Viernes, 26 de junio de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #6 – VIERNES, 26 DE JUNIO DE 2020

TEMA: QUÉDENSE CON LA PALABRA

Dr. William Soto Santiago

Martes, 23 de febrero de 1999

(Segunda actividad)

Oruro, Bolivia

San Juan 6:60-71

60 Al oírlas, muchos de sus discípulos dijeron: Dura es esta palabra; ¿quién la puede oír?

61 Sabiendo Jesús en sí mismo que sus discípulos murmuraban de esto, les dijo: ¿Esto os ofende?

62 ¿Pues qué, si viereis al Hijo del Hombre subir adonde estaba primero?

63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.

64 Pero hay algunos de vosotros que no creen. Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién le había de entregar.

65 Y dijo: Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado del Padre.

66 Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él.

67 Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?

68 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

69 Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

70 Jesús les respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los doce, y uno de vosotros es diablo?

71 Hablaba de Judas Iscariote, hijo de Simón; porque éste era el que le iba a entregar, y era uno de los doce.

 

EXTRACTOS DEL LIBRO DE LA VISIÓN

DE LA GRAN CARPA CATEDRAL VOL. 2 – Pág. 421

LA FE, MÁS PRECIOSA QUE EL ORO

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 4 de agosto de 2013

Villahermosa, México

Por la fe serán hechas una realidad para mí, ¿y para quién más? Para cada uno de ustedes también. Por lo cual, tenemos que estar al tanto, escuchando todo lo que Dios por Su Espíritu Santo nos estará revelando, hablándonos; y así nuestra fe continuará creciendo hasta que llegue a una fe perfecta.

Recuerden, de acuerdo a la cantidad de fe que la persona tiene, es la cantidad de poder divino que puede manifestarse en la persona y a través de la persona; por eso es tan importante darle atención a nuestra fe.

¿Y qué fuerza tiene vuestra fe? La fuerza o poder que tenga nuestra fe es de acuerdo al alimento que usted le haya dado.

Si alimenta su fe, será fuerte en la fe. Si no la alimenta con la Palabra de Dios, “porque no solamente de pan vivirá el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios”, si no alimenta su fe con la Palabra revelada: su fe será débil, y usted será una persona débil en la fe. Pero ustedes son fuertes, poderosos, en la fe; porque están escuchando la Palabra revelada para este tiempo final. Y no dudamos lo que Dios ha prometido.

Y si alguien dice que no es posible lo que creemos y esperamos que Dios materialice, solamente podemos decir: “No hay ninguna cosa imposible para Dios”. Lo que Dios ha prometido, lo pueden obtener los que lo crean.

 

La Obra Maestra – Págs. 38-39

Rev. William Marrion Branham

Jeffersonville, Ind., 5-7-64

193 Y yo empecé a inclinar mi cabeza y él dijo: “Espera, la Novia tiene que pasar otra vez”. Y yo mire y aquí venían ellas otra vez. Y ellas pasaron, damas de apariencia muy dulce. Todas me estaban mirando mientras pasaban. Y yo noté que cada una de ellas estaba vestida diferente. Y una en la última fila tenía cabello largo colgando y lo tenía ondulado alrededor así, quizás era alemana o algo así. Y yo las observé. Y luego, mientras comenzaron a irse, dos o tres de ellas en la última fila comenzaron a perder el paso. Y yo les iba a gritar, y ellas estaban tratando de regresar al paso otra vez. Y yo las vi, y la visión se desvaneció y allí terminó.

194 Ahora, aquí está la interpretación de eso: La razón… Ahora recuerden. Yo apenas había terminado de escribir… Yo no había terminado, aún no había hecho estas notas. Pero al predicar en esta mañana, yo capté lo que era, allí mismo en mi sermón. ¿Lo notaron? La iglesia solo apareció… Ahora amigos, esa es la verdad. El Padre Celestial, Quien escribe la Palabra, sabe que digo la verdad. ¿Ven? Yo sé-yo solo digo la verdad. Y no sabiéndolo sino hasta hace unos minutos, pareciera como, o recientemente… ¿Ven? ¿Notaron ustedes que la Novia apareció dos veces? La primera    Semilla y la segunda Semilla, ambas exactamente la misma. Y la razón por la cual ellas estaban vestidas-vestidas de diferentes formas, es porque ella vendrá de todas las naciones, así será formada la Novia. Cada una tenía el cabello largo y nada de maquillaje y eran jóvenes realmente bonitas. Y ellas me estaban observando. Eso representa a la Novia saliendo de todas las naciones. ¿Ven? Ella… Cada una representaba a una nación, mientras marchaban perfectamente en línea con la Palabra. ¿Ven?

