Domingo, 7 de febrero de 2021

ESTUDIO BÍBLICO #71 – DOMINGO, 7 DE FEBRERO DE 2021

TEMA: LA ÚNICA VOZ QUE DEBEMOS OÍR Y OBEDECER

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 1 de julio de 1998

Villavicencio, Meta, Colombia

Escritura base:    San Juan 10:14-16

 

LAS PROFECÍAS DEL FIN DEL TIEMPO – Parte 3 – Pág. 55

La restauración de todas las cosas

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 22 de diciembre de 1991

Cayey, Puerto Rico

Por esa causa Adán podía hacer lo que él quisiera hacer; y Dios lo colocó en libre albedrío, a Adán, para hacer conforme a como él deseaba hacer. Le fue dado el libre albedrío, y por esa causa solamente Dios le dio a conocer los peligros que estaban aquí en la Tierra, le advirtió cómo continuar viviendo por toda la eternidad, y también le advirtió cómo salir de la eternidad, caer de la vida eterna y hacerse mortal. Y le dijo: “No hagas esto, porque el día que lo hagas, ese día tú vas a morir”; porque Dios lo que desea es que Sus hijos vivan eternamente.

Por lo tanto, el consejo de Dios siempre ha sido, es y será, que permanezcan en el Programa Divino para que vivan eternamente, y no se salgan a otro programa. Pero Eva se salió del Programa de Dios al programa del diablo a través de la serpiente, y eso ocasionó la caída de la raza humana.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Esmirna – Pág. 169

Rev. William M. Branham

171. Le agregan aquí o le quitan allá, y dentro de poco tiempo el Mensaje ya no es puro y el avivamiento se muere. Cuánto cuidado debemos tener de oír UNA Voz, porque el Espíritu solamente tiene una Voz, la cual es la Voz de Dios. Pablo les advirtió que dijeran lo que él dijo, como también lo hizo Pedro. Él les advirtió que ni aun él (Pablo) podía cambiar una sola palabra de lo que había dado por revelación. Oh, ¡cuán importante es oír la Voz de Dios por medio de Sus mensajeros, y luego decir lo que les ha sido dado a ellos para las iglesias!

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. III

Pág. 190-191

La Voz de la Señal

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 5 de junio de 2015

Cayey, Puerto Rico

Detrás de las señales siempre está la Voz de Dios, la Palabra de Dios. Si no está la Palabra, el Mensaje de Dios para el tiempo en que la persona está viviendo, las señales no tienen valor positivo para los hijos de Dios; porque los falsos profetas hacen señales también, pero no les sigue la Voz de Dios para el tiempo en que se está viviendo. Por lo tanto, las señales atraen a las personas, las señales que vienen de parte de Dios, para que la persona escuche la Voz de Dios.

Ahora, el profeta tuvo esa primera señal en la mano, primera etapa; luego tuvo la segunda señal, que discernía los pensamientos del corazón de las personas por medio del Espíritu de Dios; detrás de la señal también estaba la Voz de Dios hablándole al pueblo. La señal es para llamar la atención del pueblo, para que se siente a escuchar la Voz de Dios.

Luego hay otra señal, otra etapa, una Tercera Etapa, de la cual fue dada una muestra a través del reverendo William Branham, el cual tuvo esa tercera señal, esa Tercera Etapa, detrás de la cual estaba la Voz de Dios. Esa tercera señal traerá en el Día Postrero a la Iglesia del Señor Jesucristo la Voz de Dios, la Palabra de Dios para el tiempo final.

Por medio de esa Tercera Etapa manifestada en el reverendo William Branham era hablada la Palabra, y luego las cosas sucedían. Era la Voz de Dios, la Voz creadora de Dios a través de un hombre, el Espíritu Santo hablando al pueblo. Esa tercera señal, esa Tercera Etapa, se va a repetir en el cumplimiento de la visión que le fue dada al reverendo William Branham: la Visión de la Carpa. Ahí va a estar, en cierto tiempo, la señal de la Tercera Etapa, y por consiguiente va a estar allí la Voz de Dios hablándole a Su pueblo, a Su Iglesia, y después le hablará al pueblo hebreo.

