Domingo, 13 de diciembre de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #55

DOMINGO, 13 DE DICIEMBRE DE 2020

TEMA: EL MISTERIO DE LAS COSAS

QUE DEBEN SUCEDER PRONTO

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 12 de abril de 1998

(Segunda actividad)

Cayey, Puerto Rico

Escritura base:    Apocalipsis 1:1-3

 

LIBRO DE LOS SELLOS

La Brecha – Págs. 57-58

17. Ahora, si usted se fija bien, notará que esta persona es Cristo, porque aun en el Antiguo Testamento Él fue llamado el Ángel del Pacto; y Él ahora viene directamente a los judíos porque la Iglesia ha llegado a su fin. Bien, ahora continuando:

…y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego.

18. ¿Recuerdan el Ángel de Apocalipsis capítulo 1? Este es el mismo. Un ángel es un mensajero, y él es un mensajero a Israel. ¿Ve usted? La Iglesia está a punto de ser raptada, Él viene por Su Iglesia. Ahora fíjese bien:

Y tenía en su mano un librito abierto,…

19. Ahora, acá estaba cerrado y sellado, pero ahora está abierto. Ya ha sido abierto desde que fue sellado. Entraremos en eso a la noche. Pero ahora el Libro está abierto.

Y tenía en su mano un librito abierto: y puso su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra; Y clamó con grande voz, como cuando un león ruge (sabemos que Él es el León de la tribu de Judá. Acá era el Cordero, pero aquí es el León): y cuando hubo clamado, siete truenos hablaron sus voces. (Ahora, a Juan le fue comisionado escribir lo que él viera, por lo tanto el apóstol y profeta tomó su pluma para escribir).

Y cuando los siete truenos hubieron hablando sus voces, yo iba a escribir, y oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han hablado, y no las escribas.

 

LIBRO DE LA APRETURA

Pág. 126

David, el rey de Israel, el octavo hijo de Isaí

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 6 de agosto de 1995

Medellín, Colombia

Estamos esperando la materialización de Sus grandes promesas para la Iglesia y para el pueblo hebreo; y para eso, dice Jesús en Apocalipsis, capítulo 22, verso 16:

“Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias”.

¿A quién envía? A Su Ángel Mensajero para dar testimonio de estas cosas, de estas cosas que deben suceder en el Día Postrero.

 

LA VISIÓN DE LA GRAN CARPA CATEDRAL – VOL. IV

Pág. 82-84

031 El Séptimo Sello y la señal del fin del siglo

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Miércoles, 18 de marzo de 1998

San José de los Campos, San Pablo, Brasil

Y ahora, en el Templo del Señor Jesucristo encontramos el Maná escondido, el Maná de la revelación de la Segunda Venida de Cristo. Ese alimento espiritual nadie se lo comió, porque nadie lo encontró en las edades pasadas. Ese Maná escondido es el que Dios nos está dando en este tiempo final.

Podemos ver que ese es el alimento espiritual que ha sido tipificado en otros tiempos, como la harina de la viuda; en cada ocasión en que aparece el profeta Elías, o sea, el ministerio de Elías, hay bendición de Dios, y Dios provee esa harina, ese alimento espiritual.

Y ahora, para este tiempo final, vean ustedes, estamos nosotros recibiendo ese alimento espiritual. Y no habrá lluvia ni rocío para las siete etapas que han transcurrido, ya no hay ni rocío para ellos; pero ellos (si desean) pueden recibir alimento acá arriba, en la Edad de la Piedra Angular. Si lo descubren, los van a tener por sus iglesias pidiendo alimento espiritual.

Y nosotros, pues compartimos con todos las bendiciones de Dios. Dios nos ha dado en abundancia. Es la única edad que tiene alimento espiritual en abundancia para todo el séptimo milenio y para toda la eternidad.

Ahora, podemos ver dónde nos encontramos en este tiempo final. Y nadie podrá comprender todos estos misterios del Reino de Dios correspondientes a este tiempo final, excepto aquellos que estarán escuchando la Voz de Cristo por medio de Su Ángel Mensajero, dando a conocer todas estas cosas que deben suceder pronto.

