Domingo, 21 de junio de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #5 – DOMINGO 21 DE JUNIO DE 2020

TEMA: BEBIENDO DEL AGUA DE LA VIDA ETERNA

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 23 de abril de 1999

(Segunda actividad)

Delicias, Chihuahua, México

SAN JUAN 7:37-39

37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. 

38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. 

39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Smirna – Pág. 159

143. Al entender lo que acabo de decir, se pone en claro por qué los estudiantes nunca han hallado en ninguna parte de la Escritura que Pablo diga: “Os es necesario ser nacido de nuevo y entonces ser llenado del Espíritu”. Ellos han inferido que está y han puesto sus propias interpretaciones para que diga así, pero la Escritura no dice eso. Ni tampoco lo dijo Jesús. Vea Juan 7:37-39 y léalo ahora con entendimiento.

Mas en el postrer día grande de la fiesta, Jesús se ponía en pie y clamaba, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.

El que cree en mí, como dice la Escritura, ríos de agua viva correrán de su vientre.

(Y esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él: pues aun no había venido el Espíritu Santo; porque Jesús no estaba aún glorificado).

144. Ahora, aquí dice enfáticamente que el creyente al beber, por medio de venir a Jesús en fe, tendría ríos de agua saliendo de sí mismo. Y esta experiencia está establecida en el Día de Pentecostés. Ahora, con este pensamiento en la mente, leamos Juan 4:10 y 14:

Respondió Jesús y díjole: Si conocieses el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber: tú pedirías de él, y él te daría agua viva.

Mas el que bebiere del agua que yo le daré, para siempre no tendrá sed: mas el agua que yo le daré, será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

145. Esta misma agua viva es mencionada aquí, pero esta vez no es llamada un río, sino un pozo artesano. Allí es donde la gente comete su error. Por el hecho de que es llamado un pozo y un río, ellos piensan que en un lugar es vida eterna dada por el Espíritu, y en el siguiente lugar, donde es llamado un río (implicando un gran dinamismo), ha de ser el Espíritu dado como una investidura de poder. ¡No es así! Es uno y el mismo. Es el Espíritu que da vida y poder, el cual vino en el Día de Pentecostés.

 

LIBRO DE LAS EDADES

La Edad de Éfeso – Pág. 102

100. Ahora, aquel Árbol allá en el Edén, aquel Árbol que era el origen de Vida, era Jesús. En San Juan, capítulos 6 al 8, Jesús se presenta como el origen de Vida Eterna. Él mismo dijo que era el Pan del Cielo. Él habló del ofrecimiento de Sí mismo diciendo que si algún hombre comiere de Él, nunca moriría. Él proclamó que conocía a Abraham, y que antes de que Abraham fuera, Él era. Él profetizó que Él mismo les daría agua viva y que todo aquel que bebiere de esta agua, nunca jamás tendría sed, sino que viviría eternamente. Él se mostró como el Gran “Yo Soy”. Él es el Pan de Vida, el Pozo de Vida, el Ser Eterno, el Árbol de la Vida. Él estuvo allá en medio del Huerto del Edén así como también estará en medio del Paraíso de Dios.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Primer Sello – Pág. 102-103

31. Ahora el Cordero durante el tiempo de intercesión conoce los que tienen sus nombres en el Libro de la Vida desde antes de la fundación del mundo; y hasta que vengan todos ellos a ser manifestados en esta Tierra, Él no puede dejar ese lugar. ¿Entienden? Allí está perfectamente la predestinación, Él tenía que quedarse allí porque Él vino a morir por todos aquellos que Dios había ordenado para Vida Eterna. Él los vio por Su conocimiento previo, no por Su propia voluntad, porque Su voluntad es que no se pierda ninguno, pero por Su conocimiento anticipado Él sabía quién sería salvo y quién perecería. Entonces, mientras faltara un solo nombre por ser declarado en la Tierra, Cristo tendría que quedarse allí como intercesor para redimir ese individuo; pero tan pronto como ese último nombre haya sido echado al cloro, entonces los días de intercesión terminan. “El que es sucio, ensúciese todavía; y el que es santo, sea santificado todavía”. Entonces Él deja el Santuario, y ese lugar se convierte en tribunal de juicio. ¡Ay de todos aquellos que están fuera de Cristo en ese tiempo!

