Domingo, 18 de julio de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #117 – DOMINGO, 18 DE JULIO DE 2021

TEMA: JESUCRISTO, EL ALFA Y LA OMEGA

Dr. William Soto Santiago

Lunes, 26 de octubre de 1998

(Segunda actividad)

Valdivia, Los Ríos, Chile

Escritura base:    Apocalipsis 1:7-8 y 1:10-11

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 43

Edad de Smirna

Jeffersonville, Ind., 12-6-60

Rev. William M. Branham

355 – “Él era ambos: Alpha y Omega, y naturalmente todo eso era entre los dos, todas las otras letras. Pero él específicamente dijo: ‘Alpha y Omega’”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 127

La Obra Maestra

Jeffersonville, Ind., 5-7-64

Rev. William M. Branham

1135 – “La Palabra ha llegado a ser carne, exactamente como Él prometió en Lucas 17 y Malaquías 4, y demás. ¿Ven? Correcto. Apocalipsis… Toda la verdadera Vida que estaba en el tallo, en la borla y en el forro, ahora se está reuniendo en la Semilla, lista para la resurrección, lista para la Cosecha. El Alfa se ha convertido en Omega. El primero se ha convertido en el último, y el último es el primero. La Semilla que entró, ha pasado por un proceso y se ha convertido en Semilla otra vez. / El Alfa y el Omega son lo mismo. Él dijo: ‘Yo soy Alfa y Omega’. Él no dijo nada de entre los dos. ‘Yo soy Alfa y Omega, el Primero y el Último’. ¡Eso es! El primer ministerio y el último ministerio son iguales. El primer Mensaje y el segundo – y el último Mensaje son la misma cosa”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 46

Edad de la Iglesia de Filadelfia

Jeffersonville, Ind., 12-10-60

Rev. William M. Branham

390 – “Él dijo: ‘Yo soy Alfa y Omega’. En otras palabras: ‘Yo seré supremo en lo primero, y seré supremo en lo postrero’. La Luz sale en el este y se pone en el oeste. Ha sido un tiempo lúgubre y oscuro, pero habrá Luz al atardecer… Él reveló su Suprema Deidad a la primera Iglesia, Éfeso. ¿Está bien eso? Bueno, ahora fíjese. Cada una de estas iglesias viniendo por aquí, Él se reveló a Sí mismo en la Deidad sólo en Su forma glorificada; pero en esta última, Él viene a ser Z, de nuevo al principio original. ¿Ve? El primero y el último”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 48

Revelación Capítulo 4

Jeffersonville, Ind., 12-31-60

Rev. William M. Branham

414 – “Hay un gran estremecimiento entre los elegidos. Una cosa grande y poderosa está ocurriendo, pero el mundo nada sabe al respecto. / Y así mismo es el Evangelio hoy: ¡Grande! Y el Evangelio está estremeciendo como nunca antes lo ha hecho, pero está estremeciendo en el remanente. Eso es correcto, preparándolos. / ‘Y miré y he aquí una puerta estaba abierta en el cielo, y la primer voz que oí era la voz como de una trompeta…’. / La Voz era la misma Voz que andaba en los siete candeleros de oro; la misma Voz, la Voz no cambió. / Ahora, después de que Él le mostró todo ese misterio de los siete candeleros de oro (que tenía las siete estrellas, y una peluca blanca puesta, y demás, y pies semejantes al bronce, y ojos como fuego, los símbolos), entonces oyó la misma Voz (observen) que hablaba desde el Cielo”.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Revelación de Jesucristo – Pág. 10

Rev. William M. Branham

29. Desde entonces, el mundo no ha podido comprender que hay solamente un Dios con tres oficios o manifestaciones. Saben que hay un Dios, según las Escrituras, pero ellos procuran hacer la doctrina fantástica de que Dios es como un racimo de uvas: tres personas con la misma Divinidad distribuida igualmente entre todos. Pero aquí en Apocalipsis dice plenamente que Jesús es “El que es”, “El que era”, y “El que ha de venir”. Él es el “Alpha y Omega”, que quiere decir que Él es desde la “A a la Z”, o más bien EL TODO. Él es el Todopoderoso. Él es la Rosa de Sarón, el Lirio de los Valles, la Estrella resplandeciente de la Mañana, el Ramo Justo, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Él es Dios, Dios Todopoderoso. EL ÚNICO DIOS.

