Domingo, 26 de julio de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #15 – DOMINGO, 26 DE JULIO DE 2020

TEMA: LA VOZ DE MI AMADO

Dr. William Soto Santiago

Martes, 11 de mayo de 1999

(Segunda actividad)

San Carlos, Hidalgotitlán, Veracruz, México

Escritura base: Cantares 2:1-17

LIBRO DE CITAS – Pág. 128

Fiesta de las Trompetas

Jeffersonville, Ind., 19-7-64

Rev. William M. Branham

1140 – “Vaya a la cámara del profeta y observe esos siete escalones. ¿Dónde-dónde el guardia respondía al desafío para llevar al que llega a la presencia del rey? En la parte de arriba de los escalones; era en el séptimo escalón. Eso muestra que debemos venir de nuevo con ese mismo Espíritu que estaba en Juan. Él introdujo al Mesías; él fue mayor que todos los profetas, él lo introdujo. Y de nuevo debemos llegar a un lugar, a algo que va a introducir al Mesías. ¿Y cómo el Mesías…? ¿cómo sabrá la gente que está creyendo en Él, a menos que estén constantemente en la Palabra para saber lo que Él es?”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 169

Cosas que han de ser

Rialto, Calif., 5-12-65

Rev. William M. Branham

1513 – “Un profeta es un reflector de Dios. Él es hecho para que él no pueda hablar sus propias palabras, tienen que ser las Palabras de Dios las que él habla. Él es exactamente como un reflector. Y él es el portavoz de Dios”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 169

El Rapto

Yuma, Ariz., 4-12-65

Rev. William M. Branham

1507 – “La aclamación es un mensajero preparando a la gente. La segunda cosa es la voz de la resurrección. Es la misma voz de la resurrección. Es la misma voz que encontramos en Juan 11:38-44, la cual llamó a Lázaro del sepulcro. Tenemos pues la preparación de la Novia y luego la resurrección de los muertos, para subir todos juntos. Ahora fíjese, son tres cosas que suceden. La siguiente ¿cuál será? La trompeta. Una aclamación, una voz y una trompeta. La tercera cosa será la trompeta, lo cual en la Fiesta de las Trompetas, siempre era llamando a la gente a la fiesta. Eso será la Cena del Cordero con la Novia, allá en el Cielo”.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. I – Pág. 212

El Agua que Cristo ofrece hoy

Dr. William Soto Santiago

Martes, 14 de marzo del 2000

Santa Cruz, Bolivia

Y tiene que haber un idioma a través del cual Cristo le hable a Su Iglesia en este tiempo final. Cuando el reverendo William Branham escuchó los Truenos, y escuchó también la Tercera Etapa siendo manifestada en la Visión de la Carpa, y en diferentes ocasiones en que Dios le habló acerca de la Tercera Etapa, él dijo que estaba en un idioma desconocido.

La Voz de Dios, la Voz de Cristo, habló en un idioma desconocido; así que no era ingles la fase final del Programa Divino. Estaba hablando en inglés en Norteamérica a través del reverendo William Branham; pero ahora para el tiempo final será en el idioma que tenga el pueblo de Su tiempo, el idioma principal del pueblo latinoamericano y caribeño; y ese idioma es el español.

Así que todo Dios lo dará en español y será traducido a otros idiomas; porque en ese Mensaje que vendrá en español estarán las profecías correspondientes al tiempo final sobre muchos pueblos, naciones y lenguas, y estarán siendo abiertas esas profecías para que puedan ser comprendidas. Aun los juicios divinos que han de caer sobre la Tierra serán hablados también y serán traducidos a otros idiomas también. Pero lo más grande para nosotros son las bendiciones que Cristo estará hablándonos a todos nosotros.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. II – Pág. 131

La coronación del ministerio, el mensajero y la Iglesia del Señor Jesucristo

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 30 de abril de 2011

Monterrey, Nuevo León, México

El ministerio de Moisés y Elías, y el ministerio de Jesús, estarán en el Día Postrero en la Iglesia del Señor Jesucristo, en la Edad de la Piedra Angular, la Edad de Oro, ahí es donde esos ministerios estarán siendo manifestados por el Espíritu Santo, el Ángel del Pacto.

Ha sido para mí un privilegio grande estar con ustedes en esta ocasión, dándoles testimonio de estas cosas prometidas para este tiempo final. Firmes sirviendo al Señor, teniendo solamente oídos para oír la Voz de Cristo, la Voz de Dios, y manteniéndonos trabajando en la Obra del Señor.

Si otras voces hablan, no será para nosotros, porque ya tenemos nosotros la Voz a la cual tenemos que prestar atención: la Voz de Cristo, la Voz del Ángel del Pacto, la Voz del Espíritu Santo para nuestro tiempo, para nuestra edad, en este entrelace dispensacional.

Y todo el trabajo que corresponde a este tiempo en el Programa Divino, es el que estaremos respaldando. No hay otro trabajo para respaldar, sino el que Dios tenga para este tiempo final: el Programa de Dios para nuestro tiempo.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. II – Pág. 134

El Espíritu de Dios y el espíritu del anticristo

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 8 de mayo de 2011

Cayey, Puerto Rico

Los que estarán brazo a brazo en pro del Programa Divino prometido para el día en que la persona vive, están de parte del Espíritu de Dios, y están trabajando con el Espíritu de Dios en lo que el Espíritu de Dios está llevando a cabo a través de los diferentes instrumentos que Él tiene en cada tiempo. Así será para este tiempo final y para el Programa de Dios correspondiente a este tiempo final.

