Domingo, 11 de julio de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #115 – DOMINGO, 11 DE JULIO DE 2021

TEMA: LA VENIDA DEL SEÑOR CON LAS NUBES

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 25 de octubre de 1998

(Segunda actividad)

Santiago de Chile, Chile

Escritura base:    Oseas 12:10        Apocalipsis 1:7-8

 

LIBRO DE LOS SELLOS

La Brecha – Pág. 80

Rev. William M. Branham

[102]. Entonces salió el Cordero y Sus días de intercesión habían cesado, los días de mediación; entonces es cuando este Ángel aparecerá. Espere hasta que lleguemos a los sellos mismos y Él dirá: “El tiempo no será más”. Entonces entra a la media hora de silencio; y fíjense bien las cosas que sucederán durante esa media hora del Séptimo Sello, Dios mediante.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 466

Rev. William M. Branham

143. Pero tan cierto como yo estoy parado aquí en la plataforma esta noche, tuve la revelación que lo reveló, y es en una manera triple. Y ahora con la ayuda de Dios quiero hablarles de una parte de eso. Entonces ustedes… Primeramente veamos esto. Aquí está la revelación para dar comienzo, porque quiero decirles lo que es. Lo que sucedió es: Aquellos Siete Truenos que él escuchó y que le fue prohibido escribir, ese es el misterio detrás de esos Siete Truenos consecutivos que salieron.

144. Ahora, ¿por qué? Prosigamos a probarlo: Este es el secreto que ninguno conoce. A Juan le fue prohibido escribirlo y aun de conocer un símbolo. ¿Por qué? Aquí está: No había ninguna actividad en el Cielo, porque de otra manera podría revelar el secreto. ¿Ahora lo ven? Si es tan tremendo, pues tiene que ser incluido, porque tiene que suceder; pero cuando sonaron los Siete Truenos… Ahora noten bien: Cuando vinieron los siete ángeles para tocar sus trompetas, entonces hubo un trueno; cuando Israel fue juntado, hubo una trompeta; cuando el tiempo no será más, entonces será la última trompeta, un trueno. Pero aquí tenemos siete truenos, uno tras otro; uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete – un número perfecto. Siete truenos, uno tras otro, sonaron así rápidamente: uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, pero sin que se entendiera. Luego, los Cielos no lo pudieron escribir, porque no lo conocen. Ninguna otra cosa tampoco lo conoce, porque no hay en qué basarse; es un tiempo de reposo. Fue tan tremendo que hasta a los ángeles no les fue dado a conocer. Ahora, ¿por qué? Si Satanás lograra conocer esto, quizás haría gran daño. Y esa es una cosa que él no sabe. Él puede interpretar lo que quiera y personificar cualquier don (ojalá estén aprendiendo), pero él no puede conocer esto, porque ni está escrito en la Palabra. Es un secreto por completo. Los ángeles y todos se callaron. Si ellos hubieran hecho algún movimiento, quizás eso hubiera servido para revelar algo; por eso se callaron y no se movieron.

145. Siete es el número perfecto de Dios y hubo estos siete truenos consecutivos uno tras otro. Estos siete truenos sonaron así rápidamente, como si estuvieran deletreando algo. Ahora noten, pues, que en ese tiempo, Juan comenzó a escribir y le fue dicho: “No lo escribas”. Jesús nunca habló de esto; Juan no lo podía escribir; los ángeles no sabían nada de esto. Entonces, ¿qué es? Es aquello de lo cual dijo Jesús que ni los ángeles en el Cielo lo conocían, ni Jesús mismo lo conocía; porque Él dijo que solamente Dios lo conocía. Pero nos dijo que cuando comenzáramos a ver estas señales aparecer… ¿Ahora están entendiendo mejor? Podemos ver las señales.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 481

