Viernes, 10 de julio de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #10 – VIERNES, 10 DE JULIO DE 2020

TEMA: EL MONTE DE LA TRANSFIGURACIÓN ACTUALIZADO

Dr. William Soto Santiago

Lunes, 22 de febrero de 1999

(Segunda actividad)

Ciudad Satélite, El Alto, La Paz, Bolivia

Escritura base: San Mateo 17:1-9

2 Pedro 1:16-18

16 Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.

17 Pues cuando él recibió de Dios Padre honra y gloria, le fue enviada desde la magnífica gloria una voz que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo complacencia.

18 Y nosotros oímos esta voz enviada del cielo, cuando estábamos con él en el monte santo.

 

EXTRACTOS DEL LIBRO DE ROMANOS 8:22-23

Los Negocios del Padre – Pág. 26

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 6 de enero de 1985 / Maturín, Venezuela

Así que en este tiempo, en estos días, mientras estemos con los gentiles y mientras no haya llegado el momento de bajar de la cima del Monte, mientras no haya llegado el momento… Mire, en la cima del monte estaba Jesús, pero también estaba Moisés y Elías. ¿Y qué hacían Moisés y Elías? No estaban haciendo milagros, sino solamente hablándole al que iba a ser adoptado.

Y eso es lo que estará haciendo ese ministerio: hablándole con la Gran Voz de Trompeta a los que van a ser adoptados. Después que seamos adoptados, entonces podremos hacer lo que queramos hacer, y nada será imposible.

Y entonces, para no perder tiempo con milagritos por ahí bobos, dice la Biblia que el cielo será cerrado por tres años y medio. Y dice la Biblia que cuantas plagas sean ordenadas que vengan sobre toda la Tierra, sobre el reino de los gentiles, van a venir; y todos los terremotos que sean hablados para que ocurran, pues van a venir también; y todo eso a través del ministerio que está señalado para hacer eso.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 45

La Visión de Patmos

Jeffersonville, Ind., 12-4-60

Rev. William M. Branham

345 – “Mateo 17, muy bien: ‘… y después de seis días Jesús toma a Pedro, Santiago y Juan… en una alta montaña aparte, y fue transfigurado ante ellos: y Su rostro brilló como el sol y Sus vestiduras eran blancas como la luz’. Él fue transfigurado. ¿Qué hizo? Se pasó dentro de la transformación, hacia el día de Su Venida / Ellos habían llevado a Jesús a la montaña… o Él los había llevado y Él fue transfigurado ante ellos, transformado. Sus vestiduras brillaron como el sol en su fuerza y aparecieron con Él Moisés y Elías. ¿En qué forma viene el Hijo del Hombre ahora? Y primero aparecerá, será Moisés y Elías. Ahora, fíjese, antes que Jesús vuelva a la Tierra… Ahora, es poco antes de tiempo, pero el Espíritu de Elías volverá a la Tierra y tornará los corazones de los hijos a los padres. La Biblia lo dice. Jesús lo vio aquí, los apóstoles lo vieron aquí, el orden de la Venida del Hijo del Hombre glorificado. Él será glorificado y volverá. La primera cosa antes que lo vieran, ¿qué era? Elías. ¿Luego? Moisés; Israel volviendo hacia allá; los guardadores de la Ley. Y luego el Hijo del Hombre glorificado. ¡Aleluya! ¿Ve el orden de Su Venida?”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 41

La Revelación de Jesucristo

Jeffersonville, Ind., 12-4-60

Rev. William M. Branham

332 – “He aquí, Él viene con las nubes… ahora, ¿cómo viene? ‘Con nubes’. ¿Qué clase de nubes? Nubes de gloria. No unas de estas nubes tronadoras o nubes de lluvia, pero nubes de gloria. Si usted mira en qué clase de nube es envuelto cuando Pedro y ellos vieron su visión en el Monte de la Transfiguración, una nube lo sombreó, Sus vestiduras brillaron. Fue envuelto con una nube, el poder de Dios”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 101

