Viernes, 4 de septiembre de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #26 – VIERNES, 4 DE SEPTIEMBRE DE 2020

TEMA: IDENTIFICANDO LA VOZ DE CRISTO EN EL DÍA POSTRERO

Dr. William Soto Santiago

Jueves, 22 de abril de 1999

(Tercera actividad)

Ciudad Juárez, Chihuahua, México

Escritura base San Juan 10:7-16

LIBRO DE CITAS – Pág. 48

Revelación Capítulo 4

Jeffersonville, Ind., 12-31-60

Rev. William M. Branham

414 – “Hay un gran estremecimiento entre los elegidos. Una cosa grande y poderosa está ocurriendo, pero el mundo nada sabe al respecto. / Y así mismo es el Evangelio hoy: ¡Grande! Y el Evangelio está estremeciendo como nunca antes lo ha hecho, pero está estremeciendo en el remanente. Eso es correcto, preparándolos. / ‘Y miré y he aquí una puerta estaba abierta en el cielo, y la primer voz que oí era la voz como de una trompeta…’. / La Voz era la misma Voz que andaba en los siete candeleros de oro; la misma Voz, la Voz no cambió. / Ahora, después de que Él le mostró todo ese misterio de los siete candeleros de oro (que tenía las siete estrellas, y una peluca blanca puesta, y demás, y pies semejantes al bronce, y ojos como fuego, los símbolos), entonces oyó la misma Voz (observen) que hablaba desde el Cielo”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 48

Revelación Capítulo 4

Jeffersonville, Ind., 12-31-60

Rev. William M. Branham

417 -“La misma Voz que llamó a Juan: ‘Sube’, la misma Voz que le dijo a Juan: ‘Sube acá’, es la misma Voz que llamará a la Iglesia algún día (¡amén!), llamará a la Iglesia. También, la misma Voz que llamó a Juan a que subiera, es la misma Voz que llamó al muerto Lázaro a salir de la tumba, esa misma Voz de arcángel, es Cristo; y la Voz de arcángel: ‘Voz de arcángel’, ¿ven? Oh, esa Voz de trompeta de Cristo llamó a Juan a que subiera, la misma Voz llamó a Lázaro. ¿Se fijaron ustedes que ante la tumba de Lázaro, Él habló a gran Voz? / Esa misma Voz le dijo a Juan: ‘Sube acá, Yo te mostraré algunas cosas que están a punto de suceder’. Esa misma Voz que va a sonar cuando los muertos en Cristo resuciten: ‘Porque la trompeta…’. ¡La trompeta! ¿Qué es una trompeta? La Voz de Cristo, la misma sonó y lo llamó a que subiera. Él oyó la Voz como sonido de trompeta, y dijo: ‘¡Sube acá!’. ¿Ven cómo va a ser la resurrección? Va a ser en un momento, en un abrir y cerrar de ojos. Esa Voz de sonido claro, y Él llamará a la Iglesia, llamando: ‘¡Salid de ella!’. ¡Esa gran Voz que llama! Que Dios me ayude a oírla en aquel día”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 62

Igualdad con Dios

Jeffersonville, Ind., 2-11-62

Rev. William M. Branham

542 – “Ahora la venida está tan inminente, la venida segunda de Jesús… Él está recogiendo a Sus elegidos juntos. Yo creo eso. Oh, ellos vendrán del este y oeste – donde esté el cuerpo muerto las águilas se juntarán. ¡Oh vaya! ¿Qué es eso? Él tiene Su Igualdad, Su Igualdad verdadera, mostrándose a Sí mismo entre ellos, fuera de toda denominación, trayendo a Sus elegidos juntos de todas clases de iglesias de dondequiera y trayendo fuera Sus hijos, cayendo directamente en línea con Su Palabra. ¿Qué? Ahora la venida del Señor Jesús está tan inminente, la venida del juicio, Él está llamando a Sus elegidos juntos en igualdad Consigo mismo, con la misma clase de ministerio que Él tuvo… Él está llamando a los pentecostales elegidos fuera para hacer que la piedra cabecera venga dentro de ello. Un ministerio de la misma mera clase cayendo directamente dentro en ello, llamando a Sus hijos de todas denominaciones y todas vocaciones. ¿Qué ha hecho Él? Él ha puesto con ellos un maestro verdadero, un profeta verdadero que se queda con Su Palabra, la Biblia. ‘Mis ovejas oyen mi voz’, dijo Jesús. Si esa era Su voz, entonces es Su voz ahora. Cualquier cosa contraria a esa voz no es comida de oveja. Ellas no la seguirán. Oh hermano, del este, del oeste, fuera de toda denominación y fuera de toda organización ellos vienen del este y oeste, juntándose”.

 

LIBRO DE LOS SELLOS Pág. 117

80. Ahora, no tronaron en vano; recuerden la gotita de tinta; todo tiene un propósito y una causa. Noten que el Creador pronunció estas cosas y Juan oyó esta Voz y fue a ver. Pero ahora el Cordero está mostrándole a Juan en forma simbólica lo que debe escribir para la Iglesia, lo que Él quiere que la Iglesia sepa. Por ejemplo le diría: “No digas completamente lo que esto es. No vayas a decir: ‘Esto es así, esto es lo que está bajo el Séptimo Sello’. No lo digas así, porque si yo te digo esto, entonces todo el plan a través de las edades se echaría a perder. Esto más bien es un secreto”. Él simplemente quiere… Como por ejemplo Su Venida, Él dijo: “Ahora nadie sabrá cuándo vengo; simplemente vendré”. Eso es todo. No es negocio mío saber cuándo; solamente me toca estar preparado. ¿Ve usted?

