Domingo, 27 de diciembre de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #59 – DOMINGO, 27 DE DICIEMBRE DE 2020

TEMA: LOS SECRETOS DEL SÉPTIMO SELLO YA REVELADOS

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 7 de junio de 1998

Cayey, Puerto Rico

Escritura base: Apocalipsis 8:1-5

LA OBRA DEL SÉPTIMO SELLO EN TODAS LAS DIMENSIONES

Parte III – Págs. 15-16

La Gran Pirámide del Señor Jesucristo

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 20 de septiembre de 1987

Cayey, Puerto Rico

El Nombre de Dios, el Nombre de la Nueva Jerusalén y el Nombre Nuevo del Señor Jesucristo es el mismo nombre: El Nombre Eterno de Dios, que en otros tiempos, dispensaciones y edades, nunca antes fue dado a conocer; porque está en el misterio del Séptimo Sello, por el cual hubo silencio en el Cielo por casi media hora.

(…) Su Segunda Venida es la Piedra no cortada de manos, la Piedra que Él dice que pone en Sion, en la Gran Pirámide; porque es en la Segunda Venida del Hijo del Hombre que viene el Nombre Nuevo del Señor Jesucristo para llevar a cabo la Obra de León de la tribu de Judá, Rey de reyes y Señor de señores. Y será colocado ese Nombre sobre la Edad de la Piedra Angular.

Así como fue colocado el nombre de Lutero sobre la edad luterana, y el nombre de Wesley sobre la edad wesleyana; pero ninguno de esos nombres era el Nombre Eterno de Dios, el Nombre Nuevo del Señor Jesucristo; por lo tanto, solamente fue un nombre temporero para una edad; pero algún día vendría el Nombre Eterno de Dios, Nombre Nuevo del Señor Jesucristo, para ser el Nombre de la Ciudad de nuestro Dios, para ser el Nombre del Monte de Sion, para ser el Nombre de la Gran Pirámide del Señor Jesucristo.

“Y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita un nombre nuevo escrito”. Así que los demás nombres del pasado están en el pasado. “Les daré un nombre nuevo escrito”. Esa Piedra traerá el nombre nuevo escrito.

Y el Señor Jesucristo dijo: “Y lo escribiré sobre cada vencedor. Escribiré el Nombre de mi Dios, el Nombre de la Ciudad de mi Dios, y mi Nombre Nuevo”. Y aquí dice que vendrá en la piedrecita blanca; el cual ninguno conoce, sino aquel que lo recibe.

Ahora, ya hemos visto la promesa de ese nombre para ser escrito en cada vencedor. Y la edad de los vencedores tendrá ese nombre. Y ese nombre, siendo la edad de los vencedores, siendo la Edad de la Piedra Angular, de la Venida de la Piedra Angular, será la Edad que le dará a toda la Gran Pirámide el Nombre que tendrá por toda la eternidad.

La edad luterana no nos pudo dar un nombre para toda la eternidad, ni la edad wesleyana tampoco; esos fueron nombres temporeros para esas edades; pero la Edad Eterna, la Edad de la Piedra Angular; esa piedrecita trae un Nombre Nuevo escrito, el cual lo recibirán también los vencedores, los que reciban esa Piedrecita blanca.

Los que reciban la Piedra no cortada de manos, estarán recibiendo la Segunda Venida del Hijo del Hombre con el nombre escrito; y así toda la Gran Pirámide de Dios será sellada con el Sello del Dios viviente.

Esa es la forma en que los escogidos son sellados. Y esa es la forma en que la gran Pirámide, el Cuerpo Místico del Señor Jesucristo, es sellado con el Sello del Dios vivo.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 445

Rev. William M. Branham

26. Luego hallamos que al terminarse las edades de la iglesia y también los animales, allí el cuadro cambió completamente. Ya no había animales para salir y anunciar. Entramos al tiempo de la tribulación después que la Iglesia había subido. Todo cuadró perfectamente con las Edades de la Iglesia. Yo no veo nada que no haya cuadrado perfectamente, aun hasta las edades y los tiempos. ¡Piénsenlo! Eso demuestra que tuvo que ser Dios haciendo todo. La mente humana no podría alcanzar tal profundidad.

