Domingo, 20 de diciembre de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #57 – DOMINGO, 20 DE DICIEMBRE DE 2020

TEMA: LA BATALLA DEL SÉPTIMO SELLO

EN EL GRAN MISTERIO DEL SÉPTIMO SELLO

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 3 de mayo de 1998

Veracruz, México

Escrituras base: Primera de Corintios 15:49-58

Apocalipsis 8:1-5

TIEMPO DE LUCHA

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 9 de mayo de 1982

Valencia, Venezuela

Encontramos que el sueño de Nabucodonosor, entonces también se ha ido corriendo desde Babilonia hasta la América, hasta el continente occidental. Podemos ver que la última etapa o fase del reino de los gentiles estará conectada con América: los pies de hierro y de barro cocido1 tendrán una parte en América.

Así que podemos ver, entonces, que en América se cumplirá una parte de los pies de hierro y de barro cocido, tendrá una parte en los pies de hierro y de barro cocido. Y a esos pies se le unirán otras naciones para hacer bien esos pies de hierro y de barro cocido. Aun también tienen que tener una religión; porque todos los imperios tienen una religión, como la religión del Estado o del imperio. Ellos buscaran una religión, ellos formarán los pies de hierro y de barro cocido, que será el último de los imperios del reino gentil.

Pero estando viviendo en el tiempo final, también entonces América tendrá la parte importante del sueño de Nabucodonosor, que es la Venida de la Piedra no cortada de manos2, que también aparecerá, conforme al sueño de Nabucodonosor, en el occidente. Aparecerá en el occidente para herir a la imagen en los pies; porque la imagen del reino de los gentiles estará desarrollando su labor en el occidente también.

Por eso será que la Venida de la Piedra no cortada de manos será en el occidente también, porque será como el relámpago que sale del oriente, pero se muestra, se revela, en el occidente3. Ese relámpago es la Venida del Señor; y esa Piedra no cortada de manos que viene, es el Señor en Su Segunda Venida.

Habrá entonces una batalla, será entonces un tiempo de lucha; porque siempre que hay promesas de libertad, de liberación, hay luchas para obtener la libertad.

“TIEMPO DE LUCHA”.

No tengan miedo, no tengan temor al ver estas luchas que están habiendo en la América Latina. Más bien oren a Dios para que Dios defienda a la América Latina.

Si viviéramos en el tiempo de Wesley, estuviéramos viviendo en Inglaterra; si viviéramos en los tiempos de Lutero, estuviéramos viviendo en Alemania; y si algún problema se formaba, que quisieran destruir el continente donde estaba nuestra edad, oraríamos en favor de nuestro continente, porque ese es el lugar donde en nuestra edad se estaría viviendo.

Pero nos ha tocado la América Latina, nos ha tocado el lugar que se encuentra en tinieblas y sombra de muerte; pero oremos para que la Luz le resplandezca, y oremos para que Dios defienda a nuestro continente, defienda el lugar donde nos ha colocado para Él desarrollar esta edad.

 

EL TIEMPO DE ANGUSTIA Y LIBERACIÓN

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 26 de diciembre de 1999

(Segunda actividad)

Cayey, Puerto Rico

Y el enemigo de Dios, el diablo, se levantará en contra de la Obra que Cristo estará llevando a cabo; el diablo por medio del anticristo, del hombre de pecado, de la bestia, estará levantándose en contra de esa manifestación de Cristo en medio de Su Iglesia. Y lo que sucedió en el Cielo, en donde el enemigo de Dios se rebeló en contra de Dios, y Miguel con Su Ejército peleó en contra del diablo y lo derrotó, y lo echó por Tierra; esa batalla que se peleó en el Cielo, vean ustedes, se estará reflejando en la Tierra en este tiempo final.

Y el diablo a través del anticristo, del hombre de pecado, de la bestia, levántandose en contra de la Obra de Cristo en el Día Postrero, será la actualización de Apocalipsis, capítulo 12: de lo que sucedió en el Cielo sucediendo en la Tierra en medio del cristianismo, y por consiguiente en medio de la raza humana.

El reverendo William Branham en una ocasión tuvo un sueño o una visión en donde vio una serpiente persiguiendo a un hermano suyo y amigo suyo4; y eso no es otra cosa sino la serpiente antigua, el diablo, Satanás, en el Día Postrero trayendo esa apretura y persiguiendo al Ungido del Señor Jesucristo, al Ángel Mensajero del Señor Jesucristo, y al grupo del Día Postrero que estará con el Ángel del Señor Jesucristo. Pero el Ángel de Jesucristo y el grupo que estará con el Ángel de Jesucristo tendrán de su lado al Arcángel Miguel y al Arcángel Gabriel. O sea, que aunque habrá una lucha, habrá una Victoria en el Amor Divino, la cual está prometida.