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Cuarto Sello – Pág. 269

194. Mañana veremos las almas bajo el altar, y podrán ver si es así o no. Él los está juntando de los cuatro ángulos del Cielo, y viene sobre un caballo blanco como la nieve. Él también tiene un Nombre, pero no es Muerte, sino LA PALABRA DE DIOS (Vida). ¡Amén! Lo tiene escrito en Su muslo: El Verbo de Dios. Esa es la única forma de vida, porque Dios es la única fuente de Vida Eterna, como queda entendido en la palabra griega zoe.

195. Entonces Él tiene escrito “VIDA”, y viene sobre un caballo blanco. Y acá está un hombre con tres poderes mezclados, llamado “Muerte”, juntando sus súbditos terrestres; pero Cristo está juntando Sus súbditos que son nacidos del Cielo. Este tiene escrito “Muerte” pero Cristo tiene escrito “Vida”. Los que vienen con Cristo, vienen también sobre caballos blancos, y son llamados: “Escogidos desde antes de la fundación del mundo”. ¡AMÉN! Y además, son fieles a la Palabra. ¡AMÉN! Me gusta eso. Son llamados “escogidos desde antes de la fundación del mundo”, y luego son fieles a la Palabra por su escogencia; bien estimulados con vino nuevo y aceite, vienen cabalgando, bajando para encontrarlo. Ellos saben que los Truenos mostrarán esto muy pronto.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 54, párr. 470

Revelación Capítulo 5

Jeffersonville, Ind., 6-18-61

470 – “Toda naturaleza está esperando a su maestro. El maestro son los hijos de Dios que se les dio esta Tierra. Ahora Dios tendrá sus cielos, por supuesto, pero esto es dado al hombre. Y el Pariente redentor vino para redimirnos hacia lo que perdimos… Cuando la obra sea acabada nosotros tendremos todas las cosas otra vez. ¿Qué clase de cosas? Nosotros tendremos todo poder, nosotros tendremos vida eterna, nosotros tendremos salud eterna, nosotros tendremos juventud eterna, nosotros tendremos poder eterno… ¡Oh! Somos eternos con el Eterno. Todos nosotros estamos esperando que venga ese tiempo”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 9, párr. 71

Vida Eterna

Jeffersonville, Ind., 12-31-54

71 – “¿Cuándo fue usted salvo? ¿Cuándo fue usted Santificado? ¿Cuándo fue usted lleno del Espíritu Santo? Cuando usted creyó en el Señor Jesucristo, allí usted recibió vida eterna. Pero entonces de allí en adelante usted comenzó a crecer, usted comenzó a crecer. Usted creció a través de Santificación y a través del Espíritu Santo y a través de hablar en lenguas y a través de todas estas cosas aquí, pero usted recibió Vida cuando usted creyó. ¿Ve usted lo que quiero decir? Ahora, eso no le da… Algunas gentes ya tienen Vida, y usted está tratando de hacerlos que hagan algo aquí cuando aún no han llegado a ese lugar todavía. Y la gente pentecostal nunca ha llegado al lugar a donde la Iglesia está llegando ahora; a la Adopción o a la colocación de los hijos”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 47, párr. 402

Las Diez Vírgenes

Jeffersonville, Ind., 12-11-60

402 – “Y nosotros que vivimos y hayamos quedado hasta la venida del Señor, no evitaremos o impediremos a los que duermen. Esos preciosos que sellaron su sangre… sellaron su testimonio con su sangre. ‘No impediremos o estorbaremos a los que duermen, porque sonará la trompeta’. Algo acontecerá, ese algo Evangélico sonará, el anuncio de Su venida. ‘Y los muertos en Cristo resucitarán primero. Y nosotros los que vivimos y permanezcamos seremos transformados’. Parados allí, y sentir un cambio; el pelo canoso se irá, las arrugas cesarán, cambiados en un momento, en un abrir de ojos. Y encontraremos a nuestros amados primero”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 132, párr. 1176