Y los que estarán en contra del Programa de Dios, que se levantarán en contra para criticarlo y para tratar de evitar que se cumpla, pues estarán conectados con el espíritu del anticristo. Tan simple como eso.

Esos dos espíritus se mueven, y el espíritu del anticristo está en contra del Espíritu de Cristo, del Espíritu de Dios, y siempre trata de destruir la Obra de Dios, el Programa de Dios que Él ha prometido para cada tiempo. El que es de Dios, la Voz de Dios oye; el que no es de Dios, pues no oye la Voz de Dios, oye mejor la voz del espíritu del anticristo.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. II – Pág. 280

El llamado a subir

Dr. William Soto Santiago,

Domingo, 9 de septiembre de 2012

Cayey, Puerto Rico

Es en el cumplimiento de la Visión de la Carpa en donde el Espíritu Santo estará hablando; y estará ahí cada creyente en Cristo escuchando la Voz de Cristo, la Voz del Ángel del Pacto, la Voz del Espíritu Santo, y estará recibiendo la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. Y ahí también será que los judíos estarán escuchando la Voz del Ángel del Pacto, la Voz de Dios, la Voz del Espíritu Santo dando a conocer todas estas cosas, y haciendo todas las cosas que Él dijo que estará haciendo en el cumplimiento de la Visión de la Carpa. Ahí es que los judíos dirán: “Este es el que nosotros estamos esperando, esto es lo que nosotros estábamos esperando”.

Todo eso será en el cumplimiento de la Tercera Etapa, en donde la Palabra, que es la Espada del Espíritu, estará siendo manifestada en toda Su plenitud, y dando a conocer todas estas cosas que deben suceder pronto; y dándonos así la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero, abriéndonos el Séptimo Sello, y por consiguiente dándonos la fe para ser transformados.

El Séptimo Sello es la Venida del Señor, la Segunda Venida de Cristo.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. III – Pág. 190

La Voz de la Señal

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 5 de junio de 2015

Cayey, Puerto Rico

Detrás de las señales siempre está la Voz de Dios, la Palabra de Dios. Si no está la Palabra, el Mensaje de Dios para el tiempo en que la persona está viviendo, las señales no tienen valor positivo para los hijos de Dios; porque los falsos profetas hacen señales también, pero no les sigue la Voz de Dios para el tiempo en que se está viviendo. Por lo tanto, las señales atraen a las personas, las señales que vienen de parte de Dios, para que la persona escuche la Voz de Dios.

Ahora, el profeta tuvo esa primera señal en la mano, primera etapa; luego tuvo la segunda señal, que discernía los pensamientos del corazón de las personas por medio del Espíritu de Dios. Detrás de la señal también estaba la Voz de Dios hablándole al pueblo.

La señal es para llamar la atención del pueblo, para que se siente a escuchar la Voz de Dios.

Luego hay otra señal, otra etapa, una tercera etapa, de la cual fue dada una muestra a través del reverendo William Branham, el cual tuvo esa tercera señal, esa tercera etapa, detrás de la cual estaba la Voz de Dios.

Esa Tercera Señal traerá en el Día Postrero, a la Iglesia del Señor Jesucristo, la Voz de Dios, la Palabra de Dios para el tiempo final. Por medio de esa Tercera Etapa manifestada en el reverendo William Branham era hablada la Palabra, y luego las cosas sucedían. Era la Voz de Dios, la Voz creadora de Dios a través de un hombre, el Espíritu Santo hablando al pueblo.

Esa Tercera Señal, esa Tercera Etapa, se va a repetir en el cumplimiento de la visión que le fue dada al reverendo William Branham: la Visión de la Carpa. Ahí va a estar en cierto tiempo la señal de la Tercera Etapa, y por consiguiente, va a estar allí la Voz de Dios hablándole a Su pueblo, a Su Iglesia; y después le hablará al pueblo hebreo.

Ahora, si es la Voz de Dios la que está en cada tiempo detrás de esas señales divinas, allá en el tiempo de Moisés estaban esas señales en medio del pueblo hebreo; luego en el Nuevo Pacto estarán en la Iglesia del Señor Jesucristo manifestadas esas señales.

Ya las vimos manifestadas en el reverendo William Branham, la primera y segunda señal, y nos fue dada una muestra de lo que será la tercera señal: la Tercera Etapa en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo. Fue dada una muestra, a través del reverendo William Branham, de lo que Dios va a hacer en el Día Postrero en toda Su plenitud.

Ahí entonces estará la Palabra de Dios, la Voz de Dios hablándole a Su Iglesia en el Día Postrero, y revelándole lo que necesita conocer la Iglesia para tener la fe para ser transformada y llevada con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Esmirna – Pág. 169

Rev. William M. Branham

171. Le agregan aquí o le quitan allá, y dentro de poco tiempo el Mensaje ya no es puro y el avivamiento se muere. Cuánto cuidado debemos tener de oír UNA Voz, porque el Espíritu solamente tiene una Voz, la cual es la Voz de Dios. Pablo les advirtió que dijeran lo que él dijo, como también lo hizo Pedro. Él les advirtió que ni aun él (Pablo) podía cambiar una sola palabra de lo que había dado por revelación. Oh, ¡cuán importante es oír la Voz de Dios por medio de Sus mensajeros, y luego decir lo que les ha sido dado a ellos para las iglesias!

Impreso en Puerto Rico