Domingo, 12 de julio de 2020

ESTUDIO BÍBLICO #11 – DOMINGO, 12 DE JULIO DE 2020

TEMA: VINO NUEVO EN ODRES NUEVOS

Dr. William Soto Santiago

Viernes, 7 de mayo de 1999

José Cardel, La Antigua, Veracruz, México

Escritura base San Mateo 9:14-17

San Juan 2:1-12

1Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús.

Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos.

Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino.

Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora.

Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere.

Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros.

Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba.

Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al maestresala. Y se lo llevaron.

Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo,

10 y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; mas tú has reservado el buen vino hasta ahora.

11 Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él.

12 Después de esto descendieron a Capernaum, él, su madre, sus hermanos y sus discípulos; y estuvieron allí no muchos días.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 166

El único lugar provisto de Dios para adorar

Shreveport, La., 28-11-65

Rev. William M. Branham

1485 – “Ahora, yo estaba poniéndome bastante viejo y pensé: ‘¿Habrá otro avivamiento, veré otro tiempo?’. Y solo recuerden, del oeste vendrá un jinete en un caballo blanco. Cabalgaremos esta senda otra vez. Eso es correcto. Tan pronto como estemos listos. Vean, es una promesa”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 92

El Cuarto Sello

Rev. William M. Branham

800 – “Y ahora la nación está en las manos de esta mujer dominante —Jezabel. Pero recuerden: En los días de Jezabel hubo uno que les cantó claro y les mostró su verdadero color. Entonces él los junta sobre su caballo de colores mezclados. Está uniendo la cosa y está toda mezclada con credos, denominaciones, doctrinas hechas por el hombre, ¿correcto? Desde luego. Es un color mezclado, el color mezclado del caballo amarillo, muerte y mundanalidad. No hay nada de la santa Sangre de la Palabra. Y de los cuatro rincones del mundo son juntados para la guerra de Armagedón, así dice la Biblia. Ahora, pensando en este caballo de colores mezclados, amarillo enfermizo y mundano, eso es algo terrible. Pero fíjense que los están juntando de los cuatro rincones del mundo; los están juntando ahora mismo para el reto. El reto será en Armagedón, según la Palabra de Dios. El lado opuesto vendrá sobre su caballo amarillo, y el que viene encima tendrá un nombre: Muerte. El anticristo fue la primera denominación. Eso no puede ser el Espíritu. Entonces vemos a Jezabel, una prostituta a la Palabra juntamente con sus hijas, las cuales se están juntando ahora mismo en una unidad. / Ahora, viendo Apocalipsis capítulo 19, él no solamente se está preparando, sino que Cristo también se está preparando para encontrarlo. Será una batalla muy recia. En Apocalipsis 19, vemos que Cristo no está juntando los Suyos de los cuatro ángulos de la Tierra, porque habrá un remanente pequeño; entonces ¿qué está haciendo? Los está juntando de los cuatro ángulos del Cielo. Mañana veremos las almas bajo el altar, y podrán ver si es así o no. Él los está juntando de los cuatro ángulos del Cielo, y viene sobre un caballo blanco como la nieve. / Los que vienen con Cristo, vienen también sobre caballos blancos, y son llamados: ‘Escogidos desde antes de la fundación del mundo’. ¡AMÉN! Y además, son fieles a la Palabra. ¡AMÉN! Me gusta eso. Son llamados ‘escogidos desde antes de la fundación del mundo’, y luego son fieles a la Palabra por su escogencia; bien estimulados con vino nuevo y aceite, vienen cabalgando, bajando para encontrarlo. Ellos saben que los Truenos mostrarán esto muy pronto. / Aquí vemos la Vida y la Muerte llegando a su último encuentro. El caballo blanco de Vida verdadera y el caballo amarillo de credos mezclados. La cosa está llegando a un verdadero reto. / Ahora, aquí viene Satanás por los cuatro ángulos de la Tierra, con los protestantes, los católicos y todos, marchando hacia la batalla de Armagedón. Bien. Y por acá viene Jesús, del Cielo, con los santos resucitados —La Palabra vindicada. Yo siempre he dicho: ‘Si Dios envió a alguien, Él respaldará lo que el tal diga’. Si usted es un embajador celestial, todo el Cielo lo respaldará; y el Cielo consiste de la Palabra.

