Domingo, 22 de noviembre de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #49 – DOMINGO, 22 DE NOVIEMBRE DE 2020

TEMA: EL TIEMPO DE REDENCIÓN PARA ISRAEL

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 8 de febrero de 1998

Cayey, Puerto Rico

Escritura base: Romanos 8:14-23

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. III – Pág. 363-364

Ha nacido el Rey (Introducción)

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 23 de diciembre de 2016 – Cayey, Puerto Rico

En la Visión de la Carpa, en su cumplimiento, vamos a ver el cumplimiento del Séptimo Sello y el cumplimiento de los Dos Olivos para el pueblo hebreo, los cuales amamos de todo corazón.

Porque el pueblo hebreo, los judíos, van a recibir la bendición más grande que hayan recibido en tiempo alguno: van a recibir la bendición del Rey de los judíos, del Hijo de David, para sentarse en el Trono de David y reinar en el Reino de David por mil años, y traer la paz a Israel y a todas las naciones que se unirán a ese Reino del Hijo de David, el cual será un Reino judío.

Y desde Jerusalén, que será la capital de ese Reino del Hijo de David, el cual es heredero al Reino y Trono de David, desde ahí reinará sobre Israel y sobre todas las naciones. Ahí es donde Israel recibe la paz permanente, porque recibe el Reino de Dios, el cual es establecido en esta Tierra. Así que los judíos tienen una bendición grande en el Programa Divino.

Y en este tiempo final, en la cristalización o materialización o cumplimiento de la Fiesta de las Trompetas de Levítico, capítulo 23, verso 24 y 25, surge el llamado a los judíos, a los judíos o hebreos de todas las tribus de Israel, surge el llamado para colocarlos a salvación en este tiempo final; porque será en el tiempo para Dios juzgar a todas las naciones; pero Israel tendrá la bendición que entrará al Reino de Dios, y por consiguiente entrará al Reino de David, al Reino del Hijo de David, que se sentará en el Trono de David y reinará y traerá la paz a Israel y a todas las naciones. Tan sencillo como eso.

Por lo tanto, los judíos van a ver la Venida del Rey de Israel, del Rey de los judíos, primeramente en medio de los escogidos de entre los gentiles, y después lo van a ver en medio de ellos, porque dirán: “Este es el que nosotros estamos esperando. ¿Por qué con los gentiles?”.

Ese misterio va a ser aclarado cuando se cumpla la Visión de la Carpa. Ahí es donde todos estos misterios serán abiertos, y concluirá la Dispensación de la Gracia, y será introducida la Dispensación del Reino para los judíos.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. I – Pág. 387

El Mensaje para todas las naciones

(Reunión de ministros)

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 27 de junio de 2008 – San Pablo, Brasil

Vean ustedes, esa Séptima Trompeta son los Dos Olivos con el Mensaje Final de Dios, sonando la Trompeta, el Mensaje de Dios. Eso es en el cumplimiento de la Fiesta de las Trompetas de Levítico, capítulo 23, verso 24, y eso corresponde a año nuevo en medio de los judíos; o sea que nos habla de algo nuevo, un año nuevo.

Pero esa Fiesta de las Trompetas contiene ese misterio; y cuando se haga realidad todo eso, estaremos en la Fiesta de las Trompetas disfrutando el sonido de esa Trompeta, la Voz de Cristo hablándole a Su Iglesia y al pueblo hebreo.

Recuerden que el reverendo William Branham quería predicar acerca de las Trompetas, de las copas y de las plagas, pero él quería hacerlo en una Carpa, una Gran Carpa que él vio; unan eso a la Visión de la Carpa, está ligado al cumplimiento de la Visión de la Carpa.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 129