Así que de un momento a otro vendrá esa apretura. Pero recuerden: cuando llegue esa apretura, recuerden que es el tiempo para una bendición grande de parte de Dios ser manifestada en los escogidos de Dios: es para la adopción de todos los escogidos de Dios que han trabajado en la Obra de Cristo con el Ángel de Jesucristo, y habrán terminado la labor estando en cuerpos mortales, y por consiguiente continuarán la labor estando en el cuerpo eterno, inmortal y glorificado; y en unos 30 o 40 días estaremos trabajando en la Obra de Cristo con el cuerpo nuevo, y llevaremos a cabo la labor correspondiente a esos días.

Y si en estos cuerpos mortales hemos trabajado en la Obra de Cristo y hemos obtenido éxito, ¿cómo será en el nuevo cuerpo que Él nos dará! Nos dará el nuevo cuerpo para que trabajemos esos 30 o 40 días, y después ser llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

 

LAS RECOMPENSAS DEL SÉPTIMO SELLO

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 22 de abril de 1998

Monterrey, Nuevo León, México

Y ahora, vamos a ver (aquí no tengo a la mano quizás)… Vamos a ver página 138 del libro de Los Sellos; vamos a ver si ahí hay algo, ya que hemos tocado… vamos a ver lo que dice la página 137 y 138, el precursor de la Segunda Venida de Cristo, nuestro hermano Branham; ahí ustedes pueden… voy a leer un poquito ahí nada más y no…

156. Quiero hacerles una pregunta. Después que Cristo fue quitado de la Tierra y finalizaron los tres años y medio de su ministerio, ¿quién fue el que destruyó el santuario? ¿Quién lo destruyó? Fue Roma. Cierto. Fue Tito, el General romano; él fue ese príncipe. Ahora, fíjense en este tipo. Cuando nació Jesús, la bestia bermeja se paró ante la mujer, en el Cielo, para devorar a su hijo en el momento en que naciera. ¿Correcto? ¿Quién fue el que trató de devorar el niño cuando nació? Roma. Allí está la bestia bermeja. Aquí está el príncipe y la bestia. Allí lo tiene usted. Todo exactamente igual. Lo quiso devorar, pero Dios lo arrebató al Cielo para que se sentara en Su Trono. Allí está Cristo ahora hasta el tiempo determinado”.

Y ahora, vamos a dejar esto por aquí tranquilito, porque nunca he querido hablar abiertamente sobre ciertas cosas todavía; pero vamos a dejarlo quietecito… Para el tiempo final hay tres años y medio que faltan de la semana número setenta, donde estarán sucediendo otras cosas, que son las que corresponden al tiempo final.

Miren, cuando la Iglesia, vamos a ver, aquí está leyendo de Apocalipsis 12: página 141, dice:

169. Ahora fíjense: En el tiempo del fin, el final de las edades de la iglesia, él y sus hijos son llamados el anticristo, porque cualquier cosa que es en contra de Cristo es anti- Cristo. Y lo que está en contra de la Palabra, está también en contra de Cristo porque Cristo es la Palabra. Entonces él es el anticristo (o sea, el que está en contra de Cristo, él es el anticristo). Luego en Apocalipsis 12:7-9 (cuando Satanás es echado), el espíritu, el diablo (o sea, el espíritu del diablo, Satanás, el diablo), el cual está allí ahora, el acusador de nuestros hermanos… Cuando la Iglesia es llevada hacia arriba, entonces Satanás es echado; cuando la Iglesia sube, Satanás baja. Luego Satanás mismo se encarna en el anticristo, y es llamado ‘la bestia’”.

Y luego, ¿qué sucede? La batalla que vimos en el Cielo, luego será aquí en la Tierra.

Y este Sello, Primer Sello, es un Sello que contiene muchas cosas importantes con relación a lo que para este tiempo estará sucediendo.

Miren aquí, en la página 145, dice, hablando del pacto que la bestia hará con los judíos, y con ese pacto se le quedará con el dinero de los judíos:

[187]. Luego él se convierte en la bestia y acaba con el pacto, arrebata y saca a la fuerza lo que ha quedado de la simiente de la mujer. Luego arrojará agua de su boca y hace guerra; entonces habrá el lloro y el crujir de dientes. Y en ese mismo tiempo, la Novia está de Bodas allá en la gloria”.

Luego en la página 146 dice, habla de Cristo y también habla del anticristo aquí, dice:

191. Pero cuando Cristo venga, una espada saldrá de Su boca como un relámpago. Saldrá y aniquilará sus enemigos, y echará fuera al diablo. Cortará todo lo demás y Su vestidura será teñida en sangre, y sobre Su muslo estará escrito: ‘El Verbo de Dios’. Amén. Él viene con Su Ejército del Cielo”.