Rev. William M. Branham

193. Ahora, noten que la apertura del Séptimo Sello también es en un misterio triple. Les he dicho que es el misterio de los Siete Truenos. Los Siete Truenos en el Cielo abrirán este misterio. Será en la mera Venida del Señor Jesucristo, porque Él mismo dijo que ninguno sabría cuándo Él iba a volver. ¿Notaron cómo fue cuando los judíos le hicieron esa pregunta? Comparamos las Escrituras de Mateo 24 con los siete Sellos. Entonces vimos que el Séptimo Sello no aparece, porque el mismo Cristo dijo que solamente Dios lo sabe, ni siquiera los ángeles lo saben; y con razón, porque no fue ni escrito. Todo fue silencio, nada aconteció en ese tiempo. Ni los ángeles ni nadie sabe cuándo Él viene. Pero habrá las siete voces de estos Siete Truenos que darán a conocer esa gran revelación en ese tiempo.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 119

Mire hacia Jesús

Jeffersonville, Ind., 12-29-63

Rev. William M. Branham

1057 – … Y entonces cuando llegue ese tiempo, y la presión llegue a tal grado de que ustedes sean echados fuera por la presión, entonces vigilen lo que estoy a punto de decirles en unos minutos. Vigilen la Tercera Etapa entonces, ¿ven?, y será absolutamente para los totalmente perdidos, pero será para la Novia y la Iglesia”.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 472

Rev. William M. Branham

165. El domingo pasado, hace una semana hoy, cuando estaba predicando sobre: “Sed humildes, sed humildes, recuerden que Dios obra en cosas pequeñas”, en verdad no me daba cuenta de lo que estaba hablando, pero ahora lo veo bien. Será de una manera tan humilde. Uno pensaría que una cosa tan tremenda sería revelada allá en el Vaticano, pero más bien viene como vino Juan el Bautista, viene como el nacimiento de nuestro Señor, ¡allá en un establo! ¡GLORIA A DIOS! ¡La hora está a la mano! ¡Aquí estamos! ¡Oh hermano!

166. ¿Lo pueden ver? ¡La verdad de la visión de Dios, los siete angeles trayéndome del occidente (venían del occidente) hacia el oriente, para este mensaje en esta noche! Ahora, la Voz de aquel trueno y la misión que fue traída, todo ha sido revelado y probado que era de Dios. Piénselo bien: Yo no conocía estos Sellos. Han sido revelados en esta semana. ¿Pensó alguien en los siete ángeles, y éste siendo el mensaje que habría de salir, y los ángeles trayéndome para eso? Recuerden, el séptimo Ángel fue el más notable para mí. Me parecía más importante que cualquiera de los demás. Yo vi que estaban parados así en forma de pirámide, y yo estaba parado acá así. Ahora, ¿se acuerdan de la visión cuando vi un grupo de pajaritos con sus plumas todas abatidas, y ellos volaron hacia el oriente? Luego había otro grupo de pájaros más grandes y más bonitos, que parecían palomitas con sus alas tan finas, y ellas también volaron hacia el oriente. Estaba pensando en esa visión. Allí está la primera etapa, la segunda etapa, y luego lo siguiente fueron ÁNGELES.

 

EL SÉPTIMO SELLO Y LA INTRODUCCIÓN AL MILENIO

Dr. William Soto Santiago

Jueves, 19 de marzo de 1998

San José de los Campos, San Pablo, Brasil

Y ese Ángel tiene que venir a la Tierra manifestado en carne humana en el Ángel del Señor Jesucristo, para hablar por medio de él, para ungir a Su Ángel Mensajero y hablar por medio de él, y dar a conocer todas estas cosas que deben suceder pronto; o sea, hablar por medio de Su Ángel Mensajero con esa Gran Voz de Trompeta del Evangelio del Reino.

Por lo tanto, desde el 1963 en adelante, el ministerio de ese Ángel en alguna forma tenía que comenzar; pero su comienzo, el comienzo del Séptimo Sello, dice nuestro hermano Branham que sería un secreto completamente. Nadie se daría cuenta del comienzo del Séptimo Sello, del comienzo del ministerio de ese Ángel que era diferente a los demás, por medio del Ángel del Señor Jesucristo.