Ahora, primero entran los escogidos de Dios y reciben el Mensaje, después se abrirá la oportunidad para las vírgenes durmientes o vírgenes insensatas; y también el mundo verá una manifestación poderosa de Dios en nuestra edad. Porque la Tercera Etapa es para la Iglesia- Novia, para la Iglesia nominal y para el mundo; o sea, dijo nuestro hermano Branham que la Tercera Etapa es para la Novia, la Iglesia y los perdidos.

Primero los escogidos de Dios reciben la bendición de Dios. Cuando ya estemos transformados, las vírgenes durmientes o insensatas verán lo que estará sucediendo en medio de la Iglesia (de las vírgenes prudentes), y entonces buscarán, buscarán el Mensaje, lo pedirán; y eso les va a ayudar bastante; aunque no podrán irse en el rapto, pero les va a ayudar para dar sus vidas por Cristo en la gran tribulación.

Podemos ver que esa manifestación del poder divino será visto muy pronto manifestado, en donde cosas muy grandes (literalmente) han de acontecer. Pero ahora está aconteciendo algo muy grande, que es lo más importante para los escogidos de Dios, lo cual nos prepara para ser transformados y raptados.

Esta es la etapa en donde Él está cumpliendo las cosas relacionadas al Séptimo Sello. Antes de ser abierto ese misterio al mundo, es abierto a la Iglesia, a los escogidos de Dios, es dado a conocer este misterio y es identificada la Obra que está haciendo el Séptimo Sello a medida que van pasando los años. Y luego, más adelante, a nivel mundial la humanidad sabrá acerca de este misterio, de este Séptimo Sello que ha estado Dios cumpliendo.

Ahora podemos ver que esta parte que ha estado cumpliéndose en la actualidad es para Su Novia, Su Iglesia, pues está llamando y juntando a todos Sus escogidos en este tiempo final.

Estamos en la etapa más gloriosa de todas las etapas, porque es la etapa que culminará con la transformación nuestra y la resurrección de los muertos en Cristo. Después que ya estemos con el nuevo cuerpo, ya no habrá limitaciones en cuanto a las cosas que han de suceder conforme a las promesas divinas. Ya estando en el nuevo cuerpo cada hijo de Dios ya está adoptado, al tener el nuevo cuerpo; y tendrá todo el poder divino que perdió Adán y Eva en la caída; y tendrá un cuerpo eterno, habrá sido restaurado a la vida eterna físicamente también.

 

LA OBRA DEL SÉPTIMO SELLO EN TODAS LAS DIMENSIONES – Parte II

Pág. 46-47

El Enviado de Jesucristo para hacer la Obra de Cristo para el Día Postrero, y el hombre con la misión celestial

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 6 de agosto del 2000

Cayey, Puerto Rico

En alguna otra ocasión veremos a ese Ángel haciendo algunas otras cosas antes de venir en carne humana en el Día Postrero. A medida que Dios nos permita profundizar más en el misterio de ese Ángel, veremos todos los detalles de ese Ángel, y veremos que todo es más sencillo de lo que nos podíamos imaginar. Pero mientras tanto disfrutemos la Obra que llevó a cabo el Hombre con la misión celestial (Jesucristo), y disfrutemos también la revelación de todas estas cosas que deben suceder pronto, las cuales están siendo dadas a conocer en este tiempo final, para lo cual Jesús dice:

“Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias”.

Ese es el Enviado de Jesucristo para hacer la Obra de Cristo, tanto dar a conocer las cosas que deben suceder pronto como también hacer la Obra de Cristo en los demás aspectos de la Obra que Dios ha prometido realizar en este tiempo final.

Hemos visto que hubo un misterio en el Hombre con la comisión celestial, y que hay un misterio en el Ángel de Jesucristo, el Enviado por Jesucristo para hacer la Obra de Cristo; ese misterio a medida que va siendo manifestado, va llevando a cabo la Obra de nuestro amado Señor Jesucristo.