Y ahora, hablando del otro jinete, el del caballo amarillo, que comenzó en Apocalipsis, capítulo 6, verso del 1 en adelante, apareció primero un caballo blanco, después pasó y fue cambiando de color su caballo: caballo blanco, después (¿caballo qué, Miguel?, ¿negro?) rojo, y después negro, y después el amarillo:

“Ese jinete del caballo blanco ha estado en la Tierra todo el tiempo; él cambiará de anticristo, y cuando lo haga será el falso profeta.

192. Primero fue el anticristo, el espíritu; luego fue el falso profeta; después, cuando el diablo sea echado, se encarnará en él. Son tres etapas: primero es un diablo, o sea, el espíritu del diablo, luego es el falso profeta: maestro de doctrina falsa; luego será el diablo mismo encarnado. ¿Ve usted? Y al mismo tiempo que el diablo cae del Cielo y se encarna en un hombre, el Espíritu Santo sube y viene encarnado en un hombre”.

Y ahí vamos a dejarlo quietecito, porque esto tiene muchas cosas ahí, que yo he tratado de mantenerlas lo más…, vamos a decir, lo más tranquilas posible, esas cosas; “no alborotar mucho (como dicen) el hormiguero” antes de tiempo, sino dejar todito quietecito ahí. Cuando llegue el momento, todo eso que ha sido profetizado que va a suceder, va a estar siendo visto: va a estar siendo visto manifestado el espíritu del anticristo, el diablo, va a ser visto encarnado en un hombre; y por otro lado, va a ser visto el Espíritu Santo, Jesucristo, el Espíritu Santo encarnado en otro hombre, el cual será el Ángel del Señor Jesucristo. Y ahí, pues, estarán los que en el Cielo tuvieron esa lucha, estarán aquí en la Tierra.

Esa es la lucha de Apocalipsis, capítulo 17, verso 8 al 18, donde, vean ustedes, dice, vamos a ver [verso 11]:

“La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición.

Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia.

Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia.

Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles”.

 

LOS VENCEDORES DEL FIN DEL TIEMPO

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 12 de enero de 1992

Cayey, Puerto Rico

Así que, ¿quiénes son los vencedores del fin del tiempo? Aquí estamos nosotros; y por eso es que estamos siendo bien alimentados con la Palabra, porque Dios no permite que venga una persecución, que venga una apretura, que venga una lucha, si Sus hijos no están bien preparados, bien entrenados para esa batalla que ha de venir.

No se salga ni un poquito de la Palabra, del Mensaje, y obtendrá la Victoria del Amor Divino. No esté discutiendo con nadie, ni peleando con nadie, sino manténgase en la Palabra.

El que desee la Palabra que usted tiene, hágasela llegar por folletos, por videos, por cintas magnetofónicas; y hablándole también personalmente; y en actividades, diferentes actividades que estamos llevando a cabo, y otras que llevaremos a cabo también; y así que todos conozcan el Mensaje del fin del tiempo, el Mensaje del Evangelio del Reino, con el cual obtendremos la Victoria del Amor Divino.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Sexto Sello – Pág. 368

Rev. William M. Branham

188. Y eso no es solamente en este país, sino por todo el mundo. Todo está contaminado, el mundo, toda la naturaleza. ¡Dios tenga misericordia! El mundo entero está con dolores de parto. El mundo está haciendo el esfuerzo, está en angustias, como dijo Isaías. Pero ¿por qué? Es que está tratando de dar a luz un mundo nuevo para el Milenio, donde no existirá el pecado; está tratando de dar a luz un mundo nuevo para un pueblo nuevo que no pecará ni lo corromperá. Correcto. Todo está en angustias.

189. Por eso nosotros también estamos en angustias. La Novia está en angustia para dar a luz a Cristo Jesús. Todo está en angustia gimiendo, porque algo está a punto de acontecer. Y este Sexto Sello da lugar a todo eso. ¡Oh, hermano! Será un tiempo cuando acontecerán todos los terremotos, las estrellas caerán del cielo, habrá erupciones volcánicas, y en eso la Tierra se renovará. La lava volcánica brotará del centro de la Tierra y entonces se regará por todos lados mientras la Tierra gira.

190. Y les aseguro esto: Un amanecer de estos, cuando Jesús y Su Novia vengan de nuevo a la Tierra, encontrarán un Paraíso de Dios, tan perfecto. Los guerreros de la batalla de la fe caminarán por todo eso juntamente con sus amigos y sus seres queridos; se oirán por todos lados los dulces cánticos de las huestes celestiales. Entonces Él dirá: “¡Oh, bien, buen siervo y fiel! Entrad pues en el gozo de tu Señor que ha sido preparado para ti, desde allá, antes de que Eva, por el pecado, echara a perder este asunto”. Amén.

Impreso en Puerto Rico

1 Daniel 2:33

2 Daniel 2:34

3 San Mateo 24:27

4 Citas, pág. 60, párr. 527