195 Y entonces, yo tengo que vigilarla a Ella. Ella podría salirse del paso de la Palabra si yo no vigilo, cuando Ella está pasando, si es que pasa. Quizás sea mi tiempo cuando llegue a mi fin ¿ven?, cuando yo haya terminado, o lo que sea.

196 ¡Vigilen! Ellas estaban regresando, haciendo todo lo posible (estaban regresando), para alinearse, porque habían estado mirando hacia fuera hacia algún otro lugar, observando a aquella iglesia que acababa de caer en un caos. Pero dos… Con las del frente no fue así. Las de atrás, solo dos o tres de ellas, como que se salieron un poco hacia el lado derecho y parecía que estaban tratando de regresar a la línea mientras pasaban. Mientras pasaban delante de mí, oh, tan cerca como de aquí a la pared, pasándome. Y yo estaba parado allí. Y luego solo las vi que se movieron y se fueron.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

Dios en simplicidad – Pág. 16

Rev. William Marrion Branham

56. Ahora, este mensaje hoy, no tiene nada que ver con los Siete Sellos, solamente es un mensaje normal; pues yo sabía que tenía que tener el culto dedicatorio y no podría entrar en el mensaje de los Sellos porque no tendría suficiente tiempo para decir lo que debo decir en cuanto a la apertura de este Libro; pero empezaremos eso esta noche. Ahora, este mensaje de hoy ensamblará perfectamente, así que escuchen bien y capten cada palabra. Ustedes que lo están grabando, ¡quédense con la enseñanza que está en esa cinta! No diga nada fuera de lo que dice la cinta; quédese exactamente con lo que dice la cinta. Ahora en estos días vamos a entender muchas de estas cosas y el por qué del mal entendimiento que existe sobre estas cosas. Entonces usted no vaya a decir nada fuera de lo que dice la cinta, porque no soy yo quien dice estas cosas, sino es Él quien lo dice. Muchas veces la confusión empieza cuando alguien dice que fulano de tal dijo que esto quiere decir esto, etc., pero vamos dejándolo exactamente como está. Así es como queremos la Biblia, exactamente como la Biblia lo dice, así lo queremos, no queremos nuestra propia interpretación, porque ya está interpretada.

¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová? Isaías 53:1

57. En otras palabras, si usted ha creído a nuestro anuncio, entonces el brazo del Señor le ha sido revelado.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Pérgamo – Pág. 187

Rev. William Marrion Branham

60. Note la armonía entre el Padre y el Hijo. Jesús nunca hizo nada sin que primeramente le fuese mostrado del Padre (Juan 5:19). Esta armonía ahora habría de existir entre el Novio y la Novia. Él le enseña a ella Su Palabra de Vida, ella la recibe y nunca la duda. Así que nada la puede dañar, ni aun la muerte. Porque si la simiente fuere sembrada, el agua la hará brotar de nuevo. Aquí está el secreto de esta cosa: la Palabra está en la Novia (así como estuvo en María). La Novia tiene la mente de Cristo porque ella sabe lo que Él quiere que se haga con la Palabra. Ella lleva a cabo el mandamiento de la Palabra en Su Nombre porque ella tiene un ASÍ DICE EL SEÑOR. Entonces la Palabra es vivificada por el Espíritu, y llega a suceder. Así como una simiente que es sembrada y regada, llega a la cosecha madura, cumpliendo su propósito.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Éfeso – Pág. 88

Rev. William Marrion Branham

57. ¿Ahora lo entiende? Allí están de nuevo esos gemelos. Allí están de nuevo esos dos árboles, creciendo lado a lado en la misma tierra, aprovechando del mismo alimento, tomando de la misma lluvia, y beneficiándose del mismo sol. Pero vienen de diferentes simientes. Uno de los árboles está con la Palabra de Dios exactamente como Dios la dio, la ama y la obedece. El otro árbol es de la simiente que es anti-Palabra y por eso la cambia donde quiere. Él sustituye la verdadera Palabra viva por sus propios credos y dogmas, exactamente como hizo Caín, que terminó matando a Abel. Pero no teman, rebaño pequeño. Quédense con la Palabra. Mantengan esa Palabra entre ustedes y el diablo. Eva no hizo eso, y ella cayó. Y cuando la Iglesia deja resbalar la Palabra, ella entra a los abismos de oscuridad de Satanás.