El Arcángel Gabriel anunció la Primera Venida de Cristo (dice el reverendo William Branham), pues se la anunció a María. Y dice el reverendo William Branham: “Anunciará la Segunda Venida de Cristo”. Le anunció a la virgen María la Primera Venida de Cristo y le anunciará a la María espiritual, la Iglesia de Jesucristo, la Segunda Venida de Cristo.

Hemos visto que hay un misterio ahí grande en el Ángel del Señor Jesucristo, que yo espero que pronto esté abierto totalmente, o por lo menos la mitad; pues todavía, todavía no hemos llegado a la mitad del misterio de este Ángel; pero vamos a llegar en algún momento, y entonces veremos claramente quién es ese Ángel en la sexta dimensión, y quién es ese Ángel en esta dimensión terrenal siendo enviado por Jesucristo para dar testimonio de estas cosas en las iglesias.

 

LIBRO DE ROMANOS 8:22-23

Pág. 57

Las cosas que deben suceder

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 30 de agosto de 1992

Cayey, Puerto Rico

Ahora les da a conocer las cosas que deben acontecer en la Dispensación del Reino. ¿Qué cosas deben acontecer? La Venida de Cristo como León de la tribu de Judá, como Rey de reyes y Señor de señores en Su Obra de Reclamo; y así revelándole todo el Programa Divino del Señor Jesucristo como León de la tribu de Judá, como Rey de reyes y Señor de señores, y Su Obra de Reclamo, para así darle la fe para ser transformados y raptados; porque la fe para ser transformados y raptados está en los siete truenos de Apocalipsis, capítulo 10, que es o que son la Voz de Jesucristo, la Voz de la Gran Voz de Trompeta, el Mensaje del Evangelio del Reino dando a conocer las cosas que deben suceder: las cosas que deben suceder en este tiempo final, las cosas que deben suceder en la Dispensación del Reino, las cosas que deben suceder en la Edad Eterna de la Piedra Angular.

Y así, dándoles a conocer estas cosas, los escogidos de Dios son preparados para ser transformados y luego ser raptados, o sea, trasladados a otra dimensión; en lo que pasa la ira, o sea, la gran tribulación, que durará tres años y medio, en donde los juicios divinos estarán cayendo sobre esta Tierra, en donde vendrá una destrucción, y una destrucción atómica; y también los volcanes explotarán, y también los terremotos estarán manifestados, grandes terremotos acontecerán.

Hay uno de ellos del cual dice que nunca hubo uno igual desde que los hombres están sobre la Tierra. Norteamérica recibirá de esos juicios divinos; y encontramos que Hollywood y Los Ángeles, California, se hundirán; eso es parte de los juicios divinos que caerán sobre Norteamérica; y Norteamérica explotará; será un tiempo muy terrible para Norteamérica.

Una décima parte de Norteamérica será desaparecida, quedará bajo agua. Y una décima parte es bastante; porque una décima parte de 10 es 1, pero una décima parte de 50 es 5. Norteamérica tiene cincuenta y algo de estados. Y una décima parte equivale a 5 estados de Norteamérica.

Y el resto de Norteamérica estará con grandes explosiones, terremotos, maremotos, y volcanes explotando también; no solamente en Norteamérica, sino alrededor del mundo; porque la Tierra, en esos tres años y medio de gran tribulación, estará renovándose.

Será la Tierra con dolores de parto para dar a luz el glorioso Reino Milenial. Estará la Tierra preparándose para recibir a Jesucristo y a los santos que fueron raptados, recibirlos nuevamente aquí en la Tierra, para el comienzo del glorioso Reino Milenial.

No hay esperanzas para la raza humana, excepto la Venida de Cristo como León de la tribu de Judá, como Rey de reyes y Señor de señores en Su Obra de Reclamo. Ahí es donde únicamente hay esperanza.

Fuera de la promesa de la Venida de Cristo como León de la tribu de Judá, como Rey de reyes y Señor de señores viniendo en Su Obra de Reclamo para y por Su Novia, para llevársela en el rapto… Luego que produzca la resurrección de los muertos en Cristo de las edades pasadas y la transformación de nosotros, luego nos iremos, seremos raptados en lo que pasa la ira, en lo que pasa la gran tribulación que estará llevándose a cabo aquí en la Tierra.