Fiesta de las Trompetas

Jeffersonville, Ind., 19-7-64

Rev. William M. Branham

1152 – “El dijo, en… ‘La Gran Trompeta sonaría’. ¡La Gran Trompeta! No Trompetas ahora, la fiesta de las trompetas; hay dos de ellos, Moisés y Elías, para llamar la Trompeta. Pero, bajo ‘la Gran Trompeta’, la Venida del Señor, para anunciar el regreso de José, ¿ven?, para que todas las naciones se congreguen en Jerusalén. Amén. Uno encuentra eso en el libro de Isaías. Se los acabo de dar a ustedes hace un rato, uno de esos capítulos que leímos; eso está en Isaías 18:1 y 3. Y en Isaías 27:12 y 13, es donde Él suena esa ‘Trompeta’, y todas las naciones reconocerán a Israel en su tierra, a Dios con ella. Luego la Novia vendrá a estar con el Novio, y el Novio con la Novia; y luego el gran Milenio, después de que todo el mundo es destruido por medio del poder atómico. Y habrá ‘un cielo nuevo y una tierra nueva’, que vivirá para siempre”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 130

Cisternas rotas

Jeffersonville, Ind., 26-7-64

Rev. William M. Branham

1164 -“Recuerden que ‘los que están vivos y queden, no impedirán a los que están durmiendo; porque la Trompeta de Dios, esa última Trompeta…’. La sexta acaba de tocar. Y esa última Trompeta, como el último Sello, será la Venida del Señor. ‘Tocará, y los muertos en Cristo se levantarán primero. Solo descansando hasta ese tiempo”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 128

Fiesta de las Trompetas

Jeffersonville, Ind., 19-7-64

Rev. William M. Branham

1143 -“Bajo de la Séptima Trompeta es para Israel lo mismo que el Séptimo Sello fue para la Iglesia. Hallamos bajo el Séptimo Sello, que cuando estas almas que estaban allí bajo el altar, que recibieron vestiduras… Se les dio vestiduras, no porque se las ganaron, porque ellos estaban en la dispensación en que Dios con gracia estaba tratando todavía con los gentiles, no con los judíos. / Cuán perfectos son la Séptima Trompeta y el Séptimo Sello, juntos perfectamente, la persecución de los judíos. Noten, en Apocalipsis el capítulo 9 y el versículo 13 (ahora, fíjense muy bien), bajo la Sexta Trompeta. Apocalipsis 9:13, bajo la Sexta Trompeta, noten, había 200.000 jinetes que habían estado atados en el río Eufrates, que fueron desatados bajo la Sexta Trompeta. Ahora, no hay 200.000 jinetes en el mundo; pero había 200.000 jinetes. Fíjense en eso. Quiero que lo anoten, para que lo puedan leer. Esos no eran caballos naturales. Respiraban fuego, y tenían corazas de jaspe, y tenían colas. Y el extremo de la cola parecía una serpiente, tenía la cabeza de una culebra en el extremo de ella, picando. ¿Ven? Eran caballos espirituales, diablos espirituales, caballos de guerra, que habían estado atados en el Eufrates todos estos años, diablos sobrenaturales”.

“¿Qué es? El viejo Imperio Romano siendo revivido; la persecución de los judíos. / Ustedes recuerdan bajo el Sexto Sello, cómo cada uno de los mártires, de acuerdo a la Palabra de Dios, recibieron vestiduras. / Ahora, él desató en contra, a estos 200.000 demonios espirituales, bajo ese Sexto Sello, comenzando en Roma, Alemania–Hitler. Y fíjense en la Biblia, donde ellos recibieron, nunca… Ellos recibieron poder como los reyes, pero no tenían corona. Un dictador no es un rey coronado; solo recibe poder como un rey”.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 472

Rev. William M. Branham

165. El domingo pasado, hace una semana hoy, cuando estaba predicando sobre: “Sed humildes, sed humildes, recuerden que Dios obra en cosas pequeñas”, en verdad no me daba cuenta de lo que estaba hablando, pero ahora lo veo bien. Será de una manera tan humilde. Uno pensaría que una cosa tan tremenda sería revelada allá en el Vaticano, pero mas bien viene como vino Juan el Bautista, viene como el nacimiento de nuestro Señor, ¡allá en un establo! ¡GLORIA A DIOS! ¡La hora está a la mano! ¡Aquí estamos! ¡Oh hermano!