27. También el Señor nos permitió tomar la Santa Escritura y ver lo que dijo Jesús que sucedería; y ¿cómo hubiéramos hallado eso? Luego por revelación vimos en Su sermón, allí en Mateo capítulo 24, exactamente los primeros seis Sellos, pero Él no dijo nada del Séptimo Sello. Y aun acá en Apocalipsis cuando los Sellos fueron abiertos, noten que Dios no reveló ni símbolos ni nada en cuanto al Séptimo Sello. Es un secreto perfecto con Dios. Ahora vamos a leer en la Biblia, en Apocalipsis capítulo 8, el primer versículo:

Y cuando él abrió el séptimo sello, fue hecho silencio en el cielo casi por media hora.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Primer Sello – Pág. 117

Rev. William M. Branham

79. Ahora, piense bien, Juan escribió esto que tenemos, pero cuando empezó a escribir los otros siete truenos, le dijeron: “No lo escribas”. Ahora, Juan tenía comisión de escribir todo lo que viera, pero cuando tronaron estos siete truenos de Apocalipsis 10, entonces le fue dicho: “No escribas nada de esto”. Estos son misterios que todavía no conocemos; pero la opinión mía es que serán revelados ya muy pronto, y esto impartirá fe y gracia a la Novia para ser raptada. Hemos estudiado todo lo que sabemos, todas las dispensaciones, y hemos visto todas estas cosas; hemos visto los misterios de Dios, y hemos visto la gran reunión de la Novia en los últimos días; sin embargo hay algo allí todavía al cual no podemos llegar. Hay algo allí. Pero me imagino que cuando esos misterios empiecen a manifestarse… Dios dijo: “Detengamos esto. Yo revelaré esto en aquel día. Juan, no escribas esto porque tropezarán con ello; déjalo pasar; pero Yo lo revelaré en aquel día cuando tengan necesidad de saberlo”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 41

La Revelación de Jesucristo

Jeffersonville, Ind., 12-4-60

Rev. William M. Branham

330 – “Y Eso fue enviado al… ‘Y la declaró enviándola por medio de Su ángel a Su siervo Juan’. No sabemos quién era el ángel. La Biblia no declara quién era el ángel. Pero sí sabemos que era un profeta, porque la Biblia después dice: ‘Yo Jesús he enviado Mi ángel para daros testimonio de estas cosas, las cuales pronto acontecerán’. Después encontramos que cuando Juan comenzó a adorar al ángel, el ángel dijo: ‘Mira, no lo hagas’. Apocalipsis 22. Y él dijo: ‘Porque soy consiervo tuyo, y de los profetas’. Pudo haber sido Elías, pudo haber sido uno de los profetas… Juan era un apóstol, pero este profeta fue enviado. Y Juan siendo un apóstol… Fíjense en la naturaleza de sus otras epístolas: eso prueba que no era Juan quien lo escribió, porque no tiene la naturaleza de Juan. Fíjense en Primera de Juan y Segunda de Juan, y lo demás, y léanlo; y miren la naturaleza de eso. Después miren la naturaleza de esto. Juan era un escritor y un apóstol, pero este es el espíritu de un profeta. Es una persona completamente diferente”.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 467

Rev. William M. Branham

146. Ahora, si Satanás pudiese agarrarse de esto… Por ejemplo: Si usted quiere que algo suceda (ahora tendrán que creerme solamente por mis palabras)…, pero si yo tengo planes para hacer cierta cosa, yo sé que no puedo decírselo a nadie. No es que esa persona lo andaría contando, pero la cosa es que Satanás lo oiría. Pero él no puede entrar en mi corazón, por cuanto Dios lo tiene sellado con el Espíritu Santo. Entonces la cosa es entre Dios y yo. El diablo no sabe nada hasta que usted lo habla, y en eso él lo oye. Yo he tratado, le he dicho a la gente que tengo planes para hacer esto o aquello, y de allí en adelante puedo ver al diablo poniéndome estorbo tras estorbo para él poder llegar antes. Pero si yo obtengo la revelación de Dios y no digo nada, entonces eso es muy distinto.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. I – Pág. 457-458