Ahora, esto que ha de ocurrir al planeta Tierra y a los que están viviendo en la Tierra no nos asusta a nosotros. ¿Por qué? Porque la Escritura dice: “Mas vosotros no sois hijos de la noche, sino del día; hijos del día, no de las tinieblas”.

Por lo tanto, no somos hijos para maldición, sino para recibir las bendiciones de Dios. Él nos guardará en ese tiempo, como Él lo ha prometido, Él nos guardará en otra dimensión, Él nos llevará a otra dimensión.

Y mientras nosotros estemos en otra dimensión, el Señor Jesucristo, la Columna de Fuego, estará llamando de en medio del pueblo hebreo 144.000 hebreos a través del ministerio de Moisés y Elías en el Ángel del Señor Jesucristo, el Ángel de Apocalipsis, capítulo 7, que viene con el Sello del Dios vivo para llamar y juntar 144.000 y sellarlos en sus frentes con el Sello del Dios vivo.

Así que ese Ángel viene con el Espíritu Santo, viene con la Columna de Fuego para llamar y juntar 144.000 hebreos, luego que Él haya terminado Su trato con los escogidos de entre los gentiles. Luego que los escogidos de entre los gentiles hayan recibido la bendición que Dios les ha prometido, entonces se tornará al pueblo hebreo.

Pero antes de tornarse al pueblo hebreo, estando tratando con los escogidos de entre los gentiles, estando Él en medio de los escogidos de entre los gentiles en la Edad de la Piedra Angular, en la Dispensación del Reino, en donde Él viene por Su Novia, Su Esposa, para buscarla, el pueblo hebreo va a darse cuenta que lo que ellos están esperando ya los escogidos de entre los gentiles lo están recibiendo; y ellos dirán: “¡Este es el que nosotros estamos esperando!”.

Porque ellos están esperando la Columna de Fuego, el Yo soy, el Jehová del Antiguo Testamento; pero no saben que es el mismo Jesucristo del Nuevo Testamento, y que, después de Su muerte, resurrección y ascensión al Cielo, Él descendió en forma de Columna de Fuego a la Tierra; y así está en este tiempo final, en la Edad de la Piedra Angular: como León de la tribu de Judá, como Rey de reyes y Señor de señores.

 

LIBRO DE LA APRETURA

Pág. 171-172

La evangelización fundamentada en la Palabra de Dios para el Día Postrero

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 12 de mayo de 2001

Villahermosa, Tabasco, México

Ahora, para este tiempo final, dice el reverendo William Branham en la página 119 del libro de Citas, párrafo 1054:

1054 – “Cuando esta persecución venga, no te asustes…”.

Es que va a venir una apretura, una persecución, como sucedió en edades pasadas. Todo lo que sucedió en edades pasadas luego se cumple en una forma mayor en el Día Postrero.

1054 – “Cuando esta persecución venga, no te asustes; hay una luz que dice que se llevará a Sus hijos. Ella no pasará por la tribulación. Ella nunca lo hará. Él dijo que ella será levantada”.

La Iglesia-Novia del Señor Jesucristo será raptada, será levantada.

(…) La apretura vendrá, la persecución vendrá, pero ¡no temas, Iglesia del Señor Jesucristo!, porque he aquí un Hombre que puede encender la Luz: Cristo, el Espíritu Santo, el Ángel del Pacto, en este tiempo final.

Por lo tanto, Él está y continuará con nosotros en nuestra Edad. Él es el que ha encendido la Luz del Día Postrero en la Edad de la Piedra Angular, y Él es el que nos transformará, y Él es el que nos llevará a la Cena de las Bodas del Cordero. Es Cristo, el Ángel del Pacto; pero Él tendrá un Mensajero en la Tierra, al cual le revelará todos estos misterios y a través del cual Cristo nos hablará todas estas cosas que deben suceder pronto.

Pero ese Ángel Mensajero no es el Señor Jesucristo. Él sería un hermano nuestro, uno del Cuerpo Místico del Señor Jesucristo; porque siempre Dios escoge para mensajero, uno del mismo pueblo.

Impreso en Puerto Rico