Viernes, 12 de febrero de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #72

VIERNES, 12 DE FEBRERO DE 2021

TEMA: TODAS LAS COSAS OBRAN PARA BIEN

Dr. William Soto Santiago

Martes, 7 de septiembre de 1999

Mérida, Yucatán, México

Escritura base: Romanos 8:28-39

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Sexto Sello – Pág. 342

Rev. William M. Branham

75. ¡Qué introducción tan tremenda! Ahora, los jinetes, los caballos y las bestias que salieron para hacerles frente, todo eso ha cesado. Luego vemos los mártires debajo del Trono. Estos mártires fueron los verdaderos judíos ortodoxos que murieron en su fe religiosa; ellos no eran cristianos. Recuerden, Dios cegó los ojos de ellos. Y todavía permanecerán ciegos por un tiempo más, hasta que sea recogida la Iglesia gentil; porque Dios no lidia con estos dos pueblos al mismo tiempo; es completamente contrario a Su Palabra.

76. Recuerden, Él siempre lidia con Israel como nación. Siempre ha sido así. Él lidia con los gentiles como individuos, tomando un pueblo de entre los gentiles. Los gentiles se componen de todas las demás gentes del mundo; entonces de vez en cuando entra judío, o un árabe, o un irlandés, o un indio y demás razas, las cuales componen este ramo de flores: LA NOVIA.

77. Pero cuando se trata de lidiar con Israel, en esta última parte de la semana setenta, Él lidia con ellos como una nación. Para ese tiempo ya habrá cesado Su Obra entre los gentiles. La hora se aproxima rápidamente, y puede ser aun esta misma noche cuando Dios se torne completamente de los gentiles. Correcto. Él así lo dijo: “Y Jerusalem será hollada de las gentes, hasta que los tiempos de los gentiles sean cumplidos”. [En inglés gentes fue traducido gentiles]. Entonces cuando los tiempos de los gentiles se hayan cumplido: “El que es sucio, ensúciese todavía; y el que es justo, sea todavía justificado”. Y entonces ya no habrá Sangre sobre el Propiciatorio; y el Sacrificio habrá sido quitado del altar. Lo único que quedará será humo, relámpagos y juicio. Eso es lo que será derramado durante ese tiempo. El Cordero ya habrá cesado Su Obra de Intercesión sobre el Trono. Hemos tipificado esto perfectamente, el Redentor semejante, y el Cordero inmolado que se presentó, el cual había sido herido y estaba sangrando; y al presentarse, tomó el Libro de Su mano. Entonces los días de intercesión cesarán. Ahora viene para reclamar lo que ha redimido. ¡AMÉN! Eso me hace temblar.

78. Ahora, Juan dice: “Y miré cuando él abrió el sexto sello, y he aquí fue hecho un gran terremoto”. Toda la naturaleza fue interrumpida. Dios ha estado haciendo grandes cosas hoy, como sanando los enfermos, abriendo los ojos de los ciegos y grandes maravillas; pero aquí hallamos que la naturaleza sufrió un cambio.

79. Fíjense bien en lo que sucede: hubo un gran terremoto sobre la tierra, el sol se puso negro y la luna tampoco daba su luz, y las estrellas se estremecieron y cayeron. Todo esto sucedió en el tiempo de la apertura de este Sexto Sello, inmediatamente después del anuncio de los mártires por la Palabra de Dios y el testimonio que ellos tenían. Entonces ustedes ven que estamos cerca de esa hora ahora mismo; podría ser en cualquier momento porque la Novia está a punto de emprender su vuelo. Recuerden: cuando estas cosas suceden, la Novia no estará sobre la Tierra. La Novia ya se habrá ido; no tendrá que pasar por estas cosas. Este es un tiempo de tribulación y de purificación de la iglesia. A la iglesia le es dado que pase por ese tiempo. No es para la Novia. Él ha tomado Su Amada para que eso no le toque. Ella ya es redimida. Es de Su propia elección, como cuando cualquier hombre elige su novia.

 

TODOS SEREMOS PROBADOS PARA SER ADOPTADOS

VOL. I

Pág. 10-11

Comiendo del Pan de vida eterna hoy

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 29 de diciembre de 1974

Ponce, Puerto Rico

Así que encontramos que tuvo que nacer en un pesebre.

Bueno, ¿y por qué no había lugar allá en el mesón, en el hotel? ¿Por qué no había lugar tampoco en la alcaldía ni en el lugar allá principal? ¿Por qué? Porque el que iba a nacer era un cordero, y los corderos nacen ¿dónde? En los pesebres. Ahí donde están las demás ovejas, ahí es que nacen ellos; y Él fue tipificado como un cordero y tenía que cumplir todo lo que le tipificaba a Él; y nació en ese lugar.

Así que usted ve que todo obra para bien. No había lugar allá, pero había lugar allí entre las ovejas; entre los chivos no había, pero entre las ovejas sí. ¿Ve? Entre los chivos de dos pies no había, pero entre las ovejas de cuatro patas sí había.

Entonces, usted puede ver que todas las cosas obran a bien. Así que usted, cuando esté pasando por pruebas y por momentos difíciles, no se esté quejando; mire la Palabra y sepa que todas las cosas obran a bien, y ponga las cosas en las manos de Dios y usted ve el beneficio que va a recibir.

No se queje, todo obra a bien para los hijos de Dios. ¡Todo! Y todo es todo. Así que no se esté quejando. Dele gracias al Señor. Y cuando vea momentos difíciles diga: “Oh, Señor, ¡qué bendición tan grande Tú tienes para mí! ¡Oh, Señor, convierte todo esto en una bendición espiritual grande para mi alma!”. Él la va a convertir en una bendición muy grande para usted.

Ahora, muchas veces nosotros miramos las cosas desde el punto de vista material; y siempre las cosas, las bendiciones de Dios, cuando Él las va a dar, usted las mira desde el punto de vista intelectual o material, y usted dice: “Esa es una prueba tremenda”. Pero cuando las mira desde el punto de vista espiritual, se da cuenta que es una bendición grandísima, pero que Dios la envía en forma tan sencilla y humilde que si usted no tiene los ojos abiertos, no se da cuenta de la bendición tan grande que usted puede perderse si no la recibe con alegría en su corazón.

Entonces, fíjese usted, usted le dice al Señor: “Señor, dame paciencia”. ¿Y qué es lo que produce paciencia? La prueba. Cuando usted esté por prueba diga: “Gracias, Señor, que me estás dando paciencia”. ¿Ve?

Así que tenemos que darle gracias al Señor por todas esas bendiciones, aunque nosotros las vemos como si fueran pruebas, pero delante del Señor son bendiciones; y si usted las mira desde el punto de vista espiritual, con la fe suya puesta en la Palabra de Dios, usted no se estará quejando en esta Tierra.

Impreso en Puerto Rico