El futuro hogar

Jeffersonville, Ind., 2-8-64

1176 – “¿Ven? Y estamos finalizando la séptima edad de la Iglesia, la edad de la Iglesia, la Edad Pentecostal. ¿Lo ven? ¡Estamos entrando a esa Santa Convocación! Estamos en esa eternidad real y genuina adonde la Iglesia es llamada, no para alguna estación, hacia alguna denominación, sino a la eternidad con su Rey Eterno. ¿Ven? No lo tenemos en lo absoluto, no hay tales cosas como días, y cosas, y tiempos. Usted ha pasado a la eternidad, de donde vino. Usted estaba allí para comenzar. ¿Ven? Si usted tiene vida eterna, solo hay una forma, esa es Dios, y usted es un atributo expresado. ¿Ven? Si usted… si usted no lo es, no va a estar allá de todos modos. ‘Nadie puede venir a Mí, si no le trajere Mi Padre’. ¿Ven? Las cuales ‘pasan’, todas estas cosas viejas; pero estas cosas no, así que habla de eternidad. El Espíritu Santo es eterno. Entonces usted está en eternidad, donde estuvo todo el tiempo, pero solo acaba de reconocer lo que sucedió. Vean, usted fue hecho para un propósito eterno, porque usted era la manifestación de un atributo que estaba en Dios, que pensó en usted y le expresó; y Él hizo una tierra para tomarle de ella y hacerle un ser humano. Y apareció el pecado y pervirtió Su manera. Usted viene de todos modos, pero estaba perdido con el mundo. Así que Él viene y le redime, al atributo expresado, y también redime esta Tierra de la misma manera. Entonces Su propósito continúa. ¿Ven? ¡Aleluya! ¡Oh, eso me hace tanto bien, piense tan solo en lo que está por delante! Ahora, en Efesios 1:10 es llamado… Ahora, si ustedes lo están anotando: Efesios 1:10 es llamado, no una dispensación, no el séptimo día. Es llamado ‘la plenitud del tiempo’. Y cuando ‘la plenitud del tiempo’ ha venido, ahí es cuando el tiempo ha sido cumplido. Y cuando no hay más tiempo, entonces usted entra a eternidad, después que la séptima edad de la Iglesia haya pasado; y ya pasó, la Edad de Lutero terminó, la Edad Metodista terminó, la Edad Pentecostal terminó. Y ahora usted entra (¿en qué?) en eternidad. No más sietes, no más tres, no más de otros. Están en eternidad, donde no hay tal cosa como números y tiempos y cosas. ¡Amén! ¡Oh vaya! ¿Lo ven ahora? O, después que el tiempo ha sido cumplido, todo el pecado ha desaparecido, quitado, en el Milenio en el Gran Juicio del Trono Blanco. (Un tipo, por el Espíritu Santo).

Después que el mundo esté en fuego y bautizado, su Bautismo de Fuego Santo del Cielo; todo pecado desaparece, todos los gérmenes desaparecen, todos los demonios desaparecen, todas las tentaciones desaparecen, todo mal desaparece (tipo ahora). Entonces ¿qué hace Dios? Él se puede asentar sobre la Tierra, vean, porque todo pecado desapareció. Esa es la misma cosa que Él hace cuando le da a usted el Bautismo del Espíritu Santo con Fuego. Él puede venir y morar con usted, y podemos sentarnos en lugares celestiales en Cristo Jesús, por cuanto ya estamos con Él. No que ‘estaremos’. Estamos ahora sentados en Cristo Jesús. ¿Cómo entramos en eso? Por un bautismo del Espíritu Santo. ‘Por un Espíritu todos estamos bautizados en Cristo’, lo cual estamos ahora. No que ‘estaremos’ en Cristo, ¡Lo estamos! Él es el Gran Rey Espiritual sobre el Espíritu que está en nosotros, por cuanto en el principio estábamos en El. Vean, Dios en el principio, cuando Él pensó en usted y pensó en otros de ese modo, pensó en Sí mismo siendo tangible. Esos eran Sus pensamientos. ¿Ven? Así que, Él expresó Sus pensamientos por medio de Palabra. Él dijo: ‘Sea’. ‘Sea’, y fue. ‘Sea’, y fue. Entonces, después de un tiempo Él se mantuvo diciendo: ‘Sea’, hasta que la gente un día dijo: ‘¡Que no hable Dios!’. Él dijo: ‘Ahora les hablaré a través de un profeta’. ¿Ven? ‘De aquí en adelante, les hablaré a través de un profeta.’ Y el profeta dijo: ‘Vendrá; habrá’, y fue, y fue. Y fue, y fue ¿ven? justamente de esa manera. ¿Lo captan ahora? / El colocó a Adán y a Eva aquí en la Tierra y dijo: ‘Ahora multiplicaos y henchid la Tierra’. Sus cuerpos estuvieron dispuestos aquí para ustedes comer y producir sus cuerpos. Esa es la manera que Él tenía para hacerlo. Pero apareció el pecado e interrumpió Su plan. El tiempo sigue corriendo, de igual manera. Pero ¿qué hizo Jesús? Dios descendió y se expresó El mismo en la forma de un Hombre, un ser humano; dio Su vida, en vez de quedarse aquí. Lo cual, Él era el Rey, pero El mismo se dio para redimir al resto. ¿Lo captan? Y cuando todo ha terminado, entonces es restaurado de nuevo, y el propósito de Dios es cumplido. Allí está el Rey Eterno de nuevo con Sus súbditos eternos, expresado en carne humana”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 138, párr. 1235