Entonces Él viene con los santos resucitados, vindicando que Su Palabra es verdad. Satanás sabe que el abismo le espera. La muerte viene sobre el caballo amarillo y sobre los credos y denominaciones; él los guio a una separación eterna de Dios. Cristo guio Su Iglesia a la gloria en la resurrección. / Ahora, ya para terminar; para aquellos que no creen que el último mensajero de las edades de la Iglesia es también Elías el profeta, un hombre ungido de esa manera. Después de la muerte de esta última edad de la Iglesia, sus cadáveres son destruidos por animales salvajes. Sabemos que es la verdad porque es el tipo de la destrucción de Jezabel. / Ahora note bien: Jezabel fue muerta por mandato de Dios. Dios hizo que Jehú fuera y mandara a echar a Jezabel de la ventana (2 Reyes 9:30-37); y murió, y los perros comieron su carne. ¿Correcto? Esa fue la Jezabel literal. Y Achab, el rey, la cabeza de Jezabel, los perros también lamieron su sangre, según la predicción del primer Elías. Ahora ¿ve usted a dónde vamos a llegar? El primer Elías fue un hombre rechazado por las iglesias. Y Achab y Jezabel fueron la cabeza de esas iglesias; tenían la iglesia y el Estado juntos. Elías le reveló a Achab sus pecados, y mandó que la iglesia entera se volviera a la Palabra verdadera. Eso exactamente debe hacer también el Elías del día presente cuando viene a la iglesia de hoy, restaurarlos otra vez a la fe original. No puedo ver cómo lo van a evadir. Será para volverlos a la Palabra verdadera. Correcto”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 91

El Cuarto Sello

Rev. William M. Branham

788 – “Dios le reveló a Moisés lo que debía hacer: Moisés lo habló y sucedió. Así sucede cuando en verdad viene de Dios. Ahora, hallamos que esto estimula y da gozo porque es la Palabra de Dios, y el vino nuevo siempre estimula cuando revela la Palabra. Entonces a veces trae gozo sin medida. Vimos también cómo a veces trae tanto gozo hasta tal punto que nos encontramos inundados. / Eso es lo que realmente trae Vida, es la Palabra; y eso trae el gozo del estímulo del vino nuevo”.

 

LIBRO DE CITAS – Pág. 154

Los ungidos del tiempo final

Jeffersonville, Ind., 25-7-65

Rev. William M. Branham

1373 – “Ellos tratan de poner sus viejos vinos luteranos, bautistas, pentecostales en nuestros odres nuevos. No funcionará. Y nuestro vino nuevo en sus odres viejos no funcionará. Si ellos tratan de poner este vino nuevo en la denominación, su insensatez se hace manifiesta. Ellos no pueden hacerlo. La hace estallar”.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Cuarto Sello – Pág. 240

Rev. William M. Branham

  1. El poder de la revelación trae estímulo al creyente. El poder del vino natural trae estímulo a la persona que se siente todo derrotado; pero el poder de la revelación de la Palabra trae estímulo de gozo para el creyente, es estímulo de satisfacción, estímulo de saber que es vindicado y probado. Esto es llamado en las Escrituras: el vino nuevo, o aun mejor dicho: vino espiritual. Así como el vino natural estimula poder, el vino nuevo hace lo mismo a medida que se revela la Palabra de Dios, la cual es Espíritu. La Palabra misma es Espíritu. ¿Lo creen ustedes así? Vamos a leerlo en Juan capítulo 6, para que no vayan por allí diciendo que alguien lo dijo. Veamos quién lo dijo, entonces sabremos si es la verdad o no.

El espíritu es el que da vida; la carne nada aprovecha: las palabras que yo os he hablado, son espíritu y son vida.

Juan 6:63

  1. La Palabra misma es Espíritu, es el Espíritu en forma de Palabra. Luego, cuando es vivificada, el Espíritu de la Palabra comienza a obrar por hechos. Como por ejemplo esto: Un pensamiento, primero es un pensamiento antes de ser una palabra; luego, cuando ese pensamiento es expresado, entonces es una palabra. Ahora, estos son los pensamientos de Dios que Él ha puesto en forma de Palabra; pero cuando nosotros lo recibimos de Él, llega a ser una Palabra viva.
  2. Dios le reveló a Moisés lo que debía hacer: Moisés lo habló y sucedió. Así sucede cuando en verdad viene de Dios. Ahora, hallamos que esto estimula y da gozo porque es la Palabra de Dios, y el vino nuevo siempre estimula cuando revela la Palabra. Entonces a veces trae gozo sin medida. Vimos también cómo a veces trae tanto gozo hasta tal punto que nos encontramos inundados. Yo sé que existe mucho fanatismo y gente manufacturada que tienen estas cosas únicamente cuando están tocando la música. Yo creo en estas cosas, pero he visto gente que mientras está sonando la música, están saltando y gritando, pero cuando cesa la música, ellos también se callan.
  3. Eso estaría bien, si la gente vive decentemente; pero cuando usted comienza a presentarles la Palabra, y eso es lo que trae vida —la Palabra— y el gozo del estímulo del vino nuevo… Y así fue allá en el Día de Pentecostés cuando la Palabra fue vindicada. Fíjense: Jesús les dijo en Lucas 24:49:

Y he aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros: mas vosotros asentad en la ciudad de Jerusalem, hasta…

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Cuarto Sello – Pág. 242

Rev. William M. Branham

  1. Y el vino nuevo trae la revelación. Así sucedió en el Día de Pentecostés. Ellos sabían que debía haber un derramamiento del Espíritu y esperaron hasta que esto sucedió; y cuando llegó la vindicación de la revelación, entonces también llegó el estímulo. Y en verdad se llenaron de fuego; pues salieron a la calle después de estar detrás de puertas trancadas, a predicar el Evangelio a la gente a quienes antes le temían. Correcto. Algo había sucedido: La verdadera Palabra de la promesa había sido vindicada. Ahora paremos aquí por un ratito.
  2. Si eso produjo algo tan positivo que casi todos aquellos hombres sellaron su testimonio con su propia sangre… No importó lo que se les presentó durante todo el tiempo que vivieron, nunca se les apagó esta experiencia; siempre tuvieron esto vivo porque fue la verdadera Palabra de la promesa vindicada. La revelación fue vindicada y ellos murieron, sellando sus testimonios con su propia sangre.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

El Cuarto Sello – Pág. 269

Rev. William M. Branham

  1. Entonces Él tiene escrito “VIDA”, y viene sobre un caballo blanco. Y acá está un hombre con tres poderes mezclados, llamado “Muerte”, juntando sus súbditos terrestres; pero Cristo está juntando Sus súbditos que son nacidos del Cielo. Este tiene escrito “Muerte” pero Cristo tiene escrito “Vida”. Los que vienen con Cristo, vienen también sobre caballos blancos, y son llamados: “Escogidos desde antes de la fundación del mundo”. ¡AMÉN! Y además, son fieles a la Palabra. ¡AMÉN! Me gusta eso. Son llamados “escogidos desde antes de la fundación del mundo”, y luego son fieles a la Palabra por su escogencia; bien estimulados con vino nuevo y aceite, vienen cabalgando, bajando para encontrarlo. Ellos saben que los Truenos mostrarán esto muy pronto.

 

LIBRO DE LOS SELLOS

Preguntas y respuestas – Pág. 394

Rev. William M. Branham

  1. Ahora, ¿qué es lo que estimula a la Iglesia? La Revelación. Entonces el vino nuevo sería… Fíjense bien: el aceite y el vino estaban unidos en el sacrificio, en la adoración de la Iglesia; estaban juntos. En la concordancia vemos una lista larga de versículos donde el vino y el aceite están juntos en la adoración.
  2. El aceite siempre es el Espíritu Santo. Hallamos eso en Ezequiel y en otros lugares en el Antiguo Testamento y también en muchos lugares en el Nuevo Testamento. ¿Por qué ungimos a los enfermos con aceite? Hacemos eso porque simboliza el derramamiento del Espíritu Santo sobre ellos. También: Las vírgenes prudentes tuvieron aceite, pero las fatuas no lo tuvieron. Eso es el Espíritu.
  3. Entonces, si el aceite representa a Dios y Dios es Espíritu, Dios es la Palabra: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y aquel Verbo fue hecho carne”. Eso fue Dios. Entonces, si la Palabra está aquí en una forma natural, el vino es entonces el agua, la revelación que nos da la interpretación de la Palabra, la cual estimula al creyente. Se ponen alegres: “Yo nunca había visto esto antes. ¡Oh, gloria!”. ¿Qué es eso? El estímulo de la revelación. (Yo tampoco sabía eso hasta el día cuando estuve allí sentado estudiándolo).
  4. Entonces este aceite y vino estuvieron bajo el ministerio del caballo negro, durante el tiempo de la Edad del Oscurantismo, la tercera edad de la iglesia. Y noten que apenas les quedaba muy poco; pero les fue dicho que no lo dañaran. Creo que si estudian bien el mensaje sobre “El Tercer Sello” hallarán todo esto en detalles.