Y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado por mi nombre, y no has desfallecido.    Apocalipsis 2:3

58. Esto es casi igual a lo que dice en el versículo 2. Pero en el versículo 2, el trabajo, la obra y la paciencia eran los resultados de haber guardado la sagrada Palabra que había sido encomendada a ellos. ¡Cómo es que rechazaron a los adversarios! ¡Qué crédito eran para Pablo! Pero en este versículo, sus persecuciones, pruebas y paciencia eran por causa del bendito Nombre de Jesús.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 161

Cristo es revelado en Su propia Palabra

Jeffersonville, Ind., 22-8-65

Rev. William Marrion Branham

1430 – “Este es el tiempo en que el Hijo del Hombre sería revelado; el revelar del Hijo del Hombre. Ahora, el Hijo del Hombre en realidad fue revelado potencialmente, sólo por unos cuantos momentos allá, justo antes de que Sodoma fuera quemada. Ahora, ese Hombre era Elohim. Ese era Dios; y Jesús es Dios. Y Dios fue revelado potencialmente allí mismo por unos momentos, para hablarle a Abraham, en el juicio de investigación. Sólo por un momento, el Hijo del Hombre fue revelado; el Hijo del Hombre, Elohim. ¿Lo ven, iglesia? El Hijo del Hombre, Elohim, fue revelado sólo por unos minutos. Porque, a la mismísima mañana siguiente fue quemada (¿cuándo?) antes de que el sol pudiera salir de nuevo. Así que no puede quedar ninguna organización, ni tampoco puede haber ningún adelanto más que lo que está sucediendo ahora mismo, porque ella arderá antes de que el día raye de nuevo. El avivamiento ha terminado, por toda la nación. Ya no van a haber más avivamientos, grandes avivamientos arrasadores; esta nación nunca lo recibiría. Ustedes pudieran tener una reunión intelectual. Pero, yo quiero decir, un avivamiento Espiritual, lo hemos visto todo. Espero que ustedes lo estén captando. Lo estoy diciendo de tal manera que espero que lo capten. ¿Ven? Ha terminado. Un buen ministro dijo, hace poco, dijo: ‘Hermano Branham, ¡si yo tan sólo pudiera tener el gozo del Señor en mi corazón!’. Yo dije: ‘Hijo, el avivamiento ha terminado’. ¿Ven? Ahora los estabilizadores han sido puestos en el barco. Grandes olas espantosas están aquí afuera delante de nosotros; pero sabemos que un poco más allá de esa ola allá, estamos acercándonos a la orilla. ¿Ven? Estamos acercándonos a la orilla. Sólo quédense estables. Sólo quédense en la Palabra. Quédense con Dios. No importa cómo se sientan, o cualquier otra cosa; quédense con la Palabra. Dejen que se quede estable, cuando ustedes ven todas estas enormes nubes a nuestro alrededor, y tormentas viniendo, y bombas atómicas, y todo lo demás de lo cual están hablando. Pero nuestro estabilizador está directamente en la Palabra. Dios dijo que estaría aquí; subiremos a la cresta de cada una de ellas. Sí, pasaremos por encima de ellas”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 67

Sabiduría contra fe

Jeffersonville, Ind., 4-1-62

Rev. William Marrion Branham

579 – “Ahora, si esta es la Palabra de Dios (¿ustedes lo creen?), ¿entonces por qué dudar alguna palabra de ella, alguna promesa de ella? ¿Cómo pueden decir que esto es parte, y esto no es bueno, y esto es eso; escoger lo que ustedes quieren? Ustedes no pueden hacerlo. Esta palabra es toda buena, o nada de ella es buena. Eso es correcto. ASÍ QUE TAN PRONTO COMO USTEDES VEAN QUE ELLA ES LA VERDAD, TÓMENLA. NO LA SUELTEN, no importa qué circunstancias, como ellos tratan de razonar: ‘Pues usted no puede…’. No haga eso, quédense allí mismo con ella; Dios lo prometió”.

 

EXTRACTOS DEL LIBRO ROMANOS 8:22-23 – Págs. 180-181

LOS MINISTERIOS DEL DÍA POSTRERO DANDO BUENOS FRUTOS

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 27 de febrero de 2010

Buenos Aires, Argentina

Y ahora, sabemos que viene un tiempo de apretura, eso ya fue dicho; no sabemos cómo y cuándo, en qué año, pero va a venir. Pero el reverendo William Branham dice que cuando venga la apretura, entonces será que será manifestada la Tercera Etapa. O sea que vamos a estar entonces viendo la parte positiva de la apretura que viene, de los problemas que vienen, de los terremotos que vienen, los cuales están en la Escritura, y este es un tiempo de grandes terremotos, de los cuales Cristo habló.

Así que es el cumplimiento de la Palabra, que la tenemos escrita, y por consiguiente estas cosas tenían que suceder.

Y ahora, mientras la Iglesia del Señor, la Iglesia-Novia está aquí en la Tierra, solamente estaremos viendo esa etapa de dolores de parto, pero durante la gran tribulación es que la Tierra va a recibir una sacudida muy grande por medio de las plagas, las copas, las plagas que han de venir sobre la Tierra; pero no tenemos que preocuparnos en cuanto a eso, porque Cristo nos va a llevar con Él a la Cena de las Bodas del Cordero.