Primera de Timoteo 3:16, dice:

Y sin contradicción, grande es el misterio de la piedad: Dios ha sido manifestado en carne; ha sido justificado con el Espíritu; ha sido visto de los ángeles; ha sido predicado a los Gentiles; ha sido creído en el mundo; ha sido recibido en gloria.

30. Esto es lo que dice la Biblia. Aquí no dice nada de una primera, segunda o tercera persona. Dice que Dios fue manifestado en carne. Un Dios. Aquel ‘DIOS’ fue manifestado en carne. Eso debiera poner fin al asunto. Dios vino en forma humana. Eso no le hizo OTRO DIOS. ÉL ERA DIOS, EL MISMO DIOS. Fue una revelación entonces, y es una revelación hoy: un Dios.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 71

Conflicto: Dios en cuanto opuesto a Satanás

Clarksville, Ind., 5-31-62

Rev. William M. Branham

611 – “La Novia tiene que ser unida – unida juntamente por la Palabra. ‘Mis ovejas oyen Mi Voz’, y ésta es Su Voz en Palabra impresa. Correcto. Unida por la Palabra, ella a sí misma se prepara, no con el credo regular. Como Esther, cuando Esther iba a ser escogida para pararse delante del rey ella no se adornó a sí misma con todas las cosas, pero ella se adornó a sí misma con un espíritu dulce y manso. Eso es con lo que la Novia se está adornando a sí misma, con todos los frutos del Espíritu siguiéndola. ¿Qué obtuvo ella? Reuniéndose en el compañerismo de la Palabra”.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Visión de Patmos – Pág. 44

Rev. William M. Branham

23. Aquí está: El Primero y el Último, el Alfa y Omega, eso es el Todo. El único y verdadero Dios. La Voz y Palabra de Dios. Realidad y verdad están a la mano. ¡Qué cosa es estar en el Espíritu! ¡Ay! Estar en la presencia de Dios y oír de Él… “Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias”. La Voz que habló Su Palabra en el Huerto del Edén y sobre el Monte de Sinaí, la cual también fue oída en la gloria excelsa del Monte de la Transfiguración, una vez más estaba sonando; y esta vez a las siete iglesias con una revelación completa y final de Jesucristo.

24. “Juan, escribe las visiones. Haz un registro de ellas para las edades que han de seguir, porque son las profecías verdaderas, las cuales tienen que llegar a suceder. Escríbelas y mándalas, declarándolas”.

25. Juan reconoció esa Voz. ¡Oh, usted reconocerá esa Voz cuando Él llame, si usted es uno de los Suyos!

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 166

He oído pero ahora veo

Shreveport, La., 27-11-65

Rev. William M. Branham

1479 – “Ahora, nosotros hemos escuchado que en los últimos días el Hijo del Hombre vendría entre Su gente y que se revelaría a Sí mismo a la gente, del mismo modo en que lo hizo antes de la destrucción de Sodoma. El Hijo del Hombre, ¿qué hizo? Él conocía los secretos que estaban en el corazón de Sara. También le dio la promesa a Abraham. Abraham había escuchado la Voz de Dios, y quizás lo había visto a Él de muchas maneras distintas (yo no sé cómo le hablaba Él, si fue por sueños o por profecías), pero esta vez él lo vio a Él. ‘Yo había oído de Ti, pero ahora te veo’. Y la iglesia ha escuchado acerca de Dios, han leído acerca de Él y lo que Él ha hecho, y las promesas que Él hizo, pero ahora le vemos a Él con nuestros ojos”.

 

EL DE LAS SIETE ESTRELLAS EN SU DIESTRA

Serie: La gloria séptuple del Señor

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 24 de febrero de 1980

(Servicio de Carpa)

Cayey, Puerto Rico

Tenemos un Dios Todopoderoso, que fue Dios en el pasado, pero que es Dios en el presente también, y que será Dios en el futuro, porque es Dios eterno.

No miramos la Obra que Dios hizo en el pasado para decir: “Dios fue poderoso en el pasado”, y mirar la Obra que Dios hará en el futuro y decir: “Dios va a hacer tales cosas”. Miramos lo que Dios hizo en el pasado y lo que hará en el futuro, pero no ignoramos lo que Dios está haciendo en el presente; porque ¿de qué nos valdría conocer lo que Dios hizo en el pasado y lo que Dios va a hacer en el futuro, e ignorar lo que Dios está haciendo en el presente? Pues lo que beneficia a los hijos de Dios es lo que Dios hace en el presente de los hijos de Dios que viven en ese presente.