Preguntas y respuestas Núm. 3

Jeffersonville, Ind., 30-8-64

1235 – “El arrebatamiento de la Novia será la misma cosa. La Palabra que está en ustedes, el cuerpo se materializará alrededor de esa Palabra, y la misma cosa hizo por Sara”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 69, párr. 597

La manera de un verdadero profeta

Jeffersonville, Ind., 5-13-62

597 – “Y como el Elías fue para abajo al Jordán un día y lo golpeó (con Eliseo), y se apartó para atrás y él cruzó al otro lado; él vino de regreso con una porción doble. Y cuando nosotros le peguemos al Jordán (con Cristo), nosotros tenemos una porción, pero cuando nosotros regresemos nosotros venimos con dos porciones. Nosotros tenemos vida eterna, resurrección del pecado ahora en rectitud con el Espíritu Santo, y entonces en el regreso con Cristo nosotros venimos para atrás con las dos: resurrección física, y nosotros ya tenemos resurrección espiritual; nosotros entonces tenemos una doble porción”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 109, párr. 952

Cristo es el Misterio de Dios revelado

Jeffersonville, Ind., 7-28-63

952 – “Cuando nosotros vemos las manifestaciones de terremotos, etc. ¿Vieron ustedes las noticias el otro día, de los miles que perdieron la vida? Hay terremotos en diversos lugares. También dijeron que había cosas horrorosas en los cielos, como columnas de fuego flotando, como platillos voladores. No saben lo que son esas cosas, ellos ni tienen una idea. ¿Notó usted los Ángeles que bajaron a investigar a Sodoma antes que fuera destruida? ¿Se acuerdan de eso? Hubo tres que bajaron. Uno se quedó con Abraham, ¿se acuerdan? Esos fueron luces del Cielo que bajaron para investigar antes del juicio. Y ahora fíjense a donde las están hallando, cerca del Pentágono y demás lugares. Esos son los juicios del mundo – Sodoma. Y hay uno que será representado entre las iglesias, el cual será Cristo mismo vindicándose”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 17, párr. 130

Hebreos, capítulo 1

Jeffersonville, Ind., 8-21-57

130 – “Ese gran Jehová Dios, ¿usted sabe lo que Él dijo? Él tan solo se extendió y cogió una mano llena de átomos, cogió una poquita de Luz, y vaciola así y se fue; ‘¡Whoosh!’… un cuerpo, y entró en él y fue todo. Dijo: ‘Ven para acá Gabriel’ (ese Gran Arcángel). Fue ‘whoosh…’ entró en él. ‘Ven aquí Miguel’ (el Ángel en Su lado derecho)… ‘whoosh’… ‘para ti… entra en él”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 159, párr. 1418

Cristo es revelado en Su Propia Palabra

Jeffersonville, Ind., 22-8-65

1418 – “Ustedes ven estas pequeñas bolsas pasando por el aire, los llaman ‘platillos’, y demás. La gente tan… Mejor dejemos eso quieto. ‘¿Oyen de todas estas personas que desaparecen?’, dicen ustedes. No se oye de ellos; están parados allí, y no están allí. De esa manera va a ser el Rapto. Uno de ellos vendrá hacia abajo, y este cuerpo terrestre se vestirá con un cuerpo celestial. Y ellos serán… quedará piel, cabello, o huesos; será transformado en un momento de tiempo, bajando del espacio y llevándose eso a Casa. Vemos todo esto sucediendo ahora, y el Pentágono preguntándose acerca de estas luces, y luces místicas, y todo lo que están viendo en el cielo. Ustedes vieron que tenían una aquí en el periódico en Jeffersonville esta semana, y demás, ‘una luz mística’. Así que, oh, no saben qué es eso. Pero escuchen, hijitos, los va a recoger, uno de estos días. ¿Ven? ¿Ven? No se preocupen. Recuerden, Jesús dijo: ‘Como fue en los días de Sodoma’. ¿Qué sucedió poco antes de Sodoma? Dios descendió con unos Ángeles, y tuvieron un juicio de investigación. Dijo: ‘He oído el clamor, que es tan pecaminoso, tan grande, así que Yo he descendido para averiguar si es totalmente la verdad o no’. ¿Es correcto eso? Observen a Ese principal que se quedó con Abraham, pudo discernir los pensamientos que estaban en el corazón de Sara, detrás de Él. Ahora ustedes miren alrededor solo un poquito y fíjense, ¿ven?, observen lo que está haciendo, lo mismo hoy en día. Es un juicio de investigación. Pues, después de un tiempo, la Iglesia, cuando puede quedarse en ese lugar, y toda simiente haya sido traída a su sitio, habrán desaparecido. No sabrán qué les sucedió a ellos. Uno estará yendo en una dirección. ¿Ven? Uno estará yendo a la casa del pastor, y uno estará yendo para acá, o para allá, y, cuando menos lo piensan, no están allí. Porque Enoc, el cual era el tipo: ‘Dios se lo llevó, y no fue hallado. ¡Descendieron para investigar!”.