 

EXTRACTO DEL LIBRO

TODOS SEREMOS PROBADOS PARA SER ADOPTADOS VOL. I

Pág. 18-20

Discernir la Palabra

Dr. William Soto Santiago

Domingo, 11 de enero de 1976

Ponce, Puerto Rico

Así que en esta mañana Dios nos bendiga, Dios nos guarde, y nos ayude para siempre estar estimulados, siempre estar contentos como lo estamos; siempre estar estimulados con el Vino nuevo, con la revelación (que es la que produce ese estímulo), y entonces seguir hacia adelante.

No tropezar en nada, no decepcionarse con nada, no desanimarse por nada, sino siempre hacia delante; sabiendo que nuestros días están contados aquí en la Tierra, sabiendo que no somos de aquí de la Tierra, sino que somos de otra dimensión, pero que estamos en carne en estos días aquí, por un tiempo, en lo que llega la transformación nuestra.

Entonces, aun eso, al usted saberlo y usted saber que usted es uno de los que va a ser transformado y que está siendo transformado espiritualmente primero…; primero está siendo transformado espiritualmente, ¿ve? Entonces, al estar siendo transformado espiritualmente, luego será transformado físicamente.

Nadie será transformado físicamente a menos que primero sea transformado espiritualmente.

Así que sabiendo todas estas cosas, usted, por más luchas, por más problemas, por más dificultades que vengan a usted como individuo, mire hacia adelante y usted tendrá motivo para estar feliz, para estar regocijado, para estar estimulado.

Mire esa Palabra de esta hora, mire ese Vino nuevo y deje que ese Vino nuevo lo estimule a usted; porque eso produce ese estímulo espiritual para usted no sentirse derrotado en la vida.

Job, fíjese Job: Job lo perdió todo, pero no se sintió derrotado; él estaba estimulado. Y cuando perdió a su familia dijo[1]: “Dios dio y Dios quitó”. Él estaba estimulado, ¿ve usted? Y entonces después que pasó sus pruebas, la bendición fue mayor que la que había perdido; no había perdido ninguna, era que estaba siendo probado.

Y nosotros estamos siendo probados aquí; así que ninguna bendición usted va a perder, usted lo que está recibiendo es más bendición y más bendición. Y luego, cuando estemos allá, nos daremos cuenta por qué tuvimos que pasar por tantas luchas, por tantos problemas, por tantas dificultades. Y usted mientras más problemas y más luchas pasa, es que más grande es la bendición que Dios tiene para usted.

Así que no se esté quejando tanto, que es que el que va a recibir una bendición, la persona que Dios tiene una bendición grande para él, pues la prueba es más grande.

Mire usted la prueba de Job, ahora mire la bendición. Mire usted las pruebas de San Pablo, ahora mire la bendición. Mire usted las pruebas del hermano Branham, ahora mire la bendición. Mire usted las personas que no han tenido pruebas, mire usted qué bendición han tenido. ¿Ve usted?

Así que usted no esté protestando por las pruebas por las cuales usted pasa, sino: “¡Señor, ayúdame a pasar por todas las pruebas sin rechazar ni una! ¡Señor, ayúdame, porque Tu poder en mi flaqueza se perfecciona[2]; porque cuando soy flaco, entonces es que soy fuerte!”. ¿Ve?

Así que póngase en las manos del Señor, para que el Señor le ayude a pasar por todas las pruebas; porque Él dijo[3]: “El que quiera seguir en pos de mí (¿qué?), tome su cruz y sígame – niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame”.

Así que usted no tiene motivo para estar protestando, sino para darle gracias al Señor de que Dios tiene algo para usted: una bendición grande, y Él lo está preparando para recibir lo que Él tiene para usted.

Así que esté estimulado usted al saber las cosas que Dios ha revelado en esta hora, porque eso es lo que produce ese estímulo, eso es lo que produce ese regocijo: usted saber lo que Dios ha revelado.

 

EL MEJOR VINO RESERVADO PARA EL FINAL

(Reunión de Ministros)

Dr. William Soto Santiago

Sábado, 8 de noviembre de 2003

Desde La Florida a Loprado, Santiago de Chile

(Predicado desde la oficina)

Por eso es que hay que colocar el agua convertida en vino, la revelación divina de cada edad en el alma de cada persona, para que tenga el estímulo de ese vino en sus vidas, y así tenga el avivamiento dentro de su alma.

Y la Iglesia como Cuerpo Místico de creyentes tiene que tener ese avivamiento dentro de ella, y para eso necesita la Palabra prometida para su edad, en cada etapa de su existencia, para que Ella como Cuerpo Místico de creyentes tenga el estímulo del Agua convertida en Vino.

