Viernes, 13 de noviembre de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #46

VIERNES, 13 DE NOVIEMBRE DE 2020

TEMA: EL QUE TRAE EL TESTIMONIO VERDADERO

Dr. William Soto Santiago

Martes, 18 de mayo de 1999

(Segunda actividad)

Pocitos, Candelaria, Campeche, México

Escritura base: San Juan 8:12-18

LIBRO DE CITAS – Pág. 45

Edad de la Iglesia de Filadelfia

Jeffersonville, Ind., 12-10-60

Rev. William M. Branham

389 – “Jesús dijo: ‘Cuando este evangelio sea predicado (este evangelio sea predicado) a todo el mundo, para testimonio mío, entonces vendrá el fin’. Bueno, entonces, si eso era de lo que estaba hablando, desparramando literatura, enviando misioneros con lectura, escritos y aritmética, y repartiendo tratados y haciendo a la gente saludar de mano y creer que hay un Dios, si eso es todo lo que es, entonces ya se ha pasado demasiado en Su venida. ¿Ve? De modo que enseña que el evangelio… Pablo dijo: ‘El Evangelio no vino en Palabra solamente, sino en poder y manifestaciones del Espíritu Santo’. Luego cuando Jesús dijo: ‘Id por todo el mundo y predicad el Evangelio’, Él dijo: ‘¡Id por todo el mundo y demuestren!’. Oh, a mí me agrada eso. ‘Demuestren el poder del Evangelio’. Tomando la Palabra, lo que dice, y enseñando a la gente lo que dice, y hacerlo manifiesto a ellos”.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Sexto Sello – Pág. 343

Rev. William M. Branham

79. Fíjense bien en lo que sucede: hubo un gran terremoto sobre la tierra, el sol se puso negro y la luna tampoco daba su luz, y las estrellas se estremecieron y cayeron. Todo esto sucedió en el tiempo de la apertura de este Sexto Sello, inmediatamente después del anuncio de los mártires por la Palabra de Dios y el testimonio que ellos tenían. Entonces ustedes ven que estamos cerca de esa hora ahora mismo; podría ser en cualquier momento porque la Novia está a punto de emprender su vuelo. Recuerden: cuando estas cosas suceden, la Novia no estará sobre la Tierra. La Novia ya se habrá ido; no tendrá que pasar por estas cosas. Este es un tiempo de tribulación y de purificación de la iglesia. A la iglesia le es dado que pase por ese tiempo. No es para la Novia. Él ha tomado Su Amada para que eso no le toque. Ella ya es redimida. Es de Su propia elección, como cuando cualquier hombre elige su novia.

 

QUÉDESE CON LA PALABRA – Parte XIII

Pág. 34

LOS SECRETOS QUE DIOS GUARDÓ

PARA EL TIEMPO DEL FIN

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 9 de septiembre de 2001

Bogotá D.C., Colombia

Cuando Juan el apóstol en Apocalipsis, capítulo 19, verso 7 al 10, se postró para adorar al Ángel que le mostraba estas cosas, el Ángel le dijo que no lo hiciera, que adorara a Dios, le dijo que él era siervo con sus hermanos los profetas.

Así también en Apocalipsis 22, verso 6 al 10, Juan quiso nuevamente adorar a los pies del Ángel de Jesucristo, y el Ángel le dijo que no lo hiciera, que adorara a Dios.

¿Por qué no recibió adoración este Ángel cuando Juan quiso ofrecérsela? Porque este Ángel no es el Señor Jesucristo. Este Ángel es el profeta mensajero del Señor Jesucristo, enviado a Su Iglesia en el Día Postrero para dar testimonio de todas estas cosas que deben suceder pronto, y así revelar los secretos que Dios guardó para el tiempo del fin, los secretos o misterios que Juan quiso conocer y escribir, y los secretos que el profeta Daniel quiso conocer.

Ahora, el secreto de la Edad de la Piedra Angular, vean ustedes, no estaba revelado, pero ya ha sido revelado este secreto que Dios guardó para ser revelado en el tiempo del fin.

