Viernes, 20 de noviembre de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #48

VIERNES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2020

TEMA: LOS VERDADEROS DISCÍPULOS

PERMANECEN EN LA PALABRA

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 19 de mayo de 1999

(Segunda actividad)

Escárcega, Campeche, México

Escritura base: San Juan 8:31-32

QUÉDESE CON LA PALABRA – Parte V – Pág. 16

La Palabra verdadera

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 24 de enero de 1987

Cayey, Puerto Rico

No hay otra cosa más grande y más importante en esta Tierra que la Palabra verdadera. Permanezca con y en la Palabra verdadera.

Y quiero darle una buena noticia para que usted no se asuste tanto. Como ya les dije, el mensajero permanecerá siempre en la Palabra verdadera. No tendrá otra cosa para creer. Y los escogidos permanecerán siempre en la Palabra verdadera; porque no hay otra cosa para creer, que sea verdadero, sino la Palabra verdadera del tiempo final.

Así que no tenga temor. Permanezca en Ella tranquilo, aunque haya problemas, hasta que sea transformado. Y después usted continuará en Ella; porque ya transformado, sin problemas, es más fácil permanecer en la Palabra verdadera.

Así que Dios les bendiga, Dios les guarde, a todos ustedes aquí, a todos ustedes también en los diferentes países en donde se encuentran; y que Dios les guarde, les proteja en todo momento.

Que el Ángel del Señor, que acampa en derredor de los que le temen: los defienda a cada uno de ustedes en estos días finales, y de los peligros de estos días finales; y les ayude en todo momento a permanecer en la Palabra verdadera; y les traiga lo que todos nosotros deseamos: les transforme el cuerpo terrenal y les dé un cuerpo glorificado. Así será; porque eso es: ASÍ DICE EL SEÑOR JESUCRISTO, en la Palabra verdadera.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

Dios en simplicidad – Pág. 30

Rev. William M. Branham

110. Uno no le tiene que pedir a la oveja que manufacture la lana. La oveja no tiene que manufacturar la lana, por ejemplo, ella no dice: “Ahora mi amo quiere que yo produzca lana este año, más vale que me ponga a hacerlo”. No, lo único que ella tiene que hacer es permanecer como una oveja. Cierto. Ella automáticamente producirá la lana.

111. Y a nosotros no nos es pedido que manufacturemos el fruto, debemos más bien simplemente producir frutos. Usted debe producir el fruto por cuanto usted es un árbol fructífero de Dios con la Palabra de Dios. La Palabra de Dios se vindicará a Sí misma, usted producirá fruto por cuanto la Palabra mora allí. Jesús dijo:

Si estuviereis en mí, y mis palabras estuvieren en vosotros, pedid todo lo que quisiereis, y os será hecho. Juan 15:7

112. El cristiano no manufactura ni se afana para tratar de producirlo, simplemente está allí. Ahora veamos esto en estos últimos momentos que nos quedan. Otros van al extremo de ser fanáticos (ahora viendo el otro lado) y ellos creen que por el brincar, o alguna otra sensación o emoción, si hablan en lenguas, o si dan alguna profecía que resulta ser la verdad, o cualquier otra cosa, ellos piensan que con esto, pues, ya es la respuesta, que ya tienen lo necesario. Pero no es así. Jesús dijo:

Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre lanzamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

Y entonces les protestaré: Nunca os conocí, apartaos de mí, obradores de maldad.

