Domingo, 27 de septiembre de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #33

DOMINGO, 27 DE SEPTIEMBRE DE 2020

TEMA: LA VOZ DE LA TROMPETA EN EL MONTE DE DIOS

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 9 de enero de 1998

Cayey, Puerto Rico

Escritura base Hebreros 12:18-29

LIBRO DE CITAS – Pág. 50

Revelación Capítulo 4 y 24 Ancianos

Jeffersonville, Ind., 1-1-61

Rev. William M. Branham

428 – “Cuando Moisés fue al monte Sinaí, ¿qué pasó? Truenos, relámpagos, y aun si una vaca o un becerro o un cordero o alguna persona siquiera tocaba el monte, tenía que morir… Josué el gran guerrero debía de llevar a los hijos hacia adentro y dividir su herencia, sólo podía venir a medias hacia el monte”.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. I

Pág. 461-462

Las damas en victoria trabajando

sin límites en el Día Postrero

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 17 de septiembre de 2008

Torreón, Coahuila, México

Y ahora, es en la Edad de la Piedra Angular en donde se cumplirán todas esas promesas, todas esas profecías correspondientes al Día Postrero, y en donde la Voz de Cristo estará hablando en forma consecutiva. Y eso será la Voz del Ángel Fuerte, de Cristo como Rey de reyes y Señor de señores, clamando como cuando ruge un león y siete truenos emitiendo Sus voces. Cuando Cristo habla es un trueno, es la Voz de Dios, truena como en el monte Sinaí.

Y ahora, vean ustedes, cuando Cristo en una ocasión estuvo hablando, orando, y dijo que lo glorificara, dijo Dios con voz tronante: “Lo he glorificado, y lo glorificaré otra vez”. Dios glorificará Su Nombre de nuevo. “Glorifica Tu Nombre”. —“Lo he glorificado y lo glorificaré otra vez”. Lo glorificó en la Primera Venida, y para el Día Postrero lo glorificará nuevamente.

Vamos a ver aquí: verso 28, de San Juan, capítulo 12 (verso 28), dice:

“Padre, glorifica tu nombre. Entonces vino una voz del cielo: Lo he glorificado, y lo glorificaré otra vez.

Y la multitud que estaba allí, y había oído la voz, decía que había sido un trueno (¿ve?). Otros decían: Un ángel le ha hablado”.

Cuando Dios habla, la gente escucha un trueno; pero el mensajero que Dios tenga, al cual le esté hablando…, como sucedió con Jesús en ese momento, y como sucedió en el Monte de la Trasfiguración, y como sucedió con San Pablo cuando se encontró con Cristo: ellos escucharon la Voz y entendieron. Otras personas escucharon un trueno.

Cuando Dios hablaba a Moisés en el monte Sinaí, dice la Escritura que el monte estaba encendido en fuego, humeaba, y también tronaba; o sea que había truenos allí, estaban escuchándose truenos, y la voz de la trompeta sonaba extensamente o largamente; y era Dios hablando con Moisés.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 458-459

Rev. William M. Branham

112. Entonces es entre el Sexto y Séptimo Sello cuando Él llama esta gente, los cuales fueron mencionados por Jesucristo en Mateo 24:31. Cuando la Trompeta suena, será la Trompeta de los dos testigos de la edad de gracia para los judíos. Suena una Trompeta… Ahora veámoslo más claro acá en Mateo 24:31: “Y enviará sus ángeles (no es solamente uno, sino dos) con gran voz de trompeta”. ¿Qué es? Cuando Dios habla, se oye el sonido de trompeta. Siempre ha sido así la Voz de Dios, llamando a la batalla. Dios está hablando. Estos dos ángeles vienen con el sonido de la Trompeta. Y noten bien: Pero en los días de la voz del séptimo ángel, suena la Trompeta. En los días de la voz del primer ángel, sonó la trompeta. En los días de la voz del segundo ángel, sonó una trompeta, y así fue cuando Él mandó a cada uno.