Y ahora, estamos viviendo en el misterio revelado de la Edad de la Piedra Angular, en donde se está cumpliendo el propósito divino correspondiente al Día Postrero en la Iglesia del Señor Jesucristo; es ahí donde Él coloca Su Ángel, y es ahí donde Cristo coloca Sus escogidos del Día Postrero; y esa es la Edad de Oro de la Iglesia de Jesucristo, esa es la Edad de Oro, la etapa de oro del Templo espiritual de Cristo.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

Preguntas y Respuestas – Pág. 407- 408

Rev. William M. Branham

135. Entonces hubo una resurrección, y aparecieron los justos y los injustos, y ambos fueron juzgados por Cristo y la Novia. Él vino a la Tierra con “sus santos millares” (Judas 14). ¿Correcto? Esa es Su Novia.

136. Entonces el juicio fue preparado, los libros fueron abiertos (LIBROS), y otro libro fue abierto, el cual es el Libro de la Vida. Él allí separó las ovejas de los cabritos. ¿Correcto? Eso no tiene nada que ver con la Novia, porque ella está allí de pie, al lado del Rey; el Rey y la Reina juntos. Él vino con Sus santos, y millones de millones le servían —Su Esposa. Entonces se preparó el juicio, y allí fue la separación de las ovejas de los cabritos. ¿Recuerdan el mensaje la otra noche cuando les cité La meditación de un vaquero? Eso fue para que entendieran mejor.

137. La iglesia, la gente en las denominaciones que son genuinos cristianos y han recibido el Mensaje… Y ellos nunca lo verán; nunca les será predicado. Y aquellos que se encuentran en una congregación mezclada, donde es predicado el Mensaje, les pasará por encima. Así sucederá con todo aquel cuyo nombre no fue escrito en el Libro de la Vida del Cordero. Pero ellos serán gente buena, y serán resucitados, y serán juzgados por los mismos que les predicaron. Como dijo Pablo: “¿No sabéis que los santos han de juzgar al mundo?”. Ellos oirán la predicación. Les predicarán los mismos que les dieron el testimonio del mensaje, para que salgan de eso. Ojalá esto dé la explicación a la pregunta.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. I

Pág. 314-315

Palabras de saludo

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 9 de diciembre de 2006

Monterrey, N.L., México – Transmisión vía telefónica

Entre las cosas que estarán sucediendo en este tiempo, ha sido prometido que surgirá un mensaje; y por consiguiente, con ese Mensaje se cumplirá la promesa de la predicación del Evangelio del Reino, donde Cristo dice en San Mateo, capítulo 24, verso 14:

“Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin”.

Por lo tanto, el Evangelio del Reino que predicó Cristo y Juan el Bautista en medio del pueblo hebreo, y que fue rechazado por el pueblo hebreo, volverá a ser predicado en medio del pueblo de Dios, de la Iglesia de Jesucristo primero, y después en medio del pueblo hebreo; y será un mensaje por testimonio para todos los gentiles; y luego vendrá el fin.

Por lo tanto, surgirá en este tiempo final ese Mensaje del Evangelio del Reino, donde estará dando a conocer que estamos en el tiempo final, en el tiempo donde el Reino de Dios va a ser restaurado en la Tierra en medio del pueblo hebreo, para desde ahí gobernar sobre todas las naciones, lo cual será la restauración del Reino de David y Trono de David, al cual Cristo es el heredero; y por consiguiente Él estará haciendo el reclamo de ese Reino y de ese Trono, para desde ese Reino y desde ese Trono gobernar sobre el pueblo hebreo y sobre todas las naciones.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Visión de Patmos – Pág. 53

Rev. William M. Branham

56. Su Voz era como el ruido de multitudes hablando. ¿Qué es esto? Es el juicio. Porque estas son las voces de las multitudes de testigos, quienes por medio del Espíritu Santo en todas las edades han dado testimonio de Cristo y han predicado Su Evangelio. Será la voz de cada hombre pronunciando juicio en contra del pecador que no hizo caso al aviso. Las voces de los siete mensajeros se oirán con potencia y claridad. Aquellos predicadores fieles quienes predicaron el poder salvador de Jesús, el bautismo en el Nombre de Jesús, el bautismo y el poder del Espíritu Santo, aquellos que apreciaron y se mantuvieron más con la Palabra que con sus propias vidas, todos ellos fueron la voz de Jesucristo por medio del Espíritu Santo a través de las edades. Juan 17:20:

Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos.