Parado en la Abertura

Jeffersonville, Ind., 6-23-63

Rev. William M. Branham

877 – El sueño de Roy Roberson:

“Una noche el Señor le despertó, una mañana. Estábamos sentados, él y yo, parecía como en Jerusalén en la mesa de la cena del Señor, y yo estaba hablando. Él no pudo entenderlo. Y el hermano Roy, que aquí está presente mirándome en este momento, él lo vió. Y él me llamó en Arizona o me mandó una carta y yo le llamé. Y dijo: ‘Tú estabas sentado allí, hermano Branham, y vi ese gran Pilar de Luz que te tomó de la mesa de la cena del Señor, y te llevó hacia el oeste’. Porque él estaba sentado al este mirándome ir al oeste, y esta Luz vino y me llevó. Dijo que era una mañana, como en visión. Él se levantó de la cama como a las 3 o 4 de la mañana, algo así, y vio suceder eso. Y dijo que había gritado como por días: ‘Hermano Bill, ¡regresa!’. Roy y yo hemos sido hermanos en verdad. Vivimos juntos, cazamos juntos, y somos como hermanos. Y él me gritaba hasta que se enronqueció su garganta: ‘¡Vuelve! ¡Regrésalo! ¡Regrésalo!’, llorando. Y dijo… Allí viene el Pilar de Fuego otra vez, o una Nube que volvió, y me sentó a la cabecera de la mesa, yo había sido transformado. Esto era un misterio para el hermano Roy, yo siendo cambiado para parecer diferente. (Dejo esto aquí para algo que quiero recordar, ‘siendo cambiado’, cuando yo le dé la interpretación de ello). Eso fue justo antes de que regresara para los Siete Sellos. Cuando vine a traer los siete sellos, entonces yo… Una mañana le habló a Billy diciéndole que quería hablar conmigo. Yo estaba ocupado, en oración para los Siete Sellos. Y entonces me dijo… Volvió a pasar otra vez y se repitió otra vez. Hermano Roy, si digo algo mal, usted llámeme la atención. Y me dijo – él se levantó muy temprano, yo creo que era muy de mañana. Y miró hacia el cuarto y vio esta grande Luz, o la Nube arriba de una montaña. Y me preguntó no hace mucho tiempo: ‘¿Hay algo acerca de una nube arriba de una montaña (y yo dije…) en la Biblia?’. Y yo dije: ‘Sí. Cuando Pedro, Santiago y Juan fueron envueltos en la nube junto con el Señor Jesús y llevados arriba. Entonces Dios habló, y dijo: ‘Este es mi hijo amado’. Yo prediqué de esto aquí, no hace mucho. Un corto mensaje, los hermanos de las cintas tal vez entiendan: ‘A Él oíd’. Supongo que ustedes lo tienen en cinta, estoy seguro. Y dijo que él subió a la montaña. Y cuando subió, yo estaba parado allí. Y una voz vino de la Nube (¿no es así, hermano Roy?), y dijo algo de esta manera: ‘Este es mi siervo. Y lo he llamado para que sea un profeta para la edad, para que guíe al pueblo como lo hizo Moisés. Y se le ha dado la autoridad, él puede hablar a existencia’. Algo como eso, así como Moisés habló a las moscas. Y nosotros sabemos de las ardillas, etc., y cosas que ya han acontecido, como la hermana Hattie Wright que está aquí, yo supongo que ustedes saben lo que pasó en su casa. Y le dijo que yo había hecho lo que Moisés había hecho”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 3A

Posición en Cristo

Chicago, Ill., 1-16-55

Rev. William M. Branham

25 – “Pero Dios apenas ha empezado, en mi humilde opinión, a adoptar a Su hijo, llamándolo posicionalmente a un lado, dándole un cierto ministerio, ungiéndolo para ese propósito, y enviándolo fuera. Vigilen lo que sucede cuando Él lo hace. Todo aquello sobre lo cual Él le dio posesión sucederá”.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Visión de Patmos – Pág. 59

Rev. William M. Branham

  1. Y los tres apóstoles vieron eso: el orden de Su Segunda Venida. Ellos lo vieron transfigurado allí en el monte. Su vestido era resplandecientemente blanco, y Su rostro brillaba como el sol en su cenit. Y cuando Él apareció, allí estaban Moisés y Elías, uno a cada lado. Así es exactamente como Él vendrá. En verdad, Elías vendrá primero y convertirá los corazones de los hijos (Novia) a la Doctrina Apostólica de la Palabra de los padres.

