Viernes, 23 de octubre de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #40 – VIERNES, 23 DE OCTUBRE DE 2020

TEMA: EL MISTERIO DEL LIBRO DE LOS SIETE SELLOS

Dr. William Soto Santiago

Lunes, 10 de mayo de 1999

(Tercera actividad)

Minatitlán, Veracruz, México

Escritura base: Apocalipsis 5:1-14

LIBRO DE LOS SELLOS

La Brecha – Pág. 69

Rev. William M. Branham

62. El título de propiedad que se había perdido ahora está en las manos del dueño original, Dios Todopoderoso. Cuando Adam perdió el título de la Tierra y de la Vida Eterna, las manos inmundas de Satanás no lo pudieron tomar, entonces volvió a su dueño original, Dios mismo. Vamos a ver estas cosas en seguida, porque allí está Él sobre el Trono con el título en la mano. Eso hace sentirme religioso. El título de propiedad de la Vida Eterna, el título de la Vida Eterna, cuando Adam lo canjeó por la sabiduría, lo cual anhelaba más que la fe, entonces volvió directamente a las manos del Dueño, Dios Todopoderoso. ¡Qué cosa tan tremenda!

63. Ahora, ¿qué está sucediendo? El título está en las manos de Dios, esperando ser reclamado por medio de la redención. Él hizo un camino para la redención, una manera de volver, y algún día el Redentor lo tomará de nuevo. Ahora, ¿ve usted hacia dónde vamos? Fíjese bien en Éste que está sobre el Trono. Ahora bien, está esperando el reclamo por la redención, su propia redención. ¿Qué es este Libro de la Redención, este título de propiedad? Es un título que ha sido examinado hasta su origen. Es como el ejemplo que dimos esta mañana de la gotita de tinta. Cuando la tinta cayó en el cloro, volvió hasta su origen. Y cuando el pecado ha sido confesado y ha caído en la Sangre del Señor Jesucristo, ¡oh, hermano! le es dado un título abstracto directamente al Creador, y usted llega a ser un hijo de Dios. El título de propiedad está en las manos del Todopoderoso. Su redención significa una posesión legítima y completa a todo lo que fue perdido por Adam y Eva. ¡Oh hermano! ¿Qué deberá hacer eso para un cristiano renacido? Su posesión legal al título de propiedad de Vida Eterna, significa que usted posee todo lo que Adam y Eva perdieron. Hermanos, ¿qué de esto?

 

LIBRO DE LOS SELLOS

La Brecha – Pág. 88

Rev. William M. Branham

134. Noten ahora, Él sale y deja el Trono como Intercesor, como el Cordero inmolado, para ser un León, el Rey, para traer al mundo entero ante el tribunal de juicio, el mundo que le ha rechazado. Entonces nuestro pariente como Redentor es Rey sobre todo. ¿Por qué? Porque tiene el acta del título de la redención en Sus manos. Estoy tan contento que le conozco. Entonces Él reclama Su herencia, la Iglesia, o sea la Novia. Entonces Él echa al suelo Su contendiente Satanás. Él echa a Satanás en un lago de fuego juntamente con todos los que fueron inspirados por Satanás para rechazar Su Palabra de redención. Él ahora es Rey.

135. Hoy todavía hay misericordia, no vaya usted a rechazar su oferta. Los jinetes saben exactamente quién es usted… Su contendiente, quien le ha dado guerra por dos mil años, ahora todavía está diciendo: “Puedo hacer con ellos como quiero, todavía los tengo, son míos. Ellos canjearon el título allá en el principio”. PERO, Él es el Redentor Semejante. Él ahora está intercediendo por nosotros, pero algún día… El diablo dice: “Yo los pondré en la tumba”. Pero Dios dijo a la Iglesia: “Yo os sacaré, pero primero tengo que ser Intercesor”.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. I

Pág. 239

Cristo en la trayectoria de la raza humana

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 9 de junio de 2002

Cayey, Puerto Rico

Bajo los ministerios de Moisés y Elías estará restaurado todo ese poder que perdió Adán y Eva, porque será restaurado el Título de Propiedad, el Libro de los Siete Sellos; y por consiguiente, el Ángel que sube del nacimiento del sol se come ese Libro y se hace carne en él, y por consiguiente es adoptado ese Ángel, y por consiguiente recibe autoridad y poder sobre todas las naciones y sobre toda la naturaleza. Y por eso habrá una manifestación plena del poder de Dios, que cumplirá la Visión de la Carpa que tuvo el reverendo William Branham.

Ahora, no se puede hablar mucho de todas estas cosas que estarán sucediendo y de cómo van a estar sucediendo, para que no sea interrumpido todo el Programa de Dios que está bajo el Séptimo Sello, en Cristo en la trayectoria de la raza humana.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. I

Pág. 394

Palabras de Saludo

(Reunión de Pastores)

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 29 de junio de 2008

(Segunda actividad)

Santiago de Chile, Chile

Por lo tanto, no nos va asustar la apretura, sino nos va a alegrar la bendición que viene en ese tiempo. Fue llamada la Tercera Etapa; y la Tercera Etapa es una manifestación (o habrá una manifestación) plena de Dios. La Voz de Dios, que son los Siete Truenos, estarán hablando consecutivamente y Dios estará obrando todo por medio de la Palabra hablada.