 

QUÉDESE CON LA PALABRA – Parte II

Pág. 62-63

La Voz del Cielo al final del siglo

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 26 de mayo de 1985

Cayey, Puerto Rico

Ese Mensaje profético de Moisés y Elías estará en el Ángel Mensajero del Señor Jesucristo para dar testimonio de estas cosas en todas las iglesias; porque en él estará el ministerio de Moisés y Elías, estará el ministerio de los Ángeles administradores, administradores de la Palabra de Dios, de la Voz del Cielo para los días finales.

Y todos tendremos el privilegio y la bendición de oír la Voz del Cielo en todo lo que se estará hablando en estos días finales. Y usted y yo tendremos que estar bien alertas, tendremos que tener nuestro corazón abierto a esa Voz del Cielo que estará proclamando la Gran Voz de Trompeta, el Mensaje Final en esta Tierra.

Todos nosotros seremos probados en este tiempo; porque no es lo mismo decir: “Yo creo”, que creer en el corazón y de todo corazón, y no apartarse ni a diestra ni a siniestra de lo que ha creído por nada en el mundo. Todos tendremos que ser probados para saber si hemos creído o no hemos creído a la Voz del Cielo.

Vendrán muchas voces para hablar, para tratar de quitar esa Voz, ese Mensaje del Cielo, del oído y del corazón y de la mente de los hijos de Dios.

(…) Fuera de esa promesa usted no encontrará que venga otro hombre, otro profeta después del cuarto Elías; porque después del cuarto Elías viene el quinto Elías con el ministerio del segundo Moisés.

Así que en medio del cuarto Elías y el quinto Elías y segundo Moisés, no hay otro mensajero, no hay otro profeta, no hay otro que diga que la Voz de Dios está en él para hablarle al pueblo.

Después del cuarto Elías, que vino con la Voz de Dios para la séptima edad de la Iglesia gentil, para la Edad de Laodicea, después de él, el próximo será el último profeta: que vendrá con el ministerio de los Dos Olivos, de los Dos Candeleros, el ministerio de los Ángeles administradores: Moisés y Elías. Vendrá ese profeta final con la manifestación del Hijo del Hombre.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Éfeso – Pág. 102-103

Rev. William M. Branham

101. Algunos tienen la idea de que aquellos dos árboles en el huerto eran iguales a los demás que Dios había puesto allí. Estudiantes, tengan cuidado, sepan que esto no es cierto. Cuando Juan el Bautista clamó que el hacha estaba puesta a la raíz de todos los árboles, él no estaba simplemente hablando de árboles naturales, sino de fundamentos espirituales. Ahora, en 1 Juan 5:11, dice:

Y este es el testimonio: Que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.

Jesús dijo en Juan 5:40:

Y no queréis venir a mí, para que tengáis vida.

Así que el testimonio, la Palabra de Dios, dice claramente que Vida, la Vida Eterna, está en el Hijo. No está en ninguna otra parte.

El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida.

1 Juan 5:12

102. Ahora, siendo que el testimonio no puede cambiar (quitado de, o agregado a), entonces el testimonio queda en que la Vida está en el Hijo. Siendo que esto es la verdad, el Árbol de Vida en el Huerto tiene que ser Jesús.