113. Pero cuando fueron anunciados los Sellos, estaban todos juntos en una gran escena divina para llamar un grupo de gente, y hubo el sonido de una sola Trompeta; y fueron abiertos siete Sellos. Él está reuniendo Sus judíos escogidos de los cuatro ángulos de la Tierra.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. III

Pág. 302-303

Los cuarenta días de Jesús en la Tierra,

antes del rapto (Introducción)

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 1 de abril de 2016

Cayey, Puerto Rico

Para este tiempo final habrá una manifestación grande de Cristo en medio de Su Iglesia, para cumplir esas profecías que están en las fiestas hebreas, las cuales son la sombra, el tipo y figura, de la Obra que Dios llevaría a cabo en medio de Su pueblo en la Primera Venida y en Su Segunda Venida.

En Su Primera Venida y en Su Segunda Venida Él cumplirá esas fiestas, a las cuales ya le falta solamente tres fiestas para ser cumplidas. Así que estemos a la expectativa, porque algo grande está por ocurrir en el Programa Divino.

Y en el cumplimiento de la Visión de la Carpa veremos cómo esas fiestas se van a mover, cómo el cumplimiento de esas profecías las vamos a ver más claramente siendo realizadas por el Espíritu de Dios.

Cristo en medio de Su Iglesia en Espíritu Santo ha estado desde el Día de Pentecostés, pues Él dijo: “Yo estaré con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. (San Mateo, capítulo 28, verso 20). Y San Mateo, capítulo 18, verso 20, nos dice: “Donde estén dos o tres reunidos en mi Nombre, yo estaré allí”. Y Él se va a manifestar en toda Su plenitud, y va a manifestar Su Nombre Eterno en el Día Postrero, porque Él viene en Apocalipsis, capítulo 19, con un nombre que nadie entiende sino Él mismo. Y en el capítulo 3, Él escribirá sobre el vencedor el Nombre de nuestro Dios, el Nombre de la ciudad de nuestro Dios y Su Nombre Nuevo (capítulo 3, verso 12, de Apocalipsis).

O sea, que habrá una cantidad grande de bendiciones divinas para los creyentes en Cristo bajo el Nuevo Pacto, que impactará el alma, el espíritu y la mente de Su Iglesia y de todos los seres humanos.

Una vez más Dios manifestará Su poder en toda Su plenitud, y luego nos llevará de aquí de la Tierra a la Casa de nuestro Padre celestial, para la Cena de las Bodas del Cordero; en donde serán investidos Cristo y Su Iglesia, el Rey y la Reina, para gobernar sobre este planeta Tierra en el Reino Milenial.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Sexto Sello – Pág. 373

Rev. William M. Branham

215. Reconocemos que nos queda poco tiempo, y la Novia puede subir en cualquier momento. En cualquier momento es posible que el Cordero salga del Trono de Dios, donde se encuentra el Sacrificio. Luego allí será el fin. Ya no habrá esperanzas para el mundo; allí será su final. En ese tiempo la Tierra comenzará con sus contracciones violentas, que serán los terremotos y las tremendas sacudidas, como sucedió en el día de la resurrección de nuestro Señor. La misma cosa sucederá ahora cuando los santos aparezcan. Señor, sabemos que puede ser en cualquier momento. Estamos esperando que llegue ese gran día de alegría. Padre, toma a Tus hijos bajo Tu brazo ahora mismo, junta los corderitos en Tu seno y aliméntalos con la Palabra, para que sean fortalecidos para servirte. Los entregamos todos a Ti.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 129

Fiesta de las Trompetas

Jeffersonville, Ind., 19-7-64

Rev. William M. Branham

1152 – “Él dijo, en… ‘La Gran Trompeta sonaría’. ¡La Gran Trompeta! No Trompetas ahora, la fiesta de las trompetas; hay dos de ellos, Moisés y Elías, para llamar la Trompeta. Pero, bajo ‘la Gran Trompeta’, la Venida del Señor, para anunciar el regreso de José, ¿ven?, para que todas las naciones se congreguen en Jerusalén. Amén. Uno encuentra eso en el libro de Isaías. Se los acabo de dar a ustedes, hace un rato, uno de esos capítulos que leímos; eso está en Isaías 18:1 y 3. Y en Isaías 27:12 y 13, es donde Él suena esa ‘Trompeta’, y todas las naciones reconocerán a Israel en su tierra, a Dios con ella. Luego la Novia vendrá a estar con el Novio, y el Novio con la Novia; y luego el gran Milenio, después de que todo el mundo es destruido por medio del poder atómico. Y habrá ‘un cielo nuevo y una tierra nueva’, que vivirá para siempre”.

Impreso en Puerto Rico