Ahora, si es la Voz de Dios la que está en cada tiempo detrás de esas señales divinas, allá en el tiempo de Moisés estaban esas señales en medio del pueblo hebreo. Luego, en el Nuevo Pacto, estarán en la Iglesia del Señor Jesucristo manifestadas esas señales.

Ya las vimos manifestadas en el reverendo William Branham la primera y segunda señal, y nos fue dada una muestra de lo que será la tercera señal: la Tercera Etapa en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo; fue dada una muestra a través del reverendo William Branham de lo que Dios va a hacer en el Día Postrero en toda Su plenitud.

Ahí entonces estará la Palabra de Dios, la Voz de Dios hablándole a Su Iglesia en el Día Postrero, y revelándole lo que necesita conocer la Iglesia para tener la fe para ser transformada y llevada con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. IV

Pág.    17-19

005 El Ángel de Jesús y su misión en la Tierra

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 1 de enero de 1989

Cayey, Puerto Rico

En las siete edades de la Iglesia gentil hubo Siete Truenos, porque un Trueno es la Voz de Dios hablando; y en las siete edades de la Iglesia gentil hubo Siete Truenos hablando a través de cada uno de los mensajeros, ángeles mensajeros de las siete edades o siete etapas de la Iglesia gentil.

Y así como en cada uno de los mensajeros Dios tronó, habló, en la Edad de la Piedra Angular Dios habla en forma consecutiva; y esta forma de Dios hablar en forma consecutiva en la Edad de la Piedra Angular es nada menos que los Siete Truenos de Apocalipsis, capítulo 10, dando a conocer la revelación, la manifestación del Señor Jesucristo en Su Segunda Venida, con Sus Ángeles, en la Edad de la Piedra Angular. Y solamente estando en la Edad de la Piedra Angular se puede ver y se puede comprender la Segunda Venida del Señor, del Hijo del Hombre con Sus Ángeles, y se puede escuchar y entender la Gran Voz de Trompeta o Trompeta Final, o Trompeta del Año del Jubileo, o los Siete Truenos de Apocalipsis.

Esa es la misión del Ángel del Señor Jesucristo: hablar el Mensaje que corresponde para nuestro tiempo.

Los Siete Truenos emiten sus voces en la Segunda Venida del Señor a través de Su Ángel Mensajero para todos los escogidos. Es el Señor Jesucristo a través de Su Ángel Mensajero hablándole a Su pueblo y revelándole el misterio por el cual hubo silencio en el Cielo por media hora: revelándole el Séptimo Sello, la Segunda Venida del Señor con Sus Ángeles llamando a los escogidos con Gran Voz de Trompeta.

Ahí podemos ver la Venida del Señor con Sus Ángeles y la misión del Señor con Sus Ángeles a través de Su Ángel Mensajero: Viene para bendición de todos los escogidos; viene para llamar y juntar a todos los escogidos, y darles la fe para ser transformados y ser raptados.

La fe para la transformación y el rapto le es dada a cada uno de los escogidos por medio de los Siete Truenos de Apocalipsis, capítulo 10, que emiten sus voces aquí en la Tierra a través del Ángel Mensajero del Señor Jesucristo; su Mensaje es el Mensaje de los Siete Truenos de Apocalipsis. Ese es su ministerio, esa es su misión aquí en la Tierra, para el Señor Jesucristo producir la resurrección de los muertos y la transformación de los vivos.

Por esa causa, Apocalipsis, capítulo 19 y verso 11 al 16: un Jinete cabalgando sobre un caballo blanco como la nieve, y tiene por nombre el Verbo de Dios; y tiene escrito en Su muslo y en Su vestidura un nombre, el cual 1[es Rey de reyes y Señor de señores. Y de Su boca sale una espada aguda de dos filos para herir con ella a las naciones].