Mateo 7:22-23

113. Eso no es la respuesta, amigo. Por eso la evidencia del Espíritu Santo siendo las lenguas… Yo creo en el hablar en lenguas, pero no lo considero ser la única evidencia del bautismo del Espíritu Santo. No señor. El fruto del Espíritu es la evidencia. Por eso es que difiero con el movimiento de los hermanos pentecostales, por causa de que ellos dicen que si alguien habla en lenguas, ya tiene el Espíritu Santo. No puedo estar de acuerdo con eso; eso no es la señal de que ya se tiene el Espíritu Santo. Yo he oído hasta demonios hablar en lenguas tan rápido como les es posible, tomar sangre de un cráneo humano y clamar al diablo. He visto los indios en Arizona, en la danza de la lluvia, envolverse con serpientes, alzar los brazos y correr todo alrededor; luego he visto salir el brujo con una lanza y tirar un lápiz al suelo, y el lápiz levantarse solo y escribir en un idioma desconocido y también la interpretación. Así que no me cuente de eso; yo tengo ya muchos años para creer eso. El fruto del Espíritu, como dijo Jesús: “por sus frutos”, no por las lenguas o las emociones, pero “por sus frutos los conoceréis”. Esos son los frutos del Espíritu, Dios manifestándose en humildad y dulzura, y cada día Él es el mismo. Hay algo en cuanto a un hombre que se queda con la Palabra, cada vez que él ve la Palabra, lo acentúa con “AMÉN”; a él no le importa lo que dicen los demás, él lo cree.

 

QUÉDESE CON LA PALABRA – PARTE VII – Pág. 61

Escogidos para producir un fruto permanente

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 28 de octubre de 2000

Lima, Perú

Y ahora, cuando el siervo fiel y prudente sea adoptado, él tendrá a su lado aquellos que han sido fieles y prudentes, y no le han añadido ni le han quitado al menú que Él preparó para los hijos de Dios de cada edad; y serán examinados todos, para luego ser confirmados en la posición que ocuparán junto al Siervo fiel y prudente.

Por eso es tan importante permanecer fieles con la Palabra de Dios correspondiente a la edad y dispensación que le toca a uno vivir; y como ministros ser fieles a la Palabra de Cristo correspondiente al tiempo que nos toca vivir, sin añadirle ni quitarle. Y nadie quiere correr el riesgo de perder su bendición en el glorioso Reino Milenial, nadie quiere que le cancelen su posición en el glorioso Reino Milenial. Más bien todos queremos que Él nos confirme nuestro lugar en el Reino Milenial.

Por eso tenemos que ser cuidadosos, porque no queremos trabajar en vano; sino que todo trabajo que hagamos, sea para vida eterna; que todo trabajo que hagamos, permanezca para siempre; no que sea quemado. Porque la obra de cada cual va a ser probada, y el fuego hará la prueba.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Laodicea – Pág. 409

Rev. William M. Branham

155. El trigo y la cizaña, que desde la primera edad hasta ahora han crecido juntos, son cosechados. Lo que Nicea se propuso hacer, por fin ha llegado a suceder. Con todo el poder de la organización, la iglesia falsa se aparta de cualquier rayito de verdad, y con el poder político se fortalece, con el respaldo del Estado, y se propone a erradicar para siempre al verdadero creyente; pero cuando ya parece que su plan ha tenido éxito, el trigo es juntado en el alfolí. Jamás crecerán juntos el trigo y la cizaña, y jamás recibirá la cizaña las bendiciones de Dios por causa de la presencia del trigo, porque el trigo estará en el alfolí, y la ira de Dios será derramada en el Sexto Sello, terminando con la completa destrucción de los malvados.

156. Ahora, un poco atrás yo dije que la vid falsa viene a una fruición1 completa en esta edad. Su fruto madurará. Eso es correcto. Esta iglesia de espíritu tan malvado, llena de iniquidad, será manifestada como la simiente de mostaza que creció llegando a ser un árbol en el cual moraban todas las aves del cielo. Su cabeza será el anticristo, el misterio de iniquidad. TODO ESTO ES VERDAD. Y si esto es verdad, entonces también tiene que ser verdad que la Iglesia verdadera, la Novia, madurará; y su madurez será la identificación con su Señor por medio de la Palabra. Y su Cabeza, Quien vendrá por ella, es el Misterio de la Piedad, Cristo Jesús. Y cuando la iglesia falsa venga en contra de la Vid verdadera, con todo poder astuto y diabólico, producto de la fuerza política, física y de los demonios de las tinieblas; la Vid verdadera con la plenitud del Espíritu y de la Palabra, hará las mismas obras de poder que hizo Jesús. Luego, al acercarse a su Piedra Coronadora, llegando a ser como Él por medio de la Palabra, Jesús vendrá y así se unirá como la Novia y el Novio para siempre.