Por lo tanto, adelante trabajando, ministros del Día Postrero, dando el fruto bueno señalado en la Escritura, en el Cuerpo Místico de Cristo nuestro Salvador; creyendo la Palabra de Dios para nuestro tiempo y trabajando brazo a brazo con la Palabra prometida para nuestro tiempo, porque esa es la Palabra que Dios ha prometido que prosperará, será prosperada en todo aquello para lo cual Dios la ha enviado.

Así que adelante trabajando en el Programa Divino, sabiendo que nuestro trabajo en el Señor no es en vano, sino que cada cual recibirá recompensa de parte del Señor, de acuerdo a como haya trabajado en el Programa de Dios conforme a su corazón, o sea, de buena voluntad, de todo corazón, porque amamos a nuestro amado Señor Jesucristo.

 

EXTRACTOS DEL LIBRO DE LA APRETURA – Pág. 115-116

LA LUZ EN LA CIMA DEL MONTE DE SION

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 22 de enero de 1989

Cayey, Puerto Rico

Así que nosotros continuaremos perseverando, y seremos transformados en el momento que Dios pensó y estableció para nuestra transformación.

Así que la prisa nuestra era por llegar a la Edad de la Piedra Angular. Ya estamos en ella, ya estamos tranquilos, estamos seguros, esperando todo lo que Él ha prometido para esa edad.

Por esa causa no dejamos esa edad, hemos sido predestinados para esa edad; por esa causa, no importan los problemas que surjan en nuestras vidas, no importan los problemas y las críticas, no importa nada de lo que podamos ver o escuchar, continuaremos en nuestra edad.

Porque, vea usted, una persona está en una edad, y por algún problema que tenga o que vea o que escuche, se sale de esa edad, ¿qué le ha sucedido? Cuando se ha salido de esa edad pierde todos los derechos a las bendiciones de Dios establecidas para esa edad. Y con el tiempo, más adelante, si no se da cuenta de lo que ha hecho, su nombre corre peligro también.

Así que a los que han estado en la edad nuestra y se han ido: fuera de nuestra edad corren peligro; solamente lo que les queda es regresar, o regresan en este tiempo o regresan más adelante, cuando venga la apretura; o si nunca regresan, nunca los encontraremos de nuevo con nosotros, porque sus nombres corren peligro.

Ahora, eso es para ellos. Nosotros estando en nuestra edad y tranquilos esperando que Dios cumpla lo que Él ha prometido, pues no tenemos que tener ninguna preocupación.

Pero si algún familiar nuestro se ha ido de nuestra edad, lo que podemos hacer es orar por la persona para que la persona despierte a la realidad de nuevo, y se alinee con la Palabra, y así su nombre permanezca en el Libro de la Vida, aunque no sea en la sección que están escritos los nombres de los escogidos.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 125

Quitando el Velo a Dios

Jeffersonville, Ind., 14-6-64

1108 – “Moisés entró como Moisés, entró en esta Columna de Fuego; y cuando él salió, él estaba velado. Pues, él entró allí, apartándose de sus tradiciones, las tradiciones de los ancianos. Él había visto la Columna de Fuego, pero ahora él iba a entrar en la Columna de Fuego. ¿Ven? ¡Amén! Y él salió velado. ¡La Palabra de Dios en un hombre, velado! Aquí viene saliendo él, oh, hermanos, yo puedo verlo. Advirtió que nadie más lo intentara; nadie puede imitar Eso. Es mejor que no. ¿Ven? / Otros tienen sus lugares, eso es correcto, noten, pero quédense alejados de esa Columna de Fuego. ¿Ven? ¡Qué lección aprendemos aquí! ¿Ven? Todos queriendo ser un Moisés, y todos… ¿Recuerdan ustedes lo que Datán y ellos dijeron allá? Ellos dijeron: ‘¡Mira Moisés, espera un momento! Tú mismo quieres controlar todo’. ¿Ven? ‘Ahora, hay otro hombre aquí que Dios ha llamado’. Eso es verdad. Ellos, cada uno, iba siguiendo bien mientras iba caminando; pero cuando uno intentó estar por arriba de los demás y tomar la posición de Dios, que Él le había dado a Moisés, el cual era predestinado y ordenado para ese trabajo, intentó de tomarla, fuego descendió y la tierra se abrió y se los tragó. ¿Ven? ¿Ven? Tengan cuidado. ¿Ven? Solo sea un buen cristiano piadoso de Dios, creyendo la Palabra. ¿Ven? Apártense de esa Columna. ¡Qué lección!”

Impreso en Puerto Rico