[Esa Espada aguda es la Palabra], el Mensaje de los Siete Truenos apocalípticos, el Mensaje de Gran Voz de Trompeta, que sale de la boca del Señor Jesucristo; y la boca del Señor siempre han sido Sus profetas.

 

LA IGLESIA DEL SEÑOR JESUCRISTO EN EL APOSENTO ALTO

ESPERANDO LA PLENITUD DEL ESPÍRITU SANTO

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 28 de enero de 1996

Cayey, Puerto Rico

Esas siete etapas con sus siete años cada etapa, y un año de fiesta o sabático o de reposo en cada una de esas etapas, representan las siete edades de la Iglesia gentil. Cada año sabático o de descanso representa también cada edad de la Iglesia gentil. Y las siete edades transcurrieron en siete etapas durante la Dispensación de la Gracia, que cubren esos 49 años representativos para la Iglesia del Señor Jesucristo; aunque para el pueblo hebreo era en forma literal.

Pero eso para la Iglesia del Señor Jesucristo representa el lapso de tiempo de la Dispensación de la Gracia, en donde hubo siete etapas o edades de la Iglesia gentil; la primera fue representada en la edad o en la Iglesia de Éfeso, y la última fue representada en la Iglesia de Laodicea.

Y luego de esa séptima edad o etapa de la Iglesia gentil, viene la etapa o la Edad de la Piedra Angular, que es la edad representada en el Año del Jubileo, en el Año de Pentecostés, donde los escogidos recibirán la plenitud del Espíritu Santo.

Ese es el lugar donde los escogidos en el Día Postrero se estarán reuniendo; y es el lugar donde estará la Palabra, donde estará la Voz de Cristo, donde estará el Espíritu Santo llamando y juntando con la Gran Voz de Trompeta a todos los escogidos de Dios. Ahí es donde estará el Mensaje de la Gran Voz de Trompeta, o sea, el Mensaje del Evangelio del Reino, que es el Mensaje para el Día Postrero, para el séptimo milenio y para la Dispensación del Reino; en donde Cristo estará revelándose, estará manifestándose en y a Su Iglesia gentil, para así preparar a Su Iglesia para ser transformada y raptada en el Día Postrero, en el séptimo milenio; en donde la Iglesia del Señor Jesucristo estará en el Aposento Alto de la Edad de la Piedra Angular, en el Aposento Alto del Año de Pentecostés.

Ahí, en ese día festivo o año festivo, es donde se lleva a cabo también el llamado del pueblo hebreo, en donde 144.000 escucharán la Voz de Dios, la Voz de Cristo, y serán reconciliados con Dios. Ahí es donde la Trompeta Final, donde esa Gran Voz de Trompeta suena, ahí es donde la Séptima Trompeta de las siete trompetas suena. Y los escogidos de en medio del pueblo hebreo escucharán, entenderán y creerán en Jesucristo como el Mesías, como el León de la tribu de Judá, como el Rey de reyes y Señor de señores; y también ellos entenderán la Primera Venida de Cristo y Su Obra de Redención en la Cruz del Calvario. Lo que no pudieron entender en Su Primera Venida, lo entenderán en Su Segunda Venida, y luego entenderán lo que fue la Primera Venida de Jesucristo. Todo esto está señalado para el Día Postrero.

Miren cómo y cuándo fue que pudieron entender la Primera Venida de Cristo aquellos hebreos: fue el Día de Pentecostés, allí en el aposento alto. Ellos pudieron entender la Primera Venida de Cristo, lo cual no habían entendido mientras Cristo estuvo en la Tierra.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Filadelfia – Pág.    355

Rev. William M. Branham

130. Oh, hay tantas voces en el mundo, tantos problemas y necesidades clamando y suplicando atención; pero nunca habrá una voz tan importante y tan digna de atención como la Voz del Espíritu. Así que: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”.

Impreso en Puerto Rico

1 [El texto entre corchetes cuadrados hace parte del texto escrito y editado originalmente, que no pudo ser verificado por causa de que corresponde al corte en la cinta de audio existente –Editor].