Ahí está el misterio: será en la Palabra hablada. Recuerden que Cristo habló acerca de tener fe como un grano de mostaza (eso está por ahí por San Marcos, capítulo 11), y dice: “Si dijeres a este monte: pásate de aquí allá, se pasará, y nada será imposible”1. San Marcos y San Mateo también hablan de esa fe como un grano de mostaza.

Y ahora, eso es “si dijere”, o sea, no es si Dios dice, sino la persona; por supuesto que esa persona tendrá la Palabra de Dios en su boca para la manifestación de esa Tercera Etapa que ha de venir. Por eso le será dado a comer el Título de Propiedad, el Libro de los Siete Sellos, y luego tiene que hablar su Mensaje profético para muchos pueblos, naciones y lenguas; y bajo ese ministerio habrá también grandes señales a nivel internacional, maravillas, milagros. Y todo eso, dice el reverendo William Branham que corresponde a los Dos Olivos: a Moisés y a Elías.

¿Y cómo pueden surgir milagros y maravillas a nivel internacional, si se estará en un solo sitio? A través de las pantallas estarán viendo y oyendo, por lo tanto, van a ocurrir muchas cosas desde un solo sitio hasta otros lugares por medio de esa Palabra hablada; porque la fe va a crecer al nivel en que podrán obtener todo, los que puedan creerlo.

La persona recibe por fe las bendiciones de Dios; todo lo que pueda creer que Dios ha prometido, lo puede recibir. La persona es la que le pone límites a la bendición que puede recibir de Dios. No le ponga límites a las bendiciones de Dios: créalas de todo corazón, para que reciba sin limitaciones las bendiciones de Dios.

 

LA OBRA DEL SÉPTIMO SELLO EN TODAS LAS DIMENSIONES

Parte I

Pág. 92

Crucifixión y muerte de Cristo

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 6 de abril de 2012

Cayey, Puerto Rico

Algún día la Venida del Señor se hará una realidad, la Venida del Señor será abierta a la Iglesia del Señor Jesucristo, y eso va a ser en el cumplimiento de La Gran Carpa Catedral, ahí es que va a ser abierto ese misterio del Séptimo Sello; y ahí es donde completamente habrá un avivamiento muy grande, un despertamiento muy grande, una manifestación muy grande de parte de Cristo en medio de Su Iglesia, llamada esa etapa la Tercera Etapa.

Para ese tiempo, si no ha terminado en el comienzo de la Visión de la Carpa, cuando aparezca, en algún momento luego terminará Cristo Su Obra de Intercesión en el Cielo como Sumo Sacerdote, saldrá del Trono de Intercesión, tomará el Título de Propiedad y lo abrirá en el Cielo. Ese Título de Propiedad es el Libro sellado con siete Sellos. Eso es porque ya habrá Cristo completado Su Iglesia con todos los escritos en el Cielo, en el Libro de la Vida del Cordero; y entonces hará Su Obra de Reclamo: traerá a los muertos en Cristo que están en el Paraíso, pasará por el Paraíso y los traerá, los resucitará en cuerpos eternos y glorificados y jóvenes, y a los creyentes que están vivos los transformará; y entonces seremos a la semejanza física de Cristo, con cuerpos glorificados y eternos, inmortales y jóvenes para toda la eternidad.

Esas personas, así como los que están en el Paraíso, recibirán la Venida del Señor en el Paraíso para venir a la Tierra y tomar cuerpos físicos y eternos. Los creyentes en Cristo verán a Cristo viniendo por Su Iglesia, verán a los resucitados en cuerpos eternos, y los vivos en Cristo serán transformados; y eso será la reunión más grande que se haya llevado a cabo, de creyentes en Cristo; porque los de las edades pasadas vendrán a nuestro tiempo para reunirse con los creyentes en Cristo que van a ser transformados, y cuando los veamos seremos transformados.

Para ese tiempo habrá una manifestación muy grande de la presencia de Dios por medio de Cristo; y los judíos, cuando vean eso, dirán: “Este es el que nosotros estamos esperando”. Pero Él no viene por ellos, Él viene por Su Iglesia-Novia, para transformarla y llevarla con Él a la Cena de las Bodas del Cordero.

 

LA OBRA DEL SÉPTIMO SELLO EN TODAS LAS DIMENSIONES

Parte I

Pág. 34

El Libro que un hombre se comió

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 21 de marzo de 1982

Maturín, Venezuela

Podemos ver, entonces, que el Libro de Redención, el Título de Propiedad de los Cielos y de la Tierra, el Título de Propiedad de la Redención de los Cielos y la Tierra, le es entregado a un hombre. Cuando le es entregado ese Título de Propiedad a un hombre, ¿qué es lo que acontece? El Título de Propiedad que una vez Adán había obtenido y lo había perdido y había regresado al Cielo, nuevamente el Título de Propiedad viene a la Tierra y otro hombre lo toma; y cuando lo toma, ya entonces usted sabrá las cosas que están dichas de ese hombre que ha de hacer con ese Título de Propiedad en su mano.

Al tomar ese Título de Propiedad en su mano y comérselo y llevarlo al vientre y digerirlo, automáticamente la bendición de Dios ha venido a la Tierra, automáticamente lo que estaba lejos se ha hecho cerca; el Cielo y la Tierra se han besado, el Cielo y la Tierra se han unido.

Impreso en Puerto Rico

1 San Mateo 21:21-22, San Marcos 11:23-24