 

QUEDÁNDONOS CON EL QUE TIENE LA PALABRA DE VIDA ETERNA

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 14 de febrero de 1999

Quito, Ecuador

Y ahora, para este Día Postrero los escogidos de Dios estarán escuchando la Gran Voz de Trompeta del Evangelio del Reino, que es la Voz de Cristo dándonos Su Mensaje del Evangelio del Reino, y Su Voz es Palabra de vida eterna. Y nosotros nos quedaremos con esas palabras de vida eterna que Jesucristo en Espíritu Santo estará hablando por medio de Su Ángel Mensajero, y luego recibiremos nuestra transformación.

Y los que estarán escuchando las palabras de vida eterna de Jesucristo no deben tener miedo. No importa los problemas que vengan sobre el planeta Tierra o sobre ustedes como individuos o sobre sus familias: nunca deben tener miedo, porque Él está con nosotros. “No teman (dijo Moisés); porque Dios peleará por nosotros”.

Y cuando venga el tiempo de la apretura, Dios peleará por nosotros y nos librará de esa apretura que más tarde se convertirá en una persecución terrible; pero cuando ya eso esté en etapa de persecución terrible, ya nosotros estaremos en la Cena de las Bodas del Cordero disfrutando con Cristo esa gran fiesta celestial.

 

EXTRACTOS DEL LIBRO DE ROMANOS 8:22-23 – Pág. 39

EL GRAN EVENTO DEL FIN DEL SIGLO

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 27 de octubre de 1985

Barquisimeto, Lara, Venezuela

Y todas las bendiciones de Dios para el tiempo final serán para todos los seres humanos. Por eso dice: “El que tenga sed (si alguno tiene sed)… el que tiene sed, venga, y tome del Agua de la Vida gratuitamente”, tome de ese Mensaje final, ese Mensaje de vida eterna gratuitamente. Es para todos los seres humanos.

Y eso es lo que el ser humano necesita en este tiempo final; eso es lo único que le llenará de alegría y de felicidad, y le dará entusiasmo y ánimo en la vida para seguir adelante luchando, y no decepcionarse por tantos problemas, tantos terremotos, tantos maremotos y tantos problemas económicos que tienen las naciones, y tantas cosas que están aconteciendo.

Es necesario que tengamos buen ánimo en este tiempo, porque estamos viviendo en el tiempo más grande y más glorioso de todos los tiempos, estamos viviendo en el tiempo en que las grandes profecías están cumpliéndose delante de nuestros ojos.

Es necesario que vivamos conscientes de esta realidad, para que sepamos las cosas que nosotros necesitamos comprender conforme a lo que está prometido para este tiempo.

 

NUESTROS OJOS PUESTOS EN EL CIELO, PORQUE NUESTRA

REDENCIÓN ESTA CERCA

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 9 de septiembre de 1990

Cayey, Puerto Rico

Estamos viviendo en el tiempo más grande y glorioso de todos los tiempos, en el tiempo de la Edad de la Adopción, en el tiempo de la Edad de la Piedra Angular, en el tiempo de la Edad de la Trompeta Final, en el tiempo de la edad en donde el Tutor por medio del Ángel Mensajero, del Angel de Jesús, está dándole las últimas instrucciones para la adopción de los hijos de Dios.

Por esa causa, entonces, continuaremos con nuestros ojos puestos en el Cielo y en las cosas del Cielo, y nuestro corazón puesto en las cosas del Cielo, que son las cosas del Programa Divino que se están llevando a cabo en este tiempo final aquí en la Tierra.