157. Ya podemos ver por todos lados las manifestaciones de estas cosas. El movimiento ecuménico de la cizaña ya es una cosa establecida. Pero también es un hecho que el profeta de la última edad tiene que estar trayendo un Mensaje de Dios que precederá la Segunda Venida del Señor; porque por medio de su Mensaje serán convertidos los corazones de los hijos a los padres pentecostales, y juntamente con la restauración de la Palabra vendrá la restauración del poder.

158. ¡Qué tiempos tan conclusivos son estos en que vivimos! Cuánto cuidado debemos tomar para permanecer hacia esta Palabra, y no quitar de ella ni tampoco agregarle; porque aquel que habla donde Dios no ha hablado, hace de Dios un mentiroso.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. II

Pág. 152

Creyendo y trabajando para conquistar lo prometido

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 11 de junio de 2011

Villahermosa, Tabasco, México

Por lo tanto, así como habló en edades pasadas por medio de diferentes mensajeros, lo estará haciendo en este tiempo final; y entonces la Iglesia del Señor Jesucristo no tendrá oídos para oír otras cosas, ni para oír cosas contrarias a lo que está prometido de parte de Dios.

Cualquier cosa negativa que escuche, no le prestará atención, porque tendrá su mirada puesta en la meta, en lo que Dios ha prometido; porque estará esperando su transformación. Y cualquier cosa que no contribuya a la preparación para ser transformados, cada miembro de la Iglesia echará a un lado cualquier cosa que le estorbe; y permanecerá escuchando la Voz de Cristo, y así preparándose para su transformación.

Recuerden que siempre surgirán cosas y personas negativas, y que, por consiguiente, hablarán cosas negativas. Así fue en el tiempo de Moisés: se levantaron personas que trataron de desviar al pueblo de la Voz de Dios que venía a través del profeta Moisés.

En Moisés estaba Dios hablando, estaba la Voz de Dios; pero vinieron otras personas que trataron de desviar al pueblo para servir a otro dios, representado en un becerro de oro. O sea, le estaban cambiando la religión: del Dios verdadero, a un dios pagano egipcio que se originó en Babel o Babilonia. Fue originado por el tiempo de Nimrod, y luego va cambiando de nombres a través de la historia de las naciones.

Así que vean ustedes cómo surgían problemas en medio del pueblo; pero ese era el pueblo de Dios; y Moisés era el siervo de Dios, el profeta de Dios, y Aarón era su ayudante, era la boca de Moisés; por lo tanto no podía hablar otra cosa sino lo que Moisés hablaba, y no podía hacer otra cosa sino lo que Moisés le dijera que hiciera.

Cuando hizo otra cosa, metió en problemas al pueblo, y Dios se enojó grandemente contra el pueblo y contra Aarón. Eso no debe repetirse, pero la historia siempre se repite. Y depende de qué lado usted se colocará en el Día Postrero, porque del lado que usted se coloque en el Día Postrero sería del lado que usted se colocaría si estuviera viviendo en el tiempo allá de Moisés. No va a ser de otra forma si usted viviera en el tiempo de Moisé:, la posición suya sería la misma en el tiempo de Moisés que la que usted asumiría en este tiempo final.

Por lo tanto, estemos brazo a brazo trabajando para conquistar lo que Dios ha prometido; sabiendo que Dios es fiel, y cumple lo que Él prometió; y lo heredan los que creen en el Dios de Israel, y creen en lo que Él ha prometido.

Estén bien unidos los ministros y también cada hermano, cada persona; unidos orando los unos por los otros también; no hablando en contra, el uno contra el otro, sino hablando a Dios; orando a Dios para que bendiga al hermano y bendiga al pastor, y nos prepare a todos para ser transformados.

Porque la meta es ser transformados en este tiempo final. No sabemos en qué año, pero cada año que llega, esperamos en ese año nuestra transformación; y si no ocurre, pues la esperamos el próximo año; y si no ocurre el próximo año, la esperamos el otro año. Todo el tiempo esperando la transformación, escuchando la Voz de Cristo en este tiempo final.

Es importante estar conscientes de las promesas que Dios ha hecho para este tiempo, y estar trabajando para que se hagan una realidad.