He aquí, yo os envío a Elías el profeta, antes que venga el día de Jehová grande y terrible.

Él convertirá el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres: no sea que yo venga, y con destrucción hiera la tierra. Malaquías 4:5-6

 

EXTRACTO DEL LIBRO DE

LA OBRA DEL SÉPTIMO SELLO

EN TODAS LAS DIMENSIONES – Parte 1

Pág. 72-73

El amanecer glorioso de la Resurrección

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 4 de abril de 1999 / Cayey, Puerto Rico

Antes de una Adopción el Hijo que va a ser adoptado tiene que haber trabajado en los Negocios de su Padre, el cual lo va a adoptar. O sea, que una persona no puede venir de momento y decir: “Yo quiero ser adoptado. Yo creo, quiero ser adoptado”. Y eso es todo. No, tiene que haber creído primero, y haber trabajado en la Obra del que lo va a adoptar.

Así fue con Jesús antes de ser adoptado en el Monte de la Transfiguración: trabajó en la Obra de Su Padre tres años llevando a cabo ese ministerio, y luego fue adoptado; y después de ser adoptado, entonces coronó Su ministerio con Su Sacrificio en la Cruz del Calvario. No podía Él llevar a cabo esa Obra de Redención sin ser adoptado, y no podía ser adoptado sin llevar a cabo la labor preadopción.

Y ahora nosotros nos encontramos en la etapa de preadopción, trabajando en la Obra de Cristo, el que nos va a adoptar a todos nosotros. En esa Obra de preadopción es que yo estoy trabajando por muchísimos años. Y ustedes también. Estamos en la Edad de la Adopción, que es la Edad de la Piedra Angular, y en la Dispensación de Adopción, que es la Dispensación del Reino, y en el Día Postrero, que es el séptimo milenio, que es el milenio donde serán adoptados todos los hijos e hijas de Dios; porque la resurrección de los muertos en Cristo en cuerpos eternos, prometida para el Día Postrero, que es el séptimo milenio, y la transformación nuestra, es la Adopción para todos nosotros.

 

EXTRACTO DEL LIBRO DE LA VISIÓN

DE LA GRAN CARPA CATEDRAL VOL. 2 – Pág. 74

Habla, Señor, que Tu siervo oye

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 25 de septiembre de 2010 / Monterrey, N.L., México

Hoy vimos muchos tipos y figuras; y todavía de esas cosas que hemos hablado, todavía lo del Monte de la Transfiguración tiene algo muy grande. Para decirlo más claro: la experiencia del Monte de la Transfiguración es el Séptimo Sello, así que vean lo grande que es esa visión.

(…) Vamos a dejar eso quietecito y ya continuaremos hablando; tenemos tiempo. Es corto el tiempo y no tenemos tiempo, porque el tiempo… porque a través del satélite ustedes podrán estar escuchando todo lo que se esté hablando en todos estos días.

De un momento a otro va a salir lo del Monte de la Transfiguración; no sé si antes o luego cuando ya estemos en La Gran Carpa Catedral.

Así que Dios les bendiga y les guarde; y oren mucho. Recuerden que vamos a la segura.

 

EXTRACTO DEL LIBRO DE LA VISIÓN

DE LA GRAN CARPA CATEDRAL VOL. 2 – Pág. 394

La Palabra profética más segura

(Reunión de ministros)

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 31 de mayo de 2013 / Cali, Colombia

“… así como los judíos trajeron el Evangelio a los gentiles, los gentiles lo llevarán de regreso a los judíos (¿y entonces qué?, ¿qué más dice?), y el rapto ocurrirá”[1].