Dios es Dios del presente; por lo tanto, Dios está en nuestro presente haciendo la Obra y manifestando el poder que Él prometió que manifestaría. Y todos los hijos de Dios que desean ver el poder de Dios manifestado, podrán verlo manifestado a través de la Estrella de la Mañana; porque eso es lo último que queda en el Plan de Dios para Él manifestar todo Su poder en toda Su plenitud.

Que Dios entonces nos bendiga con la manifestación de la plenitud de Su poder en la Estrella de la Mañana, la Estrella del Este.

 

EL UNGIDO DE DIOS

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 18 de agosto de 1991

Cayey, Puerto Rico

Pronto veremos al Pilar de Fuego llevando a cabo la Obra que Él señaló como la Tercera Etapa manifestada en toda su plenitud, para la Novia (la Esposa del Cordero), para la iglesia (las vírgenes fatuas) y para los perdidos (que ya no tienen oportunidad). Y esa será la Obra del Pilar de Fuego, la Obra del Señor Jesucristo, la Obra del Espíritu Santo en Su manifestación final, velado en carne humana en el fin del tiempo.

Él no hace nada a menos que sea por un hombre ungido con el Pilar de Fuego. Y hemos identificado en la Escritura y por la Escritura quién sería el hombre ungido para el fin del tiempo con el Pilar de Fuego, para llamar el Pilar de Fuego, llamar por medio de ese hombre, con Gran Voz de Trompeta, a todos los escogidos, juntarlos, y luego producir la resurrección de los santos en Cristo y luego la transformación de nosotros los que vivimos.

Estas promesas, todas, estarán siendo cumplidas por el Pilar de Fuego, que es el Señor Jesucristo en Espíritu manifestado en Su Ángel Mensajero. Y así se realizará todo el Programa Divino que fue anunciado para el fin del tiempo, así se realizará esa etapa final conocida como la Tercera Etapa, en toda su plenitud manifestada, la cual ha sido prometida para ser manifestada en toda su plenitud, y ser usada plenamente, sin limitaciones. Y fue dicho que sería manifestada, que sería usada, cuando la apretura llegara a los escogidos.

Así que, hijos de Dios, escogidos de Dios: no tengan miedo a las apreturas o apretura que ha de venir sobre los escogidos; porque con nosotros está el Pilar de Fuego manifestándose en medio de los escogidos, en el ministerio final del Ángel del Señor Jesucristo, para ser manifestada esa etapa, ese poder del Pilar de Fuego, ser manifestado en toda su plenitud en favor de todos los hijos de Dios.

Así que no hay por qué tener miedo a los problemas, a las apreturas, porque con nosotros está el Ángel del Pacto con el Nombre Eterno de Dios.

El    Ángel    del Pacto que apareció a Moisés y guio al pueblo hebreo a la tierra prometida, está con nosotros guiándonos hacia la transformación de nuestros cuerpos, hacia el cuerpo nuevo, dándonos la fe para ser transformados, la fe de la tercera dispensación, con la predicación del Evangelio del Reino presentando la Venida del Pilar de Fuego, del Ángel del Pacto, del Señor Jesucristo como León de la tribu de Judá, como Rey de reyes y Señor de señores, en el fin del tiempo, en el cual nosotros estamos viviendo; Su Venida en este tiempo, la Venida del Pilar de Fuego a nosotros, a Su pueblo de entre los gentiles, como León de la tribu de Judá, como Rey de reyes y Señor de señores, manifestándose y llevando a cabo Su Obra de Reclamo.

 

¿QUE VE USTED?

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 3 de noviembre de 1991

Cayey, Puerto Rico

Ese Pilar de Fuego se veló en cada uno de los mensajeros. San Pablo sabiendo que estaba manifestado en él, dijo: “No vivo ya yo, vive Cristo en mí”.

El Pilar de Fuego, el Señor Jesucristo en San Pablo, y luego en cada uno de los demás mensajeros. Y luego, al final, el Señor dice en Apocalipsis 22, verso 16: “Yo Jesús he enviado mi ángel para dar testimonio de estas cosas en las iglesias”.

Y Apocalipsis 22, verso 6, dice: “Y el Señor, el Dios de los espíritus de los profetas, ha enviado su ángel, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto”.