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Págs. 458-459

112. Entonces es entre el Sexto y Séptimo Sello cuando Él llama esta gente, los cuales fueron mencionados por Jesucristo en Mateo 24:31. Cuando la Trompeta suena, será la Trompeta de los dos testigos de la edad de gracia para los judíos. Suena una Trompeta… Ahora veámoslo más claro acá en Mateo 24:31: “Y enviará sus ángeles (no es solamente uno, sino dos) con gran voz de trompeta”. ¿Qué es? Cuando Dios habla, se oye el sonido de trompeta. Siempre ha sido así la Voz de Dios, llamando a la batalla. Dios está hablando. Estos dos ángeles vienen con el sonido de la Trompeta. Y noten bien: Pero en los días de la voz del séptimo ángel, suena la Trompeta. En los días de la voz del primer ángel, sonó la trompeta. En los días de la voz del segundo ángel, sonó una trompeta, y así fue cuando Él mandó a cada uno.

113. Pero cuando fueron anunciados los Sellos, estaban todos juntos en una gran escena divina para llamar un grupo de gente, y hubo el sonido de una sola Trompeta; y fueron abiertos siete Sellos. Él está reuniendo Sus judíos escogidos de los cuatro ángulos de la Tierra.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. III

Pág. 20

LA VISITACIÓN ANGELICAL A LA FAMILIA HUMANA

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 30 de marzo de 2014

Cayey, Puerto Rico

Para el tiempo final también tuvimos una visitación divina en el séptimo mensajero de la séptima edad de la Iglesia gentil: el reverendo William Branham, llevando a cabo una Obra en favor del ser humano, de la familia humana, en el Programa de Dios para ese tiempo.

Y tenemos la promesa de que habrá otra visitación angelical para la familia humana; para lo cual el reverendo William Branham preparó el camino como precursor de la Segunda Venida de Cristo, preparó el camino con todo lo que él predicó de parte de Dios. Y el que vendrá después de él, estará viniendo de acuerdo a como el Espíritu Santo dijo a través del reverendo William Branham. No podrá venir de otra forma, tiene que venir de acuerdo a como el precursor le preparó el camino.

Tenemos la promesa también, de que habrá una manifestación plena de Dios en medio de Su Iglesia, así como hubo manifestaciones temporales en Su Iglesia, de etapa en etapa, de edad en edad, en donde el Espíritu Santo se manifestó por medio de un mensajero e hizo realidad lo que estaba prometido para cada edad.

Para nuestro tiempo también habrá una visitación angelical, y habrá una manifestación plena de Cristo en Su Iglesia, para coronar el Programa Divino, y coronar así la Iglesia del Señor Jesucristo. Y así completar Su labor con un Sello de Oro, en una Edad de Oro, que corresponde a nuestro tiempo.

Será la visitación angelical mayor, que Dios haya llevado a cabo en medio de la familia humana; porque con esa visitación nos va a dar la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. Con esa visitación nos revelará el misterio del Séptimo Sello, el misterio de la Segunda Venida de Cristo, que es el misterio más grande de la Biblia. A tal grado que Jesús dijo que nadie, ni en el Cielo, sabía cuándo sería el día y la hora. El día y la hora ¿de qué? De la Segunda Venida de Cristo.

Ese misterio es contenido en la Voz de Cristo clamando como cuando un león ruge, y siete truenos emitiendo sus voces. Los Truenos, que es la Voz de Cristo, revelará en el Día Postrero el misterio más grande de los Cielos y de la Tierra: la Segunda Venida de Cristo viniendo a Su Iglesia en el Día Postrero, en la visitación angelical a la raza humana para la resurrección de los muertos en Cristo y la transformación de nosotros los que vivimos.

Tenemos también la promesa de que habrá una visitación angelical en una Gran Carpa Catedral, donde el mismo Ángel del Pacto que libertó al pueblo hebreo, que le apareció a Moisés y los libertó a través del profeta Moisés, y los llevó por el desierto…; y de noche les alumbraba el camino siendo una columna de luz, de fuego, y de día los protegía del sol siendo una nube de sombra sobre el pueblo. Ese mismo Ángel del Pacto que los libertó y le dio las tablas de la Ley en el monte Sinaí (a Moisés, para el pueblo), estará presente en el cumplimiento de la Tercera Etapa en una Gran Carpa Catedral que habrá en medio del Cristianismo, en el lugar que Dios ha determinado, ha escogido desde antes de la fundación del mundo.

En esa Tercera Etapa —la cual le dice el Ángel al reverendo William Branham— será que la revelación de Cristo por medio de Su Espíritu será en forma plena. Y lo que vimos en parte en el reverendo William Branham (dice él), estará en toda su plenitud. Allá fue en parte y temporal. En el cumplimiento de la Visión de la Gran Carpa Catedral será en toda su plenitud. Y eso será una visitación angelical de parte de Dios, para bendición de todos los creyentes en Cristo que forman la Iglesia del Señor Jesucristo.

Por lo tanto, la Iglesia del Señor Jesucristo en el Día Postrero, en este tiempo final, estará esperando la visitación angelical más grande de la historia del cristianismo y de la historia de la raza humana; porque en esa visitación y con esa visitación habrá una resurrección de los muertos en Cristo en cuerpos glorificados, jóvenes y eternos, iguales al cuerpo de Jesucristo glorificado, y una transformación para los creyentes que estén vivos, que forman la Iglesia del Señor Jesucristo.

Por lo tanto, estemos orando y con los ojos abiertos también, ojos espirituales, bien abiertos, porque estas son las cosas que están prometidas para este tiempo final. ¿Y hay alguna cosa imposible para Dios? No la hay. Como Él lo ha prometido, así Él hará.

Impreso en Puerto Rico