Nuestros ojos puestos en el Cielo (¿por qué?), porque nuestra redención, nuestra transformación, está cerca. Tenemos nuestros ojos puestos en el Cielo. Yo los tengo puestos en el Cielo; y ustedes también los tienen puestos en el Cielo, porque han visto esa Puerta abierta, han entrado por ella, y están viendo las cosas que Juan vio, siendo actualizadas, materializadas, acá en la Tierra, en una edad celestial.

Así que continuemos con nuestros ojos puestos en el Cielo, porque nuestra redención, nuestra transformación, nuestra adopción, está cerca. Esto es en cuanto a días, meses, o años; porque en cuanto a edad, es en nuestra edad, la Edad de la Piedra Angular. Luego de nuestra edad no hay otra edad, por eso es una edad eterna.

Así que estamos en la Edad de la Adopción, la Edad de la Trompeta Final, la edad de los escogidos. Y es también la Edad de la Resurrección, de la Transformación, lo cual se llevará a cabo muy pronto. Y por esa causa nuestros ojos puestos en el Cielo todo el tiempo.

No hay otra esperanza para los seres humanos, no hay otra esperanza para nosotros; solamente las cosas que Él ha prometido para nosotros, las cuales son eternas. Por eso continuemos con nuestros ojos puestos en el Cielo, y así obtendremos nuestra transformación, así obtendremos nuestra graduación, y así el Tutor le dará buenas cuentas al Padre celestial de nosotros. Y Él entonces nos adoptará como hijos e hijas de Dios en Su Reino.

Así que nuestros ojos puestos en el Cielo, porque nuestra redención, nuestra transformación, está cerca. Está más cerca de lo que usted y yo nos imaginamos. Está tan cerca que yo creo que no pasará mucho tiempo sin que ocurra la resurrección de los muertos y la transformación de nosotros los que estamos vivos.

Ahora, continuemos entonces con nuestros ojos puestos en el Cielo y en la Edad de la Piedra Angular, la edad celestial, escuchando esa Voz como de Trompeta que nos muestra todas las cosas y nos enseña las lecciones finales para nuestra adopción.

Estamos en los preparativos finales para nuestra adopción. Después de estos preparativos no habrá otros preparativos para la adopción de los escogidos; porque luego pasará el Mensaje a Israel, para los escogidos de Israel.

 

ACTIVIDAD DE FIN DE AÑO 2013,

EN LOS TERRENOS DE LA GRAN CARPA CATEDRAL

Dr. William Soto Santiago

Martes, 31 de diciembre de 2013

Cayey, Puerto Rico

Por lo tanto, Cristo dijo que cuando viéramos las señales que Él enumeró, y la higuera —que es Israel— floreciendo, echando sus hojas, sepamos que nuestra redención está cerca; y cuando veamos los demás árboles, las demás naciones.

Por lo tanto, levantemos nuestros ojos al Cielo, a las cosas de Dios, porque nuestra redención está cerca.

Estamos viendo un sinnúmero de promesas que están en proceso para cumplirse totalmente; pero antes de cumplirse una promesa, nuestra mirada, con un ojo de visión profética, enseguida se da cuenta de que eso es el comienzo de una promesa grande, y no le quitamos la vista; y vamos viendo su trayectoria progresiva, hasta que se cumpla plenamente cada una de esas promesas divinas.

Él tiene para mí promesas, ¿y para quien más? Para cada uno de ustedes también. La fe para rapto es una promesa para todos los que van a ser transformados; la Gran Voz de Trompeta, la Trompeta Final, todo eso es una promesa para los que van a ser transformados, y para los que murieron, que van a ser resucitados en cuerpos glorificados.

Aun La Gran Carpa Catedral es una promesa para los que van a ser transformados, es una promesa para los que van a estar sentados allí recibiendo la Palabra, recibiendo todas las bendiciones que Dios derramará en esa etapa.

Así como vimos a Dios, la gloria de Dios, la presencia de Dios en el tabernáculo de Moisés, en el templo que construyó el rey Salomón, y hemos visto la gloria de Dios en diferentes ocasiones, así veremos la gloria de Dios en La Gran Carpa Catedral que vio el reverendo William Branham; y también veremos la gloria de Dios manifestada en cada uno de los creyentes del Día Postrero que van a ser transformados.

Impreso en Puerto Rico