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Pérgamo – Pág. 188

Rev. William M. Branham

62. Ahora, mantengámonos firmes como Josué y Caleb. Nuestra tierra prometida está apareciendo aun como la de ellos. Ahora, Josué significa ‘Jehová–Salvador’, y él representa el líder de la última edad, que vendrá a la Iglesia como vino Pablo como el líder original. Caleb representa a aquellos que permanecieron fieles con Josué. Recuerde, Dios había puesto a Israel inicialmente como una virgen juntamente con Su Palabra, pero ellos deseaban algo diferente, así como también la iglesia del último día. Fíjese cómo es que Dios no movió a Israel o no la dejó entrar a la tierra prometida hasta que fuese en Su propio tiempo asignado. Ahora, el pueblo hubiera podido haber presionado sobre Josué, el líder, diciendo: “La tierra es nuestra, avancemos a tomarla. Josué, tú estás acabado, a lo mejor perdiste tu comisión, no tienes el poder que antes tenías. Antes oías de Dios y conocías la voluntad de Dios y actuabas eficazmente. Algo anda mal contigo”. Pero Josué era un profeta enviado por Dios y él conocía las promesas de Dios y en ellas esperaba. Él esperaba hasta obtener una decisión clara y definitiva de Dios. Y cuando llegó el tiempo para moverse, Dios colocó en las manos de Josué la dirección completa, porque él se había quedado con la Palabra. Dios podía confiar en Josué, pero no en los demás. Así se repetirá en este último día. El mismo problema, las mismas exigencias.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Filadelfia – Pág. 354

Rev. William M. Branham

128. “Y escribiré sobre él mi nombre nuevo”. Mi Nombre nuevo. Cuando TODO llegue a ser nuevo, entonces Él también tendrá un Nombre nuevo; y ese Nombre también será el nombre de la Novia. Lo que aquel Nombre es, nadie se atreve a conjeturar. Tendría que ser una revelación del Espíritu dada tan concluyentemente que nadie se atrevería a negarla. Pero sin duda, Él dejará aquella revelación para el día en que Él desea mostrar el Nombre. Es suficiente conocer que este Nombre será aún más maravilloso de lo que nosotros jamás podríamos imaginar.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 448

Rev. William M. Branham

48. Entonces el octavo capítulo solamente revela la escena del Séptimo Sello, y aparte de la escena no hay otra cosa revelada; y esto no tiene nada que ver con el capítulo 7. La revelación del Séptimo Sello es completamente sin palabras, y si tuviera el tiempo (quiero ver algunos ejemplos) les podría mostrar cómo es que desde allá, desde el Génesis, este Séptimo Sello viene siendo anunciado. Estos Sellos aparecieron desde el principio. ¿Se acuerdan cómo vimos las cosas esta mañana? Y ahora fíjense bien cómo presentamos esto, y hallaremos que al llegar al Séptimo Sello allí termina.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Séptimo Sello – Pág. 466

Rev. William M. Branham

143. Pero tan cierto como yo estoy parado aquí en la plataforma esta noche, tuve la revelación que lo reveló, y es en una manera triple. Y ahora con la ayuda de Dios quiero hablarles de una parte de eso. Entonces ustedes… Primeramente veamos esto. Aquí está la revelación para dar comienzo, porque quiero decirles lo que es. Lo que sucedió es: Aquellos Siete Truenos que él escuchó y que le fue prohibido escribir, ese es el misterio detrás de esos Siete Truenos consecutivos que salieron.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 168

En las alas de una paloma blanca

Shreveport, La., 28-11-65

Rev. William M. Branham

1496 – “¿Por qué yo, siendo un hombre viejo, y habiendo sufrido toda mi vida, por qué El me sanó ahora? Creo que cabalgaré esta senda otra vez, ¡tengo que traer un Mensaje! Y le digo a mi Padre esta noche (como Junior vio en un sueño la otra noche de las alas de esta paloma moviéndose en estas ventanas aquí): Señor, Tu siervo se reporta para servicio. ¡Amén, estoy listo!”.

Impreso en Puerto Rico