Las damas en victoria trabajando sin límites en el Día Postrero

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 17 de septiembre de 2008

Torreón, Coahuila, México

Yo respaldo a Puerto Rico en lo que está haciendo, ese proyecto de la construcción de una Carpa Catedral, y en la compra también de los terrenos necesarios para su instalación y para estacionamiento también; porque una Carpa tan grande necesita bastante espacio para ser colocada, y también para automóviles y autobuses, porque si el reverendo William Branham la vio llena, pues va a haber mucha gente.

Y si vio una fila interminable, entonces habrá mucho trabajo; y por consiguiente, también habrá muchos problemas de salud en medio de la raza humana; o sea que todas las cosas van a obrar para que sea realmente una necesidad ese lugar.

Y por cuanto está prometido que en ese lugar Dios va a manifestarse, todos queremos ver la manifestación de Dios como la vio el reverendo William Branham en la Visión de la Carpa.

Por lo tanto, apoyamos ese proyecto que tiene Puerto Rico; y aunque yo no esté allá en Puerto Rico, yo también lo apoyo con todo mi corazón, con mis oraciones, y con mi esfuerzo y en todos los sentidos, económicamente también. Y Dios va a tener la persona que Él eligió desde antes de la fundación del mundo para usarla en esa manifestación final, que tiene que ser un mensajero dispensacional; no puede ser un mensajero de edad solamente, sino dispensacional. Y tiene que ser, por consiguiente, el mensajero de la Dispensación del Reino con el Evangelio del Reino y el Evangelio de la Gracia, y mensajero también de la Edad de la Piedra Angular.

 

LIBRO DE ROMANOS 8:22-23 – Pág. 240-241

El tiempo del trigo madurar

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 12 de diciembre de 2010

Cayey, Puerto Rico

Por lo tanto, Dios va a tener muchas otras naciones, hermanas de Israel; y en el Reino del Mesías, ahí las vamos a ver, las que entrarán con el Mesías a Su Reino, conforme a San Mateo, capítulo 25, en donde dice que Él va a juntar delante de Él, cuando se siente en el Trono de Su Padre, en el Trono de gloria, el Trono de David, va a juntar delante de Él a todas las naciones para juzgarlas; así como el pastor junta a sus ovejas a la derecha y los cabritos a la izquierda.

Y de ese juicio que el Mesías va a hacer luego de la gran tribulación, va a depender el futuro de cada nación; y aun antes: Las plagas apocalípticas (como las plagas que cayeron sobre Egipto en el tiempo de Moisés), lo cual será una repetición en este tiempo final sobre el reino de los gentiles, va a causar graves situaciones a las naciones; pues el mal uso que han tenido o mal uso que han hecho de los recursos naturales, les va a regresar en problemas graves a la humanidad.

Por eso viene el calentamiento global, la capa de ozono que en ciertas áreas está deteriorada, y otros problemas, como consecuencias a esos problemas mayores; y los problemas de maremotos, terremotos, volcanes, todo eso está hablado para ser cumplido en una forma mayor en este tiempo final.

Por eso, viendo la situación en que está la humanidad, yo he dicho que como yo veo las cosas, en los primeros 50 años de este nuevo milenio que ha comenzado y en este primer siglo de este nuevo milenio (conforme al calendario gregoriano), yo he visto o he pensado que todas las promesas prometidas para el Día Postrero van a cumplirse, tales como: la Venida del Señor, la fe para ser transformados, la resurrección de los muertos en Cristo, el arrebatamiento de la Iglesia para ir a la Cena de las Bodas del Cordero, y otras cosas en medio del cristianismo que están prometidas; y por consiguiente, el cumplimiento de la Visión de La Gran Carpa Catedral también, y el retorno de Dios al pueblo hebreo.

Impreso en Puerto Rico