 

TODOS SEREMOS PROBADOS PARA SER ADOPTADOS

VOL. I

Pág. 205

La prueba que ha de venir sobre el mundo entero

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Martes, 10 de noviembre de 1998

San José de los Campos, Brasil

(…) Antes de la adopción, vean ustedes, se pasa por una etapa de prueba; así fue para Adán en el Huerto del Edén y ha sido para muchas personas, y fue para Jesús también; fue para el pueblo hebreo como hijo primogénito de Dios.

Pero ahora, vean ustedes, en este tiempo final es que serán adoptados los hijos e hijas de Dios de la Iglesia de Jesucristo. Y es por eso que en este tiempo final estaríamos de nuevo como en el Huerto del Edén, para pasar por un momento de tentación, de apretura; pero permaneceremos fieles a Cristo. Y en medio de esa apretura, los muertos en Cristo, si no han resucitado ya, serán resucitados; y nosotros los que vivimos seremos transformados, si todavía no estamos transformados en esos días.

Ahora podemos ver que hay grandes bendiciones para los escogidos de Dios. Pero tenemos que estar conscientes de que vendrá esa hora de prueba. Y cuando venga la apretura, dice nuestro hermano Branham en la página 119 del libro de Citas: “Lo que ustedes han visto en parte manifestado (o sea, la Tercera Etapa), entonces ustedes la verán manifestada en toda su plenitud”. Ahí es donde serán vistos los milagros, maravillas y señales a nivel mundial.

 

TODOS SEREMOS PROBADOS PARA SER ADOPTADOS – VOL. I

Pág. 192 193

Todos seremos probados

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 22 de julio de 1998

(Segunda actividad)

Antofagasta, Chile

Y todos vamos a pasar la prueba: vamos a permanecer firmes en la Palabra de Vida, la Palabra de Cristo; y vamos a obtener la victoria en el amor divino; y vamos a ser adoptados, vamos a ser transformados, y tendremos el cuerpo eterno. Seremos a imagen y semejanza de nuestro amado Señor Jesucristo.

 

QUÉDESE CON LA PALABRA – Parte XX

Pág. 88-89

La Palabra de Dios y la palabra del hombre

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 13 de octubre de 2004

Porto Velho, Rondônia, Brasil

¿Por qué Dios ordena que escuchen al profeta que Él envía? Porque Dios coloca en ese profeta Su Palabra. En la boca de ese profeta está la Palabra de Dios para esa edad o para esa dispensación. Y con esa Palabra siendo hablada por ese profeta es que Dios llama y junta a Sus escogidos de ese tiempo. No hay otra forma.

Y todo escogido está llamado a permanecer escuchando la Voz de Dios a través de ese mensajero para ese tiempo. No importa que en el mundo se levanten muchos predicadores, o de entre el mismo grupo de los escogidos se levanten también otras personas; como sucedió en el tiempo de Moisés: muchos escucharon a Datán, a Coré, a Abiram, y así por el estilo.

Pero ¿cuál era la voluntad de Dios? Que escucharan la Voz de Dios, no voz de hombres.

Datán, Abiram y Coré lo que tenían era voz humana; pero Moisés tenía la Voz de Dios para el pueblo. Dios colocó Su Palabra en la boca de Moisés; por lo tanto, los que escucharon a Datán, Abiram y Coré, escucharon palabra de hombres, que era contraria a la Palabra de Dios.

Vean, Datán y Coré y Abiram querían regresar al pueblo a Egipto; eso era contrario a la Palabra de Dios. Pero vean, también querían quitar a Moisés y colocarse ellos, y querían quitar a Aarón también del sumo sacerdocio para colocarse ellos. Todo contrario al Programa Divino.

Cualquier persona, en cualquier edad y en cualquier dispensación, que se levante para tratar de ocupar el lugar del mensajero de ese tiempo, está siendo como Datán – como Coré, Datán y Abiram, que trataron de ocupar el lugar de Moisés.

Dios no le permite a ninguna persona, aunque sea familia del mismo mensajero, que trate de ocupar o de colocarse en el lugar del mensajero, para tratar de que el pueblo lo escuche a él.

Impreso en Puerto Rico

1 fruición: Complacencia, goce. Fuente: RAE