Por eso hay que colocar el Agua convertida en Vino, la Palabra de Dios, vindicada, hecha realidad; la Palabra prometida para la edad en que a uno le toca vivir, convertida en vida, en… hecha realidad, vindicada, vivificada; eso es la Palabra prometida cumplida. Dar esa Palabra revelada y prometida para ese tiempo, darla al pueblo, darla a la Iglesia de Jesucristo.

Y por lo tanto, la Iglesia tiene ese estímulo, ese avivamiento interior; y cada creyente en Cristo en esa edad recibe ese avivamiento interior, recibe el estímulo del vino de la Palabra revelada para su tiempo.

Si un ministro pone sus propias ideas, no va a producir el estímulo correspondiente a su edad, no va a tener el pueblo el avivamiento interior correspondiente a su tiempo; porque para obtener el Vino del estímulo tiene que ser por medio de la Palabra prometida para su tiempo, revelada, siendo dada a las personas.

Cuando un ministro se pone a colocar sus propias ideas; o toma el tiempo que corresponde a esa Palabra para ser dada al pueblo, y lo toma para ponerse a hablarle a la gente sus propias ideas, o darle una interpretación de lo que él piensa que es el Mensaje, ¿qué está haciendo? Está interrumpiendo el Programa de Dios y está interrumpiendo la gran fiesta de recepción de las Bodas de Cristo con cada individuo, lo cual está en la fase espiritual. Si interrumpe en esta fase espiritual, no podrá estar en la fase literal, que viene ya muy pronto.

(…) Por lo tanto, no le podemos ni añadir ni quitar a lo que Cristo nos revela para nuestro tiempo en la forma establecida para venir toda revelación de Cristo a Su Iglesia.

En cada edad vino la revelación de Cristo a Su Iglesia por medio de Su Espíritu Santo a través del mensajero correspondiente a cada edad. Muchos que estuvieron viviendo en la edad correspondiente al tiempo en que Dios envió cada mensajero, le añadieron o le quitaron en algunas cosas que Cristo reveló a través del mensajero. ¿Y qué hicieron? Dañaron el Vino que Dios había dado para ese tiempo, y no podía producir el avivamiento, el estímulo correspondiente a ese tiempo.

Pero los que mantuvieron puro ese Vino y lo sirvieron así a sus congregaciones, y lo llevaron por todos los lugares, la gente recibió el estímulo del Espíritu, el estímulo del Vino que estaba dando el Espíritu Santo en aquel tiempo, y fueron bendecidos; y se encuentran en el Paraíso los que ya han partido, y sus mensajeros también, y las personas que con esos mensajeros fielmente trabajaron en la Obra de Cristo. Así es para nuestro tiempo también.

“Toda revelación tiene que venir siempre (dice el reverendo William Branham) por medio de un profeta, porque solamente a los profetas llega la Palabra, la revelación divina”. Y en nuestro tiempo toda revelación divina tiene que venir en la forma que Dios ha establecido para este tiempo final; y no le podemos ni quitar ni añadir, sino que tenemos que aprovechar el tiempo para que lo que Dios nos ha dado pase a nuestras congregaciones tal y como ha sido dado; porque Dios para este tiempo nos ha dado cámaras para tomar todas las conferencias en video, nos ha dado grabadoras, y así por el estilo, para que la Palabra revelada para nuestro tiempo pase directamente por los oídos al alma de las personas, y reciban el estímulo prometido para este tiempo final.

Por lo tanto, no nos conviene a nosotros tomar el tiempo que corresponde a la Palabra prometida siendo revelada, para ponernos a hablar cosas o dar nuestras propias ideas.

(…) Y para este tiempo final, vean ustedes, Cristo convierte la Palabra prometida para nuestro tiempo, la convierte en una realidad, la trae a vida, a cumplimiento; y nos da el estímulo del Vino nuevo, de la Palabra prometida para este tiempo final. Y así estimula nuestra alma y todo nuestro ser; a nosotros como individuos y a todo el Cuerpo Místico de nuestro amado Señor Jesucristo. Nos da la Palabra prometida de la Lluvia Tardía; y convierte el Agua de la Lluvia Tardía, la enseñanza de la Segunda Venida de Cristo y las promesas de la Segunda Venida de Cristo, las promesas del Séptimo Sello, las convierte en estímulo para nosotros; y nos vindica todas esas promesas.

Y ahora, encontramos que estamos viviendo nosotros en el tiempo final, en donde el mejor Vino Cristo lo dejó para este tiempo final.

Impreso en Puerto Rico

[1] Job 1:21

[2] 2 Corintios 12:9

[3] San Marcos 8:34