 

LA OBRA DEL SÉPTIMO SELLO

EN TODAS LAS DIMENSIONES – Parte II – Pág. 29

Tenidos por dignos delante de Dios

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 1 de marzo de 1987

Cayey, Puerto Rico

¿A quién iremos? ¿A quién iremos, si solamente en el Ángel Mensajero del Señor Jesucristo con la Gran Voz de Trompeta, con el Mensaje Final de Jesucristo, es donde único hay Palabra de vida eterna para ser transformado y ser raptado obteniendo la fe para el rapto?

¿Dónde va a encontrar la fe para el rapto y para la transformación? ¿Dónde? Solo en los Truenos apocalípticos, que son la Gran Voz de Trompeta, el Mensaje del Ángel del Señor Jesucristo. Por eso Él dice: “Yo envío a mi Ángel”. No dice: “Yo envío a muchos para que los preparen. Yo envío a muchos para que les den testimonio de estas cosas”. NO. “Yo envío mi Ángel para dar testimonio de estas cosas”.

Por eso también dice en Apocalipsis 1:3: “Bienaventurado el que lee y los que oyen las palabras de esta profecía”, que es el Mensaje del Ángel del Señor. Solamente en las palabras de esta profecía del Ángel del Señor Jesucristo es que está la bienaventuranza más grande del fin del siglo.

 

QUÉDESE CON LA PALABRA – Parte XI – Pág. 53

La única Voz de Dios

(Reunión de ministros)

Dr. William Soto Santiago

Lunes, 4 de febrero de 2002

Cali, Colombia

Ahora, podemos ver que estando nosotros en el tiempo más glorioso de todos los tiempos, tenemos que mantenernos escuchando la única Voz de Dios, para lo cual Dios nos ha permitido conocer cuál es la única Voz de Dios: es la Voz del Ángel de Jehová, de Jesucristo nuestro Salvador, el cual ha estado hablando de edad en edad por medio del mensajero de cada edad. Y para este tiempo final, dice1:

“Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias”.

Ese Mensaje dando testimonio de estas cosas es la única Voz de Dios; porque es la Voz de Jesucristo en Espíritu Santo hablándole a Su Iglesia en el Día Postrero a través de Su Ángel Mensajero, y dándole a conocer todas estas cosas que deben suceder pronto, en este tiempo final.

Por lo tanto, mantengamos en nuestra alma y en nuestras congregaciones, y el corazón de cada creyente, la única Voz de Dios; para que así, escuchando la única Voz de Dios, todos seamos preparados, maduremos para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

El beneficio es para todos nosotros, por lo tanto: “Si oyes hoy Su Voz (la única Voz de Dios) no endurezcas tu corazón”2, como hizo el pueblo hebreo allá en el desierto, y como han hecho a través de las edades cuando el mensajero ha partido: han dejado de escuchar la única Voz de Dios, y escucharon sus propias voces, y se denominacionalizaron; y ahí murió cada edad; esa fue la forma en que murió cada edad.

Ahora, las siete edades ya terminaron, ya murieron, murieron sus mensajeros, y esas edades también murieron espiritualmente; pero hay una edad que está viva: la Edad de la Piedra Angular, porque tiene la única Voz de Dios, la Voz de Cristo, el Ángel del Pacto, el Espíritu Santo hablándonos todas estas cosas que deben suceder pronto.

Y Él continuará hablando y nosotros escuchando; y así nos mantendremos vivos espiritualmente, y se mantendrá viva nuestra congregación, y se mantendrá viva la edad nuestra en la cual Dios nos ha colocado.

LA ÚNICA VOZ DE DIOS: esa es una Voz viva, la cual está señalada para el Día Postrero como la Gran Voz de Trompeta. Es la Voz de Trompeta, la Voz de Arcángel, es la Voz de Cristo, el Ángel del Pacto, en el Día Postrero, hablándonos todas estas cosas que deben suceder pronto, en este tiempo final.

Así es como llegaremos a nuestra transformación: escuchando la única Voz de Dios; la cual es una Voz viva que nos habla y nos revela todas estas cosas que deben suceder pronto.

Impreso en Puerto Rico

1 Apocalipsis 22:16

2 Hebreos 3:15, 4:7; Salmos 95:7-8