Por lo tanto, el ministerio del Ángel del Señor Jesucristo tenía que comenzar alrededor del 1963; y por consiguiente, el nacimiento de ese Ángel en el Reino de los Cielos, en la Iglesia del Señor Jesucristo (o sea, ese nuevo nacimiento), tenía que ocurrir antes de comenzar su ministerio. O sea, que antes del 1963 ya ese Ángel tenía que estar manifestado en la Casa de Dios, en la Iglesia del Señor Jesucristo, como un miembro del Cuerpo Místico de Cristo nacido en la Casa de Dios, en la Iglesia del Señor Jesucristo, como un hijo de Dios; porque esa es la Casa de los hijos e hijas de Dios.

Y ahora vean ustedes cómo el ministerio de ese Ángel que era diferente a los demás, tenía que comenzar en una forma secreta e ir creciendo ese ministerio, e ir cumpliendo cada promesa divina.

Dice nuestro hermano Branham acerca de la Venida del Hijo del Hombre, que en el tiempo en que él estaba se estaba viviendo el tiempo de la Venida del Hijo del Hombre, se estaba viviendo en el tiempo para el cumplimiento de estas promesas.

“Pero cuando el Séptimo Sello comience, será un secreto por completo”, dijo nuestro hermano Branham en la página 472 del libro de Los Sellos.

Así    como    la Primera    Venida    de    Cristo,    la    Venida del Ángel del Pacto en carne humana, fue un secreto en medio del pueblo hebreo: Su nacimiento por medio de la virgen María allá en Belén de Judea; fue un secreto el crecimiento del niño Jesús, fue un secreto la etapa de niño, fue un secreto la etapa de joven; y luego, cuando ya llega a adulto y tiene casi 30 años comienza Su ministerio, y el misterio de la Primera Venida de Cristo se abre a los hijos e hijas de Dios, a los escogidos de Dios, en medio del pueblo hebreo.

Pero las personas que escuchaban la predicación de Cristo estaban pensando que Jesús se estaba haciendo Dios, y no comprendían que era la Venida del Mesías, la Venida del Dios Todopoderoso, del Ángel del Pacto, del Verbo manifestado en carne humana.

Estuvo 30 años aproximadamente en medio del pueblo hebreo antes de revelarse, antes de manifestarse y comenzar Su ministerio; y no se daban cuenta de quién estaba en medio de ellos.

Luego, vean ustedes, comenzó Su ministerio de tres años y medio; y al final de Su ministerio realizó la Redención con Su muerte en la Cruz del Calvario, derramando Su Sangre para limpiarnos de todo pecado. Eso fue el final de Su ministerio en el cuerpo físico antes de morir, resucitar y ser llevado al Cielo.

Con Su muerte llegó al final ese ministerio, produciendo nuestra redención; porque vino como Cordero de Dios para quitar el pecado del mundo en Su Obra de Redención.

Para este tiempo final, ¿cuánto tiempo estará el Ángel que era diferente a los demás manifestado en la Tierra sin que se den cuenta las personas de Su presencia en la Tierra, en medio de Su Iglesia, dándonos a conocer todas estas cosas que deben suceder pronto, en el cumplimiento del Séptimo Sello siendo manifestado?

Pero “a vosotros es concedido conocer los misterios del Reino de Dios”, los misterios de la Segunda Venida de Cristo como León de la tribu de Judá, como Rey de reyes y Señor de señores en Su Obra de Reclamo. A vosotros es concedido conocer el misterio de la Venida del Ángel que era diferente a los demás, velándose en carne humana en Su Ángel Mensajero y revelándose a través de Su Ángel Mensajero, y dándonos a conocer todas estas cosas que deben suceder pronto; y abriéndonos así el misterio del Séptimo Sello, el misterio del Ángel que era diferente a los demás.

Impreso en Puerto Rico