¿Y cómo lo van a llevar los gentiles a los judíos? Los ministerios de Moisés y Elías, los cuales son ministerios que opera el Espíritu Santo; por lo tanto, el Espíritu Santo tiene que estar entre los gentiles para poder llevar de los gentiles a los judíos el Evangelio; y el Espíritu Santo es el que tiene y opera esos ministerios.

Es como en el Monte de la Transfiguración: vieron a Jesús glorificado, transformado, y luego vieron a Moisés y Elías, uno a cada lado; y después se desaparecieron Moisés y Elías, y solamente vieron a Jesús.

El reverendo William Branham dice que esa es la visión de la Venida del Señor, ese es el orden: Primero verán a Elías (algo así dice) y después a Moisés. ¿Qué vieron ellos? A Moisés y a Elías, o a Elías y a Moisés; ya habían visto primero a Jesús solo siendo glorificado, siendo transformado, vestido de inmortalidad (eso es adopción); y luego vieron, al lado de Jesús, a Moisés y a Elías hablando con Él con relación a la partida de Jesús hacia Jerusalén, para llevar a cabo esa Obra de Redención en la Cruz del Calvario; y después desaparecieron Moisés y Elías, y solamente vieron a Jesús.

Ese es el misterio del Séptimo Sello. ¿Y cuántos quieren conocer el misterio del Séptimo Sello? Ahí está la fe para ser transformados y raptados; por lo tanto, esperen un poquito, porque la Tercera Etapa… en la Tercera Etapa va a ser abierto el misterio del Séptimo Sello; y todo eso está ligado al cumplimiento de la Visión de La Gran Carpa Catedral.

 

EXTRACTO DEL LIBRO DE LA VISIÓN

DE LA GRAN CARPA CATEDRAL VOL. 3 – Pág. 213-214

El grato olor de un ciudadano celestial

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 11 de julio de 2015 / Fe Viva, Valencia, Venezuela

Así como el Espíritu de Dios guio a Cristo para que subiera a un monte alto con Pedro, Jacobo y Juan, para allí mostrar la visión de lo que será la Segunda Venida de Cristo; allá se transfiguró delante de ellos, Su rostro resplandeció como el sol, Sus cabellos blancos como la lana, Sus ojos (aparece en Apocalipsis) como llama de fuego, y así por el estilo. Pero en Apocalipsis está mostrando también lo que será la Segunda Venida de Cristo para la adopción.

Y vean ustedes, allá en el Monte de la Transfiguración aparecieron Moisés y Elías. Están ligados los ministerios de Moisés y Elías con la adopción de los hijos de Dios para el Día Postrero.

O sea que algo va Dios colocándolo en su lugar para la adopción de los hijos e hijas de Dios, para darles la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

Por eso es importante que estemos preparados. La adopción vendrá en la manifestación de la Tercera Etapa mencionada por el reverendo William Branham; en la Edad de la Piedra Angular será que vendrá, y será en una Gran Carpa Catedral, como la vio el reverendo William Branham.

Cuando Dios se la mostró, la Visión de la Gran Carpa Catedral, vio al Ángel que lo acompañaba, el cual estaba acompañándolo y le habló; y también le mostró un lugar pequeño en donde entraban enfermos y salían al otro lado sanos; y él no entendía por qué allí. Y el Ángel le dijo: “No será un espectáculo público como antes”, como era acostumbrado; o sea, como él lo hacía públicamente; dice: “No será así”.

¿No dice la Escritura: “Cuando oras a tu Padre, entra a tu cámara secreta”? Esa va a ser la cámara secreta. Y “entra a tu cámara secreta y ahí ora a tu padre que te ve, y Él te recompensará en público”.

Miren cómo las Escrituras se van juntando para lo que está prometido para este tiempo final.

Impreso en Puerto Rico

[1] Citas, pág. 41, párr. 333; Las Edades, pág. 30, párr. 109