Es el último velo de carne, el último profeta mensajero, en donde el Pilar de Fuego, el Señor Jesucristo, se manifiesta para cumplir las promesas del fin del tiempo, y para colocar esa Bendición de la Primogenitura en Su Ángel Mensajero y en los escogidos de ese tiempo, en la Edad de la Piedra Angular, en la Dispensación del Reino; para que así toda Bendición de la Primogenitura sea materializada, sea cumplida; y todos recibamos las bendiciones de Dios prometidas para el fin del tiempo en la Primogenitura, que a nosotros nos ha tocado conforme al Programa Divino.

 

“¿QUÉ VE USTED?”.

Yo veo al Pilar de Fuego que se movió en medio del pueblo hebreo, y luego se movió en medio del pueblo gentil: en las siete edades de la Iglesia gentil, pasando de edad en edad.

Yo veo en nuestra edad: la Edad de la Piedra Angular, y en nuestra dispensación: la Dispensación del Reino, yo veo al Pilar de Fuego manifestándose y cumpliendo las cosas que Él ha prometido para este tiempo final.

Eso fue lo que vio el séptimo mensajero, con el espíritu y virtud de Elías, en la visión de la Carpa y en otras visiones: Él vio ese Pilar de Fuego que lo acompañaba a él, y que había acompañado anteriormente a los ángeles mensajeros de las edades de la Iglesia del pasado; él vio que ese Pilar de Fuego que acompañó a cada mensajero (incluyéndolo a él), pasó a otro mensajero, y estaba hablando con otra persona; y estaba llevando a cabo una Obra, una nueva Obra, en una nueva edad y una nueva dispensación. Eso fue lo que él vio.

Él vio, como precursor de la Segunda Venida del Señor, él vio lo mismo que vio Juan el Bautista en el Jordán cuando bautizó al Señor Jesucristo. Él vio al Espíritu Santo, al Pilar de Fuego, descendiendo sobre un hombre: Jesús de Nazaret; y dijo: “Este es mi hijo amado, en el cual me complazco morar.

(…) Y el precursor de la Segunda Venida del Señor Jesucristo vio la misma cosa cuando vio el Pilar del Fuego, el Espíritu Santo, volando de él para ir a otro lugar, para hablarle a otra persona, y para ministrar a través de otra persona.

 

EL ÁNGEL REGISTRADOR

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 8 de septiembre de 1991

(Segunda actividad)

Lima, Perú

Y el Libro de la Vida del Cordero es el Libro que estaba sellado con siete sellos en el Cielo, el cual el Señor Jesucristo tomó, lo abrió en el Cielo, lo trajo a la Tierra y lo entregó a un profeta, al último de Sus profetas.

Por lo tanto, él entonces tiene la labor de llamar del Libro de la Vida a todos los que tienen sus nombres en el Libro de la Vida del Cordero. Y no solamente para esta etapa final en donde los llama con el Mensaje de Gran Voz de Trompeta, sino que también para la repartición de los galardones.

Su ministerio continuará para la resurrección, para el rapto, para la repartición de los galardones, para el glorioso Reino Milenial y para toda la eternidad, al lado del Señor Jesucristo como ministrador, como el Ángel Registrador del Señor Jesucristo.

 

LA VOZ DEL CIELO AL FINAL DEL SIGLO XX

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 26 de mayo de 1985

Cayey, Puerto Rico

La transformación de nuestros cuerpos dependerá del cuerpo teofánico de la sexta dimensión, o sea, del Ángel del Señor que acampa en derredor de los que le temen, y los defiende1; acampa en derredor, pero algún día acampará dentro de cada escogido, y será transformado el lugar de morada de cada elegido.

¿Cuándo? A la Final Trompeta: cuando haya sonado la Trompeta Final, cuando la Voz del Cielo haya hablado hasta la última Palabra que tiene que hablar en esta Tierra para todos los hijos de Dios. Cuando haya dado el último Mensaje, cuando haya predicado o dado el último Mensaje para los elegidos, cuando esa Voz ya no tenga nada más que hablarles a los elegidos en esa Gran Voz de Trompeta, entonces vendrá la resurrección de los muertos y la transformación de los cuerpos en que viven los elegidos.

Y luego esa Voz seguirá adelante, esa Voz se seguirá escuchando en lo que habló con relación también al día de venganza del Dios nuestro; y ese será un Mensaje para el reino de los gentiles, un Mensaje de juicio divino que vendrá sobre esta Tierra para estremecer la Tierra y también los cielos, para traer el juicio divino.

Impreso en Puerto Rico

1 Salmo 34:7