Tito Vespasiano, dice que la gloria de ese templo que sería construido por Zorababel y el sumo sacerdote Josué, sería mayor que la gloria primera; y así sucedería.

Así también, luego que comienza la era o Dispensación de la Gracia, encontramos, mirando hacia atrás hacia el tiempo en que el templo fue destruido, encontramos que allá en Israel los judíos no han tenido sacrificio siendo efectuado en el templo, porque no hay templo; y por consiguiente, cuando Dios mira sus pecados, los ve, porque no hay una sangre que cubra sus pecados; ese ha sido el problema que ha tenido Israel desde que fue destruido el templo allá en Jerusalén.

Y ahora, hay un Nuevo Templo, compuesto, construido con seres humanos, que es la Iglesia del Señor Jesucristo; y ha estado siendo construido de etapa en etapa hasta llegar al tiempo final, donde se construye el Lugar Santísimo con piedras vivas: seres humanos que reciben a Cristo como único y suficiente Salvador.

Cuando sea construido totalmente, se complete esa labor, la gloria de Dios descenderá, la presencia de Dios descenderá; y eso será Dios, el Espíritu Santo, el Ángel del Pacto, el Mesías, Cristo, el Ungido, viniendo a Su Iglesia y por Su Iglesia.

 

PROBADOS EN LAS AGUAS DE LA PALABRA

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 16 de enero del 2000

Cayey, Puerto Rico

Y ahora, el Nuevo Templo, miren cuál es: la Iglesia del Señor Jesucristo. Por eso ya no se necesita el templo o tabernáculo que construyó el profeta Moisés ni tampoco el templo que construyó el rey Salomón; y mucho menos el que construyó Herodes, que ni tenía el arca del pacto ni tenía el propiciatorio, y por consiguiente no tenía la Columna de Fuego, no tenía la presencia de Dios allí. Pero la presencia de Dios vino al templo en carne humana; y cuando vino al templo en carne humana, se llamaba Jesús.

Y ahora, un Nuevo Templo ha estado siendo construido por el Ángel de Jehová, el Ángel del Pacto, Jesucristo nuestro Salvador; ese es el Nuevo Templo que durante el Reino Milenial tendrá a Dios morando en toda Su plenitud en ese Templo, que es la Iglesia de Jesucristo nuestro Salvador.

Ese es el Templo que permanecerá por el Milenio y por toda la eternidad: un Templo compuesto por seres humanos. Y ese Templo será ungido con la plenitud del Espíritu Santo en este tiempo final.

Ese Templo es (como hemos visto) la Casa de Dios, el lugar de morada de Dios; y Dios va a morar en toda Su plenitud en ese Templo espiritual; y eso será cuando Él adopte a Su Ángel y a Sus hijos de este tiempo final, y a los creyentes que partieron al resucitarlos en cuerpos eternos; y entonces Dios estará en Su Templo (Su Templo espiritual, Su Iglesia) en toda Su plenitud. Y ahí tendremos el ungimiento de ese Templo espiritual y el ungimiento del Lugar Santísimo de ese Templo espiritual.

Impreso en Puerto Rico